Connect with us

Economia

“Aferrate a él y nunca lo dejes ir”: le dieron un dólar de propina y recibió consejos desopilantes sobre ahorro y economía

Publicado

on

A fuerza de devaluaciones y crisis económicas, la obsesión de los argentinos por ahorrar en dólares nunca pierde vigencia como forma efectiva de proteger los ingresos. Para comprobar cuál es el valor que se da a la posibilidad de atesorar billetes de la moneda estadounidense basta con leer la larga lista de consejos que recibió una empleada de una pizzería, luego de postear en la red social Twitter que, por primera vez, había recibido un dólar de propina.

“No sé si cambiarlo o meterlo en un plazo fijo”, se preguntó. ¿Qué le respondieron? Primero la felicitaron por su “primer dólar solidario”. Luego, la mayoría le aconsejó que lo conserve y “nunca lo deje ir”. Otros, con humor, le auguraron un gran poder de compra en el caso de que lo guarde por un tiempo:

– Con eso te podés comprar una casa en Nordelta de una habitación, medio pelo.

– Esperate a fin de este 2020, y te comprás un hotel entero, 5 estrellas, todo amoblado… en una subasta de emergencia por cierre y escape del dueño original.

– $83 de propina. Mañana serán $200.

 ¡Cambiarlo jamás! ¿por qué lo cambiarías? ¿por dinero de mentira?

– Al paso que vamos te comprarás con él tu propia pizzería.

– Guardalo en tu billetera capas dentro de poco podés comprarte medio Chaco.

– Aferrate a él y nunca lo dejes ir.

– Latita alcancía abajo del colchón. Nunca falla

– Mejor guardalo. Seguro en los siguientes meses valga más de 100 “pesito”

– ¡Cambiarlo jamás! ¿por qué lo cambiarías? ¿por dinero de mentira?

¿Cuándo empezaron los argentinos a ahorrar en dólares? Muchos economistas coinciden en poner como uno de los momentos clave “el Rodrigazo” en el año 1975 cuando el ministro de Economía de Isabel Perón, Celestino Rodrigo devaluó el peso y como consecuencia se duplicaron los precios y el valor del dólar. La flexibilización de los controles a la compra de dólares en los años siguientes y los altos niveles de inflación que se dieron en los años siguientes, con el pico en la hiperinflación de la época de Raúl Alfonsín, acrecentaron la necesidad de atesorar moneda estadounidense.

Por eso, ya son varias las generaciones de argentinos que vieron a sus ahorros destruídos por las devaluaciones y el aumento de los precios y que sienten que el único refugio es el dólar. Según datos de la Reserva de Federal de los Estados Unidos, se estimaba que en 2012 el 20% de los billetes de dólares en circulación fuera de ese país se encontraba en la Argentina. El año pasado, luego de las elecciones primarias (PASO), la cantidad de argentinos que concurrió a las sucursales bancarias para retirar sus depósitos en dólares se reflejó en largas colas en las entidades pero también en el envío de aviones que traían cantidades inusuales de dólares en billetes.

A fines del año pasado, la situación llegó al punto de que los bancos comerciales tuvieron que importar dólares (los billetes en papel) desde otros bancos de los Estados Unidos —de Dallas, Miami y Nueva York— para hacer frente a la demanda de clientes que retiran sus depósitos. Mientras que el propio Banco Central tuvo que traer un refuerzo desde la Reserva Federal de los Estados Unidos.

A diferencia de lo que pasa en otros países de América Latina, donde solo las clases más altas son las que compran dólares para atesorar, en la Argentina la adquisición de dólares como forma de ahorro es muy importante entre las familias de clase media. También es uno de los pocos países donde se utiliza como única moneda para las compras inmobiliarias, algo que surgió a fines de la década del ’70, en plena dictadura militar y tiempos de la “plata dulce”.

La falta de confianza en la moneda es comprensible. El peso perdió alrededor del 37% de su valor frente al dólar durante 2019. Un dólar cotiza hoy a $82,23: los $63,25 del valor oficial más el 30% de impuesto al momento de su compra. Hace un año, la cotización era de $39,30.

Ahora, a la larga lista de dólares con distintos valores que circulan en la Argentina (dólar solidario, dólar tarjeta, dólar Bolsa, dólar libre), ¿se sumará también el “dólar propina”?

Advertisement

Economia

El dólar turista sube 26 centavos a $83,51

Publicado

on

Por

Este viernes, el dólar turista, que incluye el recargo del impuesto PAIS, el cual es de un 30%, se disparó 26 centavos a $83,51, y marcó un nuevo récord histórico.

En tanto el dólar minorista escaló a $64,24, según el promedio que realizó ámbito.com.

Por otro lado, el dólar mayorista trepa por sexta rueda consecutiva y se opera a $62,21, unos siete centavos por encima del jueves. De esta manera, el precio alcanzó un nuevo máximo desde agosto pasado.

En el Banco Nación, por su parte, el billete escala 15 centavos a $63,90, y por el canal electrónico, se ubica en $63,85.

Seguir leyendo

Economia

Planes de ahorro: buscan rebajar cuotas y extender plazos

Publicado

on

Por

En medio de una tensa negociación, el Gobierno y las automotrices están terminando de delinear las medidas para solucionar el conflicto desatado por el fuerte aumento de las cuotas de los planes de ahorro debido al impacto de la devaluación, que generó una ola de presentaciones judiciales por parte de los compradores.

Desde posiciones muy disímiles, las partes lograron ir limando asperezas para acercar posiciones aunque, todavía, hay diferencias importantes.

Es por eso que no están todos los detalles definidos pero se espera que haya un acuerdo en el corto plazo “por las buenas, o por las malas”, como dieron a entender desde un despacho oficial, según publicó Ámbito.

La propuesta que está en la mesa de discusión es la de aplicar una reducción en los valores actuales de las cuotas y diferir el pago de ese descuento en un plazo mayor a los 84 meses que establecen los planes.

La idea es que la extensión del período extra no supere los 12 meses. Una salida al estilo de la aplicada con los créditos UVA.

En donde no hay acuerdo es en el porcentaje de bonificación que se dispondría en las cuotas de los planes de ahorro. Aquí el problema no es sólo entre el Gobierno y las terminales sino entre las mismas empresas ya que cada una tiene una posición distinta.

Es más, hasta hace unos días, desde algunas terminales descartaban la posibilidad de descuentos. Ahora, la situación cambió y reconocen que habrá bonificación transitoria de cuotas. La discusión pasa por el nivel de la misma.

La decisión de fijar una quita determinada de descuento tiene que ver con la política comercial de cada automotriz y eso, por los estatutos de cada empresa y decisión de las casas matrices, no puede ser discutido con la competencia. Esto complica el acuerdo porque no es viable que cada terminal ofrezca un descuento distinto.

“Todas tendríamos que tener la misma bonificación” señaló un directivo de una terminal. Si bien todavía no está definido ese porcentaje, en las negociaciones se maneja una bonificación de entre 15% y 25%.

Además de este tema que es, sin duda, el más importante, quedan pendientes otros puntos que tienen que ver con la implementación. Por ejemplo, si la adhesión a este beneficio es de manera optativa. Ante el incremento de las cuotas, muchos suscriptores dejaron de pagar o se atrasaron en las cuotas.

Quienes están al día pueden no querer este beneficio y seguir con el plan original. Hay que tener en cuenta que para retirar un vehículo, una de las condiciones es el cumplimiento estricto de los pago. Extender un año el plan puede significar que se demoré ese plazo la adjudicación.

También falta definir quienes se pueden adherir y de qué forma. Para eso, se está pensando en facilidades para reincorporarse. En el esquema actual, el que dejó de pagar las cuotas tiene que cancelar la deuda en un solo desembolso para estar nuevamente activo. Se buscaría la forma de hacer su reingreso menos costoso.

Seguir leyendo

Economia

Vuelven a posponer la suba del impuesto en los combustibles

Publicado

on

Por

El Gobierno volverá a suspender el aumento en el impuesto a los combustibles líquidos previsto para el 1 de marzo, para evitar que suba la nafta.

A fines de 2017, la reforma tributaria dispuso una indexación trimestral del impuesto a los combustibles líquidos, cuyo cargo se traslada directamente a los surtidores. Pero el año pasado, el gobierno de Mauricio Macri fue difiriendo la actualización del tributo. Al asumir la Presidencia, Fernández hizo lo propio y, a fin de año, pasó para el 1 de marzo el posible incremento.

Según El Cronista, el impuesto debería subir 3,17 pesos por litro de nafta y $2,08 por litro de gasoil, de acuerdo a los parámetros de actualización. Eso implicaría subas del orden del 6% y del 4,2%, respectivamente.

A esos porcentajes, las petroleras buscan sumarles su propia rentabilidad. En diciembre, Fernández evitó que YPF subiera el precio de la nafta, lo que devino en un congelamiento tácito de precios. Si YPF, que representa casi el 60% del mercado, no aumenta, el resto de las empresas debe mantener precios sin variaciones para no perder más mercado.

La nafta aumentó por última vez el 1 de diciembre, luego de un congelamiento “a medias” que dispuso por decreto Macri. Los combustibles subieron ese día en torno al 6% y ese día fue, también, el último incremento en el impuesto.

Seguir leyendo

Tendencia