Connect with us

Hi, what are you looking for?

Sociedad

Cuándo y cómo darnos la vacuna antigripal en tiempos de coronavirus

Empieza la temporada de la gripe que convivirá con el Covid-19 y sus variantes. Te contamos cómo combinar las vacunas que nos permiten protegernos de estos virus.

En general, la llegada del invierno nos obliga a cambiar los hábitos para resguardarnos de las inclemencias del clima, especialmente en determinada etapa de la vida, en la que nuestras defensas no son suficientes para lidiar con la enfermedad de temporada: la gripe.

Desde siempre, la tos, la fiebre, el resfrío, el dolor muscular y de cabeza, por ejemplo, son síntomas que nos pueden estar indicando que nos estamos engripando. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 nos obligó a afinar la autoobservación, empezar a distinguir manifestaciones físicas más específicas y someternos a testeos, aislamientos e hisopados para descartar o confirmar que contrajimos el virus.

Para protegernos tanto de los virus de la gripe como del Sars CoV-2 (coronavirus), se utiliza una herramienta: la vacuna (una para cada tipo de infección). Y mientras la ciencia sigue trabajando en la creación de nuevos y más efectivos escudos contra el COVID-19 (las antigripales hace mucho que circulan en el mercado) empezamos a conocer una batería de inoculaciones, de orígenes y nombres diversos, que prometen convertirse en nuestra mejor arma a la hora de generar la inmunidad que nos resguarde del nuevo enemigo invisible. Pero también empezó a circular cierta duda, casi existencial: ¿bajo el reinado del coronavirus y de sus antídotos, ¿cuándo y cómo vacunarnos contra la gripe?

El doctor Omar Sued, presidente de la Asociación Argentina de Infectología, nos ayuda a despejar esta duda dándonos pautas actualizadas de la manera correcta de recibir la vacunación contra el coronavirus y la gripe:

  • La vacuna contra el COVID-19 se aplica con dos semanas de separación de otras vacunas, antes o después. Pero siempre es mejor priorizar la del coronavirus.
  • Si la persona recibió la primera dosis de la vacuna contra el COVID-19, tiene que esperar dos semanas para aplicarse otra vacuna.
  • Si la persona ya recibió las dos dosis de vacuna de COVID-19, dos semanas después se puede volver a vacunar para lo que sea.
  • Recordar que los mayores de 65 años y las personas con comorbilidades (VIH, obesidad, etcétera), además de la vacuna de la gripe (se da hasta el final del invierno), tienen que tener la de pneumonía 13 y pneumonía 23 serotipos, dos vacunas complementarias.
  • La pneumonía 13 se da una sola vez en la vida y se puede recibir con la de la gripe.
  • La pneumonía 23 se da 8 semanas después de haber recibido la 13, y a los 5 años se aplica la segunda dosis.

Los que esperan la segunda dosis

La duda puede presentarse en aquellos pacientes que ya se dieron la primera dosis contra el coronavirus y están esperando a ser llamados para la segunda. Lo que los profesionales recomiendan es darse la vacuna contra la gripe al menos 15 días después. En el caso de ser llamados para la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19 antes de las dos semanas después de dado el antídoto contra la gripe, hay que pedir la postergación de la citación.

Esta posibilidad cobró mayor vigencia con la disposición del gobierno de la provincia de Buenos Aires, que actualizó su metodología para los turnos vencidos. Antes, las personas tenían 72 horas para acercarse a los centros vacunatorios y reclamar su dosis contra el coronavirus. Pero ahora, todos los mayores de 60 años, con turno vencido y sin importar la fecha, podrán acercarse al lugar asignado para recibir la inoculación, según le confirmaron desde el gobierno provincial a TN.com.ar. Las personas deberán acudir al establecimiento con una captura de pantalla que acredite el turno asignado.

La importancia de la vacunación

En 1796, el médico inglés Edward Jenner desarrolló la primera vacuna de la historia para resguardar a la población de Europa de la viruela –una enfermedad mortal– y, desde entonces, se crearon múltiples inoculaciones que se utilizan para enfrentar distintos tipos de patógenos (organismos que causan enfermedades).

Así, en distintas épocas, la vacunación fue llegando a todos los rincones del planeta para ofrecernos alivio y protección frente a diferentes males. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define su importancia: “Es una forma sencilla, inocua y eficaz de protegernos contra enfermedades dañinas antes de entrar en contacto con ellas. Las vacunas activan las defensas naturales del organismo para que aprendan a resistir a infecciones específicas, y fortalecen el sistema inmunitario. Tras vacunarnos, nuestro sistema inmunitario produce anticuerpos, como ocurre cuando nos exponemos a una enfermedad, con la diferencia de que las vacunas contienen solamente microbios (como virus o bacterias) muertos o debilitados y no causan enfermedades ni complicaciones”.

Somos parte y beneficiarios de esta larga historia y, en este comienzo agitado del siglo XXI, bien valen algunos pinchazos únicos o combinados, aplicados en tiempo y forma, para ganar la guerra contra los virus que acechan al mundo entero.

Advertisement
Advertisement

También te puede interesar

Politica

Pablo Rossi es periodista y asegura sentirse orgulloso de la carrera profesional que supo edificar paso a paso, con mucho esfuerzo y dedicación. Nacido en...

Politica

A última hora del pasado jueves el Capitán de Pesca Rubén Meloni cobro notoriedad al ser el primer capitán de un buque civil que invocando...

Tecnología

La decisión de la Secretaría de Comercio Interior es para que la empresa suspenda la puesta en vigor de las nuevas Condiciones del Servicio...

Sociedad

Hoy a la mañana y luego de analizar por horas varios vídeos de vigilancia, la policía logró individualizar y detener a quien chocó y...