Connect with us

Mundo

El día en que la hermana de un enterrado en cal viva se vio con el subcomisario de los GAL

Publicado

on

Mientras el hermano de Pilar Zabala era secuestrado y torturado, José Amedo formaba parte de los Grupos Antiterroristas de Liberación creados por el aparato del Estado para hacerlo posible.Mientras al presunto miembro de ETA José Ignacio Zabala le pegaban dos tiros en la cabeza antes de ser enterrado en cal viva, el subcomisario de Policía Nacional se encendía un Ducados.
Hoy -a sus 72- los sigue fumando. Con boquilla, eso sí. Antes lo hacía sin ella: eran los 80 unos años sin filtro, broncos, de toses densas. Los años en que ETA no paraba de matar y nació el terrorismo de los GAL.Ella es odontóloga y diputada de Elkarrekin Podemos en el Parlamento vasco. Él es un ex policía que fue condenado a 118 años por varios delitos y que pasó siete en prisión. En marzo de 2016 se reunieron en una cita que ha permanecido en el anonimato hasta hoy. Esta es la primera vez que lo hacen en público.Si hace 30 años le hubiesen preguntado a Pilar por Amedo, habría sentido un escalofrío. Hoy les citamos en una iglesia de Madrid. Hablan del tiempo. Se saludan. Pilar siente ese tacto. Y piensa en esas manos.P. ¿Cómo fue aquel primer encuentro?José Amedo. Yo le escribí una carta contestando a la suya. La leí varias veces. Y hay muchas cosas que se me han quedado en la cabeza. En la carta vi dolor. Conocí la historia de su padre, al que le había costado muchísimo sacar a la familia adelante y conducía el camión pensando en su hijo y llorando en soledad. La de su madre, que se derrumbaba muchos días. La de Pili, que me contaba que lloraba bajo las sábanas. Pilar Zabala. Recuerdo que estaba tranquila. Los mediadores me proporcionaban seguridad y, cuando me tocó hablar, le hice muchas preguntas mirándole a los ojos. Quería saber lo que pasaba por la cabeza de aquel policía. A mí me llamó mucho la atención cómo un agente, que se supone debe defender a la ciudadanía, pudiera pasar a ser quien cometiera asesinatos. J. A. Ahí estas confundida. Esto fue un tema de Estado. Si hubiese sido cosa de la Policía o de la Guardia Civil, no habría durado ni una semana, eh… Tú ahora eres política. Tú no sabes cómo son los políticos de Estado, cómo te utilizan… A mí me llegaron a decir que asumiese el tema de tu hermano y el de [Santiago] Brouard…Y me venían todos los días a comer el coco a la cárcel.

PIDO PERDÓN POR EL HECHO DE HABER PARTICIPADO EN LOS GAL. HONESTAMENTE. DE CORAZÓN
José Amedo

P. ¿Por qué es bueno hacer público este encuentro?

P. Z. Sabemos parte de la verdad. Pero de la verdad de los agresores poco se sabe. Humildemente creo que este tipo de encuentros pueden servir para sanar heridas colectivas e individuales. Quiero verlo como pequeños pasos hacia la convivencia entre diferentes y también como una reivindicación de una senda aún sin explorar.J. A. Es bueno hacerlo público porque hay que crear unión, afecto, eh, y reconocer lo sucedido… Existió ETA y existieron los GAL. Si no existe uno, no habría existido el otro. ¿Para qué han servido los muertos de uno y del otro? Para nada.P. Z. Es imprescindible dar una segunda oportunidad a las personas. Y me parece que lo más importante es que el otro se dé cuenta del daño causado, que diga que no lo volvería a hacer… Hay que deslegitimar la violencia y el terrorismo. De todo tipo. J. A. Lo siento de verdad. P. Z. Es duro ver que los condenados a 75 años han sido indultados sin asumir su responsabilidad por el daño causado, sin exigirles que pidan perdón, sin tener garantías de no repetición. ¿Se puede sentir lo mismo por una persona asesinada por ETA que por una asesinada por los GAL? J. A. Es complicada la respuesta. La violencia sólo crea daño y rencor. Los padres no tienen la culpa de lo que hagan sus hijos. ¿Que si es lo mismo si mata ETA que si matan los GAL? Ha pasado el tiempo. Y yo digo que ninguno de los dos tenía que haber matado.P. Z. Pero se supone que una persona que representa a las instituciones tiene que garantizar los derechos humanos. La gravedad de una violencia ejercida por el propio Estado requiere de una reflexión. Que se investigue ese terrorismo de Estado.

J. A. Pero todos los Estados lo han hecho.P. Z. Eso no me vale.(…)José Ignacio era presunto miembro de un comando que, en 1981, intentó atracar una sucursal de Caja Laboral en Tolosa. En la huida, hubo un tiroteo con la Policía. Tres de los cuatro integrantes lograron escapar a Francia.Hasta allí iba Amedo con regularidad por sus redes de información. A lo mejor hasta se cruzaron. Pilar tenía 13 años entonces. Ni ETA ni los GAL. Las únicas siglas que conocía eran las de EGB. Estudiaba 8º. Quería saber mucho. Luego fue sabiendo.P. ¿Cómo era tu hermano y cómo entró en ETA? P. Z. Tenía seis años más que yo. Yo soy la quinta de seis. Joxi era muy inquieto. Con un gran sentimiento de justicia. Entonces había muchas diferencias sociales. Él no entendía esos privilegios. Ni el arrinconamiento del euskera. Ni que a su padre lo estuvieran exprimiendo vivo. Iba a manifestaciones. Mi madre le preguntaba que a dónde iba. Él siempre le decía que estuviese tranquila. No sé cuándo tomó la decisión de pasar de la manifestación a…P. ¿Cómo recordáis la violencia de aquellos años?J. A. Me intentaron asesinar cinco veces… La violencia la vivía todos los días con normalidad. Lo único que tenías que hacer era que no te pillasen. Dormía cada día en un sitio. Llegaba a casa y me decía un vecino: «Te ha estado esperando un coche en la puerta toda la noche». Empecé en la Policía en el 68, cuando ETA empezó a matar. He visto a muchos que estaban conmigo mañana y tarde y por la noche estar en el hospital o en el depósito cosidos a balazos.P. Z. El primer recuerdo que tengo de la violencia es de febrero del 81. Las fotos de Joseba Arregi, un cuerpo inerte lleno de hematomas. Yo estudié Odontología y trabajé con cadáveres: eso es lo que era. Me impresionó mucho. ETA mataba. Pero hasta entonces yo no era muy consciente. En abril del 81 mi hermano pasa a la clandestinidad y entonces sí fui consciente de lo que significaba ETA. Consciente de que podía ocurrir cualquier cosa.

CUANDO VERA NIEGA LO QUE SABE, NOS OFENDE. HABRÍA QUE LLEVARLE ANTE EL JUEZ A ESCLARECER LO OCURRIDO”
Pilar Zabala

P. ¿Se interioriza la tortura?J. A. Yo jamás he torturado a nadie. Cuando empecé funcionaba la Brigada Político-Social. Me acuerdo en el 69, cuando cayó un comando de la calle Artecalle, en Bilbao. Uno de ETA se escapó y mató a un taxista. Fue la primera víctima civil de ETA, Fermín Monasterio. El comando fue detenido. Yo llegaba a la jefatura y los de la brigada andaban por allí como locos: «Chaval, ¿quieres bajar a pegar unas hostias a unos etarras?». Se oían gritos. Yo no tenía que ver con eso.P. Z. Cuando la Policía nos dijo que mi hermano había cometido un delito y que posiblemente pertenecía a un comando de ETA, tenía 13 años. Fue el momento más duro de mi vida. Para mí la violencia era exterior, en casa no habíamos sido educados para elegir ese camino… Respecto de las torturas, cuando desaparece tu hermano eres más consciente de la permisividad que ha habido con ese delito en el Estado. Cómo alguien es capaz de pegar, de extraer una pieza dental, de volver a pegar escuchando gritos de piedad…P. ¿Cómo te enteraste del secuestro? P. Z. Vinieron a casa unas personas que representaban a los refugiados. Estábamos en casa un hermano y yo con los deberes. Preguntaron por mi madre, ella estaba en misa. Esperaron. Cuando vino mi madre le comentaron que llevaba dos noches sin ir a dormir y que había indicios: el coche forzado, un mechón de pelo de mi hermano… Mi madre empezó a llorar.P. ¿Cómo os enteráis de la muerte? P. Z. En diciembre de 1994 nos llamaron de la Audiencia. El fiscal Gordillo y el juez Garzón nos dicen que han aparecido unos cadáveres en Alicante que pueden ser los de José Ignacio Zabala y José Antonio Lasa. Luego con las pruebas de ADN se confirmó todo.P. ¿Qué recuerdas de tus padres en ese momento? P. Z. [Pilar llora] Habían esperado muchos años que apareciera, habían soñado muchas veces… y lo veían así: un cadáver…J. A. Tiene que ser horroroso. P. Z. Notamos alivio. Fijaos que yo todavía me emociono. Yo no puedo hablar esto con mi ama… Alguna veces la llevo al podólogo al barrio de Intxaurrondo. La última vez le dije: «Intxaurrondo, ¿a qué te recuerda esto?». Me contestó: «Cuántos meses torturaron a Joxi…». Mi madre todavía sueña con su hijo. Y tiene pesadillas: la imagen de su hijo pidiendo que le salve. J. A. Yo conocí en prisión a dos de los que participaron, a los guardias civiles Enrique Dorado Villalobos y Felipe Bayo. Estaban presos por asaltar una tienda en Irún. No tenía ni idea de que estuvieron implicados. Sabía que Bayo tenía problemas psicológicos y que había estado internado. [Hubo tres GAL: el verde, formado por guardias civiles; el azul, compuesto por policías y mercenarios; y el marrón, integrado por agentes del CESID, actual CNI]. ¿Cómo no voy a sentir ese dolor? Cuando vi esas barbaridades que le hicieron, me pregunté cómo se podían hacer esas cosas: arrancar uñas, dientes, machacándolos, luego llevarlos en un coche, hacerles excavar una fosa y darles unos tiros en la cabeza para enterrarlos en cal viva.P. Z. Mi hermana me preguntó un día: «¿Tú te imaginas qué diferente hubiera sido nuestra vida si sólo le hubieran matado?». Es que 11 años, cinco meses y cinco días desaparecido es una tortura psicológica permanente… ETA ha sido una banda terrorista que asesinó, extorsionó, secuestró, generó mucho dolor y fracturó relaciones sociales. Bien, pues ante un delito causado por ETA, los políticos actuaban de forma correcta: estaban con las víctimas. En nuestro caso no fue así. Para ellos las víctimas de los GAL no éramos nada.

Advertisement

Mundo

Inspirados en la Casa de Papel, una banda de vendedores de droga en México empezó a fabricar billetes

Publicado

on

Por

No son Tokio, Berlín ni El Profesor de la popular serie española “La Casa de Papel” en la que un grupo de ladrones ejecutó un elaborado plan para producir sus billetes en la casa de moneda.

Se trata de Arón N, Leonardo Alberto G, José Alberto G y Noel G, cuatro personas que fueron detenidas en la capital mexicana por producir en un taller clandestino billetes falsos de 500, 200 y 100 pesos que hacían circular a través de operaciones de narcomenudeo.

La banda operaba en la Delegación Iztapalapa en la Ciudad de México y podría ser responsables de la producción del 30% de los billetes falsos que circulan en la capital azteca y en el vecino Estado de México, considerado uno de los más peligrosos del país.

De acuerdo con la Agencia de la Investigación de Criminal (AIC) de la Fiscalía Federal Noel podría ser el líder de la banda, el resto se encargaba de la producción, distribución de los billetes apócrifos y la venta de la droga.

“En cumplimiento a una orden de cateo autorizada por la autoridad judicial, personal de la AIC ingresó a un domicilio donde fue localizado un taller para la elaboración del papel moneda ilegítimo”, comunicó la Agencia.

En 2017 circularon en México 335.000 billetes falsos.

En 2017 circularon en México 335.000 billetes falsos.

Durante la captura, los elementos de la Fiscalía aseguraron aproximadamente 5.000 hojas impresas con imágenes de billetes de 500 pesos, armas de fuego, cartuchos útiles y dosis de una sustancia con las características propias del cristal, así como hierba seca, posiblemente marihuana.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) reveló que durante 2017 circularon en el país 335.000 billetes falsos, por un valor de 112 millones de pesos (USD 5, 6 millones) lo que representó un aumento de 11% en relación con 2016.

El billete falsificado más popular es el de 200 pesos, donde se encontraban 100 piezas por cada millón en circulación, seguido por el de 100 pesos con 85,8 piezas por cada millón.

Seguir leyendo

Mundo

El nuevo “dilema” del negocio narco en México: productores de amapola sufren por el éxito del fentanilo

Publicado

on

Por

Entre las montañas del sureño estado mexicano de Guerrero, cientos de familias pobres han dependido durante años de la amapola, una hermosa flor de la que se obtiene la goma de opio, el precursor de la heroína.

Sin embargo, su subsistencia comienza a estar en peligro: la irrupción del fentanilo, un opioide sintético que es 50 veces más potente que la heroína, golpea el precio del kilo de goma de opio.

Es el peor año que hemos tenido, se ha visto mucho la diferencia, no sacas ni los gastos“, dice a la AFP un campesino de 24 años que evita dar su nombre por razones de seguridad y que empezó a sembrar amapola a los 11 años.

Frente a un pequeño campo de amapola escondido entre las secas montañas cercanas a la localidad de Tlacotepec, en el centro del estado, el campesino recuerda que el precio pasó de cerca de 16.000 pesos el kilo (811 dólares) a 9.000 pesos (450 dólares).

Con estas bellas flores se consigue la goma de opio (AFP)

Con estas bellas flores se consigue la goma de opio (AFP)

“Nosotros hemos sentido mucho la diferencia, el cambio con eso de las drogas sintéticas, que nos vienen con esa explicación de por qué bajó tanto este precio”, se queja, mientras un compañero revisa el sistema de riego del cultivo.

El exagente de la DEA Mike Vigil confirma la versión del campesino: “Lo que está influyendo mucho más es el opioide que se está produciendo y que se está vendiendo por parte de China. Es el fentanilo“.

El experto vaticina que los carteles de drogas van a estar cada vez más inclinados a comerciar esta sustancia. “A un narcotraficante le conviene producir fentanilo o importarlo de China porque corre menos riesgos“, dice, ya que la amapola puede ser fumigada o las autoridades pueden descubrir los laboratorios.

Un kilo de esta droga tiene el poder de convertirse en miles de dosis, siendo más fácil de transportar ilegalmente

Un kilo de esta droga tiene el poder de convertirse en miles de dosis, siendo más fácil de transportar ilegalmente

En Estados Unidos, adonde se vende el grueso de la heroína, el vertiginoso aumento del consumo ilegal de opiáceos sintéticos -como el fentanilo- ha generado ya una epidemia.

En el violento estado de Guerrero, en donde las disputas de los grupos criminales dejaron 2.318 homicidios en 2017, la cifra más alta de todo el país, casi no hay otras industrias y las personas continúan cultivando la amapola.

A finales de marzo, pobladores impidieron que el ejército mexicano destruyera varios plantíos al asegurar que es su única forma de subsistencia.

(AFP)

(AFP)

“El batallón los arruina (a los campesinos) porque normalmente ya tienen vendida la cosecha o ya les adelantaron un pago”, explica Carlos Illades, historiador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y experto en la región de Guerrero. La intervención del ejército supone para ellos no solo pérdidas económicas sino amenazas a su integridad por la eventual imposibilidad de cumplir con las organizaciones narcotraficantes.

El ejército reportó en 2017 la destrucción de 28.751 hectáreas de cultivo de la flor, un aumento de casi 30% frente a 2016. Pese a ello y a la irrupción del fentanilo, la siembra de amapola, en particular en Guerrero, no ha dejado de crecer.

Epidemia en EEUU

El fentanilo y otros analgésicos son los principales responsables de la crisis de salud pública por abuso de opioides que vive Estados Unidos. A inicios de marzo, el gobierno  reportó un aumento de 30% en las sobredosis por esas sustancias entre 2016 y 2017 en el país.

Según la ONU, hay indicios de que México es punto de entrada para el fentanilo que proviene desde China.

“Algunos indicadores sugieren que el fentanilo está impactando significativamente en la participación de mercado y en otros casos incluso suplantando al mercado de la heroína”, dijo la DEA en un reporte del 2017.

Aún así, “la gente tiene la esperanza de que en alguna de esas el precio vuelva a levantar”, dice el campesino frente a pequeñas plantas de amapola que todavía no florean y que espera le den unos cinco kilos de goma.

Seguir leyendo

Mundo

La carta completa de Donald Trump a Kim Jong-un para cancelar la cumbre de Singapur

Publicado

on

Por

Apreciamos mucho su tiempo, paciencia y esfuerzo con respecto a nuestras recientes negociaciones y discusiones relacionadas con una cumbre largamente buscada por ambas partes, que fue programada para el 12 de junio en Singapur. Fuimos informados que la reunión fue pedida por Corea del Norte, pero eso para nosotros es irrelevante. Estaba con muchas expectativas para estar allí con usted. Lamentablemente, basado en la tremenda ira y abierta hostilidad mostrada en su más reciente comunicado, siento que es inapropiado, en este momento, tener esta planeada reunión. Por lo tanto, por favor, que esta carta represente que la cumbre de Singapur, para el bien de ambas partes, pero en detrimento del mundo, no tendrá lugar. Tú hablas de tus capacidades nucleares, pero las nuestras son tan masivas que ruego a Dios que nunca tengamos que usarlas.

Siento que se estaba construyendo un diálogo maravilloso entre usted y yo, y al final, es solo el diálogo lo que importa. Algún día espero con ansias conocerlo. Mientras tanto, quiero agradecerle por la liberación de los rehenes que ahora están en su casa con sus familias. Fue un bello gesto y es muy apreciado.

Si cambia de opinión sobre esta importante cumbre, por favor no dude en llamarme o escribir. El mundo, y Corea del Norte en particular, han perdido una gran oportunidad para una paz duradera y gran prosperidad y riqueza. La oportunidad perdida es un momento realmente triste en la historia.

Sinceramente,
Donald J. Trump
Presidente de los Estados Unidos de América

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias