Connect with us

Mundo

Spandau, la prisión de máxima seguridad custodiada por cuatro países… ¡para vigilar a un solo prisionero!

Publicado

on

Nadie, ni en Alemania ni en el mundo, imaginó que la inexpugnable prisión militar de Spandau, construida en Berlín en 1876 para albergar a quinientos prisioneros…, acabaría bajo la piqueta ciento once años después, casi con el último suspiro de su único prisionero, el nazi Rudolph Hess, que se suicidó el 17 de agosto de 1987 luego de más de cuatro décadas entre rejas.

Un suicidio (¿o crimen?) nunca aclarado hasta hoy.

Pero la historia de Spandau después de la caída del Tercer Reich, más allá de la colosal tragedia de la Segunda Gran Guerra… fue un largo y costoso delirio.

Luego de los históricos juicios de Núremberg, y a pesar de que la prisión estaba en el sector británico de Berlín luego de la división de la ciudad entre los cuatro países aliados y vencedores…, los otros tres reclamaron ser también protagonistas y custodios de los siete prisioneros destinados a pasar largos años –o todas sus vidas– detrás de esos gruesos muros de ladrillos rojos y diseño neomedieval.

Pocas cosas más lúgubres…

Los prisioneros: Baldur von Schirach, líder de las Juventudes Hitlerianas, condenado a 20 años. Karl DönitzGran Almirante y último Presidente del Tercer Reich, 10 años. Konstantin Freiherr von Neurath, ministro de Asuntos Exteriores, 15 años. ErichRaederGran Almirante de la Kriegsmarine, prisión perpetua. Albert Speer, ministro de Armamento y Munición, 20 años. Walther Funk, ministro de Economía, perpetua.

En el centro, Rudolph Hess, durante su juicio que lo sentenció a prisión perpetua. Murió en la prisión de Spandau, rodeado de teorías conspirativas

En el centro, Rudolph Hess, durante su juicio que lo sentenció a prisión perpetua. Murió en la prisión de Spandau, rodeado de teorías conspirativas

Y el número siete, la gran estrella del nazismo, lugarteniente de Hitler hasta 1941… ¡perpetua!

Los seis primeros cumplieron sus condenas. Algunos, menos, por enfermedad. Quedaron libres. Entre 1960 y 1980, todos murieron por causas naturales.

¡Y sólo quedó, en esa prisión–castillo, Rudolf Hess!

Pero a pesar de su extraña condición de único recluso, ninguno de los cuatro países aliados resignó su papel de custodio.

Como profesores universitarios, armaron un rígido cronograma de vigilancia. GranBretaña, enero–mayo–septiembre. Francia, febrero–junio–octubre. Unión Soviética, marzo–julio–noviembre. Estados Unidos: abril–agosto–diciembre.

Mantener esa fortaleza en condiciones no fue tarea fácil, y mucho menos barata. Estaba circundada por una barrera eléctrica tipo Toque y muere, salvo cuando la desconectaban. Detrás se alzaba un muro de seis metros de altura con varias torretas de vigilancia y sus consabidos guardias armados.

Seguía un pequeño pasillo, vigilado también, y por último un contramuro elevado –de cinco metros–, iluminado toda la noche con focos de alta potencia…, como los que años después coronarían el Muro de Berlín. No menos sorprendente era la dotación de custodios: 600 soldados de los cuatro países –200 por cabeza–…, ¡más 50 agentes de la Alemania Federal!

A pesar de las estrecheces propias de la posguerra, el presupuesto de mantenimiento no sufrió recortes: a valores de hoy entre 60 y 80 mil euros por año.

Si se tiene en cuenta la magra exigencia alimenticia del último y único prisionero, que se acercaba a los 90 años, más algún medicamento para gerontes, no es aventurado deducir que los vigilantes y sus jefes ¡la pasaban de maravillas! Porque, cómo privar a británicos, franceses, rusos y norteamericanos de sus hábitos, en ese orden, de whisky, cognac, vodka y bourbon.

El jerarca nazi Rudolph Hess revisa sus uniformes en su celda de la prisión de Spandau

El jerarca nazi Rudolph Hess revisa sus uniformes en su celda de la prisión de Spandau

Cuatro países tenían a su cargo la custodia de la prisión: Estados Unidos, Francia, Reino Unido y la Unión Soviética

Cuatro países tenían a su cargo la custodia de la prisión: Estados Unidos, Francia, Reino Unido y la Unión Soviética

Como era de imaginar, el hijo de Rudolph Hess, un arquitecto residente en Baviera, y otros nostálgicos de los días de gloria del Reich, presionaron a los cuatro países para lograr lo que llamaban “el injusto y cruel cautiverio del preso más caro de Alemania“.

Pero cierta razón política era más fuerte: esa libertad podía significar un símbolo para los sectores nazis residuales jamás persuadidos de que la derrota y sus consecuencias eran irreversibles.

De pronto, en la mañana del 17 de agosto de 1987, un comunicado desde la prisión de Spandau anuncio urbi et orbi que el ex niño mimado y mano derecha de Hitler se había suicidado ahorcándose con un cable eléctrico. Detalles: había logrado evadir la vigilancia de los guardias, entrar en una cabaña del jardín, atar el cable a los barrotes de una ventana, y colgarse hasta la morir por asfixia.

Adolf Hitler y Rudolph Hess, en un acto del Partido Nacional Socialista de Alemania

Adolf Hitler y Rudolph Hess, en un acto del Partido Nacional Socialista de Alemania

Tenía 93 años y claros signos de demencia senil. Dos datos que impulsaron a su familia a denunciar que el suicidio era una farsa, ya que Hess “estaba casi ciego, sin fuerzas, y con una pierna inmóvil“.

Rápida respuesta aliada: “En el pantalón de Hess había una nota de despedida que confirmaba el suicidio, y un agradecimiento a su esposa por los esfuerzos para lograr su libertad“.

Segunda hipótesis: ¿fue un asesinato?

Instalados el enigma y la polémica, Margaret Thatcher, entonces primera ministro del Reino Unido, ordenó una investigación… pero se negó a revelar el resultado.

La familia de Hess no cesó su presión, y logró una segunda autopsia a cargo de WolgfangSpaan, director del Instituto Anatómico Forense de Munich.

Wolf-Rüdiger Hess, el hijo de Rudolph, junto al cadáver de su padre. La familia del jerarca nazi levantó las sospechas de que el anciano hombre había sido asesinado a los 93 años

Wolf-Rüdiger Hess, el hijo de Rudolph, junto al cadáver de su padre. La familia del jerarca nazi levantó las sospechas de que el anciano hombre había sido asesinado a los 93 años

Dictamen: “muerte por asfixia pero no por suspensión“. Es decir…, no colgado.

Traducción: Hess bien pudo ser asesinado.

Sin embargo, a pesar del vendaval desatado, Thatcher siguió firme, como era su costumbre: no comment.

Las versiones se multiplicaron. La enfermera que lo cuidó en sus últimos cinco años juró –ante la BBC– que lo mataron… pero sin aportar prueba alguna.

El vigilador que encontró el cadáver, Abdala Melaohui, dijo que “no estaba cerca de la ventana, y mostraba huellas de un forcejeo, como para defenderse“. Pero tardó dos años en decirlo…

Otro custodio arriesgó: “Hess tenía artritis avanzada: carecía de fuerza para ahorcarse“.

Y hasta llegó a esgrimirse la fábula de que el muerto… ¡no era Hess! Se trataba de un sustituto. El verdadero cautivo había huido a algún ignoto punto del planeta.

A menos de un mes de ese final, la antigua, extraña y legendaria prisión de Spandau fue demolida hasta no dejar piedra sobre piedra, para impedir que su mole, omnipresente, fuera un objeto de culto y un perpetuo impulso de renovar el criminal delirio de un Tercer Reich que duraría mil años y acabó sepultado (y rendido) el 8 de mayo de 1945.

Menos de seis años.

En el enorme terreno libre se levantó un centro comercial. Un centro comercial. El aire de los nuevos tiempos…

Advertisement

Mundo

Inspirados en la Casa de Papel, una banda de vendedores de droga en México empezó a fabricar billetes

Publicado

on

Por

No son Tokio, Berlín ni El Profesor de la popular serie española “La Casa de Papel” en la que un grupo de ladrones ejecutó un elaborado plan para producir sus billetes en la casa de moneda.

Se trata de Arón N, Leonardo Alberto G, José Alberto G y Noel G, cuatro personas que fueron detenidas en la capital mexicana por producir en un taller clandestino billetes falsos de 500, 200 y 100 pesos que hacían circular a través de operaciones de narcomenudeo.

La banda operaba en la Delegación Iztapalapa en la Ciudad de México y podría ser responsables de la producción del 30% de los billetes falsos que circulan en la capital azteca y en el vecino Estado de México, considerado uno de los más peligrosos del país.

De acuerdo con la Agencia de la Investigación de Criminal (AIC) de la Fiscalía Federal Noel podría ser el líder de la banda, el resto se encargaba de la producción, distribución de los billetes apócrifos y la venta de la droga.

“En cumplimiento a una orden de cateo autorizada por la autoridad judicial, personal de la AIC ingresó a un domicilio donde fue localizado un taller para la elaboración del papel moneda ilegítimo”, comunicó la Agencia.

En 2017 circularon en México 335.000 billetes falsos.

En 2017 circularon en México 335.000 billetes falsos.

Durante la captura, los elementos de la Fiscalía aseguraron aproximadamente 5.000 hojas impresas con imágenes de billetes de 500 pesos, armas de fuego, cartuchos útiles y dosis de una sustancia con las características propias del cristal, así como hierba seca, posiblemente marihuana.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) reveló que durante 2017 circularon en el país 335.000 billetes falsos, por un valor de 112 millones de pesos (USD 5, 6 millones) lo que representó un aumento de 11% en relación con 2016.

El billete falsificado más popular es el de 200 pesos, donde se encontraban 100 piezas por cada millón en circulación, seguido por el de 100 pesos con 85,8 piezas por cada millón.

Seguir leyendo

Mundo

El nuevo “dilema” del negocio narco en México: productores de amapola sufren por el éxito del fentanilo

Publicado

on

Por

Entre las montañas del sureño estado mexicano de Guerrero, cientos de familias pobres han dependido durante años de la amapola, una hermosa flor de la que se obtiene la goma de opio, el precursor de la heroína.

Sin embargo, su subsistencia comienza a estar en peligro: la irrupción del fentanilo, un opioide sintético que es 50 veces más potente que la heroína, golpea el precio del kilo de goma de opio.

Es el peor año que hemos tenido, se ha visto mucho la diferencia, no sacas ni los gastos“, dice a la AFP un campesino de 24 años que evita dar su nombre por razones de seguridad y que empezó a sembrar amapola a los 11 años.

Frente a un pequeño campo de amapola escondido entre las secas montañas cercanas a la localidad de Tlacotepec, en el centro del estado, el campesino recuerda que el precio pasó de cerca de 16.000 pesos el kilo (811 dólares) a 9.000 pesos (450 dólares).

Con estas bellas flores se consigue la goma de opio (AFP)

Con estas bellas flores se consigue la goma de opio (AFP)

“Nosotros hemos sentido mucho la diferencia, el cambio con eso de las drogas sintéticas, que nos vienen con esa explicación de por qué bajó tanto este precio”, se queja, mientras un compañero revisa el sistema de riego del cultivo.

El exagente de la DEA Mike Vigil confirma la versión del campesino: “Lo que está influyendo mucho más es el opioide que se está produciendo y que se está vendiendo por parte de China. Es el fentanilo“.

El experto vaticina que los carteles de drogas van a estar cada vez más inclinados a comerciar esta sustancia. “A un narcotraficante le conviene producir fentanilo o importarlo de China porque corre menos riesgos“, dice, ya que la amapola puede ser fumigada o las autoridades pueden descubrir los laboratorios.

Un kilo de esta droga tiene el poder de convertirse en miles de dosis, siendo más fácil de transportar ilegalmente

Un kilo de esta droga tiene el poder de convertirse en miles de dosis, siendo más fácil de transportar ilegalmente

En Estados Unidos, adonde se vende el grueso de la heroína, el vertiginoso aumento del consumo ilegal de opiáceos sintéticos -como el fentanilo- ha generado ya una epidemia.

En el violento estado de Guerrero, en donde las disputas de los grupos criminales dejaron 2.318 homicidios en 2017, la cifra más alta de todo el país, casi no hay otras industrias y las personas continúan cultivando la amapola.

A finales de marzo, pobladores impidieron que el ejército mexicano destruyera varios plantíos al asegurar que es su única forma de subsistencia.

(AFP)

(AFP)

“El batallón los arruina (a los campesinos) porque normalmente ya tienen vendida la cosecha o ya les adelantaron un pago”, explica Carlos Illades, historiador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y experto en la región de Guerrero. La intervención del ejército supone para ellos no solo pérdidas económicas sino amenazas a su integridad por la eventual imposibilidad de cumplir con las organizaciones narcotraficantes.

El ejército reportó en 2017 la destrucción de 28.751 hectáreas de cultivo de la flor, un aumento de casi 30% frente a 2016. Pese a ello y a la irrupción del fentanilo, la siembra de amapola, en particular en Guerrero, no ha dejado de crecer.

Epidemia en EEUU

El fentanilo y otros analgésicos son los principales responsables de la crisis de salud pública por abuso de opioides que vive Estados Unidos. A inicios de marzo, el gobierno  reportó un aumento de 30% en las sobredosis por esas sustancias entre 2016 y 2017 en el país.

Según la ONU, hay indicios de que México es punto de entrada para el fentanilo que proviene desde China.

“Algunos indicadores sugieren que el fentanilo está impactando significativamente en la participación de mercado y en otros casos incluso suplantando al mercado de la heroína”, dijo la DEA en un reporte del 2017.

Aún así, “la gente tiene la esperanza de que en alguna de esas el precio vuelva a levantar”, dice el campesino frente a pequeñas plantas de amapola que todavía no florean y que espera le den unos cinco kilos de goma.

Seguir leyendo

Mundo

La carta completa de Donald Trump a Kim Jong-un para cancelar la cumbre de Singapur

Publicado

on

Por

Apreciamos mucho su tiempo, paciencia y esfuerzo con respecto a nuestras recientes negociaciones y discusiones relacionadas con una cumbre largamente buscada por ambas partes, que fue programada para el 12 de junio en Singapur. Fuimos informados que la reunión fue pedida por Corea del Norte, pero eso para nosotros es irrelevante. Estaba con muchas expectativas para estar allí con usted. Lamentablemente, basado en la tremenda ira y abierta hostilidad mostrada en su más reciente comunicado, siento que es inapropiado, en este momento, tener esta planeada reunión. Por lo tanto, por favor, que esta carta represente que la cumbre de Singapur, para el bien de ambas partes, pero en detrimento del mundo, no tendrá lugar. Tú hablas de tus capacidades nucleares, pero las nuestras son tan masivas que ruego a Dios que nunca tengamos que usarlas.

Siento que se estaba construyendo un diálogo maravilloso entre usted y yo, y al final, es solo el diálogo lo que importa. Algún día espero con ansias conocerlo. Mientras tanto, quiero agradecerle por la liberación de los rehenes que ahora están en su casa con sus familias. Fue un bello gesto y es muy apreciado.

Si cambia de opinión sobre esta importante cumbre, por favor no dude en llamarme o escribir. El mundo, y Corea del Norte en particular, han perdido una gran oportunidad para una paz duradera y gran prosperidad y riqueza. La oportunidad perdida es un momento realmente triste en la historia.

Sinceramente,
Donald J. Trump
Presidente de los Estados Unidos de América

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias