Connect with us

Hi, what are you looking for?

Bienestar

Sobrepeso y obesidad como estigma: qué es el body shaming y cómo puede afectar la salud mental

Mientras que la OMS advierte sobre el incremento en la cantidad de personas con obesidad, la opinión sobre el aspecto físico o corporal no deja de presionar en redes sociales. Cuál es la situación, según los expertos

“Está demasiado delgada”. “¿No debería bajar algunos kilos?”. Estas dos frases son solo una muestra de las decenas de opiniones que estrellas de Hollywood, influencers, famosos y personas “de a pie” deben escuchar, en algunos casos, a diario. Son apreciaciones sobre el “cuerpo ajeno” que, lamentablemente, no pasan de moda y que, al estar acompañadas de alguna acción que busca avergonzar o burlarse de otra persona por su apariencia física o su cuerpo, toman el nombre de Body shaming o vergüenza corporal.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso y la obesidad afectan a casi el 60% de los adultos y a casi uno de cada tres niños (‎29% de los niños y 27% de las niñas)‎ en la región europea. Incluso, desde la Organización Panamericana de la Salud (OPS) advirtieron que las tasas de obesidad casi se han triplicado desde 1975, con 62,5% de los adultos con sobrepeso u obesidad (64,1% de los hombres y 60,9% de las mujeres). En tanto, en la Argentina, según las últimas cifras de la Asociación de Lucha Contra Bulimia y Anorexia (Aluba), el 70% de las mujeres argentinas no está conforme con su cuerpo.

Más allá de esta realidad, la opinión en redes sociales sobre el cuerpo de Julia, la pequeña hija de la actriz Isabel Macedo y Juan Manuel Urtubey, y de la actriz Moria Casan provocó que, nuevamente, el body shaming ganara terreno. Es que mientras algunos se centran en la figura de famosos, y no tanto, los expertos resaltan la importancia de establecer hábitos saludables sostenidos en el tiempo y alcanzar un peso saludable, sin que la balanza necesariamente esté involucrada.

La extenista Jelena Dokic habló en sus redes de los comentarios agresivos que está recibiendo por su figuraLa extenista Jelena Dokic habló en sus redes de los comentarios agresivos que está recibiendo por su figura

Una situación de este tipo también la vivió la extenista de origen serbio Jelena Dokic, quien fuera una de las más destacadas de su generación. A casi una década de su retiro profesional, la ex estrella del tenis se destaca como comentarista televisiva y con un rol preponderante en el puesto de cronista durante el Australian Open. En medio de una exposición mediática alta, Jelena debió usar su Instagram como plataforma para denunciar los desubicados comentarios críticos que recibió por su imagen.

“El ‘body shaming’ y el ‘fat (gorda) shaming’ de las últimas 24 horas ha sido una locura. Desde todas partes del mundo, y especialmente desde Serbia”. “El comentario más común es: ‘¿Qué le ha pasado, es tan grande?’. Te diré lo que pasó, estoy encontrando una manera de sobrevivir y luchar. Y realmente no importa lo que estoy haciendo y lo que pasó porque el tamaño no debería importar”, expresó. Y agregó: “La bondad y ser una buena persona importa. Aquellos de ustedes que abusan de mí y de los demás, claramente no lo son”, remató Dokic.

Pese a que el body shaming puede ser más visible en las personas con sobrepeso, también se puede percibir en aquellas con pesos saludables o delgadas. Según la OMS, “el sesgo de peso (o body shaming) se define como actitudes negativas y creencias sobre los demás por su peso”, las cuales, mayoritariamente se “manifiestan en estereotipos y/o prejuicios hacia las personas con sobrepeso y obesidad” que pueden “conducir al estigma de la obesidad”.

Julia, la pequeña hija de la actriz Isabel Macedo y Juan Manuel Urtubey, y de la actriz Moria Casan también fueron víctimas de body shaming Julia, la pequeña hija de la actriz Isabel Macedo y Juan Manuel Urtubey, y de la actriz Moria Casan también fueron víctimas de body shaming

“El estigma de la obesidad involucra acciones contra las personas con obesidad que pueden causar exclusión y marginación, y conducir a inequidades, por ejemplo, cuando las personas con obesidad no reciben atención médica adecuada o cuando son discriminadas en el lugar de trabajo o en entornos educativos”, resaltó el organismo internacional.

En ese tono, indicó que “el estigma de la obesidad es omnipresente” y afirma que “aunque tanto los hombres como las mujeres experimentan el estigma y las presiones de la obesidad, las mujeres experimentan más psicopatología relacionada con la alimentación, informan que experimentan más estigmatización por la obesidad e internalizan más el sesgo de peso que los hombres”.

El bodyshaming tiene lugar cuando se brindan apreciaciones vergonzantes sobre el "cuerpo ajeno" / (Getty)El bodyshaming tiene lugar cuando se brindan apreciaciones vergonzantes sobre el “cuerpo ajeno” / (Getty)

“Al igual que otras formas de estigmatización (por motivos de raza, clase, capacidad, género, orientación sexual, etc.), el estigma de la obesidad está asociado con consecuencias fisiológicas y psicológicas significativas, que incluyen mayor depresión y ansiedadtrastornos alimentarios y disminución de la autoestima”, indicó la OMS.

Es más, según señala el organismo sanitario internacional, “las investigaciones muestran que el 47% de las niñas y el 34% de los niños con sobrepeso informan que son victimizados por miembros de la familia”, amigos y compañeros, una situación que “puede desencadenar sentimientos de vergüenza y llevar a la depresión, baja autoestima, mala imagen corporal e incluso al suicidio”.

“La vergüenza y la depresión pueden hacer que los niños eviten hacer ejercicio o comer en público por temor a la humillación pública. Los niños y jóvenes con obesidad pueden experimentar burlas, amenazas verbales y agresiones físicas. También pueden experimentar aislamiento social al ser excluidos de la escuela y de las actividades sociales o al ser ignorados por sus compañeros de clase”, agregó el organismo de salud multilateral.

“El ‘body shaming’ y el ‘fat (gorda) shaming’ de las últimas 24 horas ha sido una locura. Desde todas partes del mundo, y especialmente desde Serbia”, dijo Dokic“El ‘body shaming’ y el ‘fat (gorda) shaming’ de las últimas 24 horas ha sido una locura. Desde todas partes del mundo, y especialmente desde Serbia”, dijo Dokic

“A lo largo de nuestra vida aprendemos que las señales que nos dicen que tenemos que comer no se vinculan con las señales de nuestro cuerpo para nutrirnos, sino que tienen más que ver con las expectativas sociales y con las emociones que experimentamos”, había señalado a Infobae la licenciada en Psicología y especialista en trastornos alimentarios, Mara Fernández (MN 36031).

En ese sentido, la experta aseguró que “los estereotipos de belleza impuestos socialmente, asociados a la delgadez como sinónimo de éxito y felicidad pueden fomentar la aparición de hábitos poco saludables, como la restricción, la dieta rigurosa, ejercicios excesivos y conductas compensatorias”.

Por su parte, la licenciada en Psicología Roma Tiberi (MN 65822), agregó: “Los complejos corporales, como lo dice la palabra, son complejos, son más que una simple insatisfacción con nuestra imagen. Son una herida más profunda que debemos sanar. Porque la construcción de la identidad corporal, la imagen inconsciente, tiene impresa todas las experiencias que la persona ha ido transitando a lo largo de los años”.

En la Argentina, según señaló el INADI, las personas obesas son el grupo poblacional que recibe mayor discriminación En la Argentina, según señaló el INADI, las personas obesas son el grupo poblacional que recibe mayor discriminación

Es más, según señaló Tiberi, no se relaciona únicamente “con lo que la persona ve en el espejo, sino con la información que ha ido recolectando de quién es y quién debería ser. Con la aprobación, o no, de aquellas personas significantes, de la violencia simbólica de nuestra sociedad”.

“Las percepciones distorsionadas de uno mismo, que surgen al compararse con otras personas o modelos estereotipados promovidos por la sociedad, los pensamientos irracionales que llevan a la inseguridad, la falta de confianza en las propias capacidades y la pérdida de autoestima que afectan y condicionan la relación con los demás, y la calidad de vida, dan origen a los complejos”, sumó Fernández.

En la Argentina, según el Mapa Nacional de la Discriminación difundido en 2022 por el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), “siete de cada diez argentinos y argentinas sufrieron un hecho discriminatorio”, siendo que las personas con obesidad o sobrepeso fueron el grupo más discriminado, de acuerdo a la percepción del 87% de las y los encuestados.

El INADI destacó que "el peso se asume como un supuesto indicador de salud" para "fortalecer el rechazo social" (iStock)El INADI destacó que “el peso se asume como un supuesto indicador de salud” para “fortalecer el rechazo social” (iStock)

Según el organismo nacional, la discriminación a personas gordas “sustenta y reproduce el prejuicio de que las personas son gordas por falta de voluntad o por descuido”, con lo cual “el peso se asume como una expresión de la personalidad, y al mismo tiempo como un supuesto indicador de salud que bajo el argumento del cuidado, termina fortaleciendo el rechazo social. Todos los prejuicios y estereotipos gordofóbicos niegan la diversidad corporal existente y la multiplicidad de factores que inciden en la forma de los cuerpos, tales como: las condiciones económicas, culturales, genéticas, educativas y sociales”.

En palabras de la nutricionista Romina Pereiro, en una nota a Infobae, “la obesidad es una afección que se caracteriza por el exceso de tejido adiposo (grasa), que se va depositando y alterando el funcionamiento del hígado, del corazón, de los riñones, de los músculos y así se va extendiendo y se va acumulando en todo el cuerpo”.

“Se trata de una enfermedad multicausal y es muy importante entender que no se trata de falta de voluntad ni culpa de las personas que la padecen. Tampoco te define como persona. No sos obeso. Sos una persona con obesidad que debe ser responsable del tratamiento”, agregó Pereiro.

“No es ‘amarme desde un lugar utópico’ sino aceptar que no somos sujetos perfectos. La aceptación corporal es entender que mi cuerpo no será perfecto, sino imperfectamente perfecto", dijo Delgado“No es ‘amarme desde un lugar utópico’ sino aceptar que no somos sujetos perfectos. La aceptación corporal es entender que mi cuerpo no será perfecto, sino imperfectamente perfecto”, dijo Delgado

Mientras que el doctor Alberto Cormillot, en diálogo con Infobae, añadió: “El problema y el mayor desafío es que la obesidad no tiene una causa única. Por el contrario su naturaleza compleja es el resultado de una combinación de diversos factores como los genéticos y metabólicos, el ambiente obesogénico y los llamados factores desencadenantes”.

“A medida que vamos creciendo, construimos nuestra identidad y fortalecemos nuestro autoconcepto. Este proceso de autoconocimiento y crecimiento personal se vuelve indispensable para relacionarnos de una forma más saludable con el mundo que nos rodea y con nosotros mismos”, afirmó la psicóloga Fernández.

Y tras asegurar que cuando la evaluación perceptiva de uno mismo se encuentra dañada “no es fácil ni rápido, pero se puede mejorar”, la especialista destacó que “la forma en la que las personas se comunican consigo mismas es un factor clave para mejorar su autoestima”.

En palabras de la nutricionista Romina Pereiro, en una nota a Infobae, “la obesidad es una afección que se caracteriza por el exceso de tejido adiposo (grasa)En palabras de la nutricionista Romina Pereiro, en una nota a Infobae, “la obesidad es una afección que se caracteriza por el exceso de tejido adiposo (grasa)

“No es ‘amarme desde un lugar utópico’ sino aceptar que no somos sujetos perfectos. La aceptación corporal es entender que mi cuerpo no será perfecto, sino imperfectamente perfecto. Que habrá partes que no me gusten y está bien porque es lo esperable. Pero que esas partes merecen igualmente respeto y cuidado”, añadió Tiberi.

Para finalizar, Fernanda Delgado, licenciada en Nutrición (MP 2960) y secretaria del Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Buenos Aires, resaltó que no considerar la multiplicidad de factores que influyen en el peso de una persona “dan cuenta de un hacer pesocentrista que muchas veces deja de lado la integralidad que debería tener la atención en salud”.

“Es necesario repensar nuestra profesión tan influenciada por el modelo médico hegemónico discriminatorio y que deja de lado muchas veces la premisa de que las personas que consultan son sujetos de derecho, algo que nunca debemos olvidar. Por supuesto que siempre que alguien desee bajar de peso debemos acompañar ese proceso, pero siempre teniendo en cuenta priorizar el desarrollo o sostenimiento de un vínculo sano con la comida, con el medio y con los cuerpos, corriéndonos de la idea que el único cuerpo sano posible es el cuerpo delgado”, concluyó.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

También te puede interesar

Music

La Joaqui está en un momento clave de su carrera. En pleno ascenso en la industria de la música, la cantante embanderaba con el RKT...

Mundo

La agencia espacial de Estados Unidos (NASA) advirtió que un asteroide del tamaño de un camión pasará cerca de la Tierra la noche del jueves, uno...

Espectáculos

El encuentro se dará en medio del escándalo que desató la Music Sessions #53 que grabó junto a Bizarrap, donde contó algunos detalles de...

Sociedad

En febrero de 2023 tendremos los feriados por carnaval. ¡A tomar nota!

Advertisement