Connect with us

Hi, what are you looking for?

Bienestar

Las ganas de comer algo dulce podrían ser causadas por la soledad, según un estudio

Los sentimientos de aislamiento social pueden influir significativamente en la respuesta de nuestro cerebro a las señales alimentarias.

La soledad, o el aislamiento social percibido, es un sentimiento subjetivo que implica más que simplemente estar solo. Refleja una insatisfacción con las propias conexiones sociales y se ha relacionado con diversos problemas de salud, desde la obesidad hasta las enfermedades cardíacas. Sentirse aislado también juega un papel clave al decidir comer alimentos poco saludables, afirma un grupo de investigadores.

El estudio estadounidense utilizó imágenes de resonancia magnética para explorar la actividad en el cerebro de los participantes cuando se les mostraron imágenes de alimentos dulces y salados.

Demostró que aquellos participantes que reportaron sentimientos de aislamiento tenían la mayor actividad en áreas del cerebro que responden a los antojos de azúcar. También tuvieron menos reacción en partes del cerebro responsables del autocontrol.

El estudio mostró un vínculo entre la soledad y una mala salud mental, el sobrepeso, una disminución de la función cognitiva y una serie de enfermedades, incluida la diabetes tipo 2.

 Se sabe que los alimentos dulces estimulan el centro de recompensa de nuestro cerebro. (Foto: Adobe Stock).
Se sabe que los alimentos dulces estimulan el centro de recompensa de nuestro cerebro. (Foto: Adobe Stock).

La autora principal del estudio fue Arpana Gupta, profesora asociada y directora del Centro G. Oppenheimer de Neurobiología del Estrés y la Resiliencia de la Universidad de California en Los Ángeles. El trabajo conjunto con otros investigadores de UCLA se publicó el viernes en JAMA Network Open.

La compleja interacción entre la soledad, la salud mental y los hábitos alimentarios

Estos hallazgos subrayan la compleja interacción entre la soledad, la salud mental y los hábitos alimentarios, lo que sugiere que reconocer y abordar los sentimientos de soledad podría ser clave para romper el ciclo de mala alimentación y resultados de salud mental.

Al comentar sobre los hallazgos, Gupta afirma: “Mostramos evidencia del hecho de que nuestros vínculos sociales son clave con respecto a cómo comemos alimentos poco saludables, especialmente alimentos y dulces ricos en calorías”.

Un nuevo estudio muestra cómo el aislamiento percibido puede afectar los hábitos alimentarios. (Foto: Adobe Stock)
Un nuevo estudio muestra cómo el aislamiento percibido puede afectar los hábitos alimentarios. (Foto: Adobe Stock)

El estudio, en el que participaron 93 participantes premenopáusicas, también encontró que aquellas que informaron estar socialmente aisladas exhibían malas conductas alimentarias, incluida la adicción a la comida y la alimentación descontrolada.

A las personas con esta condición de aislamiento y depresión, los expertos aconsejan

  • empezar poco a poco con pequeños grupos de amigos, en lugar de empezar con un gran compromiso.
  • Reemplazar cada pensamiento negativo con tres autoelogios
  • Diferentes formas de pensar también puede ayudar a desterrar los pensamientos negativos. Por ejemplo, reemplazar “es demasiado complicado” por “abordaré esto desde un ángulo diferente”.

MIRA LO QUE TE PERDISTE

CORRUPCION

El reciente incidente en el que Leandro Zdero, gobernador del Chaco, censuró con su secretario Marcos Resico a Radio Clan FM por exponer la...

Mundo

Estas obras de arte fueron realizadas en distintas épocas de la historia humana y representan religión, naturaleza y cultura de manera única. Cuáles son...

NOTICIAS

El grave hecho ocurrió en horas de la siesta de este sábado. El lesionado fue trasladado de urgencia por un móvil policial, pero al...

NOTICIAS

Se cumplen nueve días de la última vez que al nene de cinco años se lo vio en la zona rural de 9 de...