Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

Quién es quién en la AFIP: las internas en un organismo clave y el fantasma de Echegaray

Mercedes Marcó del Pont y su antecesor se detestan. Los roles de García y Castagneto. Cambios recientes en las querellas

“Los ingresos públicos son parte del problema en la Argentina, y por lo tanto necesitamos prestarle particular interés. Al Frente de la AFIP va a estar Mercedes Marcó del Pont. La invité, la convoqué al Frente Para la Victoria hace muchos años, siempre bien impresionado por su pensamiento y su lógica económica. No voy a hablar de lo que aprecio y admiro a Mercedes porque se va a ir la tarde”.

Cuando Alberto Fernández presentó en sociedad a su gabinete, cuatro días antes de asumir la Presidencia, le dedicó a Mercedes Marcó del Pont un apartado especial de su discurso. La titular de la AFIP volvía por la puerta grande a la gestión después de seis años: en noviembre del 2013 había sido echada por Cristina Kirchner del Banco Central en plena crisis de reservas, y enemistada con algunos de los funcionarios del kirchnerismo duro. Entre ellos, Guillermo Moreno y Ricardo Echegaray.

Marcó del Pont se encontró con una silla caliente y una crisis económica que, agravada por la pandemia, atentan contra la administración del organismo, clave en la gestión. Y el eterno fantasma de su antecesor que, según reconocen en el entorno de la funcionaria, “dificulta la gestión”. “Echegaray dejó mucha gente, en especial en la Aduana”, aseguran.

Echegaray y Marcó del Pont se detestan. La recaudadora tiene serios indicios de que su antecesor quiere volver a ocupar ese lugar, y que tanto él como su entorno ocupan buena parte del tiempo en esmerilar su rol. Cerca de Echegaray dicen que está abocado a resolver su legajo judicial. De eso habló hace algunos meses, sin intermediarios, con Cristina Kirchner.Ricardo Echegaray y Cristóbal López (Maximiliano Luna)Ricardo Echegaray y Cristóbal López (Maximiliano Luna)

Resaltan, de todos modos, que habla semanalmente con “gobernadores, intendentes y dirigentes del PJ”. Y que el ex funcionario se jacta de que todos le preguntan por su vuelta.https://tpc.googlesyndication.com/safeframe/1-0-37/html/container.html

En el verano, Marcó del Pont y Echegaray se reunieron a solas en las oficinas de la funcionaria. Hablaron del reclamo que el ex administrador mantiene con el organismo por salarios adeudados a raíz de sus problemas judiciales, y por la supuesta “persecución política” que la AFIP “instrumentó” hacia su persona “a partir del 10 de diciembre del 2015”, y que, según el ex funcionario, sigue vigente. El encuentro no terminó bien. Echegaray, que estaba suspendido y cuyo último paso por la función pública, frustrado, había sido en la Auditoría General, terminó como guardia operario en la planta de la empresa Ford de Pacheco. Un cargo que alterna con su emprendimiento personal como apicultor.

Pero más allá del ex recaudador, la AFIP tiene puertas adentro su propio laberinto político. Hay dos directores de alto rango que responden políticamente al kirchnerismo. Es decir, a Cristina KirchnerVirginia María García, a cargo de la estratégica Dirección General Impositiva, y Carlos Castagneto, al frente de la Dirección General de Recursos de la Seguridad Social.

García, ex senadora, es la ex cuñada de Máximo Kirchner, y tiene vínculo directo con el Instituto Patria. Es la responsable política de las querellas del organismo. Castagneto también reporta sin escalas al núcleo del kirchnerismo.Cristina Kirchner (EFE/EPA/Juan Mabromata/archivo)
Cristina Kirchner (EFE/EPA/Juan Mabromata/archivo)

En los últimos tiempos surgieron versiones sobre diferentes visiones en torno a la gestión del organismo en cabeza de Marcó del Pont por parte de García y de Castagneto, que trabajan en tándem. Colaboradores de la recaudadora consultados por este medio se mostraron sorprendidos.

Hubo, hace un par de meses, un cambio en el organigrama que azuzó los trascendidos. Guillermo Sorrentino, de carrera del organismo, dejó la Subdirección General de Asuntos Jurídicos que pasó a depender de Lorena Di Filippo, una abogada ex funcionaria del AFSCA que en marzo había sido nombrada en el Senado, a través de la resolución 0484/20, por Graciana Peñafort, y que en medio de la cuarentena dejó la Cámara alta para sumarse a la AFIP.

Di Filippo dirige técnicamente los procesos judiciales en los que el organismo forma parte y que Virginia García controla como responsable final.

El ex titular de la AFIP arrastra, paradójicamente, un encono personal con García que, cómo él, se siente cómodo entre la dirigencia K: según sus colaboradores, la ex senadora no hizo demasiado para aliviar su situación judicial. Tampoco Marcó del Pont. Pero de la actual administradora es entendible: sabe que, cada vez que puede, su antecesor le pisa los talones.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement

También te puede interesar

Politica

De un barrio para familias Qom, repartió en su familia la mitad de las casas. Ahora firmó un convenio con la Nación para hacer...

ClanEspectaculos

La actriz, quien se encuentra reemplazando a su abuela Mirtha Legrand como conductora de sus ciclos, sorprendió con un look con el que mostró...

Sociedad

El Ministerio de Salud Pública de Chaco informa que hasta este lunes 19 de octubre de 2020, se registraron 11.663 casos de personas con...

Politica

Será a través de videos de distintas épocas. Por ahora no está confirmada una caravana.