Connect with us

Hi, what are you looking for?

Opinión

No era la pandemia, estúpido

Tras la derrota en las elecciones PASO 2021 y de cara a las generales el Gobierno hizo anuncios en los que el gran favor que se cambia por votos es el final de la política sanitaria.

Estamos ante un espectáculo que vamos a ver a lo largo de los días que faltan para el 14 de noviembre que son las elecciones generales, donde vamos a asistir a un festival de clientelismo como pocas veces se ha visto.

Uno puede mirar hoy por ejemplo lo que pasa en General Rodríguez, donde se repartían productos de línea blanca, garrafas, cocinas, cambiándolos por el voto, recordando que eso es a cambio del voto; en la plaza del Congreso, comida y mercadería gratis; y en lo que sería hoy el corazón, la matriz, el modelo de la democracia argentina que es Tucumán -dado que llegó Juan Manzur a la Jefatura de Gabinete, en esta broma en que viene para darle volumen político al Gobierno, una especie de chiste-, en el hipódromo de esa provincia reparten plata en efectivo al aire libre, para cambiar favores por votos, todo tipo de favores.

No sabemos qué nos van a poner en el bolsillo, si plata o inflación, pero lo más interesante es que el gran favor que se cambia por votos es el final de la política sanitaria. De golpe, dado que el Gobierno perdió las elecciones, nos sacamos el barbijo porque es 21 de septiembre, abrimos las fronteras, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires con los intendentes se autoflagelan porque ahora descubren que haber cerrado las escuelas no era malo para los chicos, era malo para ellos porque les restó los votos que los mantienen en el poder.

Infografía. Una por una, el Gobierno levantó casi todas las restricciones que había por la pandemia.
Infografía. Una por una, el Gobierno levantó casi todas las restricciones que había por la pandemia.

No sabemos qué piensan los infectólogos de estas decisiones que está tomando en materia sanitaria el Gobierno, no se los consultó. Hay lugares donde se va a poder entrar desde países limítrofes, como Iguazú, otros que no, como Fraybentos -no sabemos por qué-. Lo cierto es que se terminó la cuarentena, se terminó la política sanitaria, hay que ganar las elecciones y Alberto Fernández se transformó de la mañana a la noche en un negacionista como Bolsonaro. Clientelismo obsceno.

Advertisement
Advertisement

También te puede interesar

Espectáculos

Después de que se la vinculara con el futbolista del PSG, la actriz rompió el silencio y se refirió al escándalo del momento.

Municipio

Con una multitudinaria cena, sorteos y shows musicales, Resistencia festejó el Día de la Madre municipal en la cancha de hockey del Club Sarmiento....

Espectáculos

Horas después de que la empresaria confirmara la ruptura, el futbolista le escribió un afectuoso mensaje por el Día de la Madre y descolocó...

Politica

El periodista kirchnerista pidió facilidades para contratar más empleados. Admitió que no le va bien con su negocio.