Connect with us

Mundo

Spandau, la prisión de máxima seguridad custodiada por cuatro países… ¡para vigilar a un solo prisionero!

Publicado

on

Nadie, ni en Alemania ni en el mundo, imaginó que la inexpugnable prisión militar de Spandau, construida en Berlín en 1876 para albergar a quinientos prisioneros…, acabaría bajo la piqueta ciento once años después, casi con el último suspiro de su único prisionero, el nazi Rudolph Hess, que se suicidó el 17 de agosto de 1987 luego de más de cuatro décadas entre rejas.

Un suicidio (¿o crimen?) nunca aclarado hasta hoy.

Pero la historia de Spandau después de la caída del Tercer Reich, más allá de la colosal tragedia de la Segunda Gran Guerra… fue un largo y costoso delirio.

Luego de los históricos juicios de Núremberg, y a pesar de que la prisión estaba en el sector británico de Berlín luego de la división de la ciudad entre los cuatro países aliados y vencedores…, los otros tres reclamaron ser también protagonistas y custodios de los siete prisioneros destinados a pasar largos años –o todas sus vidas– detrás de esos gruesos muros de ladrillos rojos y diseño neomedieval.

Pocas cosas más lúgubres…

Los prisioneros: Baldur von Schirach, líder de las Juventudes Hitlerianas, condenado a 20 años. Karl DönitzGran Almirante y último Presidente del Tercer Reich, 10 años. Konstantin Freiherr von Neurath, ministro de Asuntos Exteriores, 15 años. ErichRaederGran Almirante de la Kriegsmarine, prisión perpetua. Albert Speer, ministro de Armamento y Munición, 20 años. Walther Funk, ministro de Economía, perpetua.

En el centro, Rudolph Hess, durante su juicio que lo sentenció a prisión perpetua. Murió en la prisión de Spandau, rodeado de teorías conspirativas

En el centro, Rudolph Hess, durante su juicio que lo sentenció a prisión perpetua. Murió en la prisión de Spandau, rodeado de teorías conspirativas

Y el número siete, la gran estrella del nazismo, lugarteniente de Hitler hasta 1941… ¡perpetua!

Los seis primeros cumplieron sus condenas. Algunos, menos, por enfermedad. Quedaron libres. Entre 1960 y 1980, todos murieron por causas naturales.

¡Y sólo quedó, en esa prisión–castillo, Rudolf Hess!

Pero a pesar de su extraña condición de único recluso, ninguno de los cuatro países aliados resignó su papel de custodio.

Como profesores universitarios, armaron un rígido cronograma de vigilancia. GranBretaña, enero–mayo–septiembre. Francia, febrero–junio–octubre. Unión Soviética, marzo–julio–noviembre. Estados Unidos: abril–agosto–diciembre.

Mantener esa fortaleza en condiciones no fue tarea fácil, y mucho menos barata. Estaba circundada por una barrera eléctrica tipo Toque y muere, salvo cuando la desconectaban. Detrás se alzaba un muro de seis metros de altura con varias torretas de vigilancia y sus consabidos guardias armados.

Seguía un pequeño pasillo, vigilado también, y por último un contramuro elevado –de cinco metros–, iluminado toda la noche con focos de alta potencia…, como los que años después coronarían el Muro de Berlín. No menos sorprendente era la dotación de custodios: 600 soldados de los cuatro países –200 por cabeza–…, ¡más 50 agentes de la Alemania Federal!

A pesar de las estrecheces propias de la posguerra, el presupuesto de mantenimiento no sufrió recortes: a valores de hoy entre 60 y 80 mil euros por año.

Si se tiene en cuenta la magra exigencia alimenticia del último y único prisionero, que se acercaba a los 90 años, más algún medicamento para gerontes, no es aventurado deducir que los vigilantes y sus jefes ¡la pasaban de maravillas! Porque, cómo privar a británicos, franceses, rusos y norteamericanos de sus hábitos, en ese orden, de whisky, cognac, vodka y bourbon.

El jerarca nazi Rudolph Hess revisa sus uniformes en su celda de la prisión de Spandau

El jerarca nazi Rudolph Hess revisa sus uniformes en su celda de la prisión de Spandau

Cuatro países tenían a su cargo la custodia de la prisión: Estados Unidos, Francia, Reino Unido y la Unión Soviética

Cuatro países tenían a su cargo la custodia de la prisión: Estados Unidos, Francia, Reino Unido y la Unión Soviética

Como era de imaginar, el hijo de Rudolph Hess, un arquitecto residente en Baviera, y otros nostálgicos de los días de gloria del Reich, presionaron a los cuatro países para lograr lo que llamaban “el injusto y cruel cautiverio del preso más caro de Alemania“.

Pero cierta razón política era más fuerte: esa libertad podía significar un símbolo para los sectores nazis residuales jamás persuadidos de que la derrota y sus consecuencias eran irreversibles.

De pronto, en la mañana del 17 de agosto de 1987, un comunicado desde la prisión de Spandau anuncio urbi et orbi que el ex niño mimado y mano derecha de Hitler se había suicidado ahorcándose con un cable eléctrico. Detalles: había logrado evadir la vigilancia de los guardias, entrar en una cabaña del jardín, atar el cable a los barrotes de una ventana, y colgarse hasta la morir por asfixia.

Adolf Hitler y Rudolph Hess, en un acto del Partido Nacional Socialista de Alemania

Adolf Hitler y Rudolph Hess, en un acto del Partido Nacional Socialista de Alemania

Tenía 93 años y claros signos de demencia senil. Dos datos que impulsaron a su familia a denunciar que el suicidio era una farsa, ya que Hess “estaba casi ciego, sin fuerzas, y con una pierna inmóvil“.

Rápida respuesta aliada: “En el pantalón de Hess había una nota de despedida que confirmaba el suicidio, y un agradecimiento a su esposa por los esfuerzos para lograr su libertad“.

Segunda hipótesis: ¿fue un asesinato?

Instalados el enigma y la polémica, Margaret Thatcher, entonces primera ministro del Reino Unido, ordenó una investigación… pero se negó a revelar el resultado.

La familia de Hess no cesó su presión, y logró una segunda autopsia a cargo de WolgfangSpaan, director del Instituto Anatómico Forense de Munich.

Wolf-Rüdiger Hess, el hijo de Rudolph, junto al cadáver de su padre. La familia del jerarca nazi levantó las sospechas de que el anciano hombre había sido asesinado a los 93 años

Wolf-Rüdiger Hess, el hijo de Rudolph, junto al cadáver de su padre. La familia del jerarca nazi levantó las sospechas de que el anciano hombre había sido asesinado a los 93 años

Dictamen: “muerte por asfixia pero no por suspensión“. Es decir…, no colgado.

Traducción: Hess bien pudo ser asesinado.

Sin embargo, a pesar del vendaval desatado, Thatcher siguió firme, como era su costumbre: no comment.

Las versiones se multiplicaron. La enfermera que lo cuidó en sus últimos cinco años juró –ante la BBC– que lo mataron… pero sin aportar prueba alguna.

El vigilador que encontró el cadáver, Abdala Melaohui, dijo que “no estaba cerca de la ventana, y mostraba huellas de un forcejeo, como para defenderse“. Pero tardó dos años en decirlo…

Otro custodio arriesgó: “Hess tenía artritis avanzada: carecía de fuerza para ahorcarse“.

Y hasta llegó a esgrimirse la fábula de que el muerto… ¡no era Hess! Se trataba de un sustituto. El verdadero cautivo había huido a algún ignoto punto del planeta.

A menos de un mes de ese final, la antigua, extraña y legendaria prisión de Spandau fue demolida hasta no dejar piedra sobre piedra, para impedir que su mole, omnipresente, fuera un objeto de culto y un perpetuo impulso de renovar el criminal delirio de un Tercer Reich que duraría mil años y acabó sepultado (y rendido) el 8 de mayo de 1945.

Menos de seis años.

En el enorme terreno libre se levantó un centro comercial. Un centro comercial. El aire de los nuevos tiempos…

Advertisement

Mundo

Es astrofotógrafa, vivió un año en la Antártida y muestra sus fotos por primera vez

Publicado

on

Por

En noviembre de 2017, Jorgelina Álvarez -30 años, meteoróloga- puso en pausa su trabajo en la Estación Meteorológica La Plata para instalarse, durante un año completo, en la Base Marambio. Acaba de regresar a su hogar natal en Las Flores, en Buenos Aires, pero en la Antártida dejó su marca indeleble: “¿Viste las fotos de Lina?”, fue la pregunta que se repitió, una y otra vez, durante la estadía de Infobae en el continente blanco.

Es que ella, además de ser meteoróloga y fotógrafa, tenía un hobby que terminó potenciando en la Antártida: es astrofotógrafa. “Desde el lado de la astronomía, uno puede maravillarse de ver tanto universo”, dijo a Infobae durante su despedida, a punto de subirse al Hércules. “He tenido la oportunidad de estar fotografiando las estrellas y de estar sola por un rato, en medio de la nada misma, y lo que se siente es único. Con mis fotografías trato de que ustedes también puedan sentirlo”.

Sus fotos (hechas con una cámara Sony a7S y un trípode) fueron tomadas en distintos momentos del año: con temperaturas positivas y cuando la sensación térmica se derrumbó hasta casi los 40 grados bajo cero. Hay medianoches claras, compañeros que parecen tocar las estrellas, planetas visibles, mares congelados, centros galácticos y un “mar de nubes”. Hoy, por primera vez, Jorgelina muestra y explica algunas de las fotos que tomó durante su aventura.

“Base galáctica”: Sobre un sector de la Base Marambio se puede ver el “Centro galáctico”. Está por encima de las antenas y parece elevarse desde el techo hacia el cielo. En el medio y hacia la izquierda, se ve el planeta Júpiter (Gentileza: AstroLina Photography).

“Base galáctica”: Sobre un sector de la Base Marambio se puede ver el “Centro galáctico”. Está por encima de las antenas y parece elevarse desde el techo hacia el cielo. En el medio y hacia la izquierda, se ve el planeta Júpiter (Gentileza: AstroLina Photography).

“Lazos”: “Son dos amigas en conexión directa con el universo”, cuenta Jorgelina.  La foto habla de “tener todo el cosmos en nuestras manos”.

“Lazos”: “Son dos amigas en conexión directa con el universo”, cuenta Jorgelina.  La foto habla de “tener todo el cosmos en nuestras manos”.

“Contacto”: inspirada en una de sus películas favoritas, se ve Júpiter (el punto brillante en el centro, hacia abajo). “El planeta estaba en la época de su mayor cercanía con la Tierra, por eso el brillo”, explica. También se ve el Centro Galáctico lleno de objetos astronómicos, como la nebulosa “Saco de carbón”, la “Galaxia enana”, la nube mayor de Magallanes (el manchón blanco arriba a la izquierda) y las miles de millones de estrellas que decoran el paisaje de la base.

“Contacto”: inspirada en una de sus películas favoritas, se ve Júpiter (el punto brillante en el centro, hacia abajo). “El planeta estaba en la época de su mayor cercanía con la Tierra, por eso el brillo”, explica. También se ve el Centro Galáctico lleno de objetos astronómicos, como la nebulosa “Saco de carbón”, la “Galaxia enana”, la nube mayor de Magallanes (el manchón blanco arriba a la izquierda) y las miles de millones de estrellas que decoran el paisaje de la base.

“MI 171 E”: la foto lleva el nombre del helicóptero de la Fuerza Aérea que voló frente a millones de estrellas durante la campaña antártica de verano. “Lo que vemos es nuestra propia galaxia, nuestro hogar, la vía láctea”, explica Jorgelina. “En la foto se descubre un universo mágico con una puesta en escena universal que maravilla y nos conecta en la noche con nosotros mismos y con la inmensidad del infinito”.

“MI 171 E”: la foto lleva el nombre del helicóptero de la Fuerza Aérea que voló frente a millones de estrellas durante la campaña antártica de verano. “Lo que vemos es nuestra propia galaxia, nuestro hogar, la vía láctea”, explica Jorgelina. “En la foto se descubre un universo mágico con una puesta en escena universal que maravilla y nos conecta en la noche con nosotros mismos y con la inmensidad del infinito”.

“Verano en la Base Marambio”: Fue tomada en verano, luego de meses de solo ver la luz del sol, por eso no se ven estrellas. Es un bello atardecer a las 23.54, al borde de la medianoche, con la salida de la luna sobre el mar de Weddell.

“Verano en la Base Marambio”: Fue tomada en verano, luego de meses de solo ver la luz del sol, por eso no se ven estrellas. Es un bello atardecer a las 23.54, al borde de la medianoche, con la salida de la luna sobre el mar de Weddell.

“Baile planetario”: “Había luna llena y nubes altas, llamadas Cirrus Stratus. El halo lunar que ven fue causado por las partículas de hielo en suspensión en la topósfera que refractaron la luz y generaron un espectro de colores”. Se ven, además, Marte y Júpiter y, sobre el paisaje terrestre, lo que se conoce como “Mar de nubes”.

“Baile planetario”: “Había luna llena y nubes altas, llamadas Cirrus Stratus. El halo lunar que ven fue causado por las partículas de hielo en suspensión en la topósfera que refractaron la luz y generaron un espectro de colores”. Se ven, además, Marte y Júpiter y, sobre el paisaje terrestre, lo que se conoce como “Mar de nubes”.

“Firmamento”: “Fue una de las últimas noches despejadas y con oscuridad, porque a partir de octubre tuvimos solo luz de día. El punto más brillante, casi sobre el horizonte, es Venus; el otro es Júpiter. Sobre el paisaje de la Base Marambio se ve el domo, que sirve para proteger la antena satelital de Arsat.

“Firmamento”: “Fue una de las últimas noches despejadas y con oscuridad, porque a partir de octubre tuvimos solo luz de día. El punto más brillante, casi sobre el horizonte, es Venus; el otro es Júpiter. Sobre el paisaje de la Base Marambio se ve el domo, que sirve para proteger la antena satelital de Arsat.

“A solas”. “Era una noche agradable y me encontré con este halo lunar espectacular”, recuerda.

“A solas”. “Era una noche agradable y me encontré con este halo lunar espectacular”, recuerda.

“Creciente”: lo que se ve es la luna creciente junto al alojamiento de la Base Marambio, con lugar para que duerman 165 personas.

“Creciente”: lo que se ve es la luna creciente junto al alojamiento de la Base Marambio, con lugar para que duerman 165 personas.

“Full moon”: “El cielo se pintó entre la luna y las nubes. La luna llena, en composición con las nubes medias y altas, lograron ese color espectacular”. Abajo, los témpanos del mar de Weddell.

“Full moon”: “El cielo se pintó entre la luna y las nubes. La luna llena, en composición con las nubes medias y altas, lograron ese color espectacular”. Abajo, los témpanos del mar de Weddell.

“Amaneciendo”: “Un amanecer de otro planeta pero con nuestro satélite natural, la luna, ocultándose en el horizonte”.

“Amaneciendo”: “Un amanecer de otro planeta pero con nuestro satélite natural, la luna, ocultándose en el horizonte”.

“Luna venusiana”: “Apenas bajó el sol empezó a observarse cómo nuestro satélite natural, que se veía como una luna creciente, estaba a la par con Venus”. Sobre el paisaje están las típicas pasarelas de la Base Marambio.

“Luna venusiana”: “Apenas bajó el sol empezó a observarse cómo nuestro satélite natural, que se veía como una luna creciente, estaba a la par con Venus”. Sobre el paisaje están las típicas pasarelas de la Base Marambio.

Seguir leyendo

Mundo

Benjamin Netanyahu defendió el cese al fuego con Hamas: “Ellos lo rogaron y saben bien por qué”

Publicado

on

Por

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, defendió este miércoles la decisión de aceptar un alto al fuego luego de la reciente escalada de violencia con grupos terroristas palestinos en la Franja de Gaza.

“En tiempos de emergencia, cuando se toman decisiones cruciales para la seguridad, el público no puede siempre conocer las consideraciones que deben ser ocultadas del enemigo”, dijo en una ceremonia en honor de uno de los fundadores de Israel, David Ben-Gurion.

Nuestros enemigos rogaron por un alto al fuego y ellos saben bien por qué”, agregó, de acuerdo a la agencia AFP.

Personal de seguridad israelí controla los daños de una casa golpeada por un cohete palestino en Ashkelon (REUTERS/ Amir Cohen)

Personal de seguridad israelí controla los daños de una casa golpeada por un cohete palestino en Ashkelon (REUTERS/ Amir Cohen)

El acuerdo fue criticado por los sectores más duro del gobierno de Netanyahu, así como también por los israelíes que viven cerca de la Franja de Gaza y que buscan un aumento de las acciones contra el grupo terrorista Hamas, que gobierna en el enclave.

Al menos 460 cohetes han ido lanzados en los último días desde Gaza contra territorio de Israel, 100 de los cuales fueron interceptados por el escudo antimisiles Cúpula de Hierro, según informaron las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI).

En tanto, las FDI han atacado al menos 160 objetivos pertenecientes a Hamas y Yihad Palestina dentro del enclave, cuatro de los cuales eran de importancia militar estratégica.

Palestinos observan los daños en ciudad de Gaza luego de un ataque israelí contra blancos de Hamas (MAHMUD HAMS / AFP)

Palestinos observan los daños en ciudad de Gaza luego de un ataque israelí contra blancos de Hamas (MAHMUD HAMS / AFP)

Se trata del enfrentamiento más grave entre Israel y los grupos que controlan Gaza desde 2014, cuando tuvo lugar una corta guerra. El cese al fuego anunciado el martes propone precisamente volver al acuerdo celebrado en ese año.

Al menos seis palestinos murieron en las operaciones israelíes, mientras que una persona perdió la vida y varias resultaron heridas en Israel por el fuego de cohetes y morteros disparados desde Gaza, según el recuento de la agencia AFP.

La escalada fue desatada por una incursión de las fuerzas especiales israelíes en Gaza el domingo para abatir a un alto mando de Hamas, que se saldó con un israelí y seis palestinos muertos. En consecuencia se desató el intercambio de fuego que ahora parece haberse detenido por medio de un cese al fuego.

Seguir leyendo

Mundo

Pese al mensaje de Macron y Merkel, Donald Trump insistió en su reclamo contra sus aliados: “La situación es ridículamente injusta”

Publicado

on

Por

Donald Trump reclamó este lunes un “trato justo” para Estados Unidos a sus aliados de Europa, en un nuevo reclamo sobre el financiamiento militar y las condiciones comerciales, pese a los mensajes contra el nacionalismo y a favor del multilateralismo expresado en la víspera por Emannuel Macron y Angela Merkel.

Acabo de regresar de Francia, donde mucho fue logrado en mi reunión con líderes mundiales. Nunca es fácil mencionar el hecho de que EEUU debe ser tratado con justicia, lo que no ha sucedido, tanto en temas militares como comerciales“, escribió el mandatario. Acto seguido, se quejó de que el monto que paga Washington por la protección militar es mucho más alta que la de sus aliados europeos y la vinculó a la relación comercial deficitaria que sostiene con algunos países.

Les dije que esta situación no puede continuar. Es ridículamente injusto“, añadió, volviendo a poner como prioridad aspectos económicos para sus relaciones internacionales.

Donald Trump y Vladimir Putin decidieron asistir por separado al evento en París y quedaron fuera de la foto grupal de los mandatarios bajo la lluvia, caminando al Arco del Triunfo (Reuters)

Donald Trump y Vladimir Putin decidieron asistir por separado al evento en París y quedaron fuera de la foto grupal de los mandatarios bajo la lluvia, caminando al Arco del Triunfo (Reuters)

El domingo, luego del acto de conmemoración por el centenario del fin de la Primera Guerra Mundial, todos los mandatarios presentes, con la excepción de Trump, participaron con miembros de la sociedad civil en un Foro Internacional por la Paz organizado por la presidencia francesa para defender el multilateralismo, imperante en el plano global desde el final de la Segunda Guerra Mundial.

La canciller alemana, Angela Merkel, recordó en el evento que el proyecto de una Europa en paz está actualmente bajo amenaza y expresó su preocupación de que “los puntos de vista nacionalistas ganen terreno” una vez más. Antes, en su discurso por la ceremonia de aniversario, el presidente francés, Emmanuel Macron, había criticado al nacionalismo como “justamente lo contrario al patriotismo”.

Trump, que optó por asistir a un homenaje a los soldados estadounidenses en un cementerio parisino, indicó este lunes que “es tiempo de que estos países muy ricos paguen a Estados Unidos por su gran protección militar o se defiendan ellos mismos“.

Este pedido ya había sido formulado durante la cumbre de la OTAN, en la que los países europeos de la alianza de defensa acordaron elevar sus aportes económicos.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias