Connect with us

Hi, what are you looking for?

Economia

Se va La Niña y pronostican una buena campaña de trigo

Según la Bolsa de Comercio de Rosario, para las próximas semanas se prevén patrones de precipitaciones “cuasi normales” y se alcanzaría un escenario de neutralidad hacia junio.

El fenómeno climático de La Niña, que tiene como principal característica un nivel de lluvias por debajo del promedio estacional en la región, comenzó a disiparse a partir del calentamiento del Océano Pacífico. Así lo indica un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), que además destaca que en las próximas semanas se prevén patrones de precipitaciones “cuasi normales”.

“La Niña, que puso en jaque a la campaña de soja en la Argentina, está oficialmente en retirada y durante el mes de junio se alcanzaría la neutralidad”, afirmó el doctor en Ciencias Meteorológicas, José Luis Aiello.

De esta forma, según la entidad bursátil, el clima seco, que le jugó una muy mala pasada a los cultivos de verano afectando su crecimiento y rinde a lo largo de todo el ciclo agrícola, comenzaría a normalizarse hasta alcanzar un escenario de neutralidad hacia junio, con altas probabilidades de presentar precipitaciones dentro de los promedios históricos para dicha fecha.

“La anomalía del (Océano) Pacífico muestra un progresivo calentamiento por tercer período consecutivo. Después de un enfriamiento, que llegó a su máximo en diciembre, está disipándose el evento frío La Niña. Ya entramos en una etapa de comienzos de neutralidad, que debería producirse en junio, en plena siembra fina de argentina. En estas circunstancias, el productor triguero debería esperar patrones cuasi normales de lluvias y pensar en un diseño de siembra según el calendario normal de cada región”, destaca el texto de la la BCR.

La campaña pasada del cereal fue duramente afectada por la falta de lluvias, con una producción que terminó cerrando en 17 millones de toneladas cuando las estimaciones privadas y el Estado esperaban entre 20 y 21 millones de toneladas.

Bajos rindes debido a la sequía

Cabe mencionar que tanto la campaña de soja como de maíz se vieron afectadas por las falta de lluvias, con mermas en los rendimientos en los cultivos, pérdidas de áreas y estimaciones de marcadas caídas interanuales de la producción.

La entidad rosarina proyectó en marzo pasado una producción de soja de 45 millones de toneladas (cuando había estimado 49 millones), mientras que en maíz mantuvo la previsión de 48,5 millones de toneladas, lo mismo que había proyectado en febrero.

“Puede notarse que, a partir de mayo, si bien los valores indican aún un estado de enfriamiento del Pacífico, técnicamente ya no se trata de una Niña. Hubo un cambio importante en los últimos meses y las condiciones de neutralidad se harían presentes en el mes de junio. En estas circunstancias, el productor triguero debería esperar patrones cuasi normales de lluvias y pensar en un diseño de siembra según el calendario normal de cada región”, recalcó Aiello.

Según el especialista, para abril se esperan coberturas nubosas que no generarían lluvias conflictivas para la cosecha de los granos de gruesa, pero no descartó que pasado este mes, las condiciones de humedad puedan dificultar las tareas de recolección.

Advertisement
Advertisement

También te puede interesar

POLICIALES

El particular intento de asalto ocurrió en el partido de Moreno y fue registrado por las cámaras de seguridad. Un cómplice del delincuente logró...

Sociedad

OPINIÓN. Columnista invitado (*) | La respuesta está en las propias instrucciones de uso: no puede hacerlo una persona en su casa, ni otro...

InfoMOTOR

El mes pasado se transfirieron 128.481 vehículos en la Argentina.

CORRUPCION

En medio del volcánico escenario en que quedó la relación del Gobierno y la Corte Suprema tras el fallo que avaló la presencialidad en las escuelas en la...