Connect with us

Sociedad

Salud confirmó que no hay casos graves por la bacteria Streptoccocus

Publicado

on

De esta manera, la cartera sanitaria provincial desmintió oficialmente algunas publicaciones periodísticas que señalaban la aparición de sendos casos en Sáenz Peña y en Resistencia. No obstante, los especialistas insisten en seguir con las recomendaciones generales de prevención de todas las infecciones respiratorias.

El Ministerio de Salud Pública, a través de un comunicado oficial, reiteró que, “hasta el momento en la Provincia del Chaco no se han notificado presentaciones graves de infecciones provocadas por el Streptococcus”.

Los especialistas remarcaron, además, que las infecciones de carácter leve o moderado provocadas por esta bacteria son muy frecuentes, por ejemplo casos de faringitis, otitis. Un resultado de laboratorio positivo para Streptococcus no implica gravedad del cuadro clínico.

Si bien la bacteria Streptococcus pyogenes no posee una vacuna específica, se recomienda completar el esquema de vacunación acorde a la edad, a fin de evitar patologías predisponentes como varicela, gripe, entre otras.

Las medidas generales de prevención son fundamentales y son las mismas que se sugieren para la prevención de otras infecciones respiratorias como lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o alcohol gel. No automedicarse. Consulte a profesional. Concurra al centro de salud más cercano.

Al toser o estornudar, cubrirse la nariz y boca con un pañuelo o papel descartable, con el pliegue interno del codo, para no diseminar partículas infectadas en el ambiente. Desechar el pañuelo en la basura después de su uso. No tocar los ojos, nariz o boca con manos sin lavarse las manos. No compartir utensilios, alimentos y bebidas

También se debe evitar estar en contacto estrecho con personas que están enfermas. Las personas con síntomas de patologías respiratorios, deben permanecer en sus domicilios sin concurrir a lugares públicos.

Sociedad

Charata fue sede del tercer Taller Regional del Plan Estratégico Territorial

Publicado

on

Por

Esta mañana se desarrolló en la ciudad de Charata el cuarto taller participativo regional del proceso de actualización del Plan Estratégico Territorial del Chaco. El mismo fue encabezado por el ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, Guillermo Monzón y la intendente María Luisa Chomiak y contó con la presencia del Intendente de General Pinedo Juan Antonio Reschini, Diogenes Requena, jefe comunal de Hermoso Campo y el Presidente de Concejo Enrique Obligado.

Funcionarios y representantes de las áreas de Producción, Ambiente, Seguridad, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), las empresas Sameep y Secheep, de los municipios de Las Breñas, General Pinedo, Corzuela, Hermoso Campo, Gancedo y General Capdevilla han debatido en Charata, sede de la región Oeste, sobre las potencialidades de la zona para crear la cartera de proyectos prioritarios que prevea una planificación ordenada con vistas al año 2025.

La intendente Chomiak dio la bienvenida al ministro y destacó esta iniciativa que convoca a diferentes sectores de la región: “Celebramos la llegada del ministro Guillermo Monzón y todo su equipo porque es muy importante hablar de este Plan Estratégico que prevé el crecimiento de las localidades”.

Además la jefa comunal especificó las obras que se están concretando desde el municipio local y cuáles se postulan como principales a ser incluidas dentro de esta nueva planificación: “Si bien tenemos obras que se están desarrollando en este momento, las más importantes son las redes domiciliarias de agua y el acueducto que viene hacia nosotros y que esperamos no demande mucho más tiempo”, manifestó.

Asimismo Chomiak remarcó la necesidad de trabajar en “un plan de desagües pluviales, ambicioso para nuestra ciudad, que actualmente dista mucho de ser el óptimo. Debemos incluir en el presupuesto también una autovía con su respectiva rotonda, y podría enumerar muchas más”. “La verdad celebramos la llegada de todos para esta jornada de trabajo que sin duda es muy beneficiosa y agradecemos también al Gobernador de la provincia que lo hace posible”, añadió.

El ministro Guillermo Monzo expresó que “el gobernador plantea permanentemente que cada ciudadano tenga las mismas posibilidades de desarrollarse, ya sea en la capital como en cualquier ciudad de la Provincia. Para ello es necesario que cada una de las regiones tenga acceso a las mismas oportunidades; el mismo acceso en infraestructura, en equipamiento de salud y educativo, contar con la misma seguridad”.

“Esta reunión convoca a los municipios de la región para que entre todos empecemos a discutir cuál es la nueva provincia que queremos y cuáles son las nuevas carteras de proyectos que van a fortalecer y continuar con el desarrollo productivo del Chaco”, señaló.

Seguir leyendo

Sociedad

Buscan a un menor que desapareció mientras se bañaba en el canal de Soberanía

Publicado

on

Por

En las últimas horas del martes, un menor de 12 años desapareció mientras se bañaba con otros menores en el canal de Soberanía, en cercanías a calle 20.

Cerca de las 22, el servicio de seguridad 911 recibió el alerta de vecinos de la zona, quienes dieron aviso que un menor – identificado como Agustín Bullón, de 12 años – había desaparecido en el canal de desagüe que funciona en avenida Soberanía Nacional y calle 20.

El menor reside en el barrio Valussi, y al momento de su desaparición se encontraba con otros menores.

Se encuentran trabajando en el lugar la División Bomberos Metropolitana, Bomberos Voluntarios San Fernando, sin resultados positivos.

Seguir leyendo

Sociedad

A un año de la desaparición del Ara San Juan, continúa la búsqueda para determinar qué ocurrió

Publicado

on

Por

Una búsqueda todavía infructuosa, una causa judicial que aún no tiene imputados y la espera de los familiares de los 44 tripulantes que aguardan por la verdad constituyen el panorama actual de la desaparición del submarino ARA San Juan de la Armada Argentina, perdido desde hace un año.

“Ingreso de agua de mar por sistema de ventilación al tanque de baterías N° 3 ocasionó cortocircuito y principio de incendio en el balcón de barra de baterías. Baterías de proa fuera de servicio al momento en inmersión propulsando con circuito dividido. Sin novedades de personal. Mantendré informado”, comunicó el comandante del ARA San Juan, el capitán de fragata Pedro Martínez Fernández a la 7.30 del 15 de noviembre de 2017.

Esa fue la última comunicación que se produjo desde el submarino con la base naval de Mar del Plata, cuando la nave se encontraba a 432 kilómetros de la costa patagónica, a la altura del Golfo San Jorge.

El 8 de noviembre, la nave había partido desde Ushuaia en una misión de patrullaje por el litoral marítimo argentino, y se sabe que un día antes de su desaparición reportó un desperfecto eléctrico y un principio de incendio en su sala de máquinas que resultó subsanado por la tripulación.

Dos días después de haber informado su última posición, el Gobierno argentino reconoció el extravío de la nave, y activó el protocolo SAR para la búsqueda y rescate de embarcaciones.

El Poder Ejecutivo solicitó ayuda internacional y navíos de Argentina, Alemania, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Noruega, Perú, Uruguay y Rusia participaron de un operativo que se desplegó en un área de más de casi 500 mil kilómetros cuadrados.

Con las operaciones en marcha, el 23 de noviembre, el vocero de la Marina, el capitán de fragata Enrique Balbi, informó a la prensa que la Marina de los Estados Unidos y la Organización del Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO), con sede en Viena, Austria, habían detectado “un evento anómalo, corto y consecuente con una explosión/implosión” en la zona por la cual navegaba el sumergible.

Una semana después, el Gobierno anunció oficialmente que no había posibilidades de encontrar sobrevivientes y que se había cubierto la totalidad del área de búsqueda. Sin embargo se negó a declarar duelo nacional hasta no tener al menos una fotografía del ARA San Juan hundido en el fondo del mar.

Mientras se conformaba una Comisión Bicameral en el Congreso, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, dispuso a fin de 2017 el pase a retiro del jefe de la Armada, el almirante Marcelo Srur, y su reemplazo por el vicealmirante José Luis Villán.

A los pocos días de ocurrida la desaparición de la nave, se inició en el juzgado federal de la ciudad santacruceña de Caleta Olivia una causa por averiguación de ilícito que quedó a cargo de la jueza Marta Yáñez.

Un grupo de familiares de los marinos del ARA San Juan se presentaron como querellantes en la investigación, con la representación de Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, un teniente de corbeta que tripulaba el sumergible.

Pese a los pedidos de las querellas, la jueza aún no formuló imputaciones, y aseguró en los últimos días que “no se apresurará” a la hora de llamar a indagatorias.

“Sería fundamental localizar la nave, o al menos tener imágenes que arrojen datos que puedan ser peritados”, señaló Yáñez en declaraciones al diario La Nación la semana pasada.

Asimismo, la magistrada descartó que la nave haya sido objeto de algún ataque militar, una posibilidad que fue desestimada antes por el Gobierno argentino y la Armada.

“No se encontraron indicios de un ataque como manchas de aceite o restos de la nave. Creo que es algo que tenemos que descartar”, le confió a Télam el perito naval Fernando Morales, oficial de la Marina Mercante y experto en propulsión.

En ese sentido, Morales considera que puede ser acertada la hipótesis de un ingreso de agua a la nave por una avería en la válvula Eco-19 que tenía el submarino, con la que trabaja un grupo de expertos convocados por la Armada y que presentaría en los próximos días a la Comisión Bicameral del Congreso que investiga la desaparición del submarino.

“Es probable que el ingreso de agua por esa válvula de ventilación haya ocasionado un desperfecto que ocasionó un cortocircuito en las baterías y la generación de gases que afectaron a la tripulación. De todos modos, nada se sabrá con certeza hasta que sea hallado el submarino”, apuntó Morales.

El operativo para la búsqueda del submarino se reinició el pasado 7 de septiembre, y está a cargo de la empresa estadounidense Ocean Infinity, contratada a tales fines por el Gobierno argentino.

Las tareas son realizadas por el buque Seabed Constructor, equipado con alta tecnología con la que son operados cinco pequeños sumergibles denominados AUV (autonomous underwater vehicle) que se desplazan bajo el agua sin necesidad de ser manejados por un operador abordo y que durante 60 días rastrearon el área en la cual el ARA San Juan se reportó por última vez.

En los próximos días, el buque se retirará a Sudáfrica para que le efectúan reparaciones que ya estaban programadas, y el Ministerio de Defensa negocia con la empresa una continuidad de la búsqueda que podría comenzar en febrero y extenderse hasta abril.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias