Connect with us

Economia

Bono salarial: un guiño para los bolsillos y otro para la CGT

Publicado

on

Ya analizan el borrador del decreto por el que habrá un bono de $5.000 a desembolsar en dos partes. ¿Se diluye el paro?

Dentro y fuera del Gobierno había satisfacción por la reunión entre el ministro de Producción, Dante Sica, el Secretario de Trabajo, Jorge Triaca, el Secretario General de la CGT, Héctor Daer y el presidente de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo.

El resultado del encuentro, convocado especialmente para analizar la situación del empleo, fue que el Gobierno firmará un decreto fijando un bono de $5.000 que las empresas pagarán en dos veces, noviembre y febrero.

La “letra chica” del decreto se fijaría entre hoy y mañana para lo cual circulará un borrador en las próximas horas que, además, consignará la entrada en vigencia de un nuevo mecanismo de seguimiento de la situación del empleo, por lo menos hasta marzo.

Tanto los funcionarios como los dirigentes sindicales y empresarios dijeron no haber hablado del paro que tenía previsto convocar la CGT antes de fin de año. Pero ahora las miradas se concentran en lo que pase el jueves cuando los gremialistas tienen previsto fijar la fecha para la medida de fuerza.

Para Daer el bono implica haber conseguido una posibilidad que estaba vedada y rechazada de cuajo por el Gobierno hasta hace algunos meses atrás. También, otro posicionamiento frente a la embestida de los “duros” encabezados por Hugo y Pablo Moyano.

Para la Unión Industrial Argentina también el bono de $5.000 representa la posibilidad de tomar aire. Acevedo había adelantado que su opción era el bono antes que la reapertura de las paritarias.

Los aumentos de 40% logrados por camioneros, judiciales, bancarios y petroleros privados llevaban la tensión en aumento en otros gremios grandes, y también chicos, que están sintiendo con intensidad la caída del poder de compra de los salarios a pesar de que en noviembre cobrarían la segunda parte de los aumentos previstos a comienzos de año.

Para el Gobierno el bono buscará descomprimir los ánimos en momentos en que aparecen datos malos, muy malos, sobre la evolución de la actividad económica.

El INDEC dio a conocer el Estimador Mensual Industrial que en septiembre tuvo una caída de 11,5% respecto del mismo mes del año anterior y que acumula una baja de 6,4% en lo que va de 2018.

Las caídas fueron sensibles en Alimentos (-3,2%), Textiles (-24,6%), Petróleo (-11%), Autos(-15,7%) y sólo el rubro Metálicos básicos, acero y aluminio, registraron una mejora de 2,7% en septiembre contra septiembre de 2017.

Pero, entre los datos más preocupantes de esa estadística oficial están el que sostienen que el 60,7% de las empresas anticipa una baja de la demanda interna para el cuarto trimestre del año y que el 64,3% no tiene previsto tomar más empleados.

En la Casa Rosada insisten en que este es “el peor momento” respecto de la relación poder de compra de los salarios-consumo y en eso coinciden con los analistas privados que estiman que se está gestando una baja de 9 a 10 por ciento en el salario real promedio.

Es por eso que los $5.000 también apuntan a mejorar en algo el consumo en los próximos meses al calor de la estabilidad del dólar que se viene verificando en las últimas cinco semanas.

“El dólar quieto es la mejor noticia económica” sostuvo uno de los “gurúes” de la city que apuesta a la prolongación de la calma cambiaria y a que pueda bajar de los 600 puntos la tasa de riesgo país en los próximos días al calor de la posibilidad de que el Banco Central compre dólares en el caso de que la divisa toque el “piso” de la banda cambiaria.

Mientras tanto, los operadores financieros que ayer descansaban por el feriado bancario resaltaban el caso de la resolución del bono de los $5.000 a partir de la gestión de Sica y Triaca y sin la aparición del Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

El dólar calmo parece haber generado una nueva plataforma para otras instancias políticas.

Mientras tanto, en la Casa Rosada esperan que la inflación de este mes ceda a 3% después del 6,5% de septiembre y el más de 5% que se conocería de octubre. Creen vislumbrar una realidad algo mejor en los próximos 90 días en lo que también incluye el tránsito del fin de año.

Advertisement

Economia

Rutas, precios y nuevos jugadores: cuáles son los planes de las aerolíneas para este año

Publicado

on

Por

Para el sector aéreo, el 2018 fue un año de cambio de reglas, con la irrupción del modelo low cost y la llegada de nuevas empresas al mercado de cabotaje que disparó la cantidad de pasajeros y de vuelos, especialmente entre provincias que antes no se conectaban sin pasar por Buenos Aires y con nuevas rutas a destinos internacionales desde aeropuertos del interior.

Sin embargo, también fue un año turbulento, donde las empresas tuvieron que adaptar sus planes no solo a las nuevas reglas del mercado sino también a las dificultades de la economía local y global, que las golpeó con la devaluación y la disparada de los precios internacionales del petróleo.

Durante 2018, los vuelos de cabotaje crecieron un 10% y sumaron más de 14 millones de pasajeros, un 13% que el año anterior, según los últimos datos de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (Eana). Aerolíneas Argentinas es, lejos, la empresa con más participación de mercado doméstico, con un 68% del total, aunque perdió seis puntos en comparación con el año anterior. Sumó un 2% más de vuelos y un 3% más de pasajeros.

En el caso de Latam, su participación cayó 4 puntos (de 20% a 17%) en 2018 y perdió un 7% de pasajeros. Mientras que Andes, la tercera compañía en tamaño, atravesó un año de recorte en cantidad de aviones y empleados, pero creció un 2% en participación de mercado (pasó del 5% en 2017 al 7% en 2018) y ganó un 58% más de pasajeros con un 38% más de vuelos.

Jetsmart, la nueva low cost que se suma al mercado en 2019

Jetsmart, la nueva low cost que se suma al mercado en 2019

En cantidad de pasajeros —siempre en el mercado doméstico— el cuadro se completa con las empresas más nuevas: la low cost Flybondi ocupó el cuarto lugar seguida por Aviancay la recién llegada Norwegian. Pero ninguna de ellas cerró el año con más del 70% de ocupación, un factor clave para que una empresa de tarifas bajas sea rentable. Por su modelo de negocio necesitan que sus aviones vuelen lo más llenos posibles.

Esta semana, el ministerio de Transporte informó que durante el año pasado se llegó al millón de pasajeros que volaron en modalidad low cost en las dos empresas radicadas localmente por el momento (Flybondi y Norwegian)

Las novedades para este año 

¿Cuáles son las principales novedades para 2019? Este año se sumará al mercado de cabotaje Jetsmart, una aerolínea de bajo costo creada por el fondo de inversión estadounidense Indigo Partners. Comenzarán a vender pasajes en los próximos días y estiman iniciar sus primeros vuelos en abril, para lo que ya cuenta con dos aviones Airbus A320 nuevos (ya vuelan a Santiago). La proyección de la compañía es llegar a fines de 2019 con 25 vuelos —todos desde el aeropuerto de El Palomar— y cinco aviones propios.

Más allá de las dificultades económicas, Estuardo Ortíz —CEO de la compañía— explicó a Infobae que el mercado de cabotaje en la Argentina tiene mucho espacio para crecer, ya que la cantidad de viajes promedio por habitante es casi la mitad que en Chile. El modelo de negocios de la compañía en el mercado vecino se basa en tarifas a partir de los USD 3 —a lo que luego deben sumarse las tasas— y su idea es replicarlo en la Argentina.

Pero el directivo de la empresa advierte que las tasas aeroportuarias en los aeropuertos argentinos son mucho más altas que en Chile, donde luego de implementar una baja del 20% lograron un aumento en la cantidad de pasajeros.

La low cost europea Norwegian comenzó a volar en octubre y ya transportó 102.000 pasajeros

La low cost europea Norwegian comenzó a volar en octubre y ya transportó 102.000 pasajeros

Desde Norwegian, la compañía europea, aseguran que sus planes se mantienen “ajustados” a lo programado. La compañía comenzó a volar hace poco más de tres meses a Mendoza, y luego fue sumando vuelos a Neuquén, Iguazú, Bariloche y Salta. Están operando seis rutas con 14 vuelos diarios que salen de Aeroparque con cuatro aviones Boeing 737 800 de dos años de antigüedad.

Apuntamos a tener entre 10 y 15 aviones a fines de 2019, incorporar rutas y aumentar las frecuencias. También empezar con vuelos regionales desde la Argentina en el último trimestre”, explicó Matías Maciel, director de Comunicaciones y Asuntos Públicos de la empresa, y advirtió que como están dando sus primeros pasos pueden tener costos fijos menores que sus competidoras que ya tienen una estructura más desarrollada.

Flybondi, en tanto, ya anunció que durante la primera mitad de 2019 va a sumar siete rutas nuevas entre los destinos que ya opera y dos nuevas: Rosario y Trelew.Además analizan posibles rutas a Brasil para la segunda mitad del año.

“En poco tiempo hemos logrado una operación eficiente que nos permite ofrecer siempre las tarifas más bajas, sirviendo al 8% del mercado de cabotaje, y con un servicio seguro, confiable y diferente, más cálido y muy cercano al cliente. Creemos que esto nos posiciona bien frente a la llegada de nuevos players”, le dijo a Infobae Andrés Vacarezza, CEO interino de la empresa. A fines de diciembre, Vacarezza reemplazó a Julian Cook, fundador de la compañía quien ahora es vicepresidente del Directorio. 

Flybondi, pionera del mercado low cost local

Entre los hitos de 2018, la pionera del sector low cost local destaca que inauguró 21 rutas (18 de cabotaje y 3 regionales), que incorporó cinco  aviones (Boeing 737-800 Nueva Generación) y que ya cuenta con una dotación de 560 empleados. Además, transportó a más de 900.000 pasajeros de los cuales más de 130.000 lo hicieron por primera vez en su vida.

“En los próximos cinco años, la compañía aspira a duplicar el mercado aerocomercial y transportar más de 10 millones de pasajeros, ofreciendo siempre los precios más bajos del mercado. Nuestro compromiso con el país es de largo plazo, por eso, dentro de este plan se prevé la generación de 2.000 nuevos empleos directos y 25.000 indirectos”, expresó el CEO.

Otras de las novedades que podría traer 2019, aunque no está confirmado, es el ingreso al mercado doméstico de la chilena Sky, que ya vuela a Santiago de Chile desde El Palomar. Desde Anac ya prevén una ampliación del espacio para que más aviones puedan permanecer en el aeroparque para lo que se utilizará el actual estacionamiento de autos. El Palomar se inauguró en febrero del año pasado y se ubicó entre los 13 principales del país, con 658.000 pasajeros transportados a lo largo de 2018.

El impacto de la devaluación y el precio del petróleo

Pero para algunas compañías, las dificultades económicas significaron una reducción de sus planes y estrategias de crecimiento. Andes, por ejemplo, que el año pasado se tuvo que desprender de cuatro aviones Boeing 737-800 (que se usaban para vuelos chárter al Caribe y Brasil) y cancelar una de sus frecuencias entre Salta y Tucumán.

“A partir de mayo del año pasado cambió la situación del lado de los costos con alta inflación, devaluación, dolarización del precio interno del combustible y caída en la demanda de vuelos al exterior“, explicó a Infobae Horacio Preneste, gerente Comercial de Andes.

Lasa tenía un proyecto para unir ciudades de la Patagonia pero pudo operar solo 24 días

Lasa tenía un proyecto para unir ciudades de la Patagonia pero pudo operar solo 24 días

El ejecutivo señaló también el impacto del modelo low cost. “La liberación de tarifas debe ir acompañada por políticas antidumping. No puede haber una competencia extrema sin ninguna protección. Hay compañías que invierten dinero para perder plata, bajan los precios para comprar demanda, dañan a otras compañías y después suben los precios”, indicó.

La aerolínea Lasa, en tanto, directamente suspendió sus operaciones luego de volar durante apenas 24 días con un plan de rutas que unía distintas ciudades de la Patagonia en aviones pequeños. “Nos desgastó el sistema. Las demoras en obtener los permisos, la devaluación, las acreditaciones de pagos a 60 días“, explicó José Vera, fundador de la firma que hoy está en proceso de venta.

Las compañías tradicionales renuevan sus estrategias

Durante este año, las compañías tradicionales también seguirán adaptando su negocio para competir con la modalidad low cost. Desde Aerolíneas destacaron que todavía hay una gran demanda insatisfecha que les deja mucho margen de crecimiento. “Hoy los argentinos seguimos volando la mitad de los brasileños y un tercio que los chilenos. Aerolíneas, con casi 70% del market share, es responsable de empujar ese crecimiento. Lo primero de cara al 2019 es seguir generando más ofertas de vuelo, más frecuencias y, sin duda, precios acordes a ese nuevo nivel de demanda que empieza a aparecer“, explicaron fuentes de la compañía.

En la aerolínea de bandera las promociones de ventas a partir de la eliminación del piso tarifario tuvieron un impacto muy positivo en la demanda con 393.000 tickets vendidos en solo una semana. La empresa cerró 2018 con un récord histórico de 9,8 millones de pasajeros transportados en vuelos domésticos.

En Latam tienen una visión similar. “El aumento de empresas competidoras,es un desafío para el cual nos venimos preparando como Grupo Latam desde hace un tiempo en los distintos mercados donde también operamos (Brasil, Colombia, Ecuador, Perú). En la Argentina hay mercado para crecer y la eliminación de la banda tarifaria permitió a la compañía ejecutar su nuevo modelo de ventas, donde el pasajero puede pagar solo por los servicios que requiere y seleccionando la tarifa que más se ajusta a sus necesidades”, concluyeron.

Render de la remodelación del aeropuerto de Ezeiza

Render de la remodelación del aeropuerto de Ezeiza

Finalmente, en cuanto a la infraestructura de las terminales del país, Aeropuertos Argentina 2000 destacó que continúan con un “importante programa de inversiones y expansión de infraestructura” con obras muy relevantes en Ezeiza, Iguazú, Córdoba y Aeroparque.

“Además estamos modernizando los aeropuertos de Comodoro Rivadavia, Jujuy y San Juan. En Mendoza, Tucumán y Formosa estamos haciendo pistas nuevas. Todas estas inversiones son aliadas estratégicas de la producción, la industria, y los servicios de las economías regionales”, destacaron desde la empresa de Corporación América.

Seguir leyendo

Economia

Cuatro razones por las que las propiedades deberían bajar de precio

Publicado

on

Por

El mercado inmobiliario se enfrenta a un período con importantes fundamentos que respaldan una baja de los precios, aunque el alcance que tendrá esta dinámica en los próximos meses todavía no está definido. Uno de estos fundamentos, y principal, es el desplome de la demanda que se evidencia en la contracción del número de escrituras. En ese sentido, la retracción del número de operaciones respaldadas con hipoteca profundiza la tendencia del mercado.

Cabe recordar que entre enero y noviembre las operaciones inmobiliarias en la Ciudad de Buenos Aires disminuyeron un 8,4% en comparación con once meses de 2017, según el Colegio de Escribanos porteño. Pero dicha contracción se fue acelerando en los últimos meses. En noviembre de 2018, la baja fue de 46% en comparación a noviembre de 2017.

 Precios récord en dólares, un mercado en recesión y menos crédito suman motivos para contraofertas agresivas

Otro es que los valores subieron en exceso medidos en pesos, por encima de la inflación, de los ingresos de los eventuales compradores y de los propios costos sectoriales, cuando está claro que el tipo de cambio alto llegó para quedarse, aún con un dólar que cayó un 9% desde los $41,85 al cierre de septiembre pasado, a los $38 de enero de 2018.

Con un dólar mayorista que se encareció un 102% a lo largo de todo 2018 y un incremento de las cotizaciones medidas en divisas, la “inflación inmobiliaria” se aproximó a 120% el año pasado, cuando el índice general se acercó a 48 por ciento.

Incluso si se toma en cuenta la inflación sectorial, también fue desmedido el encarecimiento de las propiedades, pues el costo de la construcción en la ciudad de Buenos Aires tuvo en diciembre un aumento del 0,8% y cerró 2018 con una suba del 52,1%, según datos de la Dirección General de Estadística y Censos porteña.

 El valor promedio del metro cuadrado en la ciudad de Buenos Aires alcanzó los USD 3.100 en 2018, un récord

Tanto en la medición mensual como en la interanual, el mayor peso del incremento corrió por cuenta de los Materiales (1,4% en diciembre y 69,8% en 2018), seguido por Gastos generales (0,6% y 45,1%, respectivamente).

El rubro que en ambos casos se ubicó por debajo del nivel general fue la Mano de obra, a tono con una evolución de los salarios por debajo de la inflación: no tuvo variación en diciembre y en todo el año registró una suba del 33,5 por ciento.

Un tercer fundamento bajista es el de la disminución de las operaciones respaldadas por hipoteca. El crédito fue motor de la expansión del mercado inmobiliario en 2016 y 2017, pero la escalada inflacionaria y un dólar que duplicó su valor el año pasado volvieron a deprimir la evolución del crédito para vivienda.

 El costo de construcción cayó 30% en dólares, pero no el de la tierra:  el valor de venta puede estar 15% más bajo (José Rozados)

Según el Colegio de Escribanos porteño, las escrituras con crédito en la Ciudad de Buenos Aires sumaron entre enero y noviembre unos 12.718 actos, con baja de un 10% en comparación a 2017.

Un cuarto factor, muy positivo, es la esperable expansión de la oferta de unidades a estrenar. Un relevamiento del Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo(CPAU) porteño publicado por Reporte Inmobiliario detectó un importante aumento de los permisos de obras nuevas, motivado en parte para adelantarse a la puesta en vigencia del nuevo Código Urbanístico y al nuevo sistema de Plusvalías de tierra para ciudad de Buenos Aires.

El CPAU detectó en 2018 un aumento de 21,2% en la presentación de planos para obras nuevas, que se aproximaron a los 5.000 proyectos, la cifra más alta en una década. Este aumento se verificó en la totalidad de las categorías de obras: chicas, medianas y de grandes superficies. Incluso en las encomiendas de más de 5.000 metros cuadrados se registraron 152 proyectos, casi el doble que en 2017 (84) y 2016 (82).

Sebastián Sosa, presidente de RE/MAX Argentina y Uruguay, explicó que “el mercado esta expectante a lo que ocurra en 2019 con los precios. Hay una brecha entre la expectativa del comprador y la del vendedor. A partir de la devaluación, quien vende está esperando que su propiedad se vea reflejada en un precio más adecuado a la situación, y quien compra quiere conseguir un precio más competitivo“.

“Esto permitió que en la segunda parte del año se genere una apertura durante las negociaciones y que las partes sean más flexibles al momento de completar la operación. Si bien los precios no cayeron un 35% como esperaba el comprador, se están cerrando con un margen entre 10% y 15%“, resumió Sebastián Sosa.

 En Argentina los precios en dólares subieron 16% desde 2017, esto explica la gran recesión inmobiliaria (Juan José Cruces)

José Rozados, director de Reporte Inmobiliario, explicó a Infobae que otro indicador que puede fungir de “predictor” del mercado, el de la rentabilidad de los alquileres. “La rentabilidad en dólares, producto de la devaluación y aún con aumento de alquileres en pesos, es la más baja de la historia: un 2,8% anual, desde 3,5% un año atrás”, dijo. Esta variación puede deberse a dos razones: o los alquileres están baratos o las propiedades están caras. Y ante la precariedad de los presupuestos familiares por la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, lo más probable es lo segundo: que los valores de mercado no se adecuaron aún al actual escenario económico.

El que necesite vender va a tener que ser muy flexible y atento a la contraoferta que se le va a hacer”, advirtió Rozados.

Resistencia a la baja

Según un relevamiento de Mercado Libre Inmuebles, en 2018 el incremento de los precios en dólares para la venta se desaceleró a 5%, desde el 11% del 2017. Pero, en este caso, hay que aclarar que se trata de los valores pretendidos por los vendedores (de publicación), que pueden ser más bajos al momento de realizar la operación y negociar con el comprador. Y más bajos aún al momento de escriturar, pues el asiento administrativo no siempre refleja el valor real del acuerdo entre partes.

El arquitecto Rozados indicó que la consultora realizó en 2018 “una única medición en noviembre, comparado con el trimestre anterior, que reflejó que los precios promedio de publicación habían bajado un 1,4% en promedio, y la caída más pronunciada, según el barrio y la tipología de la unidad, no pasaba de 5%”.

No obstante, Rozados calculó que “el año pasado tiene una baja de los precios en dólares que va de 7 a 20 por ciento interanual, dependiente de localización. No daba que las cotizaciones se pudieran sustentar en esos niveles frente al costo de reposición: por una devaluación que superó a la inflación, el costo de construcción se redujo 30% en dólares”.

 Hay más apertura durante las negociaciones y las partes son más flexibles al completar la operación (Sebastián Sosa)

“La tierra no, el precio en dólares se mantiene firme. Por eso el valor de venta de la unidad construida puede estar 15 o 20% más bajo en dólares”, agregó el director de Reporte Inmobiliario.

Un análisis del mercado inmobiliario realizado por el economista Juan José Cruces, director del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), detectó que a pesar de la recesión de la economía argentina los precios de las propiedades siguieron en alza.

Con el parámetro de la Ciudad de Buenos Aires, los precios promedio no cayeron a nivel local a pesar de la devaluación del peso argentino por encima del 50% el año pasado. Sí lo hicieron en Brasil, al analizar los precios de las principales ciudades del país vecino, Río de Janeiro y San Pablo.

En 2018 el real brasileño se devaluó un 14,3% respecto del dólar norteamericano.

Fuente: CIF-UTDT

Fuente: CIF-UTDT

Según el Relevamiento Inmobiliario de América Latina (RIAL) que elabora el CIF, entre marzo de 2017 y septiembre de 2018, los precios de las propiedades en Buenos Aires aumentaron 16,8% en moneda dura, de 2.659 a 3.105 dólares el metro cuadrado, mientras que en el país vecino cayeron.

Los valores en zonas residenciales de Río de Janeiro cedieron 29,2% en el mismo lapso, de 4.079 a 2.886 dólares, presionados por la débil actividad económica y la devaluación del real. En San Pablo restaron 22,1%, de 2.637 a 2.052 dólares.

 En pesos las propiedades se encarecieron más del 100 por ciento y eso impactó negativamente en la demanda

Buenos Aires, que en marzo de 2017 exhibía precios de inmuebles similares a los de San Pablo y 34,8% más baratos que en Río de Janeiro, pasó hacia septiembre de 2018 a ser más cara que ambas urbes del país vecino.

Para Juan José Cruces, la diferencia en la dinámica del mercado inmobiliario radica en que en Brasil los precios están fijados en reales y bajaron en dólares, mientras que en Argentina los precios “pedidos” por los oferentes subieron en moneda norteamericana. “Esto explica la gran recesión inmobiliaria” a nivel local, advirtió.

Seguir leyendo

Economia

Alejandro Yapur, presidente de McDonald’s: “Vemos que se recuperan los niveles de consumo”

Publicado

on

Por

McDonald’s tiene 227 locales en la Argentina y vende unas 150 millones de hamburguesas por año. Eso le permite tener un termómetro preciso del consumo gastronómico, al menos del segmento de “comidas rápidas”, aunque a la empresa busca alejarse de ese concepto y prefiere enfocarse en otros ejes de su negocio, como menús evolucionados y locales súper tech.

Alejandro Yapur, presidente de la División sur de Arcos Dorados, la empresa que maneja el negocio del holding gastronómico estadounidense en la región, asegura que en los últimos días del año pasado y en el arranque de enero ve reactivación de los niveles de consumo. Arcos Dorados tiene presencia en 20 países y más de 700 locales (71% propios y 21 franquiciados). Cotiza en EEUU, factura unos USD 3.000 millones por año y tiene casi 79.000 empleados.

A nivel local, la empresa lleva adelante un fuerte plan de inversiones entre 2017 y 2020 para nuevos locales y, sobre todo, un proceso de tecnificación de sus puntos de venta. “Hace poco anunciamos una inversión de $1.000 millones, la duplicamos a mediados del año pasado a $2.000 millones y la estamos sobrecumpliendo en lo que llamamos ‘Experiencia del futuro’, una nueva plataforma, diferente, interactiva y mucho más fácil y rápida para los clientes”, le dice Yapur a Infobae.

Yapur comenzó a trabajar en la empresa, hace 32 años, en el primer local de la Argentina, como vendedor (Santiago Saferstein)

Yapur comenzó a trabajar en la empresa, hace 32 años, en el primer local de la Argentina, como vendedor (Santiago Saferstein)

– ¿Todos los locales tendrán ese toque tecnológico?

– Tenemos 50 que ya fueron reconvertidos. En los próximos 30 meses llegaremos al 100 por ciento de los locales. Es un gran cambio en la forma en la que los clientes hacen los pedidos: en las cajas, de manera tradicional, o en kioscos de autogestión donde pueden personalizarlos. Incluso en más de 10 locales ya tenemos servicio de entrega a las mesas, algo que cambia completamente la experiencia del clientes.

– ¿McDonald’s con mozos? Eso sí suena a revolución…

– No son mozos (risas). Es entrega a la mesas, sólo eso. El cliente quiere que las cosas sean más fáciles y los ayudamos con menús digitales que son más intuitivos, tablets en las mesas y sectores renovados de juegos para chicos. También invertimos mucho en la decoración. Arcos Dorados es parte de McDonald’s, que tiene 33.000 locales en todo el mundo. El local del Obelisco que acabamos de inaugurar, tiene una decoración que puede ser similar a la de los de Tokio, Estocolmo o Nueva York.

 A lo largo de estos años hubo muchos ciclos y confiamos en el potencial del país. Por eso duplicamos nuestra inversión. Vemos que hay una recuperación a finales de diciembre y en estos días de enero

– ¿Cómo impactó en el negocio un 2018 complicado desde lo económico?

– Somos muy optimistas en la visión del país a lo largo plazo. Hace 32 años que trabajamos en Argentina. A lo largo de estos años hubo muchos ciclos y confiamos en el potencial del país. Por eso duplicamos nuestra inversión. Vemos que hay una recuperación a finales de diciembre y en estos días de enero, se recuperan los niveles de consumo. Estamos confiados en que Argentina va crecer en el largo plazo.

– ¿Modifican la estrategia de precios ante el impacto de la coyuntura?

– Nuestro nivel y agresividad promocional tiene que ver con buscar que la gente siga viniendo a los locales. Tuvimos un primer semestre muy bueno y, claramente en el tercer trimestre hubo una desaceleración de los niveles de consumo en general. Tenemos nuevos combos gourmet, que los clientes nos piden, y también otros muy accesibles, como los del día, hoy a $159, o un sándwich icónico, el Big Mac, a $79 desde nuestra app con cupones de descuentos. La idea es estar cerca de los consumidores cuando más lo necesitan.

Nuevos locales con pantallas para armar combos y hacer los pedidos

Nuevos locales con pantallas para armar combos y hacer los pedidos

– ¿Cómo ve el 2019?

– El final de diciembre, la última quincena y lo que va de enero, encontramos un consumo creciente y positivo en muchas zonas del país. Tenemos locales desde Salta hasta Bariloche, en muchas provincias, en todo el Conurbano y Capital. Zonas sensibles a los vaivenes de la economía y notamos recuperación. Creemos que será un buen año para nosotros, ojalá lo sea también para el país.

– ¿Cuántas hamburguesas venden por año?

– Vendemos casi 150 millones por año. Somos más de 17.000 empleados en Arcos Dorados para 227 locales. Hace poco abrimos nuestro primer AutoMac del NOA, en Tucumán, donde tenemos más de 100 nuevos puestos de trabajo.

 Tenemos locales desde Salta hasta Bariloche, en todo el Conurbano y Capital. Zonas sensibles a los vaivenes de la economía y notamos recuperación. Creemos que será un buen año para nosotros, ojalá lo sea también para el país

– Para muchos son una opción de comida económica. ¿Las ventas aumentan con la crisis?

– No nos gusta hablar de crisis, pero si la economía va mejor, a nosotros nos va mejor. La idea es ofrecer siempre razones para que nos sigan visitando y nos elijan. Por ejemplo, 116 locales que ya tienen delivery, con un promedio de 80 pedidos por día cada uno por esa vía, los Automac que están abiertos las 24 horas, y tenemos un menú que evoluciona, no sólo en hamburguesas sino también en ensaladas, sticks y otros.

– ¿Cuántos nuevos locales abrirán este año?

– No comunicamos el detalle exacto porque cotizamos en Bolsa de Nueva York y no podemos separar los datos de Argentina de los de la región. En 2018 fueron cinco nuevos y este año habrá más.

– ¿Los cambios tecnológicos que hacen en los locales impactan en niveles de empleo?

– Sí, impactan positivamente.

 Decimos que tenemos un servicio rápido de comidas. La comida es buena, muy buena, con altos estándares de calidad. Trabajamos como un actor responsable del sector de los alimentos porque lo somos. La evolución de nuestro menú es muy grande

– ¿La tecnología no hace que necesiten menos gente?

– Todos los locales remodelados venden más que antes y eso es igual a más empleados. A veces me preguntan si hay menos personal por los kioscos digitales: no. Las cajas siguen con las mismas personas, o más, y se suman nuevos para operar las pantallas. Como hay mucha personalización de pedidos hace falta más gente. En los todos los locales nuevos tomamos personal, fueron 500 el año pasado y esperamos otros tantas para 2019.

– Están en un segmento muy competitivo que crece a pesar del contexto.

– El foco nuestro es el cliente y la competencia siempre es buena porque nos obliga a ser mejores. El sector es dinámico, exigente y con mucha competencia. Se sube la vara todo el tiempo.

– ¿Hay lugar para todos y para nuevos?

– Trabajamos para crecer y para que nos elijan. Vamos a seguir en ese camino. Fuimos el primer país de la región, incluso antes que Brasil, en tener la inversión para locales tecnificados y probablemente vamos a ser los primeros que terminaremos con ese proceso. Del mostrador para atrás invertimos USD 10 millones para satisfacer las demandas on line. Hoy, alguien hace un pedido desde un celular y podemos llegar en 22 minutos. Avanzamos mucho también en pagos digitales QR, con un acuerdo con Mercado Pago que además tiene 25 por ciento de descuento en esta primera etapa.

Yapur tiene a cargo la operación de Arcos Dorados en el sur del continente (Santiago Saferstein)

Yapur tiene a cargo la operación de Arcos Dorados en el sur del continente (Santiago Saferstein)

– ¿Qué alimentos producen y cuáles importan?

– Hace 32 años que estamos en el país y desde el día uno comenzamos a desarrollar nuestra cadena de valor, como lo hace McDonald’s en todo el mundo. En general, cuando se arranca es una cadena que no está profesionalizada. Hoy tenemos más de 80 proveedores locales que no sólo abastecen los 227 locales del país, sino que también exportan a muchos de los más de 2.100 locales de Arcos Dorado en 20 países y territorios de la región. Por ejemplo, las papas que se venden en Brasil, en Curitiba, Natal o Manaos, están producidas en Balcarce, en la fábrica de McCain. Que también exporta a los 80 locales de Chile. Lo mismo con packaging y carne.

– De un tiempo a esta parte hacen esfuerzos por comunicar cuestiones nutricionales y desterrar el concepto de “comida rápida”. ¿Les da resultado?

– Decimos que tenemos un servicio rápido de comidas. La comida es buena, muy buena, con altos estándares de calidad. Trabajamos como un actor responsable del sector de los alimentos porque lo somos. La evolución de nuestro menú es importante: es reducido en sodio y grasas, con mejoras en los macronutrientes, las Cajitas Felices no superan la 600 calorías y más del 50% de nuestras bebidas no tienen azúcar. Somos la única cadena certificada con panes y menús para celíacos y menús al plato.

 Todos los locales remodelados venden más que antes y eso es igual a más empleados. A veces me preguntan si hay menos personal por los kioscos digitales: no

– ¿Hace cuántos años que está en la compañía?

– Tengo 50, hace 32 años. Arranqué a los 18 porque vi la posibilidad de tener horarios compatibles para hacer el CBC. El tema de la flexibilidad horaria sigue siendo complicado y es la principal traba a nivel general: a los jóvenes les piden tener experiencia y no les dan flexibilidad de horarios.

– ¿Qué hacía a los 18 años en el primer local del país?

– De todo. En la caja, el mostrador y bajando camiones. Luego fui entrenador e hice mi carrera en el área de Operaciones. A los 21 fui gerente de un local y quiero rescatar el tema de las oportunidades a los jóvenes: hoy, el 85% de nuestro empleados tienen entre 18 y 25 años. Creemos en los jóvenes. Tenemos consultores de 24 años con ocho locales a cargo. Hacemos mucho foco en el desarrollo del talento, en permitir que nuestros empleados puedan seguir estudiando para luego ocupar puestos jerárquicos en la empresa o que puedan desarrollar su carrera en otro lado. En McDonald’s yo aprendí a trabajar en equipo.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias