Connect with us

Economia

El campo reclama que el Estado baje los impuestos y lanzó un estudio contundente sobre la composición del precio de la carne

Cada corte comercializado está alcanzado por una alícuota reducida de IVA, pero la cadena acumula carga tributaria de los tres niveles de gobierno que representa el 28% del valor final.

Publicado

on

Los dirigentes del campo, nucleados en la mesa de enlace, recalcan en cada oportunidad que se les presenta que no son formadores de precios y que entre que el ganado crece y llega a las góndolas o el mostrador de las carnicerías una sucesión de impuestos se acumulan y terminan encareciendo el valor final al consumidor, que en el último año saltó 65% promedio.

El presidente de Federación Agraria, Carlos Achetoni, reclamó este domingo que el Estado “haga un esfuerzo” y que en lugar de cerrar las exportaciones de la carne como medida para frenar la inflación alimentaria ponga foco en la carga tributaria que soporta ese producto, como sucede con otros.

“El Estado es el que recauda y no hace ninguna inversión. Si la cadena productiva no puede hacer el esfuerzo tiene que hacerlo el Estado”, planteó el ruralista en declaraciones a TN.

Así vuelve al centro de la escena la pugna sobre quién tiene la llave para frenar la inercia en los precios de uno de los productos más emblemáticos de la mesa argentina.

Los distintos factores que pesan en el valor al consumidor de la carne vacuna. (Foto: FADA)

Desde el Gobierno históricamente se mostraron renuentes a una baja en la carga impositiva sobre los alimentos. Por un lado, por la necesidad de sumar ingresos para financiar los distintos gastos del Estado. Pero fundamentalmente porque descreen que tenga impacto real en los valores que paga el consumidor. Plantean que cualquier quita tributaria terminará en “los bolsillos” de los intermediarios.

No obstante, se encuentra en evaluación distintas alternativas para quitar parte de los impuestos que pesan sobre la carne, los lácteos y otros alimentos para los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar.

Sobre la carne vacuna, el Gobierno prefirió ir por una serie de medidas para intentar contener la escalada en los valores al mostrador que, junto al poder adquisitivo de los salarios más que deprimido, hizo que el consumo per cápita se desplomara a su menor volumen en un siglo: 48 kilogramos por habitante/año, indican las estadísticas de la Cámara de la Industria de la Carne (Ciccra).

Entre esas medidas figuran el cierre por 30 días de las exportaciones de carne, salvo las de mayor valor que van a Europa y EE.UU, y el incremento de 30% en los precios de referencia para los cortes enviados a Asia para evitar maniobras de subfacturación y evasión fiscal.

A la vez reclama un acuerdo con la cadena de la carne tendiente a garantizar precios accesibles para los cortes bovinos preferidos por los consumidores. Eso implicaría que cada integrante del complejo cárnico (productores, intermediarios, frigoríficos, supermercados y carnicerías) resigne parte de su rentabilidad.

Es ahí donde la agroindustria resalta que en el valor final de la carne hay un “socio en las buenas”: el Estado. La carga tributaria representa el 28% del precio final que paga el consumidor. O dicho de otra manera, 1 de cada 4 pesos de lo que vale un kilo de asado son impuestos.

El cepo exportador no logró contener los valores al consumidor. (Foto: archivo)

Así lo planteó recientemente la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), en su informe semestral sobre la Composición de los Precios del pan, la leche y la carne. Sobre los cortes vacunos, la entidad realizó un estudio sobre los costos de la cadena de producción, desde la cría hasta su comercialización y cómo queda conformado el precio en el consumidor final.

Del análisis de FADA, el precio promedio de cada kilo está conformado por un 64,6% por costos directos, un 7,3% las utilidades de cada etapa de producción y el 28,1% son impuestos. En lo que respecta la carga tributaria sobre la cadena de la carne, el peso está dividido en:

  • 75% son tributos nacionales: el Impuesto a las Ganancias, IVA e Impuesto a los Créditos y Débitos (más conocido como impuesto al cheque);
  • 20% son cargas provinciales (inmobiliario rural, ingresos brutos);
  • 5% son tasas municipales (a la industria, comercio y viales).

El impuesto a las Ganancias y el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA), son los de mayor participación, que en conjunto representan el 65% de los tributos totales que gravan a la carne hasta su llegada al mostrador. El IVA para la carne está en 10,5%.

Guillermo Poch, socio de Impuestos y Legales de BDO, indica que, como la conformación de precios los impuestos tienen incidencia directa, una de las posibilidades para reducir el precio de un producto es bajar su carga tributaria total“.

“Desde la perspectiva del consumidor en la carne, la carga impositiva es alta en relación al producto, pues en el 72% restante están todos los costos de la cadena productiva, rentabilidades, alimentos, flete, entre otros”, sostuvo el especialista.

En diálogo con Tn, Poch planteó como “innegable que el Estado siempre necesita recursos y debe satisfacer necesidades de la gente. Sin embargo, la pregunta a hacerse es cómo recaudar tributos de modo de afectar lo menos posible.

“Argentina tiene una carga tributaria que es alta a nivel regional. Si bien Ganancias y el IVA pueden tener una tasa similar a la de otros países, el problema, es que, a estos impuestos, se le agregan otros, como el Impuesto sobre los Ingresos Brutos e Impuesto al Cheque y la particularidad de estos gravámenes es que se en cada etapa de comercialización se vuelven a agregar y se acumulan hasta llegar al consumidor final”, completó.

Economia

La AFIP vigila a quienes compraron dólar MEP y contado con liqui: cómo declararlos para evitar una multa

El organismo fiscal promueve que estas operaciones se incluyan en la declaración jurada anual que vence en junio; cómo hacerlo, qué declarar y qué ocurre si no se cumple con este paso

Publicado

on

Por

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) comenzó una campaña para que las personas que compraron dólar MEP y contado con liqui notifiquen esas operaciones en la declaración jurada anual del ejercicio 2022 que vence este mes.

Para “convencer” a este universo de contribuyentes, días atrás el organismo que conduce Carlos Castagneto informó que intimó a 5.780 contribuyentes a que incluyan la compra de moneda extranjera en su presentación de declaraciones juradas y el pago del Impuesto a las Ganancias y sobre los Bienes Personales.

La clave es saber cómo hacerlo, qué declarar y qué ocurre si no se da este paso. En este sentido, el tributarista Sebastián Domínguez explicó las claves del proceso a Infobae:

Respecto al tema del Dólar MEP, lo que mandó la AFIP es como decir: yo sé que hiciste operaciones de Dólar MEP y CCL; tenés que incluirlos en tus declaraciones juradas. Eso sería, por un lado, las operaciones que deben estar dentro de la Declaración Jurada de Ganancias, porque tenés que tener los fondos necesarios para haber hecho la operación, obviamente, y después, si tenés la tenencia, al 31 de diciembre, declararla. Alguien podría decir, bueno, yo compré dólar MEP, lo saqué en efectivo, hago de cuenta que lo gasté y no lo declaro y lo tiene. Bueno, esto lo que busca es generar temor de que van a sufrir una fiscalización los que no declaren”.

“El valor que habría que declararlos en el caso de las personas humanas sería el valor que les costaron los dólares. Es decir, no el valor de cotización oficial, sino los pesos necesarios para comprar esos dólares. Por ejemplo, a $350. Deben declarar esos dólares ese valor técnicamente”.

“A veces hay alguno que lo declara en tipo de cambio oficial, pero ahí tiene que hacer un ajuste para que no le modifique el monto consumido”

“Y en Bienes Personales obviamente se declaran tipo de cambio oficial, no interesa si los han comprado a “380″.

“Si no declara los dólares MEP y CCL que compró, implícitamente lo que está diciendo es que se los gastó, con lo cual va a tener un consumo más alto que el real, porque dice que eso se los gastó y los tiene. Obviamente si se los gastó no pasa nada y la AFIP no tiene facultades para pedirle que demuestre cómo se los gastó, porque eso no está relacionado con el hecho imponible; sólo puede pedir información y documentación de respaldo para cuestiones vinculadas al hecho imponible. Así que el que se lo gastó no lo tiene que declarar y no tiene ningún riesgo por eso”.

“Si la persona va y después se lo deposita en el banco para hacer una operación o compra, de un inmueble con esos dólares, va a tener ahí otro problema porque supuestamente no los tiene, porque se los gastó. O sea que después no lo puede utilizar para hacer operaciones en blanco”.

La presentación de las declaraciones juradas de las personas humanas vencen entre el 12 y el 14 de este mes y el pago entre el 13 y el 25, según el número de CUIT.

Las notificaciones

Cabe recordar que la AFIP informó días atrás que identificó a un grupo de personas que adquirieron en total más de USD 1.100 millones por medio de títulos públicos durante el período fiscal 2022, que deberían informar en las declaraciones impositivas correspondientes.

“Por medio de esta iniciativa, las áreas especializadas de la AFIP buscan evitar diversas situaciones que podrían derivar en incumplimientos fiscales. Las bases de datos del organismo permitieron advertir transacciones de compraventa de moneda extranjera mediante adquisición y liquidación de bonos en cuentas locales y en el exterior, popularmente conocidas como dólar MEP y contado con liquidación”, señaló el organismo en un comunicado.

Como resultado de esa investigación, la AFIP informó que identificó a 5.780 contribuyentes que, durante el período fiscal 2022, hicieron estas operaciones por montos individuales que superaron los USD 50.000 dólares. El total de divisas que adquirieron por está vía asciende a USD 1.160 millones de dólares, lo que representa $205.310 millones al tipo de cambio oficial de cierre del año pasado y deberían verse reflejadas en las declaraciones juradas correspondientes.

El vencimiento para presentar la declaración jurada y el pago de Ganancias y Bienes Personales operará entre el 12 y 14 de junio de 2023El vencimiento para presentar la declaración jurada y el pago de Ganancias y Bienes Personales operará entre el 12 y 14 de junio de 2023

La AFIP precisó que remitió notificaciones electrónicas a los contribuyentes involucrados, con el objeto de que consideren correctamente tanto el origen de los fondos utilizados para realizar dichas operaciones, así como su íntegra declaración y correcta valuación, de cara al vencimiento de junio de la presentación de las declaraciones juradas determinativas y el pago de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales.

Ganancias y Bienes Personales

En el caso de la declaración jurada de Ganancias, deberán realizarla los inscriptos aun cuando no se determine materia imponible sujeta a impuesto por el período fiscal y aquellos que les corresponda la liquidación del impuesto por darse los presupuestos de gravabilidad que las normas establecen, aun cuando no hubieran solicitado el alta.

En el caso de Bienes Personales estarán obligados las personas humanas residentes y las sucesiones indivisas radicadas en el país, por los bienes situados en el país y en el exterior y las personas humanas residentes y las sucesiones indivisas radicadas en el exterior, por los bienes situados en el país. Mientras que las sucesiones indivisas tributarán por los bienes que posean al 31 de diciembre de cada año, en tanto dicha fecha quede comprendida en el lapso transcurrido entre el fallecimiento del ciudadano por el que se inicia la sucesión indivisa y la declaratoria de herederos o aquella en que se haya declarado válido el testamento que cumpla la misma finalidad.

Para este año, la AFIP elevó de $3,7 millones a $6,6 millones el piso a partir del cual se deberá presentar las declaraciones juradas patrimoniales informativas del impuesto a las Ganancias y sobre los Bienes Personales. La medida alcanza a empleados en relación de dependencia, jubilados, pensionados, socios de las cooperativas de trabajo y actores que perciben sus retribuciones a través de las Asociación Argentina de Actores.

Seguir leyendo

Economia

Córdoba reclamará ante la Justicia por la norma del BCRA que la obliga a pagar con fondos propios

El gobierno de Juan Schiaretti rechazó la decisión del Banco Central que le impide a las jurisdicciones acceder al mercado oficial para hacer frente la totalidad de sus compromisos. En diez días debe afrontar un pago de USD 145 millones

Publicado

on

Por

La nueva medida del Banco Central dispuesta esta tarde para forzar a las provincias con deuda en el exterior a pagar con sus propios dólares abrió un nuevo frente de batalla para el Gobierno en la Justicia, con un reclamo que probablemente se termine resolviendo en la Corte Suprema.

La decisión del BCRA de otorgarles divisas a las jurisdicciones endeudadas en moneda dura a través del mercado oficial sólo por el equivalente al 40% de cada vencimiento, las obliga a disponer de sus propios excedentes para afrontar el pago del 60% restante o bien reestructurar esas obligaciones, trámite imposible ante la inminente vigencia de la medida que entrará a regir mañana.

En ese esquema, Córdoba surge como una de las provincias más afectadas y, sobre todo, la primera. Junto con Salta y la Ciudad de Buenos Aires, las tres jurisdicciones pudieron hacer frente hoy a pagos de deuda por un total de USD 84 millones, antes de la oficialización de la nueva normativa. Pero en menos de dos semanas, la provincia gobernada por Juan Schiaretti deberá hacer frente a un nuevo pago, mucho mayor a los USD 18 millones que desembolsó hoy, cuando opere un vencimiento por un total de USD 145 millones.

Previsiblemente, la norma del BCRA cayó como un balde de agua fría en la gobernación cordobesa, donde se preparan para presentarse ante la Justicia. El ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, lo confirmó a Infobae. “Estamos trabajando en una presentación judicial cuestionando la legalidad de la medida” dijo, y destacó: “somos los primeros”. Se refirió así a que, en términos prácticos, la aplicación de la nueva medida debutará el 10 de junio, cuando está agendado el vencimiento de capital e intereses.

El dato no es menor ya que, en caso de prosperar una medida judicial, podría sentar precedente para los casos siguientes hasta fin de año. En un comunicado, el gobierno provincial ratificó que “la provincia de Córdoba rechaza la Resolución del Banco Central de la República Argentina (BCRA) que niega a las provincias el acceso a la compra de dólares en el Mercado Único de Cambio para la amortización de deudas en moneda extranjera”.

Según sostuvo, la medida, a la que calificó de imprevista, “es discriminatoria y anti federal, atentando contra el normal desarrollo y las autonomías de las provincias; más aún, cuando aquellos compromisos asumidos en dólares han sido autorizados a contraerse por el propio Estado nacional”.

infobae

Con ese argumento, la provincia buscará un fallo a favor, el cual, de producirse, beneficiará a otras provincias, principalmente opositoras. Es que en julio, por ejemplo, el vencimiento más alto correspone a Chubut con USD 25 millones mientras que en agosto le llegará el turno a Entre Ríos por un total de USD 44 millones entre capital e intereses. Vale aclarar que la norma aplica sólo al pago de capital.

Pero el calendario se pone muchos más exigente tras las PASO pero antes de las elecciones de octubre: en septiembre, por caso, Mendoza y Jujuy serán las más afectadas cuando deban girar al exterior USD 56 millones y USD 28 millones, respectivamente. También el gobierno de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires deberá hacer frente ese mes a un voluminoso pago, de USD 163 millones, que escapará a la normativa del BCRA porque se trata de pago de intereses. Siempre y cuando haya disponibilidad de dólares.

Precisamente, el objetivo de la medida del Central es evitar que el pago de deudas de las provincias y las empresas siga afectando el resultado de la entidad en el mercado cambiario. Fuentes oficiales remarcaron que en el pimer semestre, las provincias en su conjunto hicieron frente a vencimientos de capital por USD 315 millones.

De acuerdo a los términos de la comunicación de la autoridad monetria, la nueva norma establece que las jurisdicciones “deberán presentar una propuesta al BCRA que contemple una cancelación de hasta el 40% de los vencimientos de capital y que el resto del capital obtenga nuevo financiamiento, como mínimo, con una vida promedio de dos años”.

Seguir leyendo

Economia

Inflación, dólares y definición electoral: los frentes que marcarán el pulso de un mes clave para el Gobierno

El oficialismo pretende conseguir fondos de China y acordar un adelanto con el FMI para mediados de mes, pero las elecciones y el índice de precios al consumidor sumarán más temperatura a una agenda cargada en materia de economía y política.

Publicado

on

Por

Cuando Sergio Massa vuelva este domingo a la Argentina, dará inicio a una vertiginosa etapa que definirá varias cuestiones en materia económica y política. La discusión con el Fondo Monetario Internacional, el resultado de la gira por China, las decisiones electorales y la inflación serán algunos de los temas que recalentarán la agenda de este mes.

Después de pasar por el gigante asiático acompañado por Máximo Kirchner en un intento por enviar señales de sintonía política, el titular del Palacio de Hacienda regresará al país con varios frentes urgentes abiertos.

En primer lugar, aun resta saber si se concretará un acuerdo con China para ampliar el swap, que actualmente cuenta con US$5000 millones de libre disponibilidad y el objetivo sería duplicar esos montos.

Además, continúa la negociación para que el banco de los BRICS, que en primera instancia tenía previsto encontrar un mecanismo de financiación para las exportaciones brasileñas que permita evitar el uso de las reservas del Banco Central (BCRA), pero esa alternativa “no fue posible”, según expresó el mandatario brasileño Lula da Silva. Según informó Télam, este jueves el equipo económico se reuniría con Dilma Rousseff, titular de ese organismo, para debatir alguna otra forma de conseguir algún tipo de salvataje financiero.

El ministro de Economía, Sergio Massa, en una de las reuniones en su gira por China (Foto: prensa Sergio Massa).
El ministro de Economía, Sergio Massa, en una de las reuniones en su gira por China (Foto: prensa Sergio Massa).

A la vuelta de China, el titular del Palacio de Hacienda tiene previsto alcanzar un entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que destrabe el adelanto de los desembolsos previstos para el resto del año. Además, el Gobierno tiene la intención de revisar la letra chica del acuerdo después de que las metas principales –acumulación de reservas, adelantos transitorios y déficit fiscal-, este trimestre quedaron incumplidas. Uno de los mayores puntos de discusión con el organismo a estas horas es la posibilidad de tener un mayor margen de maniobra para intervenir en el mercado, contener la suba de los dólares y así evitar una devaluación brusca. El Palacio de Hacienda pretende cerrar este pacto para el 12 de junio.

Sumado a esto, el sexto mes del año también será estricto en términos de compromisos con el Fondo Monetario, ya que el oficialismo deberá afrontar dos vencimientos el 21 y 22 de junio por US$2682,1 millones.

Por otra parte, sobre el final del mes, más precisamente el 20 de junio, el Gobierno prometió poner en funcionamiento el gasoducto Néstor Kirchner, que tiene como finalidad principal generar un ahorro de divisas destinadas al pago de importaciones de gas, que -según las estimaciones oficiales- representarían unos US$2000 millones al cierre de este año.

El objetivo final de todas estas negociaciones es sumar dólares, pero las fuentes para revertir la escasez aún no están aseguradas. En mayo, las reservas cerraron en US$33.013 millones y marcaron un retroceso de casi US$2000 millones. Tal como explicó TN, pese a que el dólar soja aportó US$5086 millones, el BCRA solo pudo retener el 25% de ese total. Lo que sucede es que la entidad monetaria comenzó a intervenir en el mercado desde la escalada del dólar blue y los financieros de abril, sumado a los compromisos vinculados a importaciones y el pago a distintos organismos.

“Es un mes que va a estar marcado por lo político y lo económico. Desde lo económico, es necesario seguir consiguiendo dólares para sostener la actividad en un contexto en el que el Gobierno sigue interviniendo, sumado a ver qué pasa con el Fondo y hay que ver qué pasa ahora que se termina el dólar soja si se pierden más reservas, que no sería bueno ni positivo”, resumió Sebastián Manescaldi, economista de EcoGo.

Elecciones e inflación

En este escenario, el factor electoral empezará a sumar más calor a la agenda, ya que el 10 del mes entrante se desarrollará en Mar del Plata el congreso del Frente Renovador, en el que se espera que el ministro de Economía deje asentada su postura de cara a las próximas elecciones. Massa insiste en presentarse a los comicios con un candidato único y no dirimir las diferencias internas a través de unas PASO.

Hacia mediados de mes, el 14 de junio exactamente, será la última jornada disponible para inscribir las alianzas electorales, cuyos nombres deben quedar oficializados a más tardar el 24 de junio. “Desde lo político lo principal va a ser la definición de las listas, en particular qué pasa con el oficialismo y si Massa es candidato o no. Y si no es candidato, qué va a pasar con él”, resumió Manescaldi.

En el acto de Crisitna Kirchner, los ministros Sergio Massa y Wado de Pedro se mostraron juntos. (Foto: NA)
En el acto de Crisitna Kirchner, los ministros Sergio Massa y Wado de Pedro se mostraron juntos. (Foto: NA)

Ese mismo día, además, el INDEC dará conocer el índice de inflación correspondiente a mayo. Después del récord del 8,4% de abril, distintos analistas privados proyectan que la suba de precios será mayor a esa cifra y que incluso podría superar el 9%.

A modo de ejemplo, en la consultora C&T estimaron que la inflación del quinto mes del año rondará el 8,7, impulsada principalmente por las subas correspondientes a los servicios de vivienda, como las tarifas de gas y electricidad.

Lo cierto es que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que releva el INDEC se fue acelerando mes a mes desde que empezó el año y lejos quedó el objetivo planteado por Massa de llegar a abril con “un 3 adelante”. La mayor preocupación por estos días es que la inflación mensual no sea de dos cifras en este ni en los próximos meses.

Seguir leyendo
Advertisement

Trending