Connect with us

Hi, what are you looking for?

Bienestar

Ni arrogancia, ni poca autoestima: los beneficios de ser humilde intelectualmente, según la ciencia

Reconocer que no sabemos todo tiene más ventajas que inconvenientes, tal como demostraron algunas investigaciones científicas.

La humildad intelectual implica ser consciente y asumir las limitaciones y los prejuicios de lo que se sabe y de cómo se sabe y esta característica requiere estar dispuestos a revisar los propios puntos de vista a la luz de pruebas sólidas. En el plano interpersonal, la humildad intelectual significa controlar el ego para poder presentar las ideas de forma modesta y respetuosa.

Así lo indicó el profesor de psicología Daryl Van Tongeren, del Hope College de la Universidad de artes liberales de Estados Unidos, quien añadió: “La humildad intelectual exige presentar tus creencias de forma que no estés a la defensiva y admitir cuando te equivocas. Implica mostrar que te preocupas más por aprender y preservar las relaciones que por tener ‘razón’ o demostrar superioridad intelectual”.

Para trabajar en equipo se debe tener humildad intelectual. (Foto: Adobe Stock)
Para trabajar en equipo se debe tener humildad intelectual. (Foto: Adobe Stock)

Otra forma de entender la humildad intelectual o de otro tipo, en palabras de este experto, es “adecuar la dosis necesaria para cualquier situación: ni presumir de saber demasiado (arrogancia), ni tampoco infravalorarse (poca autoestima)”.

En cualquier caso, el concepto de humildad intelectual cobra cada vez más importancia y los científicos han descubierto que puede tener beneficios de gran alcance, desde cómo abordamos el aprendizaje y respondemos a los fracasos, hasta cómo percibimos o somos percibidos por personas diferentes a nosotros.

¿Por qué la humildad intelectual puede ser una ventaja?

Para este experto, puede resultar difícil nadar contra las normas culturales que recompensan tener razón y castigan los errores. Por eso, desarrollar la humildad intelectual requiere un trabajo constante. En este sentido, la ciencia psicológica documentó numerosos beneficios.

En primer lugar, hay que tener en cuenta los avances sociales, culturales y tecnológicos que ha habido gracias a este tipo de humildad, según Van Tongeren. “Cualquier avance significativo en la medicina, la tecnología o la cultura se ha producido cuando alguien ha admitido que no sabía algo y, a continuación, ha perseguido apasionadamente el conocimiento con curiosidad y humildad. El progreso exige admitir lo que no se sabe y tratar de aprender algo nuevo”, afirma.

Asimismo, la humildad intelectual se vinculó con una mayor capacidad para resolver problemas de manera efectiva. Un artículo lanzado por el Journal of Research in Personality sugiere que las personas humildes son más propensas a considerar diferentes perspectivas y trabajar en equipo para encontrar soluciones, lo que contribuye a una mayor creatividad e innovación en entornos académicos y laborales.

A su vez, Van Tongeren considera que las relaciones sociales mejoran cuando las personas somos intelectualmente humildes. En este sentido, la evidencia científica también demostró que la humildad intelectual está asociada con una mayor tolerancia hacia las personas con las que no se está de acuerdo. Por ejemplo, un estudio publicado en el Journal of Positive Psychology sugiere que la humildad intelectual está relacionada con mayores niveles de empatía y compasión hacia los demás, lo que promueve una mejor comunicación y entendimiento entre unos y otros.

Apertura de ideas

“Las personas intelectualmente humildes aceptan mejor a quienes tienen opiniones religiosas y políticas diferentes. Una parte fundamental de la humildad intelectual es la apertura a nuevas ideas, donde “la gente está menos a la defensiva ante perspectivas potencialmente desafiantes. Son más propensas a perdonar, lo que puede ayudar a reparar y mantener las relaciones”, añade el experto.

Por último, el profesor subraya que la humildad facilita el crecimiento personal. “Ser intelectualmente humilde te permite tener una visión más precisa de ti mismo. Cuando eres capaz de admitir y asumir tus limitaciones, puedes buscar ayuda en las áreas en las que tienes margen de crecimiento y eres más receptivo a la información”, remarca.

“Cuando te limitas a hacer las cosas como siempre las has hecho, pierdes innumerables oportunidades de crecimiento, expansión y novedad, cosas que te asombran, te maravillan y hacen que merezca la pena vivir. La humildad puede desbloquear la autenticidad y el desarrollo personal”, recalca.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MIRA LO QUE TE PERDISTE

POLICIALES

El dramático episodio ocurrió la madrugada de este domingo en el teatro Wodstock de la localidad de San Justo. Hay otro sospechoso que continúa...

Espectáculos

La influencer contó que está dolorida e incómoda y dio detalles del procedimiento.

POLICIALES

Uno de los ladrones, de 21 años, sufrió una fractura de cráneo y está internado en estado es crítico.

Politica

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) comenzará con medidas de fuerzas a las 8 de la mañana de este lunes y a las...