Connect with us

Hi, what are you looking for?

Deportes

No fue un sueño, somos campeones del mundo

Todavía hay gente festejando en las calles que se vistieron de celeste y blanco. El sacrifico, la unión, el compañerismo y la perseverencia de los jugadores que marcaron un camino y un cambio de época.

Estuvo bien este lunes. 36 años tuvimos que esperar este desahogo. “Buen día campeón”, fue el saludo con los vecinos, con los comerciantes, con los compañeros de trabajo. En la calle perduran las sonrisas y las camisetas celestes y blancas.

En las últimas horas volvimos a recordar qué era eso de la complicidad con los desconocidos. Se respira un aire de recompensa.

Cuántas veces miraste Internet y los posteos de tus amigos, de familiares, o de perfectos extraños que están viviendo exactamente lo mismo que vos. Todos queremos subir e inmortalizar la alegría. Y eso sigue flotando en el aire. Las gargantas siguen rotas. Ojalá fuera para siempre.

Es que el fútbol tiene esa cuestión increíble de poner en pausa TODO. De generar treguas, de unir a los impensados.

El festejo en el obelisco. (Foto: Telenoche).
El festejo en el obelisco. (Foto: Telenoche).

Scaloni y Messi como anfitriones centrales. Con su conducta estos tipos invitaron a cada argentino a su mesa. Viste como en tu casa que siempre hay un plato de más por si cae alguien de improviso. Siempre lo vamos a recibir.

Eso es ADN argentino, y eso hicieron estos muchachos. Representar el ADN argentino. Nadie se quedó afuera de esta mesa. El de acá, el de allá porque tuvo que emigrar, el de más allá. Todos nos sentamos y disfrutamos, y bebimos de esa copa.

Y ojo porque el sufrimiento también es parte del ADN argentino. O pensabas que nos la íbamos a llevar de arriba. Acá hubo como un guionista imaginario que nos la hizo parir. Un dedo celestial que consideró que esta historia necesitaba un final épico. Y así fue.

¡Qué mes que nos regaló esta gente!

Cada argebino le agradeció a los jugadores. (Foto: Telenoche)
Cada argebino le agradeció a los jugadores. (Foto: Telenoche)

Un canto al esfuerzo, al trabajo, al respeto, a la perseverancia, al compañerismo y a la unión. Un rosario de valores. Ni más ni menos. Que no habían desaparecido de nuestra tierra, como tantas veces solemos creer. Ojalá que esto sea escuela.

Porque lo más importante es que acá hay un cambio de época definitivo. Hay varias generaciones de argentinos para los que la Copa del Mundo era un recuerdo de enciclopedia. Pero ahora lo vieron en vivo. Y millones de pibitos en todo nuestro territorio, vieron que para levantar esa copa hace falta todo eso, todo ese rosario de valores: esfuerzo, trabajo, respeto, perseverancia, compañerismo y unión.

Por eso, Leo, quedate ahí un ratito más. Que en tu boca están los labios de millones de argentinos. Ayudanos a acordarnos cómo era y todo lo que había que trabajar para lograrlo. Y que sea para siempre.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Advertisement

También te puede interesar

Music

Aunque embarcaron al avión por separado, cuando aterrizaron en Los Ángeles se los pudo ver muy cómplices.

Sociedad

El abogado de la familia de la víctima dijo en su alegato final que todos los imputados asesinaron a Fernando Báez Sosa, pese a...

Economia

El dato surge del relevamiento de la plataforma ConsorcioAbierto. Aunque destacaron la disminución de los niveles de morosidad, advirtieron que el 2023 también comienza...

Mundo

Además, hay otros tres heridos. El múltiple ataque ocurrió en Algeciras, España. El agresor fue detenido.

Advertisement