Connect with us

Publicado

on

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, encabezó una breve conferencia  de prensa para dar detalles sobre las conversaciones iniciadas con el Fondo Monetario Internacional para acceder a una “línea preventiva de crédito”.

Luego de que el presidente Mauricio Macri anunciara el retorno de las negociaciones con el FMI, el ministro recordó que el estar integrados al mundo tiene sus beneficios, pero también sus contra, porque “estamos expuestos la volatilidad de los mercados”.

En este contexto, Dujovne explicó que el Gobierno decidió buscar financiamiento preventivo para la Argentina, para dotar de estabilidad al mercado. “Iniciamos conversación con el FMI para tener una línea de crédito preventiva, en vistas de que el Fondo ya ha manifestado su apoyo al programa gradual que lleva adelante Argentina“, señaló.

Analistas privados creen que Argentina le pediría al FMI al menos 30 mil millones de dólares

Analistas privados creen que Argentina le pediría al FMI al menos 30 mil millones de dólares

Dujovne detalló una serie de indicadores positivos, como el crecimiento de la economía, del empleo, de las exportaciones, y de la baja del desempleo. Sin embargo, reconoció que “hoy hay un cambio de contexto internacional, una fuerte reversión de flujos financieros, las tasas en EEUU han subido notablemente, y que las monedas se están depreciando contra el dólar, del cual Argentina forma parte“.

Ante las preguntas sobre los condicionamientos que impuso el organismo multilateral, el funcionario aseguró: “En este punto de las conversaciones no hemos hablado de los detalles, lo que sí tenemos que tener en cuenta que es un Fondo Monetario Internacional muy distinto al de hace 20 años“.

Asimismo, el ministro de Hacienda, aclaró que el financiamiento del FMI “es el más barato que tenemos disponible” y explicó que acceder a él “no aumenta el endeudamiento de la Argentina, porque reemplaza a otros financiamientos, incluso más caros”.

El Riesgo-País alcanzó su nivel mas alto desde que asumió Macri

El Riesgo-País alcanzó su nivel mas alto desde que asumió Macri

Con respuestas cortas y sin muchos detalles sobre la negociación entablada, Dujovne ratificó la política gradualista de la administración de Mauricio Macri y la pauta inflacionaria de 15% para el 2018.

Dijo que todavía no había un monto estipulado para la ayuda financiera y aseguró que esta decisión anunciada por el Presidente “es lo mejor para la Argentina“.

Finalmente, el ministro dijo que, con respecto a las tarifas, espera de la oposición “responsabilidad, abandonar las actitudes demagógicas porque estamos en presencia de un programa destinado a cuidar de los argentinos pero que además requiere ir convergiendo al equilibrio fiscal“.

Economia

Semana financiera: el dólar estuvo bajo control, pero las acciones y los bonos terminaron muy golpeados

Publicado

on

Por

Ante una inflación que persiste mucho más alta que lo que el Gobierno esperaba, se sucedieron una serie de anuncios –acuerdo de precios, congelamiento de tarifas– que también se extendieron al mercado de cambios y repercutieron en los recintos bursátiles.

El Banco Central anunció el “congelamiento” del techo de la zona de “no intervención” en 51,45 pesos. Por lo tanto, si el tipo de cambio llega a ese umbral, como probablemente ocurra antes de las elecciones de octubre, la entidad tendrá potestad devender USD 150 millones diarios de reservas.

“La nueva ancla cambiaria se complementa con una serie de medidas del Gobiernoorientadas a fomentar el consumo y congelar precios y tarifas. Con la promesa de un dólar más calmo y ‘plata en la calle’, la fase final de la carrera para ganar las elecciones acaba de comenzar”, analizó Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital.

A la vez, desde el lunes pasado, el Tesoro dispone de USD 60 millones diarios para complementar la oferta, que en el segundo trimestre del año es la más elevada del año por cuestiones estacionales: las liquidaciones de exportaciones del agro.

En las tres ruedas operativas, debido a los feriados de Semana Santa, el dólar en la City porteña perdió 0,7%, a $42,98 en el promedio de bancos y $41,90 mayorista.

Sin embargo el plan del equipo económico de Cambiemos para atacar una inflación indomable generó escepticismo entre los inversores. Créditos subsidiados para 18 millones de habitantes con ingresos ínfimos que perciben alguna prestación social (por $124.000 millones), la extensión del ProCreAr (con aportes “no reembolsables” por $5.500 millones), más un costo fiscal de $9.000 millones por la suspensión del aumento tarifario dejaron un mensaje unívoco: se aleja la meta de austeridad fiscal y déficit “cero” pregonada por el Ministerio de Hacienda.

El Indec informó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó 4,7% en marzo y acumuló en doce meses un 54,7%, la tasa anual más amplia desde enero de 1992, cuando se salía de la hiperinflación y se convergía a la Convertibilidad.

La reacción tardó en llegar y se concretó con plena fuerza en el exterior el jueves, cuando no hubo operatoria cambiaria y bursátil en la Argentina.

El Riesgo País de JP Morgan trepó para la Argentina a 854 puntos básicos, no solo un máximo en la presidencia de Mauricio Macri, si no a niveles de junio de 2014, cuando el país atravesaba un ominoso default “selectivo” por orden del juez Thomas Griesa.

“Indistintamente del impacto de las medidas anunciadas, durante los tres días hábiles de la semana los bonos no repuntaron y el Riesgo País seguía avanzando hacia los niveles máximo de la gestión de Cambiemos, alcanzado ahora con el nuevo salto post-anuncios. Esto sigue generando dudas sobre la capacidad de repago de la deuda, dado a que a estos niveles de tasa el roll-over de vencimientos a partir de 2021 se hace prácticamente imposible”, refirió un informe de CEPA (Centro de Economía Política de Argentina).

Los ADR de empresas argentinas que se negocian en las bolsas de Nueva York marcaron predomino de bajas, con énfasis en los papeles bancarios (Galicia, Macro, Francés y Supervielle) con rojos entre 7 y 8 por ciento en dólares.

Fuente: Rava Online

Fuente: Rava Online

El mal dato de inflación también imprimió velocidad a la absorción del Banco Central, que el miércoles aspiró casi $52.000 millones a través las Letras de Liquidez (Leliq), su principal instrumento de deuda, exclusivo para bancos.

El stock de Leliq escapa de la “emisión cero”, alcanzó un máximo nominal de $1.079.988 millones ($1,08 billón), unos 25.775,4 millones de dólares.

También cesó el recorte de tasas, ahora en 67,12% anual: para la entidad que presideGuido Sandleris, el sacrificio que para la actividad económica implica el elevado costo del dinero es imprescindible frente a la amenaza de una espiralización de la inflación y del dólar, en vísperas de la contienda electoral.

Seguir leyendo

Economia

Comienza a funcionar “Precios esenciales” con nuevo cartel y más controles pero con dudas por el abastecimiento de los productos

Publicado

on

Por

La fecha de inicio es el lunes 22 de abril, y el plazo para que todos los “productos esenciales” estén en las góndolas se extiende hasta el 29. Sin embargo, de a poco las cadenas de supermercados comienzan a incorporar los nuevos productos dentro de “Precios cuidados” y los que ya estaban en el plan, a cambiarles el precio.

Sin embargo, muchos siguen con el precio viejo, por lo que este fin de semana es el momento ideal para comprarlos antes del aumento. Según un relevamiento realizado por Infobae, las diferencias de precio rondan entre 5% y 8%, aunque en algunos casos llegan al 20%. Y el caso más paradigmático es el de la leche. Mientras que salió del programa la marca “La Armonía”, que se vendía a $ 25,47 el litro en sachet, se incorporó una nueva e histórica marca de Mastellone, “La Martona”, a $ 35,80.

Los 64 artículos elegidos para conformar esta canasta de alimentos esenciales cuyos precios no se modificarán durante seis meses tendrán una señalización especial, que dirá “Precios cuidados, producto esencial”. Desde el Gobierno aseguraron que será obligatorio para que el consumidor pueda diferenciarlos dentro del programa total, que será renovado el 6 de mayo.

Estos productos pertenecen a grupos de la canasta básica, como leche, harina, arroz, fideos, polenta, agua, aceite, azúcar, té, mermelada, yerba mate, pan rallado, galletitas (dulces y saladas), postres, yogur, cerveza, vino, cacao y conservas. Algunos productos ya pertenecían al programa y otros se suman ahora, en reemplazo de otros. En todos los casos, se incorporan al plan con un aumento de precio.

El Gobierno anticipó que reforzará los controles para que se cumpla con el acuerdo y comenzarán con las fiscalizaciones el lunes 29, cuando ya los productos esenciales deben estar todos en las góndolas de los supermercados de todo el país.

Fuentes oficiales aseguraron que sumarán personal de fiscalización del área de trabajo para complementar los controles que ya venía haciendo la secretaría de Comercio. Serán 350 personas y los controles se extenderán a todo el país.

El principal temor de los supermercadistas es el abastecimiento, ya que lo que suele ocurrir con los precios muy por debajo del mercado, y más si están congelados por seis meses, es que la demanda crece muy fuerte y se produce escasez. Sucede habitualmente con el programa, que tiene actualizaciones hasta mensuales de algunos productos; mucho más podría ocurrir con productos cuyos precios quedarán fijos hasta noviembre.

Por otra parte, cada empresa estableció un volumen máximo que podría abastecer al mercado. “No es infinito”, dijeron en una alimenticia. En el caso de Mastellone, por ejemplo, el compromiso es de abastecer con 240.000 litros diarios en Capital Federal y Gran Buenos Aires. “La Martona” es el único producto que no tendrá distribución regional. Habrá otra marca de leche (Apostoles UAT), pero a un precio más caro.

Seguir leyendo

Economia

Planes de ahorro: crecen los reclamos por la suba de las cuotas y el Gobierno exige una solución a las automotrices

Publicado

on

Por

Las administradoras de los planes de ahorro de las automotrices fueron citadas por el Ministerio de Producción la semana pasada. ¿El motivo? Los incesantes reclamos de los consumidores que decidieron apostar a la compra de un auto por esta vía y a quienes la suba de las cuotas producto de la devaluación y la inflación les hace inviable seguir afrontando los pagos.

El director nacional de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, convocó a las empresas el martes pasado y les planteó la necesidad de resolver la situación de las familias que no pueden pagar la cuota. El tema está generando mucha controversia, especialmente en el interior del país, e incluso ya motivó la aplicación de multas para algunas firmas -por ejemplo, en Tucumán- y una acción judicial favorable a los consumidores en la provincia de Río Negro. En este caso, se determinó que las empresas retrotraigan el valor de las cuotas a los facturados al 1° de abril del 2018.

Según fue consignado por varios medios regionales, a comienzos de la semana, el juez civil de Viedma, Leandro Oyola, dio lugar a un amparo presentado por un grupo de vecinos y dispuso una medida cautelar que obliga a retrotraer las cuotas hasta que se resuelva la cuestión de fondo. El fallo abarca a todos los usuarios con planes de ahorro con las empresas cuestionadas que se encuentren dentro de las ciudades de la 1° Circunscripción Judicial, que comprende, entre otras, a Viedma, Conesa, San Antonio, Sierra Grande, Valcheta.

A la reunión en Producción asistieron los representantes legales de todas las automotrices. Con un pen drive bajo el brazo para cada uno, Blanco Muiño los recibió y les pidió que analicen de qué manera resolver los casos de reclamos no resueltos. En total, suman 3.450 casos en 11 provincias a los que las compañías deberán dar respuesta en un plazo de un mes. “La idea es que sean proactivos y creativos para darle una solución a esa gente que hoy no puede pagar la cuota del plan”, dijo una fuente de la cartera que dirige Dante Sica, preocupado por la escalada que está teniendo el tema en el interior y en muchos casos fogoneado por sectores políticos partidarios.

El director de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, recibió el martes a las administradoras de los planes

El director de Defensa del Consumidor, Fernando Blanco Muiño, recibió el martes a las administradoras de los planes

Desde el Gobierno, precisaron que las empresas flexibilizaron sus políticas desde octubre del año pasado, cuando el impacto en las cuotas fue más pronunciado. Indicaron a su vez que tuvieron un crecimiento en la mora, pero que aún así, están demorando los inicios de procesos judiciales de recupero de los vehículos ya entregados.

Porque el principal problema lo tienen las personas que ya tienen adjudicado su autoy lo siguen pagando. Los que todavía no tienen el vehículo, tienen la opción de dejar de pagar y esperar la devolución del dinero, una vez finalizado el plan. Pero en el caso de los adjudicados, ya sea por sorteo o porque licitaron para ser obtener el auto, el problema ya es mayor porque además de la cuota tiene que pagar los gastos del vehículo (seguro y patente), no se puede devolver el auto y debe seguir pagando para evitar el remate. La alternativa que tienen es la transferencia del plan o cambiar a otro de otro modelo con una cuota más baja.

El mayor problema surgió a fines del año pasado, cuando el dólar saltó a $ 40 y la mayoría de las compañías trasladó entre el 70% y 80% de esta devaluación a los valores de los autos y, por ende, a las cuotas de los planes. El traslado a precios del salto cambiario es casi lineal, ya que muchos autos sin importados y, los que no lo son, tiene el 70% de componente importado. “Se forma un grupo de 186 ahorristas y la administradora le va comprando los autos a la terminal con las cuotas, es decir, con los fondos de los mismos ahorristas. Si no se actualiza la cuota en función del valor real del auto, el resto de los ahorristas no pueden comprar su vehículo luego”, aclararon en una de las compañías.

Los aumentos más fuertes de las cuotas se produjeron a fin de año

Los aumentos más fuertes de las cuotas se produjeron a fin de año

Las compañías empezaron a tener reclamos y marchas, especialmente en el interior. Hubo reuniones con Defensa del Consumidor y ,si bien las denuncias no alcanzan ni al 5% del total de personas que están pagando un plan, algunas empresas tomaron cartas en el asunto y avanzaron con planes de diferimientoEn el caso de FCA Plan de Ahorro S.A, por ejemplo, propusieron fijar la cuota por 12 meses y que el saldo sea pagando en el momento que desee el consumidor durante el lapso que dure el plan.

El pico de denuncias fue en diciembre; ahora en marzo bajaron porque como el dólar se mantuvo estable durante el verano, no hubo grandes saltos en las cuotas. Sin embargo, el Gobierno busca resolver los casos de reclamos cerrados: es decir, en los que por el momento no ha habido acuerdo con la empresa.

Hoy el mercado de los planes de ahorro está repartido en cuatro: las administradoras de FCA, Volkswagen y Renault tienen el 20% cada una, y las otras, todas juntas, el 20% restante.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias