Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tecnología

Doxing: te explicamos cómo funciona esta peligrosa forma de violencia digital y acoso virtual

La práctica, que consiste en compartir información privada sin consentimiento, es utilizada por ciberdelincuentes para amenazar y extorsionar a sus víctimas. Consejos para evitar exponer datos privados.

A medida que surgen nuevos avances en la tecnología, los tipos de violencia digital y ciberdelitos se multiplican. Una de estas nuevas modalidades de acoso virtual es la práctica conocida como Doxing.

El doxeo, como se lo llama en español, consiste en investigar y difundir información privada y específica, a través de las redes sociales. Este tipo de ciberdelincuencia, permite ubicar e identificar a una persona sin su consentimiento previo, con el fin de acosar, avergonzar, amenazar y extorsionar a la víctima a cambio de beneficios económicos o datos relevantes.

Con la intensificación del uso de las plataformas digitales, cualquier persona puede estar expuesta a sufrir este tipo de ciberdelitos. Sin embargo, existen formas de evitarlo y controlar la información que se comparte para impedir que personas maliciosas puedan llegar a ella.

Consejos para evitar ser víctima de “doxing” en redes sociales. (Foto: AdobeStock)
Consejos para evitar ser víctima de “doxing” en redes sociales. (Foto: AdobeStock)

Con la llegada de una época del año donde los usuarios suelen estar más activos en las redes por las vacaciones y luego el comienzo de las clases, es importante tener en cuenta algunas recomendaciones que puedan impulsar un mejor uso de Internet.

Qué es doxear y cómo funciona esta práctica online

“Políticos, famosos, jóvenes, adultos mayores o cualquier usuario de internet puede ser doxeado. Comúnmente, los ciberdelincuentes adquieren su información privada mediante bases de datos públicas en la dark web, proveniente de hackeos anteriores a distintas compañías, o simplemente investigando en los perfiles de redes sociales en los que los ciudadanos comparten detalles reveladores de su vida íntima sin darse cuenta, lo que puede terminar haciendo público su lugar de trabajo, números de teléfono, lugar donde vive, entre muchos otros” explicó Pablo Gagliardo, director general de Noventiq, una empresa especializada en soluciones de seguridad.

Con esas técnicas y una habilidad para navegar por internet, los acosadores virtuales pueden atacar a casi cualquier persona, sea o no usuario asiduo de redes sociales.

 Según un informe publicado por la consultora Statista, aproximadamente 34,46 millones de personas son usuarios de redes sociales en Argentina y se prevé que esta cifra supere los 40 millones en 2026. (Foto: AdobeStock)
Según un informe publicado por la consultora Statista, aproximadamente 34,46 millones de personas son usuarios de redes sociales en Argentina y se prevé que esta cifra supere los 40 millones en 2026. (Foto: AdobeStock)

Entender este peligro y a su vez llevar a cabo prácticas de ciberseguridad son los primeros pasos para evitar convertirse en una víctima.

Medidas y recomendaciones para no caer en el doxing

  1. Reforzar la atención y el cuidado de lo que se pública en las redes sociales, como la ubicación en tiempo real, capturas de chats, números telefónicos y demás datos personales. En caso de necesitar compartir esta información, se recomienda configurar como privado, el perfil, la cuenta y el contenido.
  2. Aplicar capas con el mayor número de medidas de seguridad posibles para reforzar la privacidad de los datos, como cambiar las contraseñas y reforzarlas.
  3. Revisar la configuración, permisos y cambios de condiciones de cada red social, o aplicación.
  4. Practicar el egosurfing, es decir, buscar información propia en la web para ver qué tipo de datos están vinculados a tu nombre.
  5. En caso de operaciones de comercio electrónico y online, no facilitar datos financieros sin antes verificar que el perfil sea, legítimo y seguro.
  6. Otro aspecto importante, aunque no solo relacionado con las redes sociales, es salvaguardar la información del dispositivo que se utiliza cuando se conecta a una red Wi-Fi. Es importante validar que esa conexión sea segura.

El doxing puede ser una pesadilla para todo tipo de usuarios, sobre todo para aquellos que están constantemente expuestos a críticas y comentarios malintencionados en Internet. Revelar y hacer públicos datos privados, como la dirección del hogar, el paradero diario o hasta el lugar de trabajo, es, sin dudas, un ataque violento a la integridad física y moral de las personas.

Es un puente hacia el acoso y solo puede ser detenido si se concientiza y se impulsan mayores prácticas de ciberseguridad. Evitar el doxing y por ende el ciberdelito, es tarea de todos.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

También te puede interesar

Sociedad

Graciela Sosa habló del desmayo de Máximo Thomsen, quien se desvaneció luego de que el tribunal le dijera que había sido condenado a cadena perpetua. “Me...

Espectáculos

Nicolás Furtado quedará para siempre en el recuerdo como “Diosito”, el menor de los hermanos Borges en El Marginal. Y aunque el actor es mucho más...

Sociedad

El papá de Fernando Báez Sosa, Silvino, habló con los medios de comunicación tras la sentencia a los ocho rugbiers que asesinaron a su hijo: “Hemos luchado...

Economia

Los patentamientos de maquinaria agrícola tuvieron una suba del 16,7% interanual en enero, al alcanzar las 560 unidades, contra 480 de igual período, según informó la División de Maquinaria Agrícola...

Advertisement