Connect with us

Entretenimiento

Piedrazos, insultos y amenazas: denuncian a la hija y la nieta de Susana

Publicado

on

El 2020 comenzó con un escándalo para la familia de Susana Giménez. Es que su nieta, Lucía Celasco, terminó envuelta en una pelea a la que luego se le habría sumado su madre, Mercedes Sarrabayrouse, y todo culminó con una denuncia policial.

Alrededor de las 3 de la mañana de este miércoles 1, en la cuadra en la que está ubicado en boliche Tequila en Punta del Este, se produjo un inesperado episodio de agresiones cuando una mujer, Maria Gimena Binaghi, junto a Marcelo, el padre de sus hijos, intentó salir de la casa que alquilan en el lugar para ir a buscar a su hijo de 18 años, pero ante la gran cantidad de autos que había en la vereda del domicilio, debieron recurrir a la ayuda de un trapito que los guía para hacer milimétricas maniobras para poder sacar su automóvil

“En ese momento llega una chica que tenía estacionado un mini cooper muy sobre la línea de la salida de la casa y lanzó: ‘Me imagino que no me tocaste el auto ¿no? Negra hija de puta, porque te mato’. Estaba descontrolada y acompañada de dos amigas”, relata un testigo de todo lo ocurrido. Esa joven a la que hace referencia, sería Lucía, la nieta de la conductora televisiva.

En ese momento, Marcelo, sorprendido, le pidió que se calmara. “Estoy intentando sacar el auto”, expresó el hombre, que se encontró con una catarata de insultos. “¿Qué te pasa gordo hijo de puta?”, expresó la joven, que luego empujó al hombre cuando estaba de espaldas en un calle que tiene pendiente, tirándolo sobre el auto, y pegándole dos piñas en el oído.

En ese instante, la gente de seguridad de Tequila se acercó para calmar la situación, pero Lucía empezó a los gritos para que nadie la toque. “Estaba alcoholizada y parecía como drogada”, afirma a Exitoína otro de los testigos.

“Cuando la mujer, Gimena, le dijo que se calmara o que la iba a denunciar, esta chica se volvió loca. ‘Denuncia no, no me saquen fotos. Si llego a tener un arma los mato a los dos'”, relata la misma fuente.

Cuando Gimena y el padre de su hijos ingresaron al domicilio para llamar a la policía, Celasco llamó a su madre, Mercedes Sarrabayrouse, que unos minutos llegó junto a su pareja. “La hija de Susana Giménez y su novio empezaron a tirar piedras contra la casa y a pegarle patadas a los vidrios y a la puerta. Fue una situación violenta e increíble. Todo duró aproximadamente 40 minutos”, cuentan a este portal.

Todo esto terminó con, horas después, una denuncia en una comisaría por “agresiones verbales, agresiones físicas y amenazas”. Para ser cuidadosa, Gimena Binaghi tomó los datos de la patente del mini cooper, y la denuncia fue contra “la persona que conducía ese auto, y contra su madre que llegó después”. Además se adjuntó el informe médico por las contusiones el labio lastimado con el que terminó el hombre agredido. Por otro lado, al haber tantos testigos de lo que pasó, también hay audios y algunos videos con los gritos e insultos de Lucía y Mercedes.

El primer escándalo del año llego desde Uruguay y con la familia de la diva número uno de la Argentina.

Seguir leyendo

Entretenimiento

¿Vuelve? Flor Vigna: “No se que puede pasar con Nico…”

La actriz no cerró la puerta a una posible reconciliación con el conductor. ¿Vuelven? ¿Ya volvieron y no lo quieren blanquear? ¿Qué está pasando acá?

Publicado

on

Por

Cinco años de amor intenso alcanzaron para que Flor Vigna (25) y Nico Occhiato (27) sigan queriéndose aún hoy, que están separados. La de ellos puede ser la historia de dos jóvenes desconocidos. Dos chicos de barrio que se conocen y se enamoran, pero con una particularidad: no se conocieron ni en el gimnasio ni en la facultad ni en la oficina.

¡Se conocieron en la tele! Y eso, quizás, los obliga a compartir las decisiones de su vida privada con los más de 7 millones de seguidores que suman entre los dos en Instagram y con el público que sigue muy de cerca sus ascendentes carreras.

Se conocieron en Combate, formaban parte del equipo rojo, y se hicieron amigos. Pero la amistad se transformó en algo más y –cita mediante– se pusieron de novios. Y mal no les fue… Juntos empezaron a mostrarse en las redes y la rompieron. Rápidamente tuvieron más fanáticos de lo que alguna vez imaginaron. Alrededor de ellos se había armado una gran bola de nieve… ¡eran muy queridos y seguidos!

Después, la carrera de ella despegó de modo impresionante cuando, en 2016, fue convocada a participar de Bailando por un sueño, certamen que ganó junto con Peter Alfonso. 2017 continuó su racha y volvió a ganar, pero acompañada del bailarín Gonzalo Gerber.

Aunque su popularidad creció, Flor se mantuvo tan cerca de Nico como siempre. Supo cómo manejar la fama y cómo separarla de su vida privada. Cuando, en 2018, tuvieron la oportunidad de conducir juntos el programa Tenemos Wifi, lo hicieron. Es que a ellos trabajar juntos no los empalagaba, sino que los potenciaba. Pero a ella le llegó la tentadora oferta de protagonizar, con Nico Cabré y Gimena AccardiMi hermano es un clon. La tira fue un fracaso, es cierto, pero a ella le sirvió para seguir abriendo puertas. La propuesta de Nico Vázquez para protagonizar Una semana nada más, una de las obras más exitosas de 2019, fue lo que siguió.

Pero claro, en el plano personal las cosas no estaban tan bien. A comienzos de 2019, Nico y Flor terminaron. “Nos separamos hace un tiempito. Fue por decisión de Nico, que es re bueno. No sé si vamos a volver, y por eso no quería hacerlo público”, le dijo ella al periodista Guido Záffora“No hubo una pelea puntual y estamos los dos muy mal. Ella es la mujer más increíble que conocí en mi vida y la sigo queriendo como desde el primer día”, dijo Occhiato en Los ángeles de la mañana. El final de su relación había llegado.

Si bien Flor se mostró angustiada con la ruptura, se recompuso y volvió a abrirle la puerta al amor. Esta vez de la mano de Mati Napp, coreógrafo de la versión 2019 del Bailando. La relación fue fugaz y terminó con rumores de infidelidad por parte de ella… ni más ni menos que con Nico Occhiato, cosa que jamás confirmaron. Pero ¿qué pasa entre ellos?

Cuando él se coronó campeón del certamen que conduce Marcelo Tinelli, en la final que disputó con Flor, tuvo hermosas palabras para ella. “Fue una final especial, muy intensa y emocionante. Flor y yo sabemos de dónde venimos, nos criamos juntos y terminamos en la final del programa más visto. Hoy estamos muy bien, nos queremos sin ninguna etiqueta, no necesitamos ponerle ningún nombre al vínculo. Y me gusta que se haya generado ese mensaje de armonía para los jóvenes. Es la magia que logramos transmitir”, dijo él.

El amor ¿después del amor?

Todos quieren saber si Flor Vigna y Nico Occhiato van a volver a estar juntos. Algunos porque aman a la pareja y desearían volver a verlos juntos. Otros porque ya apostaron a que volverían y quieren tener razón…

Y fue en la despedida del 2019 que la actriz lanzó un profundo mensaje, en el que parecía haber un mensaje directo a su ex. “Qué intenso fuiste 2019. Mucho aprendizaje, mucho a transformar y seguir creciendo. Anteriormente entrenaba, ensayaba, clase acá, clase allá, días de 27 h. a las corridas porque si paraba me daba culpa. Había más tiempo para esforzarse y exigirse que para otra cosa”, empezó.

“Pero en un momento se me rompió el mundito y arrancó el nuevo mundo, donde tenía que empoderarme desde otro lado. Nutrirme desde un lugar más profundo. Empecé a entrenar mi SER, a ir para dentro y reconocer todo lo bueno qué hay en mí, porque si no lo reconozco yo no lo reconoce nadie por reflejo mismo. No se gana nada pretendiendo que pase algo afuera si no pasa adentro”, continuó.

“Empecé a hacerme cargo de las situaciones que no me gustan. Puse pausa, papel, lápiz en el pasto y me hice más amiga mía. Empecé a escribir cómo quería mi vida y qué cosas ya no quería”, siguió. “No quiero ser la que espera a ver qué pasa. Quiero ser la que sabe elegir , la que decide. A veces la rompo toda y no puedo creer el poder que tiene uno cuando se enfoca…”, añadió.

Pero el comienzo de año parece traer consigo algunas sorpresas. Invitada al living de LAM para promocionar la vuelta de la obra Una semana nada más, que regresa al teatro el 9 de enero, Flor se encontró con un Angel de Brito recargado, que fue al hueso. “Hubo un festejo y fue Occhiato. Todo el mundo decía que hubo un video en el que te llevaba en el auto”, le dijo De Brito. “No, ellos tuvieron su festejo y nosotros el nuestro. Nosotros fuimos con Facu y los chicos de Combate, que estaban todos invitados, con sus familias. No nos vimos”, respondió Flor, algo nerviosa.

“Flor Vigna no empieces el año mintiéndome. Decían que te fuiste en el auto con él. ¿Era un doble?”, insistió el periodista. “No, fuera de broma. Yo quiero un montón a Nico. Me ponen muy nerviosa las preguntas sobre Nico, porque no sé qué puede pasar este año. Pero no quiero ninguna relación. No estuvo en el festejo”, se mantuvo firme ella, y agregó: “No les voy a contar absolutamente nada”.

Pero fuera del aire la conversación siguió… ”Decime la verdad”, le pidió Angel. “Es que no. Yo lo quiero un montón a Nicolás, pero este momento no es el nuestro, si no la vamos a cagar”, respondió ella. “Yo necesito realmente estar sola un tiempo. Entenderme”, respondió Flor. “¿No tenés ganas de estar con alguien más allá de Nico? Encontrar uno nuevo”, consultó el periodista.

“Obvio. Me encanta. Soy una enamorada del amor y para mí enamorarme es lo más lindo que me puede pasar. Me encanta esa cosa de familia. Nicolás fue de mi familia y es como que un familiar salió de mi vida. Siempre le voy a tener ese amor de familia”, explicó ella.

Después detalló que tampoco lo vio en Brasil, donde ambos viajaron con amigos. “En Brasil él no apareció. Y tampoco estuve con nadie. Me fui predispuesta, pero me conecté más con mis amigos”, concluyó. ¿Predispuesta a darle otra oportunidad? Puede ser, porque lo que es seguro es que ella no le cerró la puerta a este amor.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Cande Tinelli le corta la carrera a Marcelo: “Espero que mi papá no sea…”

La hija de Marcelo Tinelli tuvo un súper debut en Playa Grande ante miles de jóvenes. Al bajarse del escenario, reconoció: “Me daba vergüenza y tuve que trabajar un montón”.

Publicado

on

Por

Dos días en la vida nunca vienen nada mal, proclama Fito Páez. Y siguiendo el rubro que lo motivó, el paralelismo con Candelaria Tinelli parece sentarle a la perfección. Porque la hija de Marcelo estuvo cuarenta horas en La Feliz y fue feliz. Ante miles de jóvenes, compartió una tarde – noche a pura música, en una presentación como cantante que la tuvo como protagonista en Playa Grande.

Con un sensual conjunto en color negro que dejó apreciar sus tatuajes, Lele mostró una de las pasiones que arrastra desde chica y para la que se viene preparando. “El lanzamiento como cantante se fue dando de a poco. Me da vergüenza y tuve que trabajar un montón”, reconoció la artista en ascenso después de que se apagó el micrófono. “Siempre me gustó cantar, estudio desde chica, pero de eso a esto no lo pensaba”, reconoció, sorprendida, ante la cantidad de gente que la escuchó.

Solita, separada hace ya un tiempo y habiéndole encontrado el gustito a estar sola, según ella misma declaró, la también heredera de Soledad Aquino –la primera esposa del conductor del Bailando–, no esquivó las preguntas cuando, al bajarse del escenario, también fue consultada, fiel a la rigurosidad periodística, por el posible ingreso de su papá al mundo de la política.

“Espero que papá no sea presidente ni gobernador. Pero si él quiere, lo imagino y lo bancamos siempre. Lo apoyo en sus decisiones, confío mucho en él. Creo que es una persona muy inteligente que se propone cosas y las puede lograr. Ojalá pueda ayudar a un montón de personas”, proclamó. Pero no todo fue trabajo para ella, también aprovechó su breve estadía en la Costa para ver la obra Fuera de línea, con Thelma Fardin.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Naty Franzoni, mamá sin descanso: “Ramiro toma teta cada media hora”

La mamita dio a luz a Ramiro, a diez años de tener a su primer hijo, y lo está viviendo a pura felicidad y organización. Experiencia renovada que cuenta con un custodio personal: el hermano mayor.

Publicado

on

Por

Después de diez años, se reencontró con las mieles de la maternidad. Naty Franzoni (34) dio a luz a Ramiro a comienzos de diciembre, por parto natural. Con dos kilos doscientos llegó al mundo el nuevo varoncito para completar la familia integrada por papá Mariano Juan y el hermano, Gonzalo.

La madre, experta en clases de yoga y en eventos, talleres y tips en redes sociales para mamás y herramientas para mejorar la vida, rememoró: “El embarazo fue maravilloso, estuve súper activa dando clases de yoga, viajando por toda la Argentina, me fui a India, hice de todo. Ahora el bebé me va a acompañar a todas las cosas que haga. Ya en febrero empiezo con mis cursos de Shantala, para enseñarles a las mamás a que les hagan masajitos a sus bebés, entre otras cosas. Estoy bien, en paz, feliz. Es un nene tan bueno que me permite seguir haciendo de todo”, contó, totalmente enamorada de uno de los hombres de su vida.

“La llegada de Ramiro nos sorprendió por completo en todos los sentidos. Dicen que el amor se multiplica… ¡y es cierto! Estábamos dudando si buscar o no otro bebé, y no bien nos enteramos de la noticia fue una felicidad absoluta. Ramiro se adelantó casi un mes, fue ochomesino pero, por suerte, no hizo falta que fuese a Neo porque enseguida se prendió a la teta. Tuve un parto maravilloso, salió en el segundo pujo, de forma natural. Me lo dejaron sacar a mí, le corté el cordón umbilical…”, explicó.

Volver a empezar. “Como familia estamos fascinados, repletos de amor. Yo me la paso todo el día mirándolo, estoy alucinada con esta maternidad. Me descubro más babosa, no sé si será porque una está más grande. Cada hijo es un nuevo mundo por descubrir, uno no es igual al otro. Y como entre ellos hay diez años de diferencia, para mí es un volver a algo igual”, dijo.

“Mis dos gestaciones fueron maravillosas, los dos puerperios también. Incluso, con dieciséis años de casada, con mi pareja fue un reencontrarnos como papás. No me imaginé que la felicidad iba a ser tanta, es absoluta. Yo soy muy organizada y me las arreglo para hacer de todo. Incluso nos estamos mudando, haciendo mi casa nueva. Así que es bebé nuevo, vida nueva, proyectos nuevos, casa nueva, un nuevo año con todo”, comentó feliz.

¡Inseparables! “El hermano, Gonzalo, lo pedía un montón. Se la pasa todo el día mirándolo, tocándolo. En cuanto el bebé dice ‘ah’, me pide que vaya a ver qué quiere. Es un hermano mayor súper responsable”, contó.

“No se anima a levantarlo porque Ramiro es muy chiquitito, entonces me pide que se lo ponga encima. Lo abraza, se lo cuenta a todo el mundo, es como su tesoro. A partir de la llegada de su hermanito, Gonzalo cambió mucho para mejor”, terminó. ¡Felicidades!

Seguir leyendo

CLANFMOK

Tendencia