Connect with us

Published

on

Mark Zuckerberg, se convirtió en objeto de críticas después de haber hecho un “tour” virtual por Puerto Rico, que se encuentra devastado tras el huracán María, para promocionar una herramienta de realidad virtual (VR) de la red social.

El “viaje” se emitió en directo en un vídeo de 360 grados y el perfil de Zuckerberg estuvo acompañado del de la jefa de realidad virtual de Facebook, Rachel Franklin, a quien le comentó: “Una de las cosas realmente mágicas de la VR es que puedes sentir que estás realmente en un lugar“.

Con un tono jovial y las calles inundadas de la isla de fondo, el responsable de la red social señaló que su colega y él no estaban en el mismo edificio en ese momento pero a través de la herramienta Spaces podían establecer “contacto visual”, tras lo cual chocaron las palmas.

Zuckerberg pasó entonces a comentar los esfuerzos de Facebook para paliar la situación de emergencia en Puerto Rico, entre ellos una donación de 1,5 millones de dólares y una colaboración con la Cruz Roja para situar en mapas los lugares más necesitados de ayuda.

Sin embargo, medios locales y usuarios encontraron en la promoción de la plataforma de VR, con la que los directivos “viajaron” también a la Luna y al salón de la casa de Zuckerberg, una “falta de sensibilidad” hacia Puerto Rico.

En un comentario de agradecimiento hecho por una usuaria en el vídeo del “tour”, colgado en su perfil de Facebook, Zuckerberg apuntó que una de las características más “potentes” de la VR es la “empatía” y se disculpó ante aquellos que se hubieran sentido “ofendidos”.

“Cuando estás en la VR, los alrededores se sienten muy reales. Pero ese sentido de empatía no se extiende bien a la gente que te está viendocomo un personaje en una pantalla en dos dimensiones. Eso es algo en lo que deberemos trabajar”.

Además, explicó que su objetivo era mostrar cómo la VR puede generar concientización y compartir la noticia de la colaboración con la Cruz Roja. “Leyendo algunos comentarios, me doy cuenta de que esto no estaba claro y me disculpo ante quien se haya sentido ofendido por esto“, añadió.

(Con información de EFE)

Continue Reading
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

TECNO

Esta “irracional” decision de apple hace 20 años le permite hoy dominar el mercado

Published

on

By

Cuando murió Steve Jobs, en 2011, los medios se llenaron de necrológicas. Muchos lo recordaban como un distinto por sus aportes en el sector de tecnología de consumo masivo, no solo por los gadgets más recientes de la compañía, como el iPhone, sino por haber dado a luz al segmento de la computación personal, en los 80. Pero pocos hicieron referencia a sus grandes habilidades en el campo del marketing; cómo lograba que algunos productos pareciesen más atractivos simplemente por presentarlos como un aspiracional.

Muchos recordarán la famosa tanda publicitaria, que llevaba su voz, sobre los “locos, los inadaptados, los que piensan diferente”: decía, palabras más, palabras menos, que “aquellos que están lo suficientemente locos como para querer cambiar el mundo son los que lo logran”. Estaba vendiendo computadoras de colores. Con el resurgimiento de Apple a mediado de los 90 y, después, la transformación de la compañía en un gigante del segmento mobile, Jobs puso en juego una de sus estrategias más ambiciosas, porque contemplaba usurpar el lugar de un socio histórico: copar, también, las tiendas físicas.

Había detrás de esa estrategia una desconfianza explícita. Jobs consideraba que si ofrecía a sus usuarios una experiencia de usuario cerrada —en tanto hardware y software son privativos a los productos de la compañía— también debería encargarse de dictar, de principio a fin, la experiencia de compra. Hasta ese momento, los lugares propios de las marcas no eran más que stands en los espacios que disponían los grandes retailers: eran las cadenas y no la marca la que decidía cómo y dónde se verían los productos.

En 2001, con la aparición de la primera de las tiendas de Apple en el estado de Virginia, la cosa cambiaría. En ese primer flagship —así llama Apple a las tiendas insignia, que no están dentro de shoppings sino que se destacan por su presencia y su arquitectura, como la de la Quinta Avenida, que es un cubo de vidrio, o la más moderna, en Union Square, San Francisco— ya se podían ver algunos elementos característicos de los que vendrían: un detalle puntilloso por la presentación de productos y vendedores, énfasis en la facilidad de la venta (no hay cajas registradoras; los pagos se hacen desde cualquier mesa), y cierta libertad para interactuar con productos.

El diseño minimalista de las tiendas Apple encuentra explicación en la fascinación de Steve Jobs por las obras de arte.

El proyecto, que muchos decían estaba condenado al fracaso en una época en la que las puntocom empezaban a explotar el segmento del e-Commerce, tuvo un éxito rotundo: en tres años facturó lo que ningún competidor lograba en tiendas retail, más de US$ 1.000 millones. Las empresas competidoras en el segmento de computadoras y reproductores de música —era un mundo sin iPhones, todavía— copiaron la estrategia y crearon sus propios flagships y comprendieron la importancia de cuidar la interacción con la marca en el punto de venta. Hoy, incluso los carriers tienen stores que imitan el estilo en el que los usuarios pueden entrar y salir, probar productos nuevos, inquirir por la salud de sus gadgets más antiguos y salir a la calle más satisfechos que cuando llegaron.

Hoy, hay 498 Apple Stores en todo el mundo con algunas excepciones: en la Argentina, por ejemplo, no tienen presencia oficial sino que establecieron contacto con resellers locales que se encargan de proporcionar una experiencia “alla Apple Store”: iPoint, la tienda que oficialmente comercializa Apple en el país, tiene una estética similar aunque con precios locales; y ahora OneClick.

Pero, como todo cambia, también lo hacen los Apple Stores. Con motivo del décimo aniversario del iPhone, en el que la compañía de Cupertino presentó un nuevo teléfono inteligente aniversario —el poderoso iPhone X, el más caro de su historia— la vicepresidente de Retail, Angela Ahrendts, presentó el nuevo concepto de Apple Stores: los llamó “Squares”, como plazas, porque tienen más que ver con el diseño de una ciudad que de una tienda.

Ahrendts habló de avenidas, foros, lugares de esparcimiento que van más allá de simplemente ver un producto: la empresa quiere que las personas se reúnan allí, que aprendan y que generen vínculos con la marca que van más allá del botón de “comprar” que existe en el mundo virtual. Jobs lo sabía en 2001 y Tim Cook lo sabe hoy: estar cerca siempre es mejor.

498 es la cantidad de Apple Stores en todo el mundo.

 

Los motivos del éxito

Scott Galloway, especialista y profesor de Marketing en la universidad NYU Stern, explica que la decisión que creo mayor valor para los accionistas para una empresa no fue, como muchos dirían, el lanzamiento del iPhone por parte de Apple. “Los que contesten esto tendrán bien a la marca pero errarán en la decisión”, dice el profesor en un video subido por Business Insider.

Para obtener los márgenes más amplios de cualquier industria, que se ubican entre los de la tienda de moda francesa Hermès y el fabricante italiano de automóviles de lujo Ferrari, Apple se apoya en el valor de su marca. “En su halo”, afirma Galloway. En comparación, Samsung, su competidor más cercano, gasta el doble en publicidad. Y gasta, también, el doble en publicidad online.

Mientras tanto, dónde reinvirtió Apple su capital, se pregunta el especialista: hace 20 años tomó la decisión, en apariencia irracional, de integrar a su negocio un modelo que se creía que iba camino a desaparecer, las tiendas físicas. Y han gastado, hasta el día de hoy, entre US$ 5 y 6 millones en abrir estos locales, en lugar de gastar en publicidad en televisión, “cuya efectividad viene cayendo”, sostiene Galloway. “Pone el dinero en los locales, donde sus clientes pueden tener contacto físico con sus productos y así se relacionan con la marca de manera cercana.”

“Así, mientras la experiencia en los Apple Stores es maravillosa, la experiencia que uno tiene activando un teléfono de la competencia a través de las telefónicas es mediocre”, argumenta el docente. “La mejor decisión de Apple fue integrarse verticalmente, manejar sus propios puntos de venta así como generar una relación directa, sin mediaciones, con sus clientes.”

Continue Reading

TECNO

Mas que dos facebook: Un fondo japones invertira Us$ 880.000 millones en startups

Published

on

By

Pareciera que Softbank, una empresa japonesa, quiere comprar Silicon Valley. Su CEO, Masayoshi Son, explicó que los US$ 88.000 millones del primer fondo Vision Fund no son suficientes y que planean invertir US$ 880.000 millones en tecnología.

“Los Vision Funds 2, 3 y 4 serán establecidos cada dos o tres años”, detalló el CEO de Softbank, que planea invertir en los próximos años el equivalente a la suma de las valuaciones de Facebook y Microsoft.

Para poner la cifra en contexto, un informe de la consultora KPMG indica que el año pasado se gastaron US$ 127.000 millones en capital de riesgo, en todo el mundo. Softbank estaría invirtiendo siete veces ese monto en mil empresas del sector tecnológico a lo largo de 10 años. “Realmente creo que la inteligencia artificial superinteligente está llegando, por eso estoy apurado por inyectar el dinero, por invertir”, dijo Son en febrero.

Es un monto sin precedentes. El dinero es comparable con el valor de las más grandes empresas tecnológicas del planeta. Facebook ronda los US$ 400.000 millones; Microsoft también; Alphabet, la matriz de Google, está cerca de los US$ 600.000 y Apple está valuada en más de US$ 750.000.

Todavía se desconoce de donde planea obtener el dinero necesario para invertir la suma mencionada, pero entre las empresas que contribuyeron con el primer Vision Fund se encuentran Apple, Qualcomm, Foxconn, el fondo soberano de los Emiratos Árabes y el fondo público de inversiones de Arabia Saudita.

Los principales objetivos de Softbank son los unicornios, las empresas que todavía no salieron a la Bolsa, pero que sin embargo están valuadas por sobre los US$ 1.000 millones. Ya invirtieron en el desarrollador de sistemas autónomos Brain Corp, en el startup del agro Plenty, en la plataforma de comunicación Slack, ARM Holdings, Nvidia y Boston Dynamics entre otras.

Continue Reading

TECNO

Como mantenerte conectado cuando viajas al exterior sin gastar una fortuna

Published

on

By

Al viajar al exterior, uno de los problemas que surgen es cómo mantenerse conectado sin gastar una fortuna. Los precios del roaming internacional son altos, pero hay otras formas.

Vía WiFi

Las redes inalámbricas son la mejor opción, por lo general brindan buenas velocidades de conexión y abundan. Pero la Argentina es uno de los pocos países donde se encuentra internet gratuito, con frecuencia hay que pagar, con dinero o con nuestros datos personales.

Para contar con una conexión confiable, lo ideal es tener acceso en el lugar de alojamiento. Hay que prestarle atención no solo a su disponibilidad, sino también a sus características. ¿Es gratuito? ¿Qué velocidad nos ofrecen? ¿Hay un límite diario? Comúnmente, las respuestas aparecen en las reseñas del lugar. Basta con buscar la palabra “wifi” en el sitio web (Ctrl + F abre el menú de búsqueda en la mayoría de los navegadores) y ver qué dicen los clientes.

Otra opción es usar una aplicación como Hotel Wifi Test que permite averiguar cómo es la conexión de un determinado hotel. Su base de datos es generada por los usuarios, así que depende de quienes los visitan para actualizarla y ampliarla.

La otra opción es encontrar redes públicas. En algunos destinos es difícil, pero en las grandes ciudades debería ser sencillo. Existen aplicaciones similares a la anterior dedicadas al WiFi público. Dos de las más conocidas son WifiMapper e Instabridge. Conviene revisar ambas porque dependiendo del lugar puede ser más activa la comunidad de una u otra. Es posible chequearlo antes de viajar y, en caso de que no tengan información, buscar aplicaciones similares.

Para acceder a las redes WiFi de los aeropuertos podés usar este mapa que tiene las contraseñas de muchas de las salas VIP.

Comprar una tarjeta SIM

Si la conexión es de suma importancia o se trata de un viaje prolongado, comprar una nueva tarjeta SIM es más barato que pagar los costos del roaming. Las hay de dos tipos: prepagas locales e internacionales. Las primeras son las más baratas y es cuestión de averiguar cuáles son las empresas locales, comparar precios y ponerla en el celular.

Las internacionales son más nuevas. Debido a las altas tarifas de roaming surgió toda una industria. No son tan baratas como las prepagas locales, pero funcionan en múltiples países y puede ser una opción cómoda para quienes, por ejemplo, planean recorrer Europa. El precio de las llamadas, los mensajes de texto y el uso de datos sigue variando de país en país. Algunas de las más conocidas son DataRoam, GoSIM, WorldSIM y One Sim Card.

Importante: el celular tiene que estar liberado para poder usar una tarjeta SIM de otro operador. También hay que tener en cuenta que al usar otra SIM, el teléfono pasa a tener otro número y por lo tanto los sistemas de autenticación por SMS, como el que permite iniciar sesión en WhatsApp, no van a funcionar. Es recomendable instalar las aplicaciones de antemano y cambiar las configuraciones de seguridad de servicios como Gmail para que usen el Autenticator en vez de enviar un SMS.

Continue Reading

Tendencias