Connect with us

TECNO

Se detectaron nuevas vulnerabilidades en el Bluetooth de Android

¿Existe alguna solución para esta vulnerabilidad?

Publicado

on

Desde hace un tiempo se insiste con la vulnerabilidad de las conexiones Bluetooth, en especial para los dispositivos con Android. Ahora, especialistas en seguridad de Alemania encontraron una nueva flaqueza en el sistema llamada BlueFrag.

Esta vulnerabilidad permite que el potencial atacante ejecute un código desde un celular cercano que tenga Android 8 o 9. Sin embargo, esta vulnerabilidad estaría solucionada en el parche de la actualización de seguridad de este mes.

Si bien no se conocen mayores detalles de este mal funcionamiento del Bluetooth en el sistema operativo de Google, sí se publicaron las características escenciales y a qué sistemas complica.

BlueFrag es una vulnerabilidad en la implementación de Bluetooth en Android que recibió el identificador CVE-2020-0022. De esta forma, un hacker puede ejecutar, con un celular cercano y bajo ciertas condiciones, códigos con privilegios avanzados.

Los investigadores, hasta el momento, aseguran que es posible que afecte a versiones anteriores de Android, mientras que en Android 10 no se logra la ejecución de código, dado que se bloquea la aplicación que activa el Bluetooth.

Además de contar con alguna de las anteriores dos versiones de Android y estar relativamente cerca, el atacante necesita conocer la dirección MAC del Bluetooth del dispositivo.

Pero si la pueden deducir, con la dirección MAC el ataque se transforma en invisible para quien lo sufre, sin enterarse de que está siendo invadido su teléfono.


Advertisement

TECNO

Berrly, una plataforma de gestión para asociaciones

Nos presentan Berrly como una interesante herramienta de gestión en la nube pensada para todo tipo de organizaciones que permite centralizar datos de los socios en una sola plataforma, de manera que éstos siempre permanezcan unificados y actualizados.

Publicado

on

Por

Es una aplicación multiusuario simultáneo, de modo que todos los usuarios, por lo general todos los miembros de la junta directiva, pueden acceder en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.

Mediante el sistema de Etiquetas por el que Berrly se rige, permite segmentar muy bien la base de datos en diferentes grupos de interés, según las necesidades de cada organización. Además, la misma herramienta tiene un sistema integrado para:

– Envío de comunicaciones.
– Gestión de cobros de cuotas.
– Control de gastos e ingresos.
– Generador de eventos.

Todo esto está vinculado mediante las Etiquetas, hecho que permite dirigirse de manera más personalizada a un determinado grupo de interés así como tratar y analizar datos de un mismo segmento.

El análisis de datos es un aspecto importante a tener en cuenta ante una base de datos en crecimiento y que nos ayuda a conocer mejor el perfil y el comportamiento de cada socio.

Berrly es capaz de generar datos de interés a partir de las interacciones organización-socios. Sobre este tema, nos comentan:

Éstos a menudo no se contemplan, o sin una herramienta como es Berrly cuesta mucho llegar a resultados o conclusiones. Por ello, Berrly ofrece también un apartado de análisis de datos que permite mediante gráficos, mapas e informes extraer información detallada de toda nuestra base de datos o bien de ciertos segmentos de la misma.

Berrly

Actualmente siguen habiendo muchas organizaciones e incluso empresas que aún funcionan con Excel, lo que conlleva una infinidad de problemas y contratiempos en la gestión del día a día. Berrly pretende optimizar recursos así como agilizar procesos y centralizar la gestión de la junta en una misma herramienta, lo que se traduce en una gestión más eficiente.

Berrly está pensado para todo tipo de organizaciones, ya sean asociaciones, federaciones, fundaciones, sindicatos, ONGs, academias y escuelas, centros cívicos, clubes deportivos,…

En lo que se refiere al precio nos comentan que hay 3 tipos de planes:

– Uno GRATUITO que permite únicamente la gestión de datos (base de datos, ficha de socio configurable, generador de listados de socios,..).
– El BASIC, que incluye las funcionalidades del plan FREE más el sistema de comunicaciones, el generador de eventos y la opción de exportar informes de datos además de soporte técnico.
– El plan STANDARD, pensado para una gestión integral, que incluye todas las funcionalidades del plan BASIC más la opción de gestión de cobros, control de gastos e ingresos y el análisis de datos.

Berrly

Nos indican que están en constante desarrollo, introduciendo nuevas funcionalidades y características para ofrecer un producto cada vez más completo y competente. Quieren ayudar a digitalizar los datos y su gestión, así como a ofrecer una herramienta integral que cubra toda la gestión de una organización.

Podéis acceder a la plataforma en este enlace..

Seguir leyendo

TECNO

La nostalgia milenial despierta el videojuego de lujo

Los nacidos entre los ochenta y los noventa llegan a pagar miles de euros por recuperar los títulos de su infancia

Publicado

on

Por

Todo empezó hace 12 años. Alexey Pajitnov, el mítico ingeniero informático ruso creador de Tetris, uno de los videojuegos más adictivos de la historia, iba a acudir a Barcelona para mantener varios encuentros con sus seguidores. A una de estas charlas se acercó Luc Fons, un coleccionista de videojuegos catalán que, se rumoreaba, acababa de adquirir por 15.000 euros –11.000 euros a los que se sumaron las comisiones de cuatro intermediarios– una versión proscrita, casi legendaria, del videojuego ruso. Se trataba del Tetris de la Sega Megadrive, que jamás debió haber visto la luz debido a problemas con la licencia y del que apenas hay, que se sepa, media docena de copias circulando por el mundo.

La historia de aquel juego arranca en realidad mucho antes. En 1984, un trabajador enfadado con Sega logró sacar entre seis y ocho copias de un Tetris que se canceló tras meses de desarrollo. Una de ellas fue precisamente la que Fons puso ante los ojos Pajitnov, en aquel 2008, para que estampara su firma, al menos, sobre el manual de instrucciones del juego. “Pajitnov lo firmó de mala gana porque sabía que estaba siendo utilizado para revalorizar un producto. A mí me firmó también una caja de Game Boy, pero la gente que iba con él me hizo prometer que no la revendería. Aún la conservo”, recuerda Pedro Berruezo, que por aquel entonces era redactor jefe de la revista Super Juegos Xtreme y que fue, durante aquel día, la sombra del programador ruso. También aprovechó aquella ocasión para entrevistar a Fons y comprobar de primera mano si era una copia real del juego o si, como muchos decían, era una estafa que el coleccionista había conseguido colar al mismísimo creador del juego original: “Mi impresión es que era auténtico”.

El Tetris de Fons acabó a la venta en eBay por un precio disparatado: un millón de dólares, casi 900.000 euros. Aunque el dinero que obtuvo por su copia se quedó lejos de aquel famoso millón –expertos que conocieron de cerca la operación hablan de que se lo llevó un coleccionista alemán por cerca de 30.000 euros–, el caso alcanzó tal notoriedad que supuso un antes y un después en el sector del coleccionismo de videojuegos en España, que estaba a punto de explotar.

La nostalgia de la primera generación milenial, nacida entre los años ochenta y los noventa, ha inflado durante la última década la burbuja del coleccionismo de videojuegos. “El perfil del coleccionista es el del nacido en los ochenta que ahora tiene trabajo y quiere tener lo que no pudo de niño. Después, nos convertimos en una especie de arqueólogos que andan siempre rebuscando en el pasado el origen del videojuego”, explica Juan Carlos Caballero, organizador de varias ferias de videojuegos retro y uno de los mayores expertos en España.

De unos cuantos títulos a la venta en eBay, relata, se ha pasado al aluvión de Wallapop, donde muchos usuarios especulan con los más codiciados. “Me han llegado a pedir miles de euros por juegos antiguos que valen la mitad. Tengo que ir a mirar ya a tiendas de Francia y Holanda”, se queja Andrés Sánchez, un coleccionista con 1.500 títulos retro y 15 consolas con un valor total, estima, de entre 25.000 y 50.000 euros.

El precio de los videojuegos antiguos, raros y bien conservados se cifra en España, como poco, en varios cientos de euros. Juegos con pocas unidades y precintados de consolas como la NES o Sega Saturn, por ejemplo, pueden rondar los 500 euros.

Las cifras, sin embargo, a menudo se ven alteradas por factores externos. Un Final Fantasy VII de 1997 se puede adquirir hoy por entre 60 y 80 euros, pero el precio puede elevarse hasta los 200 o 300 euros si, como se espera, la llegada de una nueva versión del juego para PS4 despierta el hambre de los coleccionistas. Y donde surja una oportunidad de negocio, allí acudirán los especuladores.

Son valores aún lejanos de los cerca de 90.000 euros que alcanzó en una subasta una versión de prueba de un Super Mario Bros para la NES o los más de 314.000 euros que el pasado mes pagó un coleccionista por la Nintendo PlayStation, una combinación imposible de las dos consolas que convirtieron a los videojuegos en un fenómeno de masas a finales de los noventa, y cuya existencia responde al hecho de que, en principio, Sony y Nintendo, que luego fueron enemigas acérrimas, iban a colaborar para sacar una misma plataforma.

Prototipos, versiones de pruebas y productos sin terminar son una constante en el sector, que responde a una extraña lógica que lo hace particular entre los objetos de lujo: cuanto peor, mejor. Cuanto peor fuera el juego en origen, menos copias vendió, lo que quiere decir que hay menos títulos y, por tanto, es más exclusivo. “Yo jugué aquel Tetris del millón que le firmaron a Fons. Era malísimo, se notaba que lo hicieron deprisa y corriendo antes de cancelarlo”, rememora Berruezo. Sánchez tiene una imagen aún más nítida: “Recuerdo el día exacto en que mi padre me llevó a Toys R Us y vi el Phantom Air Mission. Lo descarté porque me pareció muy malo. Lo sigue siendo, pero hace poco pagué 2.000 euros por él”.

Seguir leyendo

TECNO

Medidas ante el coronavirus: qué implica para las empresas la renovación del programa RePro

La prolongada cuarentena y el desplome de la actividad económica genera problemas en las empresas. Cómo impactarán los RePros lanzados por el Gobierno

Publicado

on

Por

Con el objetivo de garantizar la producción, el trabajo y el abastecimiento, el Gobierno dispuso la renovación del Programa de Recuperación Productiva (RePro) que, en el marco de las circunstancias en las que se encuentra el mundo entero con la pandemia del COVID 19, cobra virtualidad para toda empresa.

El objetivo del programa ya vigente, pero que se volverá a reglamentar atento las nuevas circunstancias imperantes de las empresas argentinas, es que el Estado subsidie los salarios de las compañías en situación crítica.

En las próximas horas, el Ministerio de Trabajo focalizará dicha reglamentación en los sectores más afectados por esta pandemia.

La medida resultará adecuada para la difícil situación por la que atraviesan muchas empresas que se han visto obligadas a detener todos sus circuitos de producción y también aquellas que realizan servicios y que, por el expreso aislamiento decretado por el Gobierno Nacional, han tenido que suspender, siendo que su personal se encuentra acatando la medida.

Tengamos en cuenta que pese a que muchas compañías han adoptado en los últimos días como premisa el trabajo a distancia, algunas de ellas sin haberlo probado antes siquiera, esto, en determinadas áreas, torna de difícil prosecución la producción o el servicio contratado.

Esta imposibilidad de vuelta del aparato de producción en general, hace necesaria la reimplementación de aquel programa, ahora ya, con nuevas normas, tendientes en algunos casos a omitir requisitos que, de cara al público y notorio estado de emergencia, no se revelan como necesarios para su control de admisibilidad.

La premisa del Ministerio de Trabajo es dar velocidad en las respuestas a las necesidades imperantes y, por ello, la medida de reimplementación saldrá con la idea de que las empresas más comprometidas puedan ver en esto un paliativo a la difícil situación.

Dentro del marco pensado por el Gobierno, existen dos campos en donde éste actuará; el primero refiere al pago de una suma que pueda completar el pago del salario que cada empresa tenga pactado con su empleado, hasta el monto de lo que hoy día resulta del salario mínimo, vital y móvil y, el segundo campo, conlleva la disminución en un porcentaje a determinarse, del pago de las cargas sociales a las que los empleadores están obligados.Te puede interesar

Ambos campos tienen elevada significancia en el marco de costo laboral de cualquier empresa, puesto que hoy con el sistema inflacionario que nos inunda, los empleadores han visto mermada su ganancia, atento al aumento de los salarios que se ha tenido que otorgar en la mayoría de los casos.

Sin olvidar que para cualquier empresario, el pago de las contribuciones sociales (jubilación, obra social, asignaciones familiares, Pami y Fondo Nacional de Empleo) está a cargo del empleador y representa alrededor del veintitrés por ciento del salario de que se trate en cada caso.

La otra cara de la moneda del mismo problema, refería a los Procedimientos Preventivos de Crisis que algunas empresas han echado mano cuando debían suspender personal por determinada cantidad de tiempo. En estos casos, las presentaciones por ante la autoridad administrativa requerían adjuntar estados contables de los últimos años de la compañía, con más la citación del sindicato correspondiente a la empresa o actividad, por ello, con la actual pandemia, este otro remedio no terminaría de solucionar la inmediatez que el caso ahora nos requiere.

La solución que permite adoptar el RePro, no requiere de estos puntos, puesto que la pandemia en sí misma resulta suficiente y relevante para adoptar la medida de ayuda especial.Te puede interesar

Aunque todavía no se conocen la totalidad de los puntos de la nueva reglamentación del sistema, se advierte que podría incluir la posibilidad de incrementar el monto de ayuda del pago del salario, si la empresa que lo requiere, puede acreditar que posee el certificado Pyme.

Muchas de estas empresas ya lo habían solicitado previo a este estado de vulnerabilidad de la pandemia y en su caso, podrían acceder a una ayuda superior al monto del salario mínimo, vital y móvil; éste podría entonces determinarse en hasta un cincuenta por ciento del salario.

Faltará entonces, determinar por medio de la reglamentación, el modo en que cada empleador beneficiado por dicha ayuda excepcional deberá dar curso al pago del salario. Entendemos que el Gobierno lo podría abonar desde la ANSES o alguna otra medida nueva.

No hay duda en que esta situación actual justifica por demás la adopción de estas medidas que ya se encontraban legisladas y el Gobierno da muestras de que está utilizando todas las herramientas para que el día a día pueda continuar pese al aislamiento.

* La Dra. Mariana Verónica Medina es socia en Estudio Grispo & Asociados.

Seguir leyendo

Tendencia