Connect with us

TECNO

El CEO de Lyft, un fanático del transporte que nunca conduce solo

Publicado

on

Su pasión es la movilidad, no tanto la tecnología. A diferencia de otros gurús de Silicon Valley, que lo mismo hacen una aplicación de magdalenas que una red social, Logan Green (Culver City, California, EE UU, 35 años) siempre ha estado interesado en el transporte, la actividad de Lyft, la plataforma de VTC implantada principalmente en EE UU que cofundó y de la que es CEO, y que ha adelantado a Uber por la izquierda al presentar antes su OPV.

Green creó Lyft como tal en 2013, con John Zimmer, presidente y socio. El pasado día 1 presentó su folleto para cotizar en Nasdaq, en una operación que esperan que valore la firma en un rango entre 20.000 y 25.000 millones de dólares. En su última ronda de financiación, la valoración fue de 15.000 millones. Enfrente está Uber, valorada en 76.000 millones, y que podría lanzar también su OPV este año, para conseguir una tasación de 120.000 millones.

Todo empezó en California. Green creció entre los atascos de Los Ángeles, cuando yendo en el coche de sus padres ya se fijaba en lo ineficientes que eran los coches utilizados por una sola persona.

Empezó a estudiar Informática en la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB), pero le parecía una carrera demasiado reglamentada, así que se pasó a Economía; ahora, sin embargo, se arrepiente de no haberse quedado con su primera opción. Durante sus años de universidad, evitaba ir en su coche solo, y optaba por el transporte público o por compartir vehículo con compañeros. Recurría también a los anuncios clasificados online para compartir viaje, pero le producía ansiedad no conocer al pasajero o al conductor de antemano.

Al darse cuenta de los límites del transporte público, creó un programa para compartir automóviles en el campus: adquirió cuatro coches y los puso a disposición de 2.000 usuarios, que podían desbloquearlos con identificación por radiofrecuencia.

También durante la carrera, Green creó The Green Initiative Fund, un fondo para financiar proyectos verdes en el campus, que aún funciona. Nada más graduarse, se convirtió en el director más joven de la agencia de transporte público de Santa Bárbara, donde llegó a la conclusión de que para mejorar el servicio hacían falta cambios a gran escala en la percepción de la ciudadanía. Así que sus siguientes proyectos irían por la rama privada. En 2006, viajó a Zimbabue y se fijó en una red de transporte colectivo del país para desarrollar una aplicación para compartir trayectos, que bautizó como Zimride. Y conoció –a través, cómo no, de Facebook– a John Zimmer, que vivía en Nueva York, y que tenía una visión común, idéntica más bien, sobre la movilidad.

Zimmer se ocupa del negocio y Green de la tecnología. El primero dice del segundo que es “introvertido”, pero también “extremadamente competitivo”.

En 2007, Zimride se lanzó en la Universidad Cor­nell (Nueva York) y luego en la UCSB. Green y Zimmer promocionaban el servicio disfrazándose de ranas. Acabaron mudándose a Silicon Valley, compartiendo apartamento-oficina.

En 2012, cambiaron el enfoque hacia trayectos más cortos y frecuentes que los que solían ofrecerse en Zimride. Y un año después, fundaron Lyft y vendieron su predecesora.

Green está casado con Eva Gonda, hija del multimillonario Louis Gonda, del sector inmobiliario y el capital riesgo. El propio CEO de Lyft tiene una fortuna personal de 300 millones de dólares, según Money Inc. La pareja vive en Menlo Park (California); Green nunca va solo a trabajar, y suele ir con Zimmer o se coge un Lyft. Los dos fundadores hacen ejercicio a diario.

A diferencia de Uber, que está implantada en 70 países –y tiene negocios de reparto de comida–, Lyft solo opera en EE UU y Canadá, por lo que se ahorra los problemas regulatorios de países como España. Según la compañía, su cuota de mercado en EE UU está cerca del 40%, y subiendo, gracias en parte a los escándalos de Uber. El cambio en la dirección de esta puede hacerle recuperarse frente a Lyft, que siempre ha tenido una imagen simpática, con bigotes rosas pintados en sus coches.

Ambas pierden dinero, pero tienen un enorme potencial de crecimiento. Lyft duplicó sus ingresos el año pasado hasta 2.200 millones de dólares, aunque las pérdidas crecieron un tercio, hasta 911 millones. Y los coches autónomos, negocio en el que ha entrado la compañía de Green, pueden ser la forma de ahorrarse los sueldos de los conductores, pero aún es una opción lejana.

Lyft ha designado a JP Morgan como su colocador principal para la OPV, y hay otros 28 bancos en la operación. Aunque como negocio es muy prometedor, la escasa liquidez del mercado y la competencia con la propia Uber o con otras tecnológicas como Airbnb, que también planean salir a Bolsa, puede dificultar el éxito de la oferta.

La empresa ha crecido paso a paso, sin el impacto mediático de otros gigantes tecnológicos. Ahora quiere dar un salto importante, pero conduce el prudente Logan Green… y no está solo.

Advertisement

TECNO

Lo que puede ganar Samsung de la guerra comercial

Publicado

on

Samsung Electronics podría beneficiarse de la guerra tecnológica entre Estados Unidos y China. Las nuevas restricciones del Gobierno federal sobre el uso de chips y software estadounidenses por parte de Huawei Technologies dificultarán la venta de sus equipos de telecomunicaciones fuera de la República Popular. Mientras tanto, los productos de Apple podrían ser vulnerables a represalias en China. Eso abre oportunidades para el grupo coreano de 240.000 millones de dólares (215.000 millones de euros).

Apple y Huawei son el segundo y tercer mayor vendedor de teléfonos móviles en todo el mundo, según la consultora IDC, con cuotas de mercado respectivas del 18% y el 16% en el cuarto trimestre de 2018. Samsung es el más grande, con una participación de alrededor del 19%. Está potencialmente mejor situada para tener ganancias si uno de sus dos mayores rivales o ambos lo pasan mal.

Es dudoso que los usuarios de fuera de China quieran teléfonos Huawei si no tienen acceso a la tienda de aplicaciones de Google y a las versiones actualizadas del sistema operativo Android. Huawei vende alrededor de un cuarto de todos los teléfonos móviles de Europa, Oriente Próximo y África, calcula IDC. Samsung podría quedarse con muchas de estas ventas, ya que sus teléfonos también utilizan Android y hace versiones relativamente baratas, así como otras de gama alta que compiten con el iPhone de Apple.

En China, Apple vendió productos por valor de 44.000 millones de dólares en los últimos cuatro trimestres, principalmente iPhones, y ensambla los dispositivos allí. Si Pekín busca venganza, la empresa fundada por Steve Jobs y con sede en Cupertino (California) es un gran objetivo.

Marcas autóctonas del gigante asiático como Xiaomi podrían quedarse la mayor parte de la cuota de mercado a nivel nacional. Pero Samsung, que actualmente tiene una participación insignificante en la República Popular, también tendría la oportunidad de hacer avances.

Más allá de los teléfonos móviles, Huawei copó casi el 30% del mercado mundial de equipos de telecomunicaciones el año pasado, según la firma de investigación Dell’Oro. Dado que Washington insta también a sus aliados a no comprar sus equipos, las ventas de la compañía probablemente sufrirán mucho en una coyuntura crítica. Muchos operadores comenzarán a desplegar redes 5G de próxima generación el próximo año. Samsung es un actor secundario, pero los problemas de Huawei ayudarán a la empresa coreana a alcanzar su objetivo del 20% del mercado de 5G para 2020.

Samsung suministra muchos chips a empresas chinas, y esa fuente de demanda puede disminuir si sus ventas fuera de la República Popular disminuyen.

Pero vender más de sus propios teléfonos, además de hardware de red, debería de compensarle con creces.

Seguir leyendo

TECNO

Cómo descargar Los Sims 4 en Origins gratis

Publicado

on

Ahora se puede descargar gratis Los Sims 4 desde la plataforma Origin. Para obtener el videojuego sin costo hay tiempo hasta el 28 de mayo. Basta con ingresar al sitio de Origin con la cuenta de usuario y descargarlo. Siguiendo esos pasos se adquirirá el producto de forma permanente

Qué son Los Sims 4

Se trata de la última entrega de la saga del juego de simulación. Los Sims fue creado por el diseñador Will Wright (también es el cerebro detrás de SimCity) y publicado por Electronic Arts en el año 2000. Con más de 100 millones de copias vendidas es uno de los videojuegos para PC más populares de la historia y generó varios spin off como Los Sims: Cats & Dogs.

Los Sims son un popular videojuego de simulación.

Los Sims son un popular videojuego de simulación.

El juego consiste en crear personajes o Sims para luego satisfacer sus necesidades, y cumplir sus sueños. Por eso se lo describe como un “simulador de vidas”. Porque el jugador, literalmente, construye una vida digital para los personajes.

Como si fuera el mundo real, los Sims comen, duermen y van al baño. El jugador debe asegurarse de procurarles una casa y todos los medios para que puedan resolver esas necesidades. De no hacerlo, habrá consecuencias para los Sims.

La cuarta entrega de la popular saga se puede descargar sin costo desde Origins.

La cuarta entrega de la popular saga se puede descargar sin costo desde Origins.

Pero además, para funcionar en este entorno virtual, los personajes tiene que conseguir un empleo y ganar dinero Simoleones, tal como se denomina al dinero dentro de este universo digital.

Los Sims también eligen con quién socializar de su entorno y para ir creciendo en su empleo y comunidad deben valerse de sus habilidades y de los vínculos que van estableciendo. Todo busca replicar lo que ocurre en la vida real. O algo muy similar.

Seguir leyendo

TECNO

Así es el robot sin cabeza de Ford para el reparto de paquetes

Publicado

on

Es un robot sin cabeza en un coche sin conductor. Ford está trabajando en una manera de resolver lo que los investigadores de la autoconducción llaman “el problema de los últimos 15 metros”. Si un vehículo de entrega llega a su casa, sin ningún humano a bordo, ¿quién llevará el paquete, las bolsas de supermercado o la pizza caliente a su puerta? Un robot, por supuesto, podría estar a la altura de la tarea, sin necesidad de propinas.

En el caso de Ford, la solución es Digit, un androide con dos patas de cigüeña, brazos capaces de soportar una carga de 40 libras y un torso con cámara incrustada y un sensor de radar láser con forma de disco. Podría ser el primo sin cabeza de un droide de batalla de las precuelas de Star Wars.

El posible negocio para las entregas sin conductor es incluso más convincente que para los robotaxis, y potencialmente más fácil de ejecutar. Por un lado, no hay que preocuparse por la seguridad de los pasajeros humanos. Y el auge de las compras en línea ha convertido la entrega de paquetes en un área de gran crecimiento. Solo hay que ver a Amazon, que empleó 27.000 millones de dólares (24.000 millones de euros) en gastos de envío el año pasado.

Elimine al conductor humano de la ecuación, y los costos de entrega podrían desplomarse en un 60% o más. Los beneficios podrían ser de miles de millones.

Ford quisiera desplegar robots de entrega Digit desde 2021, junto con la introducción prevista de sus flotas de vehículos autónomos para transportar personas y paquetes durante todo el día. “Vamos a tener una flota de vehículos autónomos por ahí, y mi objetivo es lograr que los robots puedan estar allí y listos al mismo tiempo”, asegura Craig Stephens, director de controles y automatización en investigación e ingeniería avanzada de Ford.

La forma en que los humanos reales reaccionen ante estos androides para entregas es una parte clave de la investigación de Ford, que se está iniciando e incluirá pruebas reales en las fábricas de Ford y en las aceras de Dearborn, Michigan y Pittsburgh. “En realidad, Digit me parece bastante amigable”, afirma Stephens. La apariencia “inofensiva va a ser clave para que las personas puedan confiar en un robot”.

Digit fue creado por Agility Robotics, una start up con menos de 30 empleados en Albany, Oregon. Su director de tecnología, Jonathan Hurst, afirma que no ha visto a nadie reaccionar negativamente cuando se reúne con Digit o un ancestro que carecía de un torso y era simplemente un par de patas en forma de pistón unidas a una sección media motorizada. Los robots han sido permitidos en la ciudad.

Si bien es probable que el diseño evolucione, Hurst no ve necesidad de ponerle cabeza al robot de entrega de Ford. De hecho, se pregunta si eso podría asustar más a la gente. “Si se ve muy parecido a un animal o un humano pero no lo es del todo, inmediatamente la gente se perturba”, dijo Hurst. “Y no necesitamos físicamente una cabeza para nuestras necesidades de percepción actuales”.

Otros están jugando con robots de entrega, y no todos son humanoides. Anybotics y el gigante alemán de autopartes Continental presentaron un concepto de perro robótico para entregas en el Consumer Electronics Show de este año. Segway ha mostrado un dispositivo de entrega móvil que parece una copiadora de oficina móvil, y FedEx está probando un bot de balanceo cuadrado que puede subir escaleras y llevar hasta 45 kilos. Los modelos de Starship Robots, que parecen soldados de asalto con seis ruedas, están desplegados en varias ciudades del mundo, según la start up con sede en San Francisco y Estonia. Y Postmates, que está investigando la entrega autónoma de comestibles con Ford, tiene un lindo robot de distribución conocido como Serve, con ojos saltones como Wall-E, de Pixar, junto con cuatro ruedas de gran tamaño.

A Ford le preocupa que los robots con ruedas queden bloqueados por los escalones del porche delantero que se encuentran fuera de la mayoría de los hogares en Estados Unidos. Digit, en comparación, puede subir escalones y levantar sus brazos para contener una caída. Sus diminutos pies, de suela de caucho corrugado, pueden caminar sobre hormigón, hierba, madera y grava.

La decisión de Ford de usar dos piernas, en lugar de ruedas, vino con la ayuda de investigadores de la Universidad de Michigan. “Nuestro mundo está diseñado para bípedos: nosotros”, dice Stephens. “Así que hay un atractivo inherente a un robot bípedo”.

Otra ventaja es el diseño ligero de Digit. En lugar de equiparlo con una gama completa de sensores y procesadores, que podrían subir su peso a más de 50 kilogramos, Digit obtiene la mayor parte de su poder de computación del vehículo autónomo de Ford. Los mismos sensores que permiten que un automóvil autónomo navegue se usarán para escanear el camino hacia la puerta y transmitir el camino hacia el robot.

Una vez que Digit deje el paquete en el porche o se lo entregue al destinatario, regresará a la furgoneta de reparto, se doblará en un cuadrado compacto y se deslizará en un cajón que sirve como estación de acoplamiento. El proceso parece sacado de una película de Transformers.

Para Ford, que se especializa en vehículos comerciales, la entrega sin conductor tiene un gran potencial. El fabricante de automóviles ha determinado el valor potencial del mercado para el transporte en automóvil y las entregas sin conductor en 332.000 millones de dólares (unos 300.000 millones de euros). “La oportunidad de negocio es grande”, dice Stephens. “Los robots van a ser necesarios”.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias