Connect with us

Economia

La confianza no regresa con la convertibilidad

Publicado

on

La administración de Mauricio Macri y el Tesoro de Estados Unidos negaron estar trabajando en conjunto para que argentina adopte un sistema de convertibilidadcomo el que rigió durante la década del ’90 pero no lograron convencer, en parte porque en el imaginario social y de los agentes financieros se trató de un plan económico que garantizó estabilidad y bajó la inflación sin tener presente su eclosión final.

Los procesos políticos y económicos no se repiten iguales pero suelen tener puntos en común y eso es lo que parece estar negociando el gobierno con el Fondo Monetario Internacional y el Departamento del Tesoro: un plan de anclaje monetario y fiscal que frene la emisión de pesos si no tienen respaldo en dólares depositados como reservas en el Banco Central.

No se trataría de una convertibilidad a un valor fijo pero si de una garantía de que cada peso tendrá un respaldo en dólares, dejando el margen suficiente para una actualización de la paridad cambiaria que refleje por ejemplo la inflación o las mejoras de productividad: esto significaría que a lo largo de un año el dólar treparía menos que la inflación evitando la apreciación del peso como ocurrió en la convertibilidad de los ’90. El ejecutor del plan original, Domingo Cavallo, percibió tarde el problema y lo intentó solucionar en su segunda etapa ya en el gobierno de Fernando de la Rúa atando el peso a un promedio entre el dólar y el euro y con la idea de ir sumando monedas a la canasta. La ley se llegó a sancionar pero la suerte del plan y del gobierno estaba echada.

En cambio, la percepción es que una señal clara de que el Banco Central no emitirá pesos sin respaldo en dólares y que saldrá a vender todo lo que sea necesario para marcar un precio, con déficit cero para garantizar que el Gobierno no emitirá ni tomará nueva deuda y la presencia del FMI y el Tesoro de EEUU lograrían reestabler la confianza perdida y con eso iniciar un círculo más virtuoso con llegada de capitales que ayuden a poner en marcha la economía o por lo menos den aire para llegar con mejores chances a las elecciones presidenciales de 2019.

El plan de convertibilidad fue mucho más que atar la paridad del peso al dólar: incluyó medidas para prohibir la indexación de los contratos y el ajuste por inflación de los balances, ambas derogadas por gestión del ex presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, el mayor responsable de adelantar la crisis del peso con la emisión descontrolada que hizo de Lebac. También la suspensión de las paritarias con aumentos salariales fijados por decreto que hicieron perder poder adquisitivo frente a la alta inflación del primer año. Otra gran diferencia es la cesación de pagos en el que estaba el país y que recién se revirtió un año después con el plan Brady. Ese default implicó menor necesidad de dólares el primer año y la garantía de ingresos de divisas después, con la regularización de la deuda, que abrió un período de alto endeudamiento. En esta oportunidad ya no hay lugar para emitir más deuda.

No parece estar dentro de las intenciones de este equipo económico y político reinstalar regulaciones como la prohibición de indexar contratos (por ejemplo, de alquileres) o derogar el ajuste por inflación que permitió este año.

El Gobierno sigue pensando que la recuperación de la credibilidad y de la confianza de los apostadores financiero surge de garantizar el repago de la deuda, ponerle un precio al dólar o ser alumno ejemplar del Fondo Monetario Internacional. La historia política y económica demuestra que las inversiones (reales y financieras) llegan cuando hay oportunidades de negocios y en Argentina solo se generan cuando se estimula el consumo interno vía mejora de los ingresos de los trabajadores y la inclusión de los sectores postergados.

Advertisement

Economia

Nación dio a conocer el decreto de extinción de dominio

Publicado

on

Por

El Gobierno nacional dio a conocer el decreto de necesidad y urgencia por el que entra en vigencia el Régimen Procesal de la Acción Civil de Extinción de Dominio.

Con las firmas del presidente Mauricio Macri, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros del Gabinete nacional, el decreto 62/2019 fue publicado hoy en el Boletín Oficial.

La norma prevé la creación de “una Procuraduría de Extinción de Dominio a favor del Estado Nacional, con facultades para realizar investigaciones de oficio así como colaborar con la identificación y localización de bienes que pudieran provenir de alguno de los delitos” previstos en el régimen, que incluyen los que tienen que ver con aquellos contra el patrimonio público, así como el narcotráfico y el crimen organizado.

El Gobierno justificó la aplicación del régimen por decreto, al señalar que “la corrupción y los delitos contra la Administración Pública, el narcotráfico, la trata de personas, el terrorismo y demás delitos graves afectan el normal funcionamiento de las instituciones democráticas y republicanas, causando enormes pérdidas para el Estado, en todas sus dimensiones, que, en definitiva, resultan en mayores costos para los ciudadanos”.

También sostuvo que “el fenómeno de la corrupción implica un perjuicio estructural y sistemático al patrimonio y los recursos del Estado, provocando una afectación a la igualdad de las cargas públicas y generando un enorme costo para la operación eficaz del Estado, a la vez que daña el tejido social y desincentiva el cumplimiento de la ley”.

Y advirtió que “el enfrentamiento a los grupos criminales complejos implica una serie de desafíos que están dados por la magnitud de los recursos que manejan, su grado de organización y sofisticación, lo que hace necesario abordar este flagelo desde diversas perspectivas”.

Así, el Poder Ejecutivo sostuvo que a través de la norma se busca proveer al Ministerio Público Fiscal de “herramientas concretas para llevar adelante juicios contradictorios, donde quienes sean acusados de la comisión de los delitos” previstos sean “sometidos a una investigación con el objeto de determinar si su patrimonio o parte de él está constituido por causa ilícita”.

“Se regula por el presente una acción civil de carácter patrimonial a través de la cual, a raíz de la sospecha fundada sobre la comisión de un delito grave, el Estado cuestiona la titularidad de un bien cuando no se corresponde razonablemente con los ingresos de su tenedor, poseedor o titular, o representa un incremento patrimonial injustificado”, se informó.

Al respecto, se busca “extinguir por vía de una acción civil el derecho sobre los bienes que hayan sido mal habidos por efecto de actos de corrupción o crimen organizado, a fin de recuperarlos en beneficio del conjunto de la sociedad”.

Tras recordar que un proyecto en este sentido obtuvo media sanción en 2016 en la Cámara de Diputados y también en 2018 por el Senado, advirtió que “el proyecto lleva así más de dos años de trámite legislativo sin resolución, por lo que urge otorgar a la Justicia herramientas eficaces para desfinanciar a las organizaciones criminales y resguardar el patrimonio estatal”.

De acuerdo al régimen creado, podrán quedar bajo la mira de la Justicia “aquellos bienes incorporados al patrimonio del demandado con posterioridad a la fecha de presunta comisión del delito investigado que, por no corresponder razonablemente a los ingresos de su tenedor, poseedor o titular, o representar un incremento patrimonial injustificado, permitan considerar que provienen directa o indirectamente de uno de los delitos” previstos.

Los bienes sometidos a la acción de dominio quedarán a cargo de la Agenica de Administración de Bienes del Estado (AABE), en tanto que “el dinero en efectivo o depositado en cuentas bancarias a la vista será transferido a una cuenta especial que devengue intereses a fin de mitigar su depreciación, y los instrumentos financieros con cotización en mercados regulados nacionales o internacionales serán administrados por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad” que funciona en la ANSES.

Seguir leyendo

Economia

El dólar inició la semana con una suba de 13 centavos

Publicado

on

Por

El dólar subió hoy 13 centavos respecto del viernes, a $36,74 para la compra y $38,69 para la venta, según el promedio realizado por el Banco Central en entidades financieras.

Con un mercado acotado por ser feriado en Estados Unidos, el dólar trepó en medio de una nueva baja en la tasa de letras Leliq licitadas por el BCRA.

La autoridad monetaria subastó esas Letras de Liquidez por 170.307 millones de pesos, a una tasa promedio en baja del 57,134% anual a siete días.

La suba del dólar minorista se dio en sintonía con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), donde la divisa ascendió 12 centavos, a $37,70.

De esta manera, la moneda estadounidense se mantuvo en la zona de no intervención cambiaria fijada por el BCRA para este lunes, entre $ 37,619 y $ 48,683.

La suba de la moneda estadounidense en el mercado local ocurrió en línea con la región.

Seguir leyendo

Economia

FMI ratifica que la economía argentina seguirá en recesión este año, pero crecerá el próximo

Publicado

on

Por

El FMI estimó hoy que la economía argentina continuará en recesión durante 2019, por lo cual registraría una caída del 1,7%, para volver al crecimiento en 2020, con un 2,7%.

El Fondo Monetario publicó este lunes una actualización del informe “Perspectivas de la economía mundial, cuya última edición se había difundido en octubre último.

En aquel mes, el organismo indicó que “la economía de la Argentina se contraerá en 2019 debido a que las políticas más estrictas dirigidas a reducir los desequilibrios frenarán la demanda interna, antes de volver a crecer en 2020”.

Esa estimación fue ratificada ahora, y el PBI argentino -para el Fondo- caería 1,7% este año y crecería 2,7% el próximo.

En cambio, el informe rescató un dato positivo para la Argentina: la economía del Brasil se recuperará luego de la recesión que afectó a ese país en 2015 y 2016, para crecer este año un 2,5%.

Para América Latina, la organización recortó sus previsiones para este año y el próximo en 0,2 puntos con relación a lo previsto en octubre: 2% en 2019 y 2,5% en 2020.

Por otra parte, el Fondo Monetario proyectó un crecimiento del 3,5% para la economía mundial durante este año, 0,2 puntos porcentuales por debajo de su estimación de octubre.

“La expansión global se ha debilitado”, alertó el organismo, que a la vez estimó un crecimiento mundial del 3,6% en 2020, con un recorte del 0,1% respecto al pronóstico de octubre último.

Según el FMI, “una gama de factores desencadenantes más allá de la escalada de las tensiones comerciales podría provocar un mayor deterioro en el sentimiento de riesgo con implicaciones adversas para el crecimiento, especialmente dados los altos niveles de deuda pública y privada”.

Por ese motivo, señaló que “la principal prioridad política compartida es que los países resuelvan de manera cooperativa y rápida sus desacuerdos comerciales y la incertidumbre política resultante, en lugar de elevar aún más las barreras dañinas y desestabilizar una economía global que ya se está desacelerando”.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias