Connect with us

Publicado

on

Un enviado de Corea del Sur le entrega la invitación al presidente estadounidense en la Casa Blanca

El escenario más explosivo del planeta ha cambiado radicalmente. Hace tres meses Kim Jong-un y Donald Trump se insultaban y amenazaban con el holocausto nuclear; hoy van camino de sentarse en una mesa de negociación. El presidente de Estados Unidos ha aceptado “en el lugar y tiempo que se determine” la inesperada invitación del líder de Corea del Norte para reunirse cara a cara. La petición fue trasladada a Trump este jueves por un emisario surcoreano que el martes pasado se reunió en Pyongyang con Kim Jong-un. En el mensaje, el Líder Supremo ofrece la desnuclearización del país y frenar las pruebas nucleares y balísticas. Jamás se ha registrado un encuentro directo entre los mandatarios de ambas naciones.

El anuncio fue realizado por el enviado surcoreano en la propia Casa Blanca. Trump calentó la intervención señalando que iba a ser “muy importante” aunque no dio mayores especificaciones. Cuando el legado surcoreano habló, hizo temblar a Estados Unidos. No solo sacó a la luz la invitación, sino que Trump la había aceptado y que el encuentro estaba previsto para mayo. “Somos optimistas con este proceso diplomático. La República de Corea, los Estados Unidos y nuestos aliados nos mantenemos unidos y esperamos que no se repitan los errores del pasado. La presión continuará mientras Corea del Norte no acompañe sus palabras con acciones concretas”, afirmó el consejero de Seguridad Nacional surcoreano, Chung Eui-yong.

“Kim Jong-un hablaba de desnuclearización con Corea del Sur, no solo congelación. También que no habría pruebas pruebas balísticas durante ese periodo. Se está logrando un gran progreso, pero las sanciones permanecerán hasta se llegue a un acuerdo. La reunión está siendo planeada”, tuiteó Trump.

La materialización de una negociación directa entre Estados Unidos y Corea del Norte supone un paso histórico. Representa un triunfo para Trump, pero también una demostración del inmenso poder del eje Pekín-Washington.

En su estrategia para frenar la carrera armamentística de Pyongyang, la Casa Blanca ha blandido su poderío militar y exhibido una asperísima retórica prebélica. A ello ha sumado una escalada sancionadora en la que el apoyo de China, que absorbe el 90% de las exportaciones de Corea del Norte, ha resultado determinante.

Efecto de este cerco combinado, que ha desgastado profundamente al régimen norcoreano, ha sido la búsqueda de una válvula de escape por parte de Kim Jong-un. No solo se ha lanzado a un diálogo directo con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, que se celebrará en abril en la zona desmilitarizada, sino que ahora ha ofrecido y logrado una reunión cara a cara con su archienemigo estadounidense. Y al cesto ha añadido la perla más buscada: renunciar al arma atómica a cambio de la supervivencia del régimen. Justo lo que está dispuesto a aceptar Washington, siempre y cuando la desnuclearización sea permanente, y satisface a Pekín, que mantiene a Corea del Norte como glacis frente a su vecino del sur y las tropas americanas.

La posibilidad de que el diálogo fructifere es compleja. Los antecedentes históricos son pésimos. Las amenazas han sido muchas y las conversaciones con legados de Bill Clinton y George Bush hijo terminaron en fracasos. Esa experiencia ha armado de cautela a la Casa Blanca, pero no ha eliminado la esperanza de una resolución diplomática del conflicto. A ello ayudan dos factores clave: China apoya plenamente el diálogo, y el propio Trump, sin rebajar la presión, está dispuesto a este cara a cara. En este sentido, más allá de los insultos, bravuconadas y demostraciones de fuerza, Washington siempre ha mantenido expedita la vía del diálogo.

En diciembre pasado, el secretario de Estado, Rex Tillerson, incluso abandonó la exigencia estadounidense de que Pyongyang renunciase al arsenal nuclear y únicamente pidió un “periodo de calma” para sentarse a negociar. “No es realista decir que sólo pueden hablar si vienen a la mesa listos para renunciar a su programa. Han invertido demasiado en él […] Estamos dispuestos a hablar con Corea del Norte en el momento que quiera. Estamos dispuestos a una primera reunión sin condiciones previas. Veámonos y hablemos del tiempo si hace falta o de si la mesa debe ser redonda o cuadrada, y luego empecemos a trazar una hoja de ruta”, dijo Tillerson.

Las palabras de Tillerson fueron avaladas por el mismo Trump, quien en una conversación con el presidente surcoreano se mostró dispuesto al diálogo con Pyongyang “en el tiempo apropiado y bajo las circunstancias correctas”. El deshielo propiciado por los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur, así como el viraje de Kim Jong-un, han acabado abriendo la puerta. Sólo falta que ambos líderes la crucen.

Advertisement

Mundo

EEUU condenó la violencia de “matones controlados por el gobierno” en las protestas en Nicaragua

Publicado

on

Por

Estados Unidos atribuyó el viernes a “matones controlados por el gobierno” la violencia que sacude a Nicaragua, donde instó a establecer un diálogo “creíble e inclusivo” e “implementar plenamente” las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Estados Unidos condena la violencia reciente perpetrada por matones controlados por el gobierno, lo que resulta en más muertes de manifestantes en Nicaragua”, dijo el Departamento de Estado sobre las protestas antigubernamentales que en poco más de un mes dejan 78 muertos.

En un comunicado, llamó al gobierno de Daniel Ortega a “crear las condiciones propicias para un diálogo creíble e inclusivo”, así como a actuar según las conclusiones de la CIDH “para asegurar que se rindan cuentas y se haga justicia ante los abusos y las violaciones de los derechos humanos”.

“Instamos al gobierno de Nicaragua a que negocie de buena fe y regrese al diálogo con una agenda para lograr un futuro democrático para todos los nicaragüenses”, concluyó el texto.

 

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo en la mesa del Diálogo Nacional suspendido por “falta de consenso” (Reuters)
Washington ya había condenado la represión de las manifestaciones populares por parte del gobierno de Ortega, llamando al diálogo para superar la violencia.

Las conversaciones entre el gobierno y opositores quedó suspendido el miércoles ante la falta de consenso en la agenda de trabajo, mientras el jueves se sucedieron nuevas protestas en las calles para reclamar justicia y democracia.

La CIDH, un ente autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), pidió el lunes al gobierno nicaragüense dejar de reprimir a los manifestantes, desmantelar los grupos parapoliciales y controlar a los grupos armados que atacan y hostigan a la población civil.

Entre las 15 recomendaciones tras su misión en Nicaragua, la CIDH llamó además a crear un mecanismo de investigación internacional de la violencia.

“La visión nuestra al llegar a Nicaragua era distinta a lo que vimos y luego de casi cinco días nos vamos con una visión bastante más grave de lo que pensábamos”, dijo la relatora especial de la CIDH para Nicaragua, Antonia Urrejola, al participar en una rueda de prensa el miércoles en Washington.

Las manifestaciones contra el gobierno de Ortega comenzaron a mediados de abril como reacción a una reforma al sistema de seguridad social, pero se ampliaron para incluir demandas de justicia por la muerte de decenas de estudiantes tras una violenta represión policial.

Los manifestantes también exigen la renuncia de Ortega, un ex guerrillero sandinista a quien acusan de intentar establecer una dictadura familiar similar a la de los Somoza (1934-1979), contra la que luchó.

Seguir leyendo

Mundo

Los escándalos de “Popeye”, ex sicario de Pablo Escobar, antes de ser detenido nuevamente

Publicado

on

Por

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, uno de los más temidos sicarios de Pablo Escobar fue detenido el viernes al presentarse a las instalaciones de la ficalía de Antioquia, en Colombia. Se cierra así un breve periodo de libertad, que había comenzado en agosto de 2014 cuando salió de prisión después de una condena de 23 años.

Sin embargo, su vida fuera de la cárcel no transcurrió con la tranquilidad que hubieran deseado las autoridades, ya que “Popeye” no sólo se dedicó a tareas ilegales como asociación para delinquir y extorsión -por lo que fue nuevamente detenido-, sino que se ha caracterizado por utilizar las redes sociales para amenazas y dichos ofensivos de todo tipo.

El último periodo el ex sicario del cártel de Medellín concentró sus energías contra el candidato a la presidencia de Colombia Gustavo Petro, ex alcalde de Bogotá y ex guerrillero del grupo M-19 (desmovilizado en 1990), para lo que no ahorró mensajes ni amenazas para él y para sus seguidores.

 

“Maldit@s petristas denuncien mi tw (Twitter). Los odio. Si no me puedo expresar, mi fusil hablará por mí. Cuando comience el dolor y el llanto, no lloren que no habrá compasión. Amo a Colombia y soy un guerrero santo. Y peleo por la familia del No. Dios, cuanto l@s odio”, escribió “Popeye” en una de las oportunidades en las que su cuenta fue bloqueada.

Seguir leyendo

Mundo

Colombia y Venezuela y exigió a sus militares firmar un juramento de “lealtad”

Publicado

on

Por

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, de tener “planes macabros” para dejar al nuevo Gobierno de ese país “una situación comprometida” y de “enfrentamiento bélico entre Venezuela y Colombia en la frontera”.

“Denuncio ante el mundo que Juan Manuel Santos está preparando planes macabros para dejar una situación comprometida, enfrentamiento bélico entre Venezuela y Colombia en la frontera, como Álvaro Uribe, en su época”, dijo.

Según Maduro, Santos estaría preparando este plan para dejárselo “al nuevo Gobierno”, pues este fin de semana se celebran elecciones presidenciales en Colombia.

Denuncio ante el mundo que Juan Manuel Santos está preparando planes macabros para dejar una situación comprometida, enfrentamiento bélico entre Venezuela y Colombia en la frontera

“Pendiente, yo le hago un llamado a las Fuerzas Armadas colombianas (a) no prestarse a ninguna provocación”, dijo; y pidió al cuerpo castrense venezolano estar desplegado con “máxima inteligencia”, prevención y capacidad para la “defensa del país”.

Asimismo, pidió a su ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, avisarle a su par colombiano “de todos estos planes”.

“Sabemos más de lo que decimos y sabemos más de lo que ellos creen, yo lo que quiero es paz con Colombia. Quiero paz, hermandad, prosperidad, amor con Colombia”, aseguró.

Maduro ordenó a los militares firmar un juramento tras descubrir una “conspiración”

El presidente venezolano ordenó al alto mando militar que la Fuerza Armada firmase un documento de “lealtad” luego de que, dijo, se descubriera que varios militares pretendían participar en una “conspiración” para impedir las presidenciales del pasado domingo.

“He ordenado (…) llevar la proclama y convertirla en documento, que sea firmada por toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), para llevar a fondo un proceso de remoralización, de reactivación de los valores morales e ideológicos, conceptuales, de cada oficial hasta en el último comando llegar con la palabra de la verdad”, sostuvo.

Maduro afirmó esto en un discurso frente a varios pelotones de cadetes de las escuelas militares en una parada militar a propósito de su reelección, a la que acudió acompañado de los jefes militares.

Aseveró que la FANB es “chavista” y “bolivariana”, por tanto que “no se acepta aquí ningún vestigio de colonialismo o neocolonialismo, es una Fuerza Armada antiimperialista”.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias