Connect with us

Economia

Según un estudio privado, más de la mitad de la gente “llega con lo justo” a fin de mes

Publicado

on

Frente a los aumentos tarifarios en la primera parte del año, y el escenario inflacionario que en parte agarró velocidad por ellos, el grosor de las billeteras a medida que se acerca el próximo sueldo es cada vez menor. De acuerdo con un informe de la Universidad de Palermo, la mayoría de los hogares a duras penas puede estirar sus gastos para llegar a fin de mes.

La encuesta, llevada a cabo durante el primer trimestre de este año, refleja la realidad que enfrentan las economías familiares, con niveles de consumo y ahorro que aún no logran repuntar. De acuerdo con las respuestas recibidas por la UP, un 61% respondió que apenas logra “llegar a fin de mes” con su ingreso.

Ese estrecho margen está fuertemente vinculado a “la carrera entre inflación y paritarias, con las últimas perdiendo bastante terreno estos últimos meses”, considera Gabriel Foglia, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la UP. De acuerdo a Foglia, los resultados del “Estudio sobre Situación Financiera en la Argentina” muestran una coyuntura a nivel consumo que por lo menos puede definirse como ajustada.

Además, un 11% reconoce estar endeudándose para cubrir sus problemas de ingresos, y un 7% dice estar consumiendo sus ahorros. Solo un 20% tiene ingresos suficientes a fin de mes como para poder ahorrar.

Los que están más justos a fin de mes son los sectores socioeconómicos más bajos, con un 68% considerando que se encuentran entre aquellos que gastan sus últimos pesos sobre el final del mes. Un método común de distribuir los gastos para evitar un desembolso fuerte de un único golpe es pagar en cuotas. Sin embargo, solo un 41% de los encuestados por la UP afirma que compra en cuotas.

Ese número, sorprendente por lo bajo, tiene más que ver con la escasa bancarización que aún se mantiene en la población económicamente activa en Argentina. En otro relevamiento de la Universidad de Palermo, un 54% de los consultados dijo no tener una cuenta corriente o caja de ahorro en un banco. “Eso automáticamente los saca del universo no solo de gente con acceso a planes de cuotas, sino también que pueden pedir préstamos bancarios”, elabora Foglia.

Esa falta de acceso es tal que uno de los números más contundentes de la encuesta refleja que solo un 17% de los hogares se plantea la posibilidad de solicitar un préstamo bancario, tanto hipotecario como de otro tipo.

Advertisement

Economia

Sigue la recesión: la economía cayó 3,5% en el tercer trimestre

Publicado

on

Por

En términos desestacionalizados, el PBI perdió 0,7% respecto al trimestre precedente. Las consultoras y hasta el Gobierno estiman que no habrá reactivación al menos hasta abril de 2019.

El PBI de la Argentina cayó 3,5% en el tercer trimestre respecto de igual período de 2017 y acumula en el año una retracción del 1,4%, informó este martes el INDEC. De ese modo, confirmó que la economía se encuentra en un proceso recesivo.

La corrida cambiaria, la devaluación, la inflación y la caída del consumogolpearon con fuerza el aparato productivo y los datos oficiales confirmaron ese crítico panorama y constataron que el país está en recesión al llegar al segundo trimestre consecutivo en baja.

De esta manera, según la información pública, el producto bruto interno (PBI) se ubicó en el período en análisis en $695.664 millones. Respecto del segundo trimestre, la actividad económica experimentó un descenso del 0,7%, indicó el organismo encargado de las estadísticas oficiales.

El resultado del tercer trimestre fue menos grave que el del segundo -en la medición interanual-, en el que la caída había sido del 4,2%.

En cuanto al tercer trimestre, el sector que verificó la baja más fuerte fue el comercio mayorista y minorista, que se desplomó un 8,9%, seguido de la industria con un descenso interanual del 6,6%, respecto de igual período de 2017.

El sector agricultura, ganadería, caza y silvicultura decreció 5,2% en el tercer trimestre con respecto a igual lapso del año anterior.

En tanto, la actividad de la construcción -uno de los más dinamizadores- tuvo una baja de 0,8% en el tercer trimestre, según la información difundida por el INDEC y la explotación de minas y canteras cayó 0,1%.

El valor agregado del sector pesca observó un crecimiento interanual de 7,3% y el sector electricidad, gas y agua creció 1,4% durante el tercer trimestre del 2018 con respecto al mismo trimestre del año 2017.

Según informó el organismo, el sector restaurantes y hoteles registró una baja de 3,5% y transporte, almacenamiento y comunicaciones mostró un decrecimiento de 3,8%, en el tercer trimestre contra igual período de 2017.

Por el contrario, la actividad de intermediación financiera observó un crecimiento de un 5,1% y las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler experimentó una suba de 1,1%.

La inversión bruta tuvo una caída del 11,2%, con baja del 1,5% en el sector de construcciones, 13,3% en maquinaria y equipo, pero el derrumbe muy fuerte en la formación de capital fue en transporte, con una retracción del 36%.

Seguir leyendo

Economia

La canasta básica subió en un año 57%: para no ser pobre, una familia necesita $25.206

Publicado

on

Por

Una familia tipo necesita poco más de 10 mil pesos para comprar comida y no caer por debajo de la línea de indigencia.

Tanto la canasta básica de alimentos como la canasta básica total aumentaron un 4% en noviembre con respecto a octubre, informó este martes el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC).

Los precios de la canasta básica alimentaria llegaron a los $10.122,9 el mes pasado, lo que implica que una familia tipo necesita ese monto para no caer bajo la línea de indigencia.

Mientras tanto los precios de la canasta básica total, la cual se usa de índice para determinar si una familia está por debajo de la línea de pobreza, treparon a $25.206,03 en noviembre.

En los últimos doce meses, la canasta básica total y la canasta básica alimentaria registraron un incremento de 57,3% y 54,1, respectivamente.

El valor de la canasta básica de alimentos para una familia tipo era de $6.568,85 en noviembre de 2017 mientras que en ese mismo lapso de tiempo la canasta básica total tenía un precio de $16.027,98 para no considerar al hogar como pobre.

La canasta básica alimentaria (CBA) se determina de acuerdo a los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto, de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades. Con esa referencia se calcula el porcentaje que consumen los demás miembros del núcleo familiar.

Así, la mujer representa un 0,77 de esa unidad de “adulto equivalente”, un niño de 6 años es lo mismo que 0,60 de esa medida y una mujer de 61 años cuenta como el 0,67 de acuerdo a esa escala.

De este modo se puede calcular que una familia monoparental liderada por una mujer e integrada por una jubilada y un hijo varón de 18 años necesita $8.059,01 pesos para no ser indigente en noviembre de 2018, o $20.066,93 para no ser pobre.

La canasta básica total más cara en es la que corresponde a una pareja de adultos y sus tres hijos menores de 5 años: a noviembre de 2018 ascinede a $26.511,19 tras haber aumentado $9653,28.

Seguir leyendo

Economia

La tasa de desempleo fue del 9% en el tercer trimestre

Publicado

on

Por

El ingreso de la economía en el segundo trimestre de un nuevo ciclo recesivo, un poco más intenso que el registrado dos años antes, tuvo su efecto inmediato en el aumento de la tasa de desempleo, más intenso en el segmento de la industria manufacturera y la construcción, que en el de los servicios públicos y privados.

La Encuesta Permanente de Hogares del Indec en los 31 aglomerados urbanos del país, con una población de millones de 27,8 millones de personas, arrojó que para el tercer trimestre del año una oferta laboral de 12,99 millones de las cuales se encontraban empleadas 11,82 millones, y un 9% se encontraba en la búsqueda de un puesto rentado, pero sin alcanzar ese objetivo, unas 1,2 millones de personas.

En un año en que la actividad económica acusó un punto de giro de más de 7 puntos porcentuales, porque pasó rápidamente de un ritmo de reactivación del 3,8% interanual, a una contracción del 3,5%, la tasa de desempleo se elevó menos de un punto porcentual, de 8,3% a 9% de la oferta laboral.

Y a tono con el malestar que predomina en el sector manufacturero, el examen que hizo el Indec sobre la variación de la nómina de ocupados entre el segundo y tercer trimestre resalta que “la principal variación se registra en la industria manufacturera que pasa de 11,5 a 11,1 puntos porcentuales”.

 El sector manufacturero representó el 11,1% del empleo total, 0,4 puntos porcentuales menos que en el segundo trimestre

También perdieron peso en el mercado de trabajo las actividades relacionadas con hoteles y restaurantes y transporte, almacenamiento
y comunicaciones, bajaron en 0,3 puntos porcentuales.

Como contrapartida, las actividades que experimentaron un incremento en su peso relativo dentro de la estructura de rama de los ocupados fueron la construcción y el servicio doméstico en las cuales la proporción de ocupados aumentó en 0,3 puntos porcentuales, principalmente por efecto de la activa acción de fiscalización que llevó a cabo la AFIP.

La resiliencia que mostró el mercado de laboral en términos de cantidades de personas ocupadas, en blanco y en negro, en relación de dependencia y también como cuentapropista, fue la contracara de la brusca caída del poder de compra de los ingresos del conjunto de los trabajadores.

Incluso, la medición del Indec determinó una baja de 6 décimas de puntos porcentuales respecto del trimestre previo, como consecuencia de la desaceleración que registró la caída de la actividad económica, a partir de los primeros datos positivos vinculados con la nueva cosecha 2018/19 y la maduración anticipada de las inversiones en el reservorio carburífero de Vaca Muerta.

 El Indec determinó una baja de 6 décimas de puntos porcentuales en la tasa de desempleo respecto del trimestre previo, como consecuencia de la desaceleración que registró la caída de la actividad económica

Pese al cuadro recesivo en el que ingresó la economía en el segundo trimestre y se mantuvo en el tercero, aunque con menor intensidad estadística, la encuesta oficial registró sendos aumentos de la oferta laboral y algo menos en la tasa de empleo, en comparación con un año antes.

En el primer caso se trató de un incremento en 4 décimas de puntos porcentuales, equivalente a unas 238 mil personas, mientras que en el segundo se elevó mínimamente, 1 décima de punto porcentual, unas 128 mil personas. De ahí surgió el crecimiento del total de desempleados en un año en 110 mil personas, en el universo relevado.

 La proyección de la EPH al total de la población del país de 44,7 millones personas, determina una oferta laboral nacional de 20,55 millones de trabajadores, de los cuales 18,87 millones estaban ocupados y 1,68 millones desempleados

Una lectura que hace en Hacienda es que “el tipo de cambio flotante ha actuado como mitigador de shocks, así como que una parte no menor del conjunto de empleadores no prevén una recesión prolongada, y por tanto mantuvieron la nómina, pese al receso fabril y comercial”.

Intento de reinserción de los desocupados

El Indec también consultó a la población sin empleo, pese a que buscaba ocuparse, el tiempo que lleva en ese estado y detectó que “11,7% llevaba menos de 30 días; y 21,9% entre 1 y 3 meses,”, en ambos casos registró sendas disminuciones de 1,1 y 4,5 puntos porcentuales en comparación con la situación de 3 meses antes.

Sin embargo, a tono con el cuadro recesivo que por segundo trimestre afectó a la economía, 3 de cada  10 trabajadores sin empleo acumula entre 3 y 12 meses de  búsqueda, y otro tanto a traviesan por ese estado de insatisfacción laboral desde  hace más de un año, unas 420 mil personas en cada caso.

 Hay más de 420 mil trabajadores que atraviesan por un estado de “desempleo crónico”, más de un año de búsqueda de reinserción sin lograr el objetivo

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias