Connect with us

Publicado

on

Los cafés y cervecerías artesanales son sólo peones en un juego mucho más grande.

“Alguien que se enteró sobre la gentrificación a través de artículos de periódico podría llegar a creer que se trata sólo de la culminación de varios cientos de miles de voluntades individuales para abrir cafés y lindas boutiques, dejarse el bigote y comprar discos. Pero sólo son los signos de la gentrificación, no sus causas”.
Lo anterior fue escrito por el periodista Peter Moskowitz en How To Kill a City (Cómo matar a una ciudad), un libro sobre la gentrificación en Estados Unidos, publicado recientemente. Se trata de un estudio sobre cuatro ciudades —Nueva York, Detroit, San Francisco y Nueva Orleans— que están en proceso de adaptarse a la gentrificación generalizada, que en el caso de las últimas tres, ha sucedido a una velocidad dramática.

En el transcurso del libro, Moskowitz mezcla entrevistas a los residentes de las ciudades con los hallazgos de investigaciones académicas y comentarios sobre políticas municipales. Esto crea un retrato convincente de la interacción de las decisiones —en un nivel macroscópico y microscópico— en la remodelación del entorno urbano: siempre bajo un modelo subyacente de reducción del gasto público y de desplazamiento de las personas más pobres, a la vez que se promueven los intereses empresariales y las ganancias del capital privado.

 

El libro nació de la propia experiencia de Moskowitz cuando abandonó su ciudad natal de Nueva York y luego regresó para descubrir que el vecindario de West Village en el que había crecido estaba ahora lleno de acaudalados recién llegados, y ya no era asequible ni hospitalario para gente como él.

“Me mudé a Queens, y luego a Brooklyn, y me di cuenta de que me estaba mudando a barrios donde la gente me lanzaba la misma mirada de ‘¿por qué estás aquí?’ que yo mismo le había lanzado a los recién llegados en West Village”, aclara Moskowitz en una llamada telefónica. “Y eso hizo que me interesara en cómo funcionan los niveles de poder en una ciudad: que yo pudiera estar de un lado de la situación en un vecindario, y del otro lado en un barrio diferente”.

Las historias humanas que Moskowitz relata en el libro son conmovedoras y frecuentemente se sitúan en la intersección entre la raza y el género: el hombre gay latino que tuvo que mudarse fuera del barrio de Mission de San Francisco hacia la ciudad más conservadora de Concord, o la mujer negra de Nueva Orleans que lucha por encontrar un trabajo mientras las organizaciones de reconstrucción post-Katrina atraen a decenas de jóvenes graduados blancos de fuera de la ciudad. Pero las historias más ilustrativas son las que hablan sobre las reuniones del consejo de la ciudad, los planes de rezonificación y los planes de inversión que sientan las bases para la gentrificación, que a menudo se describe explícitamente como tal.

“La conclusión más sorprendente que tuve [al escribir el libro] fue el descaro de los políticos en las políticas favorables a la gentrificación, especialmente en Nueva Orleans y Detroit”, dice Moskowitz. “El zar económico del gobierno de Detroit dijo: ‘por favor, traigan la gentrificación, necesitamos más de eso’. Podría sonar como una conspiración si no lo hubieran explicado de manera directa”.

Moskowitz dice que parte del objetivo del libro fue tratar de encaminar la conversación sobre las viviendas en Estados Unidos hacia lo que puede encontrarse en partes de Europa, donde las medidas de control del alquiler y los movimientos a favor de la ocupación son más comunes. Con este objetivo, y al haber definido a la gentrificación como una poderosa fuerza sistémica, el libro cierra con el registro de diversas tácticas de resistencia y esboza estrategias basadas en políticas para trabajar hacia un futuro menos gentrificado.

“Soy optimista cuando me reúno con activistas que han hecho esto durante mucho tiempo”, dice Moskowitz. “La gentrificación podría ser un término nuevo, pero la desigualdad de vivienda ha ocurrido durante cientos de años. La gente ha estado creando tácticas nuevas e inventivas para combatir estos sistemas durante mucho tiempo, y eso me da la esperanza de que estas personas saben lo que están haciendo. Lo que queda por ver es cómo podemos motivar a las personas que no han comenzado a hacer ese trabajo”.

Publicado originalmente en VICE.com

Advertisement
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Mundo

EEUU condenó la violencia de “matones controlados por el gobierno” en las protestas en Nicaragua

Publicado

on

Por

Estados Unidos atribuyó el viernes a “matones controlados por el gobierno” la violencia que sacude a Nicaragua, donde instó a establecer un diálogo “creíble e inclusivo” e “implementar plenamente” las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Estados Unidos condena la violencia reciente perpetrada por matones controlados por el gobierno, lo que resulta en más muertes de manifestantes en Nicaragua”, dijo el Departamento de Estado sobre las protestas antigubernamentales que en poco más de un mes dejan 78 muertos.

En un comunicado, llamó al gobierno de Daniel Ortega a “crear las condiciones propicias para un diálogo creíble e inclusivo”, así como a actuar según las conclusiones de la CIDH “para asegurar que se rindan cuentas y se haga justicia ante los abusos y las violaciones de los derechos humanos”.

“Instamos al gobierno de Nicaragua a que negocie de buena fe y regrese al diálogo con una agenda para lograr un futuro democrático para todos los nicaragüenses”, concluyó el texto.

 

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo en la mesa del Diálogo Nacional suspendido por “falta de consenso” (Reuters)
Washington ya había condenado la represión de las manifestaciones populares por parte del gobierno de Ortega, llamando al diálogo para superar la violencia.

Las conversaciones entre el gobierno y opositores quedó suspendido el miércoles ante la falta de consenso en la agenda de trabajo, mientras el jueves se sucedieron nuevas protestas en las calles para reclamar justicia y democracia.

La CIDH, un ente autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), pidió el lunes al gobierno nicaragüense dejar de reprimir a los manifestantes, desmantelar los grupos parapoliciales y controlar a los grupos armados que atacan y hostigan a la población civil.

Entre las 15 recomendaciones tras su misión en Nicaragua, la CIDH llamó además a crear un mecanismo de investigación internacional de la violencia.

“La visión nuestra al llegar a Nicaragua era distinta a lo que vimos y luego de casi cinco días nos vamos con una visión bastante más grave de lo que pensábamos”, dijo la relatora especial de la CIDH para Nicaragua, Antonia Urrejola, al participar en una rueda de prensa el miércoles en Washington.

Las manifestaciones contra el gobierno de Ortega comenzaron a mediados de abril como reacción a una reforma al sistema de seguridad social, pero se ampliaron para incluir demandas de justicia por la muerte de decenas de estudiantes tras una violenta represión policial.

Los manifestantes también exigen la renuncia de Ortega, un ex guerrillero sandinista a quien acusan de intentar establecer una dictadura familiar similar a la de los Somoza (1934-1979), contra la que luchó.

Seguir leyendo

Mundo

Los escándalos de “Popeye”, ex sicario de Pablo Escobar, antes de ser detenido nuevamente

Publicado

on

Por

Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alias “Popeye”, uno de los más temidos sicarios de Pablo Escobar fue detenido el viernes al presentarse a las instalaciones de la ficalía de Antioquia, en Colombia. Se cierra así un breve periodo de libertad, que había comenzado en agosto de 2014 cuando salió de prisión después de una condena de 23 años.

Sin embargo, su vida fuera de la cárcel no transcurrió con la tranquilidad que hubieran deseado las autoridades, ya que “Popeye” no sólo se dedicó a tareas ilegales como asociación para delinquir y extorsión -por lo que fue nuevamente detenido-, sino que se ha caracterizado por utilizar las redes sociales para amenazas y dichos ofensivos de todo tipo.

El último periodo el ex sicario del cártel de Medellín concentró sus energías contra el candidato a la presidencia de Colombia Gustavo Petro, ex alcalde de Bogotá y ex guerrillero del grupo M-19 (desmovilizado en 1990), para lo que no ahorró mensajes ni amenazas para él y para sus seguidores.

 

“Maldit@s petristas denuncien mi tw (Twitter). Los odio. Si no me puedo expresar, mi fusil hablará por mí. Cuando comience el dolor y el llanto, no lloren que no habrá compasión. Amo a Colombia y soy un guerrero santo. Y peleo por la familia del No. Dios, cuanto l@s odio”, escribió “Popeye” en una de las oportunidades en las que su cuenta fue bloqueada.

Seguir leyendo

Mundo

Colombia y Venezuela y exigió a sus militares firmar un juramento de “lealtad”

Publicado

on

Por

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó a su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, de tener “planes macabros” para dejar al nuevo Gobierno de ese país “una situación comprometida” y de “enfrentamiento bélico entre Venezuela y Colombia en la frontera”.

“Denuncio ante el mundo que Juan Manuel Santos está preparando planes macabros para dejar una situación comprometida, enfrentamiento bélico entre Venezuela y Colombia en la frontera, como Álvaro Uribe, en su época”, dijo.

Según Maduro, Santos estaría preparando este plan para dejárselo “al nuevo Gobierno”, pues este fin de semana se celebran elecciones presidenciales en Colombia.

Denuncio ante el mundo que Juan Manuel Santos está preparando planes macabros para dejar una situación comprometida, enfrentamiento bélico entre Venezuela y Colombia en la frontera

“Pendiente, yo le hago un llamado a las Fuerzas Armadas colombianas (a) no prestarse a ninguna provocación”, dijo; y pidió al cuerpo castrense venezolano estar desplegado con “máxima inteligencia”, prevención y capacidad para la “defensa del país”.

Asimismo, pidió a su ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, avisarle a su par colombiano “de todos estos planes”.

“Sabemos más de lo que decimos y sabemos más de lo que ellos creen, yo lo que quiero es paz con Colombia. Quiero paz, hermandad, prosperidad, amor con Colombia”, aseguró.

Maduro ordenó a los militares firmar un juramento tras descubrir una “conspiración”

El presidente venezolano ordenó al alto mando militar que la Fuerza Armada firmase un documento de “lealtad” luego de que, dijo, se descubriera que varios militares pretendían participar en una “conspiración” para impedir las presidenciales del pasado domingo.

“He ordenado (…) llevar la proclama y convertirla en documento, que sea firmada por toda la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), para llevar a fondo un proceso de remoralización, de reactivación de los valores morales e ideológicos, conceptuales, de cada oficial hasta en el último comando llegar con la palabra de la verdad”, sostuvo.

Maduro afirmó esto en un discurso frente a varios pelotones de cadetes de las escuelas militares en una parada militar a propósito de su reelección, a la que acudió acompañado de los jefes militares.

Aseveró que la FANB es “chavista” y “bolivariana”, por tanto que “no se acepta aquí ningún vestigio de colonialismo o neocolonialismo, es una Fuerza Armada antiimperialista”.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias