Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

Un escándalo con contratos del Concejo Deliberante de Rosario complica a Pichetto

Dirigentes aseguraron que recibían 20 mil pesos de contratos que rondaban los 220 mil. Acusan a Andrés Chiarello, referente de Pichetto.

 El interbloque de concejales de Juntos por el Cambio quedó envuelto en una polémica por el manejo de fondos del Concejo Municipal de Rosario cuando al menos tres personas reclamaron por estar cobrando 20 mil pesos de contratos que luego se enteraron, rondaban los 220 mil pesos.

 

Según contaron los damnificados a LPO, son militantes territoriales del PRO y del radicalismo que cobran por trabajos puntuales a través de contratos gestionados en el Concejo Municipal que se dividen entre varias personas, una práctica muy común en distintos bloques.

 

De acuerdo a la versión de estos militantes, el encargado de reclutarlos, Andrés Chiarello, el referente de Miguel Ángel Pichetto en Rosario, les informó que los contratos eran de 50 mil pesos, que los tenía que dividir en dos de 20 mil y los 10 mil restantes, para la organización.

 

Pero la bronca estalló cuando descubrieron que en verdad se trataba de contratos por 220 mil pesos mensuales: “Cuando nos abrieron la cuenta en el banco nos dieron una tarjeta de débito que se la tuvimos que dar a Chiarello”, relató a LPO uno de los damnificados.

 La bronca estalló cuando descubrieron que en verdad se trataba de contratos por 220 mil pesos mensuales: “cuando nos abrieron la cuenta en el banco nos dieron una tarjeta de débito que se la tuvimos que dar a Chiarello”, contaron a este medio.

De esta manera, durante meses desconocieron el monto del contrato. De hecho, pusieron en dudas la legitimidad de las firmas: “Lo raro es que yo nunca firmé ningún contrato en el Concejo, solamente en el banco cuando abrieron la cuenta”, agregó a LPO la titular de una de las cuentas.

Andrés Chiarello, referente de Pîchetto en Rosario.

 

En rigor, lo que los referentes llaman contratos son designaciones de personal político que cada bloque tiene según el número de concejales que entre el radicalismo y el PRO suman cinco bancas, una de las más numerosas.

 

De hecho, los denunciantes afirman que hay al menos una docena de personas en esta situación pero que aún no se animaron a reclamar: “Ya pusimos al tanto de la situación a abogados y estamos viendo qué respuesta nos dan”, agregó otro de los afectados.

 

Los afectados igual limitan la responsabilidad a Chiarello, uno de los encargados del armado territorial de Juntos en Rosario: “No sabemos qué rol tienen los concejales en esto, pero nosotros siempre nos comunicamos con Andrés”, agregó a LPO otro de los denunciantes, que pidió preservar su nombre por miedo a represalias. Consultados por LPO, en el bloque de concejales de Juntos aseguraron desconocer el tema.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

También te puede interesar

Advertisement