Connect with us

Publicado

on

Gimnasia ganaba 1-0 con gol de Colazo; Scocco, de tiro libre, había igualado. El partido bajaba el telón en empate, pero el “Lobo” se destapó con un gran tiro lejano de Aleman y el “Millonario” sufrió su quinta derrota en los últimos seis partidos

River se llevaba un punto de La Plata y empujaba en busca de la victoria de la recuperación. Pero, a cambio, recibió otro golpe. Con un gol agónico de Brahian Aleman, a partir de un ajustado remate lejano, Gimnasia y Esgrima La Plata terminó imponiéndose 2-1 y le asestó al “Millonario” si quinta derrota en los últimos seis partidos. Nicolás Colazo había abierto el marcador para el local. Ignacio Scocco, de tiro libre, había conseguido el empate parcial, hasta que Aleman, en tiempo de descuento, selló el resultado del partido, válido por la undécima fecha de la Superliga.

En el contexto de una primera parte discreta, fue el “Lobo” el que intentó un poco más en el comienzo, pero las imprecisiones minaron el desarrollo y no le dieron vuelo al encuentro. Recien sobre el final de la etapa, con un Nicolás de la Cruz adosándole precisión a su verticalidad y con las subidas de los laterales, River consiguió quitarle el gesto adusto a Marcelo Gallardo.

(Télam)

(Télam)

A los 37 minutos, Arias, el interesante arquero de Gimnasia, respondió con una doble tapada ante De la Cruz y Saracchi. Y, a los 44, Casco quedó en posición inmejorable, pero remató mordido y afuera.

¡TREMENDA ATAJA DE ARIAS! | Revive desde  la enorme respuesta del arquero de Gimnasia que le sacó el gol a Saracchi

Sin embargo, en el inicio de la segunda parte, el “Lobo” avisó que de contra podía lastimar. A los seis minutos, lo confirmó: Casco perdió un balón sensible y el veloz Dibble salió disparado con afán de lastimar. Le amagó un par de veces a Ponzio, único obstáculo, por el volante no le dio espacio para el pase. El atacante uruguayo remató cruzado, Bologna dio un controvertido rebote, y Nicolás Colazo, justo un ex Boca, anotó el 1-0.

(Télam)

(Télam)

Los flashes de la parte complementario devolvieron imágenes del “Millonario” que ya se habían visto en los duelos ante Unión y Newell’s. En uno River ganó, en el otro perdió. Pero, más allá de los resultados, la repetición habla de lecciones no aprendidas. En ataque muestra algunos de los buenos movimientos que lo llevaron a pelear varios frentes durante la era Gallardo. Acciones de elaboración colectiva, con el pase filoso de Gonzalo Martínez, pero sin demasiada profundidad. Y en el fondo… No se trata de una descoordinación permanente, pero sí de momentos de desconcentración que generan jugadas como la del 1-0 o la que se dio a los 26 minutos: apenas un toque y Dibble, otra vez, marchó mano a mano. Pero allí Bologna lo esperó y tapó lo que parecía el 2-0. Y le dio vida a la visita.

¡LO TUVO EL LOBO! | Nicolás Dibble tuvo un mano a mano, tras un error de Ponzio, pero Bologna salvó el arco de River

River siguió insistiendo. Pinola, con una guapeada, gestó un tiro libre. Y, a los 32 minutos, Ignacio Scocco, con un remate furibundo, puso el 1-1.

Y continuó buscando el conjunto del “Muñeco”. Y parecía con el ímpetu necesario para cortar la mala racha. Pero otra vez el “Lobo” se encontró con campo para avanzar. Y Brahian Aleman volvió a exhibir su brillante pegada para, con un remate lejano y agónico, facturar los tres puntos para su equipo.

(Télam)

(Télam)

Gimnasia, que venía de perder por 2 a 0 en su visita a Belgrano de Córdoba, logró recuperarse y alcanzó la línea de los 13 puntos. El Millonario, por su parte, padeció su quinta caída en los últimos seis partidos. Quedó a 12 unidades de la cima y el próximo sábado tiene una cita que no admite dudas: la final de la Superliga frente a Atlético Tucumán. Y deberá recuperar algunos rasgos de su mejor versión para cerrar el 2017 con un título, un objetivo nada desdeñable en este panorama que poco tiene que ver con el recorrido de la gestión Gallardo.


Estadio: Juan Carmelo Zerillo
Árbitro: Fernando Espinoza

Posiciones:

Deportes

Mascherano, “un soldado que va directo a morir”

Publicado

on

Por

En una extensa conferencia de prensa en el predio de Ezeiza, Javier Mascherano se definió como “un soldado que va directo a morir”, en relación a cómo encarará el Mundial de Rusia 2018, que marcará su despedida de la Selección argentina.

“Estoy para donde el entrenador lo crea conveniente. Estoy disponible. Soy un soldado que ahora va directo a morir. Esta es la última batalla y estoy disponible para el técnico y para lo que me necesite”, afirmó el Masche.

Mascherano, de 33 años, disputará su cuarto mundial con la camiseta nacional luego de haber estado en Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, y ya anunció que será su última participación con la Selección.

El exjugador del Barcelona aseguró que el primer objetivo del plantel es “llegar bien al debut (ante Islandia)” para que el entrenador Jorge Sampaoli pueda contar “con los 23 en plena forma”.

Cuán cerca estuvo Mascherano de volver a River
“Es fundamental iniciar bien el Mundial y no volverse loco en una hipotética final. Tenemos que ir etapa por etapa y luego el mundial te va mostrando para qué estás”, señaló el Jefecito.

El polifuncional jugador expresó que a su criterio el “último Mundial hemos tenido más experiencia para resolver diferentes situaciones y esperemos tener la misma lucidez también”.

“A veces te faltan dos centímetros para ganar una final y esos detalles pesan. Lo importante es mostrar una Argentina competitiva, que esté a la altura en el Mundial”, sostuvo.

“Es un error pensar en la final desde ahora”. Mascherano aclaró que un Mundial “no es sencillo”, pero que la Argentina “tiene argumentos para ir a competir, y luego se verá para qué está”.

“El fútbol muchas veces es muy caprichoso, inentendible en algunas fascetas y tenemos claro que una Copa del Mundo no es sencilla. Es un error pensar en la final desde ahora, pero sí el primer partido es crucial para tener un dinámica en el torneo y tenemos que llegar bien ahí y tener un buen arranque”, afirmó.

“Que el equipo haya llegado como llega al mundial con los vaivenes en la eliminatoria y el partido con España latente, lógico que es complicado, pero esas cosas no nos pueden detener”, aclaró.

“Es un gen competitivo que tiene esta selección y ojalá lo pueda demostrar en una Copa del Mundo. No podemos pensar en salir campeón del mundo, sino que tenemos que ir avanzando de la mejor manera en el grupo y luego ver para qué estamos”, sintetizó.

Seguir leyendo

Deportes

El padre de Guzmán explicó la caricatura de Sampaoli

Publicado

on

Por

Luego de la polémica que despertó la caricatura de su autoría, el padre de Nahuel Guzmán tuvo que salir a explicar su dibujo y descargo en redes sociales. Además, reveló que habló con su hijo antes del posteo.

Jorge Guzmán publicó en su Facebook un dibujo realizado por el mismo acompañado por un texto en el que criticaba la decisión de Jorge Sampaoli de dejar afuera a su hijo de la lista de 23. Aunque finalmente el Patón estará en Rusia por la lesión de Sergio Romero. Por eso Guzmán padre tuvo que salir a explicar su publicación.

“No está hecha con resentimiento. Lean lo que escribí que habla de un sueño”, señaló sobre el dibujo. y también lamentó la lesión de Romero que le abrió la puerta a su hijo: “Es una cagada, pero estas cosas pueden ocurrir. Hay que ponerse en los zapatos de él”.

Aunque su declaración más llamativa fue que le había avisado a su hijo antes de publicar el texto. “Hablé con mi hijo antes del posteo, y le pregunté que le parecía y me dijo: «Por ahí podías esperar unos días para que no parezca resentido». Pero cuando leyó el texto se dio cuenta cómo lo había hecho”, manifestó en diálogo con Radio Mitre.

El Patón había sido consultado este martes en Rosario sobre lo que publicó su papá y había explicado que no estaba al tanto de qué había hecho.

“Una caricatura es una exageración de un rasgo. Me gusta jugar con la subjetividad de la gente, que den la lectura que se le canta”, explicó sobre el dibujo.

Seguir leyendo

Deportes

Romero y Sampaoli, a la hora del saber

Publicado

on

Por

El fútbol tiene un azar que nadie puede prever. Nadie. No hay prestidigitador, ni adivino, ni Dios que lo pueda anticipar. El affaire de los arqueros de la selección argentina para el Mundial es una nueva muestra. Aunque pueda parecer inesperado, no es la primera vez que pasa. Sólo el tiempo, dirá.

La historia copera recuerda cómo la delegación de España se quedó sin arquero. Estaba concentrada en un hotel en Jerez preparándose para el comienzo del Mundial Corea Japón 2002 y era uno de los últimos entrenamientos previo a emprender el viaje a Asia. Era un mediodía caluroso. La práctica había concluido hacía un par de minutos y Santiago Cañizares se acababa de bañar. Sin querer, casi sin darse cuenta, tocó con el codo el frasco de colonia que estaba en el borde de la mesada y éste empezó a caer. A diez años después de aquel momento lo contaba con una sonrisa despreocupada y entendiendo la incredulidad general. Instintivamente, como le ocurriría a casi todos los futbolistas, tan acostumbrados a utilizar el pie para situaciones y circunstancias cotidianas, intentó con el antepié derecho descalzo amortiguar la caída del envase para que no se rompiese, con tanta mala suerte que no solo no logró su cometido sino que una de las esquirlas del frasco le cortó el tendón del dedo gordo (Hallux). En un par de minutos, el Dr. Genaro Borrás, médico de la delegación, confirmó la mala noticia y el entrenador de la selección española (Camacho) se quedó sin arquero. Faltaban un par de días. Igual que ahora en la selección argentina.

Con la lista definida que dejó un tendal de heridos y muy pocas sorpresas, Sampaoli y sus muchachos se juntaron en Ezeiza a entrenar. Todavía bajo el formato de concentración optativa. Era la mañana del martes. Al terminar la práctica, un rumor empezó a correr desde el consultorio médico del predio hasta los pasillos de la AFA en Viamonte 1366: el arquero titular en las dos últimas Copas del Mundo, había sufrido una lesión en la rodilla derecha y quedaría desafectado de la lista de convocados. ¿Qué hizo para lesionarse en un entrenamiento? ¿Cómo explicar lo incomprensible? ¿Acaso no estaba recuperado de la lesión en marzo? El escueto comunicado de la Asociación Argentina de Fútbol tampoco aclaraba demasiado “Sergio Romero sufrió un cuadro de bloqueo articular en su rodilla derecha que lo dejará fuera de la convocatoria”.

Seguramente, llegado a esta instancia, usted se preguntará: ¿Qué es un cuadro de “bloqueo articular”?, porque nunca lo escuchó antes. No lo escuchó antes, porque no es un diagnóstico, es una descripción de un signo objetivable, una forma vaga de definir de manera técnica una alteración (sea por dolor u obstrucción), en el correcto rango de movimiento de una articulación. En este caso, la rodilla derecha.

Si algo le faltaba al entuerto de los arqueros y la lesión de Romero, que ya venía cargado por el operativo “clamor periodístico popular pro-Armani” y lo que esto generó en los colegas, es la “intromisión” de los allegados y familiares en las redes sociales. Primero fue el padre de Nahuel Guzmán, caricaturizando a Sampaoli con una remera chilena, cuando su hijo quedó como cuarto arquero y fuera de la lista de los 23, y ahora fue la mujer de Sergio Romero, intentando sentar postura y tratando al entrenador de inepto cuando no había ninguna voz oficial comunicando el tema. Antes que leer o prestarle atención a lo que dicen los adláteres, es preferible intentar ponerse en el lugar de los que juegan.

No ha habido una confirmación oficial sobre el diagnóstico pero, por lo que es de público conocimiento, se infiere que el bloqueo articular de Romero es a consecuencia de un proceso degenerativo del cartílago, llamado técnicamente condromatosis, donde “condro” significa cartílago y “osis”, proceso. El tratamiento no es único e indiscutible pero, en líneas generales con los futbolistas profesionales con antecedentes patológicos en la articulación, como es el caso de Chiquito, la toilette o “limpieza” quirúrgica es el procedimiento de elección. ¿Cuánto puede demorar para estar nuevamente en condiciones? Nadie puede dar una respuesta absoluta y concreta, pueden ser quince días o mucho más, todo depende de la evolución. A partir de aquí, las conjeturas.

¿Es ilógico que Sampaoli haya desafectado a Romero cuando los especialistas no pueden garantizar que esté en condiciones para el primer partido? No, para nada: es una potestad del entrenador seleccionar a los que cree que están mejor para disputar esa competencia única, que dura apenas un mes y no se vuelve a repetir en cuatro años, llamada Mundial de fútbol. ¿Es extraño o desubicado que Sergio Romero esté muy enojado por ser desafectado de la lista, cuando fue el arquero titular los últimos dos mundiales, atajó siempre en buen nivel con Argentina, todavía falta un mes para la competencia y existen chances de que él esté en condiciones de atajar? No, para nada: perfectamente Sampaoli podría haber esperado, al fin de cuentas está llevando tres arqueros para ocupar un puesto y hubo jugadores en listas mundialistas que al momento de ser confirmados no estaban en condiciones pero contaban con la confianza del entrenador.

Como decía Panzeri, “la vida y lo que sabemos es un gran conjunto de cosas que ignoramos. Que crecen a medida que más sabemos. En el fútbol pasa lo mismo. Hay dos saberes, dos idoneidades nunca perennes: la de afuera, que es saber elegir y seleccionar y la de adentro que es jugar.” Sólo Franco Armani y su saber actuar, sostendrá a Sampaoli de ser juzgado y castigado por su elección. El fútbol, como se vive en la Argentina, tiene azar pero no tiene atenuantes.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias