Connect with us

Hi, what are you looking for?

NOTICIAS

Crimen de María Marta García Belsunce: la defensa de Pachelo apeló la condena a perpetua

Había sido una decisión de la Cámara de Casación y aludieron que «han emitido un pronunciamiento alejado de la prueba y del derecho».

Los abogados defensores de Nicolás Pachelo, condenado a prisión perpetua por el crimen de María Marta García Belsunce en 2002, apelaron la pena que le aplicó la Cámara de Casación.

En ese sentido, los letrados Raquel Pérez Iglesias y Marcelo Rodríguez Jordán presentaron «un recurso de Casación horizontal (de útil creación jurisprudencial) y otro extraordinario de inaplicabilidad de ley impuesto con excepcionalidad por la norma», por lo que pidieron «que se mantenga la absolución pronunciada por la primera instancia sobre Pachelo».

La defensa de Pachelo cuestionó el fallo de Casación al señalar que «han emitido un pronunciamiento alejado de la prueba y del derecho».

«Pareciera haberse omitido deliberadamente poner de relieve la no participación de Nicolás Roberto Pachelo en los eventos de gran interés probatorio, los cuales, vistos en conjunto, lo alejan rotundamente de la idea de autoría: no intervino en la confección (ni en el uso) del certificado médico falso en el que se consignaba que la muerte de María Marta García Belsunce había sido consecuencia de un paro cardio-respiratorio `no traumático», se indicó en el escrito presentado este lunes.

Los jueces de la Sala II de la Cámara de Casación Bonaerense Fernando Mancini Hebeca y María Florencia Budiño revirtieron la absolución por mayoría del Tribunal Oral en lo Criminal número 4 de San Isidro dictada en 2022 y condenaron a prisión perpetua a Pachelo por el crimen de María Marta García Belsunce.

La defensa citó otros puntos en los cuales se basó para ratificar la inocencia de Pachelo: «No creó la idea de `accidente doméstico` sobre el suceso; no participó en la limpieza y alteración de la escena del crimen; no impidió que la autoridad policial ingresara al club de campo `Carmel` el día del hecho; no descartó `pituto` alguno».

«No contribuyó en la confección del identikit de `La Dama de Rosa` con el rostro de Inés Dávalos Cornejo (ex esposa de Pachelo, oportunamente también sospechada), el que exhibía Horacio García Belsunce en la televisión pidiendo la cooperación de la población para poder dar con ella; no se incautó arma de fuego alguna en poder de nuestro defendido ni objeto alguno perteneciente a la familia Carrascosa-García Belsunce; no hay rastros de su ADN (genéticos) en el domicilio que los Carrascosa-García Belsunce tenían en el Country Club Carmel», añadieron los abogados.

Y remarcaron que «estos comentarios probatorios que distancian a Pachelo de su participación en la muerte de la víctima y que demuestran una clara obstrucción en la investigación inicial no atribuible a él, no deben ser interpretados en menoscabo de la absolución con que fuera beneficiados Carlos Alberto Carrascosa o las personas que formaban su entorno más próximo en aquella fecha del hecho lamentable y por los que estuvieran sujetos a proceso».

«En razón de todo lo expresado, solicitamos se declare procedente este recurso extraordinario por inaplicabilidad de ley; eventualmente, el recurso de casación horizontal; se revoque la condena a prisión perpetua impuesta por el Tribunal de Casación respecto del homicidio de María Marta García Belsunce y se mantenga la absolución pronunciada por la primera instancia sobre Nicolás Roberto Pachelo», cerraron.

Fuente: NA.

MIRA LO QUE TE PERDISTE

CORRUPCION

El reciente incidente en el que Leandro Zdero, gobernador del Chaco, censuró con su secretario Marcos Resico a Radio Clan FM por exponer la...

Mundo

Estas obras de arte fueron realizadas en distintas épocas de la historia humana y representan religión, naturaleza y cultura de manera única. Cuáles son...

NOTICIAS

El grave hecho ocurrió en horas de la siesta de este sábado. El lesionado fue trasladado de urgencia por un móvil policial, pero al...

Espectáculos

El joven contó su versión de los hechos después de estar en el ojo de la tormenta por una presunta infidelidad.