Connect with us

Publicado

on

El Millonario abrió la cuenta con gol de Scocco de penal. Lux le atajó un disparo desde la pena máxima a Stracqualursi y Janson selló el 1-1 para el local. Video.

Tigre y River Plate igualaron esta noche 1-1 en el Estadio José Dellagiovanna, en Victoria, por la quinta fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, y con este resultado el Millonario quedó a cuatro puntos del líder, Boca Juniors.

Ignacio Scocco abrió el marcador de penal para la visita a los 9 minutos de juego e igualó Lucas Janson de cabeza a los 34, también del primer tiempo.

A los 19 de esa misma etapa, Germán Lux le había atajado un penal a Denis Stracqualursi.

En el minuto 42 del primer período fue reemplazado por lesión el mediocampista riverplatense Ignacio Fernández, a quien se le atribuían chances de ser convocado por Jorge Sampaoli para la próxima doble fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Rusia 2018. Por Nacho en River ingresó el uruguayo Nicolás De La Cruz.

 

El primer tiempo fue intenso en emociones, pero no desde el juego, en el que ambos equipos aportaron poco y con escasas situaciones de gol, sino desde la polémica.

Ya a los 8 minutos el árbitro Ariel Penel sancionó correctamente penal tras una fuerte infracción desde atrás de Gastón Bojanich sobre Fernández, y un minuto después Scocco lo transformó en gol con un violento remate que ingresó junto al ángulo superior derecho del arco defendido por Federico Crivelli.

No se llegaba con claridad a las áreas, pero el local dispuso de una inmejorable chance de igualar cuando a los 17 la pelota dio en la mano de Leonardo Ponzio dentro del área de River tras un remate de Stracqualursi.

El mismo delantero se hizo cargo de la ejecución de la pena máxima, pero Lux tapó el remate dirigido al medio del arco, y en el rebote el atacante volvió a perderlo con un disparo demasiado alto.

Fue el primer penal atajado por el arquero de River en la Primera División del fútbol argentino, aunque es verdad que la mayor parte de su campaña la desarrolló en España.

A los 22, Penel no observó una clara mano de Daniel Imperiale que debió haber sido el segundo penal para el millonario, en lo que fue su primer error arbitral de la lluviosa noche de Victoria.

En la primera jugada asociada de riesgo del partido, a los 34, Maximiliano Caire llegó hasta el fondo por derecha y envió un centro que Janson, solo entre los centrales de River, cabeceó al segundo poste para devolverle la paridad al tanteador.

Los dirigidos por Marcelo Gallardo tuvieron más la pelota ante un adversario que, desde el estilo habitual de su entrenador Ricardo Caruso Lombardi, se dedicó a esperar para salir de contra. De todos modos, sólo a los 36 la visita tuvo una chance con un remate de Fernández que salió cerca del vertical derecho.

Sobre el final de la etapa, a los 42, Fernández debió salir por una sobrecarga muscular, y si bien De La Cruz se mostró activo, no aportó la claridad que suele mostrar en los últimos metros quien fue reemplazado y está en la consideración del cuerpo técnico del seleccionado albiceleste.

El segundo período se mantuvo con River buscando sin mucho éxito la forma de penetrar la última línea del oponente, pero poco a poco logró inquietar a Tigre.

Crivelli primero envió al córner un remate de Scocco que buscaba el palo derecho a los 10 minutos, y un minuto más tarde le tapó muy bien un mano a mano a Carlos Auzqui, quien había sido dejado en soledad por una habilitación de De La Cruz.

A los 24, Enzo Pérez recibió sobre el sector derecho del área, dibujó una buena acción individual y sacó un zurdazo que salió pegado al ángulo superior derecho.

Al igual que en la fecha anterior frente a Argentinos Juniors, a River le costó encontrar el último toque para superar a un rival que se defendió bien, y recién a los 41 tuvo un intento desde afuera del área de De La Cruz que se fue cerca del palo izquierdo.

Fuente: DyN

 

Seguir leyendo
Advertisement
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Deportes

Cómo quedaron los bombos del sorteo de la Copa

Publicado

on

Por

Luego de la clasificación de Independiente, se definieron los siete equipos argentinos que jugarán la Copa Libertadores 2018, seis de los cuales ya saben su distribución en los bombos de cara al sorteo de la fase de grupos, que se realizará el próximo 20 de diciembre en Luque, Paraguay.

De esos seis clubes clasificados directamente, cuatro son los más grandes de la historia del fútbol argentino, donde River (subcampeón Liga 2016/17) y Boca (campeón Liga 16/17) serán cabezas de serie, mientras que Independiente (campeón Copa Sudamericana) estará en el Bombo 2 y Racing (4to en Liga 16/17) en el Bombo 3.

El quinto representante argentino es Estudiantes de La Plata (3ero de Liga 16/17) que irá al Bombo 2, y el sexto Atlético Tucumán (5to de Liga 16/17), ubicado en el Bombo 4, que también espera por la suerte de Banfield, que jugará el repechaje.

El torneo, que tendrá una extensión anual al igual que en 2017, tiene a casi todos sus 47 equipos definidos, porque falta cerrarse cuatro plazas (dos de Colombia, uno de Bolivia y el restante de Chile).

Esta edición de la Copa Libertadores, la quincuagésima novena, tendrá clubes de muchísima jerarquía a nivel sudamericano, 17 de los cuales ya han levantado alguna vez este trofeo: Boca, River, Estudiantes, Racing e Independiente (Argentina); Cruzeiro, Corinthians, Gremio, Palmeiras, Santos, Flamengo y Vasco da Gama (Brasil); Nacional y Peñarol (Uruguay); Colo Colo (Chile); Olimpia (Paraguay) y Atlético Nacional (Colombia).

En ese sentido, a la espera de la definición de las plazas, así quedaría la distribución de los diferentes bombos para el sorteo del próximo miércoles, ordenado por el Ranking Conmebol:

Bombo 1: Gremio (Brasil); River; Boca; Atlético Nacional (Colombia); Peñarol (Uruguay); Santos (Brasil); Corinthians (Brasil); Cruzeiro (Brasil).

Bombo 2: Independiente; Emelec (Ecuador); Estudiantes de La Plata; Cerro Porteño (Paraguay); Palmeiras (Brasil); Bolívar (Bolivia); Libertad (Paraguay); Universidad de Chile.

Bombo 3: The Strongest (Bolivia); Colo Colo (Chile); Racing; Flamengo (Brasil); Defensor Sporting (Uruguay); Alianza Lima (Perú); Real Garcilaso (Perú); Colombia 2.

Bombo 4: Atlético Tucumán; Deportivo Lara (Venezuela); Delfín (Ecuador); Monagas (Venezuela); más los cuatro vencedores del Repechaje.

 

Seguir leyendo

Deportes

La caravana del campeón hasta Avellaneda

Publicado

on

Por

El plantel de Independiente ofrendó el trofeo de la Copa Sudamericana a sus hinchas en el estadio “Libertadores de América”, donde culminó una caravana que inició desde que bajó del avión y tuvo una rotura del micro en el medio.

Más de siete mil personas coparon las tribunas del estadio en Avellaneda, pese a que se trataba de un día laborable y en horario vespertino, y una vez que los jugadores y el cuerpo técnico llegaron para dar la vuelta olímpica, invadieron el campo de juego.

 

Allí, los campeones recibieron el afecto de los hinchas, que vestidos con alguna prenda roja o camiseta del club, se fotografiaron y agradecieron este nuevo título para la institución, el número 17 a nivel internacional.

Un rato antes, luego de la consagración en Brasil ante Flamengo, miles de hinchas acompañaron al micro descapotable todo rojo que partió desde el aeroparque metropolitano “Jorge Newbery”, que pasó por el Obelisco y culminó en la cancha.

 

Es cierto que en el medio hubo un cambio de ómnibus, porque se averió y no pudo continuar su marcha por la autopista “9 de Julio Sur”.

En el micro se observó a un exultante Ariel Holan con gorra y anteojos de sol festejando como un jugador más, al tiempo que varios futbolistas se pasaban la copa de mano en mano.

“Me quedo con la pasión y convicción del equipo, que fue liderada por un capitán muy grande como Tagliafico. Yo aprendí esto de los propios jugadores y entrenadores de Independiente, porque es la identidad de nuestro fútbol, no siempre se puede salir campeón, pero ya como hincha y socio del club estaba muy conforme con que recuperara la identidad“, destacó Holan, en declaraciones a TyC Sports, en pleno campo de juego.

 

Seguir leyendo

Deportes

Por esas lágrimas de Ariel Holan

Publicado

on

Por

La noche previa a la final que se jugó en Avellaneda pasé por el hotel donde concentra el plantel de Independiente y tuve la suerte de cruzarme con Ariel Holan. Hablamos del equipo, del Maracaná, del sueño copero. Hasta que en un momento me contó una anécdota: cuando era pibe, a los cuatro o cinco años, un abuelo le había regalado un grabador de cinta y él lo usaba para registrar sus propios relatos de partidos, pero no de partidos intrascendentes o amistosos insulsos, el niño Holan grababa una final, una súper final, una finalísima entre Independiente y una Selección Mundial integrada solo por los tres o cuatro jugadores europeos que conocía. Con leves variantes, el partido era siempre el mismo: el Rojo empezaba perdiendo, la pasaba mal y a duras penas conseguía empatar, entonces el entrenador se la jugaba y metía un cambio. ¿Quién entraba? Holan, por supuesto. Y ocurría: el jugador Holan convertía el gol del triunfo que el niño Holan relataba con alaridos durante las siestas en Lomas de Zamora.

Holan, el técnico, me contó esta historia con los ojos vidriosos, y me mostró los pelos erizados del brazo, como si necesitara una prueba para demostrar que su historia con Independiente es auténtica. Y algo más: me hizo escuchar un audio de WhatsApp con la voz de su nieto de apenas dos años que canta “señores dejo todo, me voy a ver al Rojo, porque los jugadores, me van a demostrar, que salen a ganar, quieren salir campeón, que lo llevan adentro, como lo llevo yo”. Y me explicó: “Ves, esto es Independiente para mí y para mi familia”.

 

En ese momento quise más que nunca que el Rojo saliera campeón. Por el club, por los hinchas y también por el técnico.

Hace una semana que estoy de vacaciones con mi familia a siete mil kilómetros del Maracaná, en una ciudad donde no se enganchan ni con los partidos de los mundiales. Tuve que mirar la final en una tablet prestada y a través de un streaming trucho. Como recuerdo de esta Copa Sudamericana me quedan esos noventa minutos con la vista clavada en una pantalla diminuta, el festejo en soledad y el llanto de Holan, ese desahogo furioso, pasional y emotivo de aquel pibe que a los cuatro años soñaba con sacar campeón a Independiente.

 

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias