Connect with us

Mundo

El papa Francisco pide rezar por quienes “ven venir el hambre” a causa del coronavirus

Publicado

on

El papa Francisco pidió rezar hoy para ayudar a quienes sienten “miedo” por no tener empleo fijo y “ven venir el hambre” por los efectos del coronavirus y a los ancianos “que están solos” frente a la pandemia.

“En estos días de tanto sufrimiento hay tanto miedo. El miedo de los ancianos, que están solos, en las casas de reposo o en hospitales o en sus casas y no saben qué puede pasar”, lamentó el pontífice durante la misa que celebró este jueves en su residencia de Casa Santa Marta, donde vive en el Vaticano.

En ese marco, también remarcó “el miedo de los trabajadores sin empleo fijo que piensan cómo dar de comer a sus hijos y ven venir el hambre. El miedo de tantos trabajadores sociales que en este momento ayudan a ir adelante a la sociedad y pueden enfermarse”.

La celebración de esta mañana, que el pontífice encabezó acompañado solo por sus secretarios de Egipto Yoannis Lahzi Gaid y de Uruguay Gonzalo Aemilius, fue la primera luego de que ayer se conociera el primer caso positivo de Covid-19 entre las personas que viven en el mismo ex hotel refaccionado que habita Jorge Bergoglio.

El pontífice, que continúa de todos modos con una agenda de trabajo reducida, encabezará mañana un rezo en soledad para pedir por “el fin de la pandemia” en la Plaza San Pedro, donde, según confirmó Télam, estará emplazado un crucifijo que de acuerdo a la tradición católica ayudó a frenar una peste que azotó Roma en 1522.

Advertisement

Mundo

Histórico “megapaquete” para Pymes en Brasil: Bolsonaro habilita créditos por u$s8.000 millones

El objetivo del plan es cubrir 2 meses de salario para un total de 2 millones de empleados y frenar la ola de despidos en el sector privado

Publicado

on

Por

Brasil anunció una línea de crédito al 3,75% anual para pequeñas y medianas empresas, de unos 8.000 millones de dólares, con el objetivo de cubrir dos meses de salario de un franja de dos millones de empleados y frenar la ola de despidos en el sector privado, en el marco de las medidas anticrisis por la pandemia de coronavirus.

El anuncio lo hizo el titular del Banco Central, Roberto Campos, en la casa de gobierno, al lado del presidente Jair Bolsonaro.

Este nuevo plan diseñado por el Banco Central llega luego de que el lunes Bolsonaro anulara un decreto que causó escándalo, diseñado por el ministro de Economía, Paulo Guedes, que autorizaba a las empresas a no pagar salarios durante cuatro meses a los trabajadores, según informó Télam. 

Esta línea de crédito permitirá a 1,4 millón de empresas pagar el equivalente a 2.000 reales (400 dólares) de los salarios de dos millones de brasileños empleados de Pymes.

Las empresas tendrán un plazo de seis meses para poder empezar a devolver el crédito, que tendrá intereses del 3,75%, en 36 cuotas. El 85 por ciento de la línea de crédito será financiada por el Tesoro Nacional.

Según Campos, el dinero pedido por las empresas deberá ser depositado directamente por los bancos que participen de la línea de crédito en la cuenta personal salario del empleado, sin pasar por las compañías.

“La empresa que acepte esta línea de crédito no podrá despedir empleados por dos meses”, dijo en conferencia de prensa el presidente del Banco Cental brasileño.

Esta ayuda para mantener el empleo permitirá a las empresas realizar la cuarentena frente al coronavirus y choca con las declaraciones públicas de Bolsonaro a favor de que la población pueda salir a trabajar y la escuelas reabrir.

El jueves por la noche, la Cámara de Diputados amplió de 41 ofertados por el gobierno a 120 dólares mensuales por tres meses de emergencia por coronavirus la ayuda a los trabajadores informales a raíz de las cuarententas que llevan adelante la mayor parte de los estados.

Por pedido de Bolsonaro, estados de Santa Catarina y los amazónicos Roraima y Rondonia anunciaron que disminuirán a partir del 1 de abril las restricciones, justamente cuando el Ministerio de Salud espera el aumento de los casos de coronavirus.

Seguir leyendo

Mundo

Escándalo en Uruguay: el presidente recortó salarios de estatales por la emergencia y un sindicalista lo insultó por WhatsApp

Lacalle Pou determinó que se recortarán los salarios a partir de 120.000 pesos argentinos. Sindicalistas temen quedar mal parados ante la opinión pública

Publicado

on

Por

Es el tema del momento y el centro de las discusiones políticas en Uruguay: el gobierno del presidente Luis Lacalle Pou decidió que, como forma de afrontar la crisis económica impuesta por el coronavirus y la parálisis económica, hay que hacer un recorte de salarios en las franjas superiores de los empleados públicos.

Los descuentos serán desde 5% hasta 20%, dependiendo del nivel de ingreso. Se empezarán a aplicar para los estatales con salarios netos a partir de 80.000 pesos uruguayos –al tipo de cambio oficial, una suma equivalente a unos 120.000 pesos argentinos-.

La medida se extenderá, en principio, por dos meses. Y también alcanza a los funcionarios públicos jubilados, los mandos militares, jubilados militares y las remuneraciones de los ex presidentes. Al presidente, ministros, legisladores y directores de entes públicos y descentralizados se les descontará 20% del salario líquido. 

En un país que con una población de 3,5 millones cuenta con 300.000 empleados estatales sólo en la administración central, más las intendencias municipales, esto implica una medida que afecta a gran parte de la población económicamente activa. Y generó una inmediata polémica política.

En realidad, los ánimos ya venían caldeados porque la central sindical PIT-CNT, históricamente vinculada al Frente Amplio –que hace cuatro semanas dejó el gobierno tras 15 años de gestión- convocó a un cacerolazo de protesta, al considerar que de Lacalle estaba haciendo poco para enfrentar la crisis.

Eso generó una respuesta de los partidarios del nuevo gobierno, que a la hora del cacerolazo salieron a los balcones a aplaudir o a cantar el himno nacional. El clima de enfrentamiento puede sintetizarse en el tuit que escribió el ex presidente Julio María Sanguinetti: “Veo con enorme tristeza que se esté invitando a caceroleos, un recurso de protesta que se usó contra la dictadura y no tiene sentido contra un gobierno democrático que no hace un mes está en funciones y que lucha en medio de una emergencia nacional”.

Fue en medio de ese clima que el presidente Lacalle Pou convocó a la cúpula sindical de los empleados estatales para adelantarles la medida del recorte salarial en el sector público.

El gobierno, que ya lleva gastados u$s400 millones para cubrir la emergencia, está preocupado por el déficit financiero de 5 puntos del PBI que heredó de la gestión anterior, y no quiere elevar aún más la pesada carga tributaria sobre el sector privado. Basado en esos argumentos y en un principio de “solidaridad” para que se pueda implementar un plan de asignación familiar que llegue a 300.000 canastas.Te puede interesar

“Va a haber otro mundo a partir de ahora”

Como le ocurre a Argentina y otros países de la región, Uruguay percibe como mayor dificultad la asistencia a una masa de trabajadores informales que no cuentan con un salario sino que dependen del ingreso diario para su subsistencia. Se estima que puede haber 400.000 personas en esa situación.

“Fue muy inteligente el hijo de puta”

El capítulo más polémico de la medida de recorte salarial a los empleados públicos llegó con la masificación de un audio de WhatsApp en el cual se escucha un mensaje de Gabriel Molina, integrante del secretariado ejecutivo del PIT-CNT.

Tras explicarles a los miembros del grupo –todos dirigentes sindicales- las medidas que el presidente Lacalle Pou había adelantado al gremio de empleados públicos, pronunció esta frase, que en este momento es la más comentada en las redes sociales de Uruguay: “Realmente fue muy inteligente lo que este hijo de mil puta hizo, disculpen la expresión, espero que este audio quede por acá, que no ande circulando por ningún lado, porque en todo caso se lo diré en la cara cuando algún día me encuentre con él, que voy a tener la suerte de hacerlo”.Te puede interesar

Por supuesto que, lejos de cumplirse su pedido, el audio circuló, se viralizó y se transformó en un hecho político, al punto que el Partido Nacional –al que pertenece el presidente- emitió un comunicado en el que expresa que la expresión de Molina “es un ataque soez a la institución presidencial y, por extensión, a la institucionalidad republicana.

En el ya famoso audio, el dirigente sindical se lamenta de que la jugada política del presidente deja a los sindicatos expuestos al riesgo de ganarse la antipatía popular. “A nosotros nos dejan muy expuestos porque públicamente salir a decir que no queremos que se nos descuente para darle a los que más precisan nos deja muy mal parados como trabajadores ante un sector grande de la sociedad que creen que nosotros ganamos una millonada de plata”, dijo Molina.

Y las críticas no se limitaron a Lacalle sino que también alcanzaron a un correligionario de los sindicalistas, el ex presidente José Mujica, que había expresado su respaldo a la medida del recorte salarial.

Lo cierto es que en el ámbito político uruguayo no se habla de otro tema, y el gobierno ve la oportunidad de ganarle una primera pulseada al sindicalismo, que se ha caracterizado por un estilo de oposición dura y movilización callejera.

La iniciativa del gobierno será puesta a consideración del parlamento y la intención es que sea aprobada rápidamente. La posibilidad de que hubiera cuestionamientos legales para los asalariados de un sector fue lo que convenció al gobierno de no impulsar la medida por decreto.

Seguir leyendo

Mundo

Air Europa cobra hasta 7.000 euros para repatriar turistas varados por la pandemia

La empresa aérea pedía esta suma de dinero a algunos españoles en Argentina que estaban buscando una manera de volver a su país

Publicado

on

Por

Así como hay muchos argentinos que están en otros países e intentan ser repatriados, turistas que estaban en la Argentina también quieren volver a sus hogares.

Este es el caso de más de 150 españoles intentan volver a su país, y entre la búsqueda de la forma de lograrlo se encontraron con compañías aéreas como Air Europa que le llegaron a ofrecer el trayecto a Madrid a 7.000 euros.

Los españoles se encuentran en Salta, Mendoza, Bahía Blanca, Córdoba y en la Patagonia. Desde cada uno de estos lugares intentan seguir directivas de las autoridades consulares, pero aún no les bridaron un mensaje certero para gestionar la evacuación.Te puede interesar

Su intento de regreso a España se convirtió en un caos con cruce de informaciones, desorganización y precios desorbitados.

El domingo 22 de marzo partió un vuelo de Iberia con destino Madrid donde abordaron pasajeros de diversas nacionalidades. Las autoridades consulares informaron del mismo dos días antes y algunos pudieron abonar los pasajes para ser “repatriados” a razón de 900 a 1.200 euros por persona. Días previos a este vuelo fue cuando Air Europa ofrecía lugares en el “último vuelo disponible antes del cierre de los cielos” a la desorbitada suma de 7.000 euros por persona, según datos de Reportur.

En cuanto a la situación con el consulado, algunos recibieron la instrucción de sacar vuelos a Chile para embarcar desde Santiago a Madrid, si bien los vuelos a Chile desde Argentina se cortaban el mismo día en que le dieron dicha directiva, por lo que las autoridades tuvieron que rectificarse. A otros se les indicó que viajen en taxi hasta Buenos Aires desde Salta para poder estar cerca del aeropuerto y tomar vuelos a los países vecinos que aún tenían conexiones abiertas a Madrid.

También se informó desde canales oficiales que se intentaba gestionar con la empresa de bandera argentina la posibilidad de abordar los vuelos llamados de “repatriación” que se llevaron a cabo para traer argentinos desde Madrid.

Desde los medios consulares se pidió confirmación del deseo de ser tenido en cuenta para esos viajes, que costarían alrededor de 900 dólares el tramo, pero a los pocos días se desestimó la opción debido a que el gobierno argentino y la aerolínea decidieron que los vuelos a España surcan los cielos vacíos hacia el viejo continente y solo se usan para traer gente.

Otras aerolíneas siguen ofreciendo pasajes en sus páginas web, los cuales muchos en la desesperación de regresar fueron adquiriendo y a las pocas horas se cancelaban, y simplemente se ofrecen a cambio bonos a canjear de aquí a fin de año. Otros consiguen reprogramaciones que luego se cancelan a los pocos días.

Seguir leyendo

Tendencia