Connect with us

Entretenimiento

Celeste Cid habla de su noviazgo: “Soy muy leal y estructurada en los sentimientos, una pacata”

La actriz de Separadas habla de la revolución social que se vive, del rol de mamá de un adolescente y de lo que la une con su nuevo novio.

Publicado

on

Entre angelical y sensual, es una de las caras más lindas de la tevé. Celeste Cid (36) protagoniza, junto a otras seis mujeres, Separadas, la ficción nocturna de El Trece. Mamá de André y Antón, está felizmente de novia hace casi dos años con Iván Pierotti, artista audiovisual.

“Estamos contentas de que la ficción esté encabezada por voces femeninas en este contexto. Recordemos que Pol-Ka de por sí tiene historial en contar historias femeninas en un montón de sus programas. Y más en este momento, con la responsabilidad que conlleva estar atentos al tema del día. Nos cuestiona a nosotras como personas, más allá de la actuación”, contó la responsable de encarar a Martina, una deejay que no tiene hijos, ninguna responsabilidad más que su realidad.

Realidad que se pone en juego a partir de sufrir ella, y el grupo de mujeres que la acompaña en la ficción, una gran estafa. “Es un momento que, de antemano, sin ver lo que tenemos enfrente, cuestionamos. Esa es la parte buena de la tevé de ahora, que hay una mirada atenta cuestionando cosas. Estamos atentos a cosas que hemos comprado en otro momento y hoy nos animamos a debatir, a veces por demás. Lo negativo es que, a veces, no hay un tiempo de proceso. La reactivación a nivel social por momentos está re bien y, por otros, ni siquiera se ve qué se está cuestionando. Diez años atrás todo estaba más dormido, en general. Pero obvio, lo que sucede es bienvenido y a uno también lo inquieta, es algo positivo. Es un momento que invita más a plantearnos cosas que a respondernos, creo que el tiempo irá dando las respuestas…”, expresó la actriz, hoy rubia, en voz alta.

–Vivimos etapas de cambios conceptuales e ideológicos, ¿cómo lo transita la mamá que sos?
–Teniendo a uno de mis hijos en la adolescencia me pasa que muchas veces él trae los temas a la mesa. Sus quince años son muy distintos a los míos. En mi caso había muchas cosas que ni siquiera me planteaba. Hoy los pibes tienen las cosas claras, que son indiscutibles respecto a valores y posturas solventes, y trae, por momentos, mucho material para pensar. A mí eso me conmueve porque veo que hay algo que está funcionando y me ayuda a escuchar, a estar atenta y aprender. Fueron muy distintas una maternidad de la otra. Son trece años de diferencia entre André Horvilleur y Antón Noher. Con los años una está más, no diría temerosa pero sí más cauta en algunos sentidos. De chica sos más inconsciente, lo llevás a todos lados, va, participa. De grande también, pero más moderado, priorizando sus momentos. Es complejo en los tiempos que corren ser padre de un hijo en prejuventud. Me ayuda mucho que él sea un pibe tan ubicado. Le va bien en el colegio, es muy solidario también con sus compañeras. En ese sentido somos muy parecidos.

–Aparentás ser muy moderada en tu carácter, ¿sos así?
–No me enojo fácil. Martina, mi personaje, lo primero que hace es enojarse. Yo, en ese sentido, no. Soy muy leal también, y soy bastante estructurada en los sentimientos; por eso digo que soy pacata. Me gusta la fidelidad, la sinceridad, valoro eso. Cuando no lo recibo me duele mucho y mi necesidad ahí es de distancia. No soy de enojarme y gritar sino más bien, como pasó algo feo, dejar atrás ese vínculo.

-A fines del año pasado nos enteramos que estás en pareja con un creativo en videoclips, ¿qué define el vínculo entre ustedes?
–Es importante confiar en tu compañero, que te manifieste solidez, solvencia y presencia en caso de que lo necesites. En definitiva, necesito que comprenda mis tiempos y los de mi casa. De no haber sido así con Iván, no hubiese habido cabida para esta relación. Él sabe y entiende que mi prioridad son mis hijos y, en gran parte, mi trabajo. Es súper lindo vivirlo así.

Advertisement

Entretenimiento

La estrategia en el medio del coronavirus de Wanda Nara para seguir viviendo como una reina

En la casa de Wanda respetan a rajatabla las indicaciones de los especialistas para evitar el contagio del coronavirus. Hasta Maxi López le agradeció en público el gesto de cuidar a sus hijos en Francia y después se armó la gorda.

Publicado

on

Por

La unión siempre ha sido el objetivo primordial en la mayoría de las familias. Consolidar los lazos y afianzar los vínculos seguramente permitirá darle forma a un blindaje afectivo inmune a diferencias que atenten contra la armonía. Si bien históricamente se ha visto en los medios que entre Wanda Nara (33) Maximiliano López (35) lo que ha prevalecido son las rispideces y las discrepancias, lo cierto es que el complicadísimo momento que se está viviendo en Italia por los efectos trágicos del coronavirus propició una tregua y hasta un acercamiento entre la rubia y su exesposo.

Fue el propio delantero del Fc Crotone, de la serie B de Italia, el que reconoció públicamente el gesto de Wanda Nara de proteger a los tres varones que tuvo con él mientras fueron pareja, poniendo en práctica con rigurosidad las recomendaciones médicas de los especialistas para evitar el contagio de la enfermedad. Hablamos de Valentino, Benedicto y Constantino, quienes, desde que sus padres se separaron, viven con Wanda y con Mauro Icardi (27), actual pareja de la empresaria.

En los últimas días, frente a la preocupación y al grado de alarma que despertaron las muertes tanto en el continente europeo como en gran parte del mundo, López se comunicó con su ex para preguntarle cuáles eran los pasos a seguir ya que el exatacante de River se encuentra afincado en Italia y Wanda en Francia, acompañando a Icardi durante su paso por el PSG.

Las palabras de Wanda habrían tranquilizado a Maxi, al punto de motivarlo a agradecerle públicamente el hecho de mantenerlos en su casa aun sabiendo que el régimen de visitas que acordaron oportunamente establece que su padre debe llevarlos con él durante una determinada cantidad de días por mes. Este principio, sin dudas, también contemplará la chance de una señal de reconciliación entre López e Icardi, quienes eran íntimos amigos, pero están distanciados desde que este último oficializó su relación con Wanda ni bien la hermana de Zaira se separó de Maxi.

Que limen asperezas no parecería descabellado si tenemos en cuenta que en los últimos días Wanda publicó una serie de fotos en las que se lo ve a Mauro jugando con Francesca e Isabella, las dos mujercitas que tuvo con Wanda, pero también compartiendo momentos de esparcimiento con los hijos de Maxi. “Cuarta semana sin ir al colegio”, escribió la rubia para acompañar una imagen en la que muestra cómo vive el aislamiento junto a su familia, dibujando y pintando con los más chicos para entretenerlos y conseguir que no padezcan los efectos de un eventual aburrimiento por quedarse en casa.

Un virus inesperado y salvaje aparenta haber logrado algo que se asemejaba a una quimera. Que Wanda y Maxi López hayan fumado la pipa de la paz, en parte por un buen gesto de Icardi, era difícil de imaginar. Pero es real, porque en este caso los tres privilegiaron la unión de la familia.

Para seguir viviendo como una reina, en la última semana, ella regresó a su casa en el Lago di Como. Y el rubio delantero estalló de bronca por estar en el centro del coronavirus en Italia y ahora amenaza con pedir la tenencia de sus hijos. Aquí, una vez más, no hay pandemia que los detenga.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Abel Pintos: “Siento haber nacido de nuevo ahora que voy a ser papá”

Días después de confirmar públicamente el embarazo de su novia, Mora Calabrese, el cantante habló sobre su futura paternidad y se refirió a todo lo que le genera: “Me siento con las emociones a flor de piel”.

Publicado

on

Por

Es verdad que todavía estamos lejos. Que 2020 recién comienza y que resta un largo trecho por recorrer para que caiga su telón. Sin embargo, ciertas señales van anticipando lo que serán las “noticias del año” cuando llegue el momento de deshojar la margarita de los acontecimientos más importantes que ocurrieron entre el 1° de enero y el 31 de diciembre.

A esta altura, mediados de marzo recién, ya intuimos que la paternidad de Abel Pintos (35) estará entre las más votadas. Porque si bien se sabe que el cantante es uno de los solteros más buscados y que en cada una de sus presentaciones miles de fans se agolpan a las puertas de teatros y demás escenarios musicales para llevarse, aunque sea, un simple autógrafo, el hermetismo sobre su vida privada impedía imaginar semejante notición. Nos referimos, claro, al embarazo de su novia, Mora Calabrese, con quien venía manteniendo una relación oculta bajo siete llaves.

De pronto, sin que prácticamente ningún indicio lo hiciera prever, el cantante anunció su futura paternidad. “Es el milagro más grande que seguramente haya experimentado. Muchos amigos me habían dicho ‘el día que seas padre vas a ver, es algo que no te puedo explicar’, y tenían mucha razón”, admitió Abel, una vez que decidió en conjunto con su pareja hacer pública la felicidad que los estaba invadiendo.

“Estoy con las emociones a flor de piel, hipersensible… Mis prioridades cambiaron por completo. Mis miedos también cambiaron por completo. Siento haber nacido de nuevo ahora que voy a ser papá”, agregó posteriormente, ya mirando al futuro e imaginándose cambiando pañales y preparando mamaderas.

Espero que sepan comprender porque siempre fui muy cuidadoso de nuestra intimidad. Todas esas cosas preferimos guardarlas en nuestra intimidad e ir comunicándolas con el debido tiempo“, dijo Abel.

La punta del ovillo se dio mientras el cantante se prestaba a un juego por las redes sociales, en el cual les otorgaba a sus seguidores la posibilidad de hacerle preguntas. Imprevistamente, uno de los usuarios lo consultó acerca de su situación sentimental, luego de que salieran a la luz algunas versiones que indicaban que estaba viviendo un apasionado romance con una mujer del interior. “¿Es verdad que tenés novia?”, fue el interrogante, y la respuesta fue tan categórica como inesperada: “Sí”.

Allí comenzó otra etapa, ya que la prensa empezó a poner especial atención a todo lo vinculado a su lado B. Se conoció el nombre de Mora y a los pocos días Abel optó, directamente, por presentarla en sociedad a través de una foto. Mora es chaqueña, tiene 31 años y su primer flechazo con el músico se dio en 2013, cuando él viajó a Resistencia para brindar un concierto. Con una hija de una relación anterior, Mora se adueñó del corazón de Abel y próximamente se convertirá en la madre de su primer hijo.

“Nuestra alegría era compartir este momento hermosísimo de nuestras vidas porque todo el mundo comparte muchas cosas conmigo. Espero que sepan comprender porque siempre fui muy cuidadoso de nuestra intimidad. Todas esas cosas preferimos guardarlas en nuestra intimidad e ir comunicándolas con el debido tiempo. No es por dejar sin respuesta, pero la verdad es que recién estamos cayendo en la cuenta y estamos saboreando cada segundo”, confesó el cantante, que ya estaría conviviendo con Mora y, aprovechando la suspensión de sus conciertos por el coronavirus, estaría también terminando de ajustar detalles de una mudanza definitiva.

La confirmación del embarazo, tal como lo recalcó el propio Abel, modificó su tablero personal ciento por ciento y, desde ahora, su futuro se ajustará al de la familia que acaba de armar con Mora. Al margen de la intriga que impera en sus fans, no hay datos sobre el nombre del bebé ni tampoco se sabe concretamente dónde vivirán el solista con su pareja. Quizás sea lo de menos. La prioridad hoy seguramente pasa por otro lado: por transitar estos “nueve meses” con tranquilidad y amor y prepararse para disfrutar de una experiencia incomparable como la que los está esperando para fines de 2020.

Seguir leyendo

Entretenimiento

Marina Calabró: “Mi pareja pateó el casamiento cuatro años. Ahora no sé que va a pasar”

La periodista cumplió su sueño: estar al frente de un programa de tevé. Conduce Confrontados, en el 9. Enamorada hace seis años, su boda se sigue dilatando y ya duda en la decisión. Plantada, superó las diferencias con su hermana.

Publicado

on

Por

Tiene años de carrera y experiencia. Hoy, el destino y su camino periodístico la llevaron a concretar un gran sueño: conducir en televisión. Marina Calabro (46) está al frente de Confrontados, en la segunda tarde de Canal 9 –de cuatro y media a seis menos veinte–, compartiendo noticias de espectáculos y secundada por un panel de hombres.

En pareja hace seis años con Martín Albrecht y mamá de Mía, una hermosa y calida nena de diez, la comunicadora rememora las últimas semanas de su vida, cuando aún no sabía qué nuevo desafío tendría por delante. “Había noches en las que no podía dormir”, reconoció.

Después de renunciar a Intrusos en el espectáculo en 2018, con ansias de recorrer otras aguas en las noticias, trabajó en El diario de Mariana encarando temas de actualidad. Y en las últimas semanas, después de que el ciclo de Mariana Fabbiani terminara, su futuro laboral quedó a la expectativa de nuevas puertas por abrirse. Si bien tenía la oferta de Jorge Rial para retornar al “programa insignia del espectáculo”, las negociaciones con América no prosperaron y la hija de Juan Carlos y Coca firmó contrato para seguir siendo parte de Lanata sin filtro por Radio Mitre.

A los pocos días le llegó la propuesta firme de la emisora de la calle Fitz Roy, pero ya era tarde… Si aceptaba el compromiso laboral se le iban a superponer los horarios, y tuvo que optar. Pero el recorrido en los medios le tenía preparada una sorpresa, ser la responsable de Confrontados, el renovado ciclo de Canal 9.

“Es la primera vez que conduzco un ciclo propio en la televisión abierta. Estoy chocha, es un momento divino de mi vida. Hay mucha armonía familiar y estoy enamorada de Martín. Con el panel conformado por hombres hicimos una apuesta al concepto, se pensó para generar un impacto visual. Lejos de parecerme antifeminista, me parece una reivindicación más allá de que no creo en las jerarquías. ¿Qué es más feminista? ¿Un equipo de hombres conducido por una mujer o uno de mujeres conducido por un hombre? Es indiscutible. En definitiva, el feminismo, la conciencia de la decisión de género aparece en el contenido y no en las formas”, desarrolló la también licenciada en Ciencias Políticas. 

Contigo pan y… ¿casamiento?

Que sí, que no. Si bien Calabró y Martín hablaron del tema en varias oportunidades, aún parecen no haber llegado a un acuerdo. Él es papá de tres chicos que mantienen buena relación con la conductora y también tiene un vínculo cercano con la hija de ella. Sin embargo, la pareja vive en casas separadas.

“Los fines de semana estamos juntos y tratamos de viajar a menudo para estar juntos también. Martín siempre me dice: casarnos para vivir separados no tiene sentido. El otro día me propuso: cuando cumplas 50, hacemos dos por uno. Festejamos tu cumpleaños y hacemos un fiestón. Pateó el casamiento cuatro años. Martín es el único hombre con el que podría la firma, tengo ganas de casarme. Pero a esta altura dudo si no es mejor así. Si la cosa funciona de una manera, mejor que siga así”, plantea.

“La que estaba copada con la idea de vivir todos juntos es Mía. Con Martín se llevan muy bien y Mía está chocha. Quizá si nosotros hubiésemos tenido un hijo, la cosa sería distinta para ella y estaría celosa. Pero tenemos claro que con sus tres hijos y mi hija estamos bien”, confesó sobre el futuro de la relación de pareja, pasen o no por el Registro Civil.

Seguir leyendo

Tendencia