Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tecnología

Usan Wi-Fi para contar el número de personas y cumplir los protocolos de Covid-19

Una red común y corriente es empleada como contador a fin de disuadir las aglomeraciones.

Con más de un año y medio de pandemia, es sabido que evitar las aglomeraciones (especialmente en espacios cerrados) es una de las formas más efectivas para evitar la propagación del Covid-19. Con esa información en mente, investigadores de la Universidad de California, en Santa Bárbara, idearon una singular técnica para saber cuántas personas se encuentran en un espacio determinado.

Para hacerlo usaron una red Wi-Fi común y corriente, consiguiendo contar la cantidad de personas en un ambiente. Tal como nota el sitio Gizmodo, en la actualidad se emplean diversos métodos con ese mismo fin, por ejemplo en centros comerciales y aeropuertos, pero requieren un hardware sofisticado que, no obstante, en la mayoría de los casos resulta inexacto.

Por caso, se utilizan cámaras, sistemas de reconocimiento facial e incluso sistemas que realizan la cuenta en base a la cantidad de dispositivos que se conectan a una red. En ese método, el problema es que si una persona en el sitio no utiliza su equipo, o lo usa pero no se conecta al Wi-Fi, el cálculo no condice con la realidad. Lisa y llanamente, hay “individuos invisibles”.

Los detalles del avance

Yasamin Mostofi, líder de este proyecto, en 2015 había ideado un sistema similar al que ahora enseña u cuyos resultados publican en un paper. También usó la red Wi-Fi y eludió hardwares complejos, pero el método tenía una limitación: requería que todas las personas lleven un dispositivo consigo y que además se muevan en la habitación; aquellos que permanecían quietos no eran identificados.

Usan Wi-Fi para contar el número de personas y cumplir los protocolos de Covid-19

Mostofi y su equipo pulieron la idea, consiguiendo ahora sumar a la cuenta a las personas que están quietas. ¿Cómo lo lograron? Gracias a los movimientos, incluso sutiles, que todos hacemos aunque estemos sentados. Igual que en la técnica previa, colocan un emisor de Wi-Fi y un receptor en ambos lados del espacio a estudiar, donde hay personas paradas y sentadas. De ese modo miden las pequeñas fluctuaciones en la intensidad de la señal y traducen esa información en cantidad de personas.

Para que la técnica sea eficiente añadieron un modelo matemático, útil para realizar predicciones y que en ese caso sirve para “completar vacíos”.

Los investigadores realizaron 47 pruebas del conteo vía Wi-Fi en cuatro entornos diferentes. En todos los casos, los grupos eran de 10 personas o menos. ¿Los resultados? Una alta precisión, por encima del 96%. La fiabilidad cayó al 90% cuando las señales Wi-Fi debían atravesar paredes.

“Nuestro enfoque propuesto hace posible estimar el número de personas sentadas en un área desde el exterior”, dijo Mostofi, profesora de ingeniería eléctrica e informática en la mencionada universidad. “Este enfoque utiliza sólo las medidas de potencia recibidas de un enlace WiFi, no depende de que las personas carguen un dispositivo y funciona a través de las paredes”, añadió.

Advertisement
Advertisement

También te puede interesar