Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tecnología

Robots: los mejores, los peores y los más excéntricos de 2021

Un repaso de los avances en robótica del año, con promesas exageradas y pesadillas para la privacidad, además de las innovaciones más provechosas.

Los robots que emergieron en 2021 nos dejan excentricidades y también preocupación por el irrestricto avance de las máquinas, pero a la vez un sinfín de innovaciones con soluciones encantadoras en múltiples ámbitos. En esta nota de TN Tecno proponemos un repaso por los integrantes de la escena robótica más destacados que aparecieron este año.

Robots que nos ayudan

El vínculo entre la robótica y la accesibilidad es profuso. Este año fuimos testigos de dos ejemplos interesantes en esa intersección. Uno de ellos es una mano protésica inspirada en la película Big Hero 6. Se trata de un desarrollo surgido de una colaboración entre investigadores de la Universidad Jiao Tong de Shanghái y del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), que se destaca por ser económico, relativamente fácil de usar, liviano, duradero y eficiente. Sus creadores dicen que los usuarios aprenden a emplear este ingenio en unos pocos minutos, una verdadera ventaja en este diseño.

¿Cuál es el vínculo con la mencionada película de animación? El diseño de la prótesis está hecho con un material blanco y elástico, similar al del robot que vemos en el filme. De ese modo consigue flexibilidad, resistencia y también delicadeza: los movimientos se consiguen con aire que infla el dispositivo. Además, permite que una persona con una mano amputada tenga sensaciones táctiles. Tal como se ve en el video, en las pruebas consiguieron agarrar objetos frágiles, por ejemplo copas, sin dañarlos.

A mediados de año hablamos son Shen Li, también investigador del MIT, quien creó un robot que viste a usuarios con movilidad reducida. “Estas soluciones podrían aumentar la independencia de las personas con discapacidad, mejorando su calidad de vida y abordando desafíos sociales como el envejecimiento de la población, los altos costos de la atención médica y la escasez de trabajadores de la salud”, nos dijo el especialista.

En concreto, su ingenio es un brazo robótico que sujeta una prenda y ayuda a una persona a vestirse, comprendiendo las particularidades el entorno. De acuerdo al investigador, la principal virtud del autómata es su capacidad para que los impactos sean seguros. Es decir, si bien genera roces, éstos no son peligrosos para el usuario. “Este desarrollo se inscribe en un campo muy desafiante y rico para estudiar la interacción segura entre humanos y robots”, comentó refiriendo a su trabajo, uno de los tantos casos a través de los que la robótica se pone en servicio de los seres humanos.

Robots: ¿amigos o enemigos?

En este ámbito, hemos visto muchos sistemas diseñados para ser nuestros aliados: desde los robots camaleónicos que cambian de forma según la tarea que le piden, hasta un autómata que sirve tragos en un bar. Pero en este ámbito también sobrevuelan preocupaciones: ¿el avance sin restricciones de la robótica nos pone en peligro?

Amén de los robots diseñados para matar (en esta nota de TN Tecno podés conocer más sobre el debate en torno a la responsabilidad humana frente al avance de autómatas capaces de disparar y tomar decisiones por cuenta propia), en este terreno emergen otros aspectos que inquietan: la privacidad de los usuarios y los eventuales ataques informáticos a estas máquinas. Un par de desarrollos que vimos este año dan cuenta de esos desvelos.

Hace pocos meses Amazon presentó a Astro, un robotito con aspecto tierno que especialistas definieron como una “pesadilla para la privacidad”. El autómata fue creado para ser un asistente en el hogar y, según dijo el fabricante, para “hacer más sencilla la vida”. ¿Cuál es el problema? El dispositivo que se mueve por la casa tiene una pantalla, cámaras y micrófonos; es decir, es capaz de vernos y de oírnos. No sólo responde a pedidos, también puede identificar a sus dueños.

Robots: los mejores, los peores y los más excéntricos de 2021

Tal como contamos en la ocasión, documentos de desarrollo filtrados revelaron el lado oscuro de Astro y expertos aseguraron que fue diseñado para la vigilancia. Así lo dijeron ingenieros que trabajaron en el proyecto. “La detección de personas es poco fiable en el mejor de los casos, lo que hace que la propuesta de seguridad en el hogar sea irrisoria”, señaló uno de ellos. Como era de esperar, Amazon se defendió diciendo que no almacenan información de los usuarios y que tampoco la comparten.

Este año también circuló un informe inquietante donde se aseguró que los robots sexuales podrían programarse para asesinar a los usuarios. El debate trasciende el mero hábito y a los sex toys: refiere a la posibilidad de que atacantes vulneren a estas máquinas en forma remota y eventualmente las empleen para atacar a las personas.

Robots, los nuevos y peligrosos "amantes". (Foto: EFE/Aleksandar Plaveski)
Robots, los nuevos y peligrosos “amantes”. (Foto: EFE/Aleksandar Plaveski)

“Estos autómatas pueden pesar más de 90 kilos y son muy fuertes. Una vez que son pirateados, el ciberdelincuente tiene el control total y puede darle instrucciones”, señaló un especialista en seguridad informática, a Daily Star. Tal como notamos en la ocasión, la advertencia es novedosa por el blanco de los ataques (los robots sexuales) aunque no sorprende del todo: cualquier elemento que agregue conectividad se expone a un pirateo. En ese orden, se impone el desarrollo de robots que no sólo contemplen beneficios y avances seductores, sino también seguridad respecto a posibles ataques informáticos.

Robots: dos excentricidades de 2021

Los desarrollos de la firma Boston Dynamics son conocidos en este ámbito: ellos son los creadores del perro robótico más conocido, llamado Spot. En este apartado no hablaremos de las funciones más formales de ese autómata, sino de otra de sus habilidades: el baile. La compañía divulgó recientemente un video sorprendente en el que el robot imita los pasos alocados de Mick Jagger, el celebérrimo cantante de Rolling Stones.

El videoclip apareció como un homenaje de los expertos en robótica en el marco del 40° aniversario del álbum Tattoo You. Mientras avanza la música se suman otros robots que imitan, además, a Keith Richards, Charli Watts y Ronnie Wood.

Para cerrar este repaso de luces, sombras y excentricidades de la robótica en 2021 hablaremos de un autómata que Isabel Allende, entre otros escritores, usó para firmar libros en forma remota. En un encuentro literario celebrado en Barcelona al que no asistieron (presencialmente) los autores. Aparecieron en una videollamada y apelaron a un brazo robótico que imitó los movimientos de su mano, a distancia, para firmar y hacer dedicatorias en las páginas de los volúmenes.

El ingenio sostiene una lapicera y es capaz de replicar la grafía de las personas que se encuentran en otro sitio, en base a la escritura sobre una pantalla táctil. Una excentricidad, es cierto, y también una muestra más de que la robótica puede ser tan útil como excéntrica.

También te puede interesar

Politica

Agis fue el elegido por Alberto para negociar con Lacunza las medidas de transición. Que deja aquella experiencia entre las dos principales fuerzas cuando...

POLICIALES

Todas las alertas fueron desoídas. Mientras las autoridades y servicios sociales pecaban de desidia, quienes debían amarlo y protegerlo convertían su vida en un...

Deportes

La Pulga, elegido por séptima vez como el mejor jugador del mundo, había pedido que reconocieran al delantero polaco por el gran 2020 que...

Sociedad

En la Laguna Argüello y en el parterre de la avenida Piacentini se realizó Feria de Emprendedores, en el marco del programa municipal “Mercados...