Connect with us

Hi, what are you looking for?

Politica

El tarifazo eléctrico empezó por hospitales, escuelas, y clubes de barrio

Se trata de usuarios que abonaban 15.644 pesos por MWh en hora pico y ahora tendrán que desembolsar 46.018 pesos por MWh consumido.

Ante la urgencia por recortar los subsidios a la energía como lo exige el FMI, el Gobierno actualizó la tarifa de energía eléctrica que corresponde al segmento mayorista que provee Cammesa al sistema interconectado nacional.

En el informe de los técnicos del Fondo Monetario denominado Staff Level Agreement  se dice explícitamente que a partir de febrero deberían implementarse incrementos del 200% para la electricidad y del 150% para el gas.

Con esta adecuación,  el 30% de los usuarios pasará a pagar mas del doble durante el período que va del 1° de febrero hasta el 30 de abril. Se trata del segmento N1, catalogado como de «mayores ingresos» que no perciben beneficios del estado.

Sin embargo, por ahora dejó sin cambios hasta el momento los valores de los usuarios de bajos y medios ingresos, catalogados como N2 y N3, respectivamente. En el caso de los usuarios N3, de medianos ingresos, el subsidio mantiene el tope de 400kWh/h de consumo mensual. Por encima de ese nivel de uso pagarán la tarifa plena, con los mismos aumentos que rigen para el nivel N1.

El «por ahora» responde a que aún resta definir el aumento  del valor de distribución. Se trata de la actualización del 90% que pidieron Edenor y Edesur amparados en el congelamiento tarifario que la gestión de Sergio Massa se propuso corregir gradualmente. Cabe aclarar que la distribución de la energía eléctrica no cuenta con subvenciones del estado.

Un pibe en el club es un pibe menos en la calle. Un club sin subsidios es un club que cierra.

«Durante 2023, dejando atrás el congelamiento, se recompusieron tarifas de distribución y transporte eléctrico, en este último caso inclusive ajustado por inflación, un sendero gradual que pretendió se acompañado por la inversión por parte de las empresas poniendo la centralidad en el Usuario», remarcó a LPO Walter Martello ex titular del ENRE.

«El modelo del ministro Caputo va condenar a la pobreza energética, aumentará la inflación y seguirá afectando la calidad de servicio», agregó Martello.

El tarifazo eléctrico empezó por hospitales, escuelas, y clubes de barrio

Desde el gobierno argumentan que este salto del 118% del precio mayorista de la energía es consecuencia de la devaluación, y funciona como dique de contención para que no se disparen las partidas destinadas a los subsidios. Según Martello «comienza así la dolarización de tarifas, abandonando el sendero de gradualidad que comenzamos hace quince meses», expresó el ex funcionario de la cartera.

Como sea la mayor preocupación se instala en  hospitales, escuelas, universidades, clubes deportivos, centros culturales, pequeños comercios e industrias medianas.  Hasta el 31 de enero, esos usuarios abonaban 15.644 pesos por MWh en hora pico y ahora tendrán que desembolsar 46.018 pesos por MWh como los usuarios del Nivel 1, un 194 por ciento más.

«Pero además, en todos esos casos se dispone un incremento de la potencia que pasa de $80 el kW a $2682 kw un aumento de más de 32 veces, o sea el 3.200%», agregó Martello.

Martello considera que este aumento es inflacionario porque los empresarios van a trasladar el costo a precios. Desde el gobierno lo desestiman: «comercios e industrias no tienen margen para trasladar el aumento a precios porque se quedan sin consumo», expresó a LPO una fuente del gobierno.

La incógnita es por la supervivencia de las instituciones sociales: «Un pibe en el club es un pibe menos en la calle. Un club sin subsidios es un club que cierra», afirmó la Unión de Clubes del Oeste mediante un comunicado en el cual dejaron claro su «preocupación» ante el anuncio del gobierno nacional.

En el caso de las universidades, por ejemplo, el gobierno de Javier Milei, ya les confirmó que no habrá ajuste de sus presupuestos y deberán afrontar los gastos de este año con los mismos recursos que recibieron en 2023, pese a que la inflación anual fue del 211,4 por ciento. Si esa situación se mantiene sin cambios, algunas casas de estudios probablemente se queden sin recursos para afrontar sus gastos corrientes a mitad de año ya que no solo les aumentará la factura de la electricidad sino todos sus otros gastos.

MIRA LO QUE TE PERDISTE

CORRUPCION

El reciente incidente en el que Leandro Zdero, gobernador del Chaco, censuró con su secretario Marcos Resico a Radio Clan FM por exponer la...

Mundo

Estas obras de arte fueron realizadas en distintas épocas de la historia humana y representan religión, naturaleza y cultura de manera única. Cuáles son...

NOTICIAS

El grave hecho ocurrió en horas de la siesta de este sábado. El lesionado fue trasladado de urgencia por un móvil policial, pero al...

Politica

El Presidente no cederá recursos ni enviará fondos para obra pública comprometida. Dudas sobre autorizaciones para tomar deuda.