Connect with us

Economia

Por qué el dueño de MercadoLibre le declaró la “guerra” a los bancos

Publicado

on

“Realmente creo que MercadoLibre, con MercadoPago, puede ser uno de los jugadores más importantes del mundo financiero en América Latina”. El que habla es Marcos Galperín, presidente y “dueño” de MercadoLibre, y uno de los hombres de negocios más “polémicos” del momento.

“Es ridículo, no tiene ningún sentido que los bancos te cobren lo que te cobran. No hay un Amazon, un Google o un Facebook en el mundo financiero. Ni en la educación ni en la salud… todavía. Son industrias enormes totalmente reguladas y la regulación, al final, lo que hace es proteger a los jugadores establecidos”, dispara.

La historia de Galperín y su empresa –y también las de los llamados unicornios locales de Internet, Globant, Despegar y OLX, las empresas cuyos valores de mercado superan los US$ 1.000 millones– la investigué en profundidad para mi libro “Los nuevos reyes argentinos” (Paidós).

El capítulo “La cabeza de Marcos Galperín” es un mapa para entender cómo piensa el empresario que quedó en boca del “Círculo rojo” cuando pidió por tuit una reforma laboral “a lo Temer”.

“Viendo la reforma laboral Brasilera, Argentina puede: 1) imitarla, 2) salirse del Mercosur, 3)resignarse a perder millones de empleos a Brasil”, escribió Galperín el sábado 9 al mediodía. Si algún distraído supuso que era un mensaje inocente, se equivocó por mucho. Galperín, desde antes y más desde ahora, es uno de los empresarios de más peso del establishment local. No por nada da empleo a más de 4.000 personas y comanda una empresa que vale US$ 12.000 millones. Un gigante que además de su meta de “democratizar el comercio” tiene nuevos grandes desafíos. Declararle la “guerra” al sistema financiero tradicional, por ejemplo.

Los unicornios junto a Mauricio Macri: Marcos Galperín (Mercado Libre), Martín Migoya (Globant), Alec Oxenford (OLX) y Roberto  Souviron (Despegar)

Los unicornios junto a Mauricio Macri: Marcos Galperín (Mercado Libre), Martín Migoya (Globant), Alec Oxenford (OLX) y Roberto  Souviron (Despegar)

En “Los nuevos reyes argentinos” se destaca que “Galperín está convencido de que el sistema financiero no va a ser sostenible sin enormes cambios, algo que va a generar grandes ganadores y grandes perdedores“. Además, cree que la única razón por la que este sector no sufrió aún una gran disrupción es porque se trata de un mercado altamente regulado. MercadoLibre está muy atento a fintech y por medio de su propio fondo de inversión, MeLi Fund, pone dinero en proyectos vinculados con su plataforma. Así, invirtió en empresas de microcréditos, sistemas de gestión y contabilidad, estadísticas y automatización de procesos, entre otras.

“Por ahora las empresas son muy chiquitas y los banqueros se te ríen. La respuesta es:‘Hace veinte años Walmart se reía de Amazon. Hoy no se ríe más’. Son mucho más lógicas y eficientes estas empresas. No hay bancos centrales en el medio y, si no tenés al Estado para regular los depósitos, tampoco necesitás que el Estado salve a las empresas si les va mal. Es un sector con muchísimas complicaciones y tal vez haya una parte que se desregule, donde entren las empresas nuevas, y otra parte que siga muy protegida, donde no se pueda entrar. El comercio exterior, por ejemplo”, afirma.

“Creo que los bancos van a tener un rol importante durante muchas décadas, no van a desaparecer. Pero van a estar mucho más enfocados en comercio exterior, en darles préstamos a las grandes empresas y en los grandes proyectos de inversión y financiación. La banca minorista va a estar más cooptada por nuevos proyectos.Conectar a cientos de miles de ahorristas con créditos para consumo es algo que estas plataformas pueden hacer mucho mejor”, dice.

El edificio de Mercado Libre en San Pablo, Brasil

El edificio de Mercado Libre en San Pablo, Brasil

Justamente a comienzos de 2016, MercadoLibre lanzó Mercado Crédito, un servicio que presta dinero a usuarios de la plataforma y que hasta fines de agosto de este año había otorgado caso 6.000 créditos a 4.780 vendedores por $ 559 millones.

Mercado Pago, en tanto, es un verdadero gigante dentro de la plataforma que no para de crecer, con transacciones que en el segundo trimestre de 2017 aumentaron un 63,3% a 52,1 millones año contra año, y un volumen total de pagos procesados de US$ 3.152 millones.

Así, parecerse cada vez más a un banco –pero sin serlo y sin perder el foco tradicional de su negocio– es el nuevo gran desafío de MercadoLibre y de su fundador. “Tenemos una oportunidad muy grande, sobre todo porque ya armamos mucho de la parte difícil y compleja, que es la plataforma de pagos y cuestiones de prevención de fraude. MercadoPago es una plataforma espectacular y montarle distribución y administración de préstamos, por ejemplo, es algo que es bastante lógico para nosotros”, asegura el CEO.

“Creían que estaba loco cuando decía que los usuarios van a comprar online algo que nunca vieron ni tocaron, a alguien que no conocen, van a pagar en cuotas con un sistema de pagos propio que vamos a crear y van a recibir ese producto por correo”

“Creían que estaba loco cuando decía que los usuarios van a comprar online algo que nunca vieron ni tocaron, a alguien que no conocen, van a pagar en cuotas con un sistema de pagos propio que vamos a crear y van a recibir ese producto por correo”

No sólo eso, hay más: “Si cuando arrancamos, o pocos años después, decía que Walmart iba a abrir una tienda oficial en MercadoLibre, me hubiesen puesto en un manicomio. Yo lo pensaba, te juro, sabía que iba a ser así, pero no podía decirlo. Pero cuando yo le decía a la gente: ‘Los usuarios van a comprar online algo que nunca vieron ni tocaron, a alguien que no conocen, van a pagar en cuotas con un sistema de pagos propio que vamos a crear y van a recibir ese producto por correo’, todos decían que sí con la cabeza, pero sé que muchos pensaban que estaba bajo los efectos de algún alucinógeno. Eso sonaba mucho más a ciencia ficción que te diga hoy: ‘La gente no va a hacer más depósitos bancarios, no va a ir más a una sucursal con plata para depositarla, para que no le paguen nada o muy poco por ese depósito, y después esa institución se va a dar vuelta y va a encontrar una pyme y le va a cobrar muchísimo para prestarle la plata que vos depositaste’. Si yo digo eso, el que me escucha ya sabe que lo que digo tiene bastante sentido. Lo creen más de lo que me creían hace veinte años cuando decía que la gente iba a comprar online”, define.

¿Terminará ganando Galperín ganando la batalla contra los bancos? ¿Podrá? Por lo pronto, en pocos días se sentará en una charla mano a mano, en el Coloquio de IDEA, en Mar del Plata, con Paolo Rocca, el CEO del Grupo Techint. Dos “peso pesados” frente a frente y hablándoles, transmitiéndoles sus experiencias, a sus colegas empresarios. No pocos creen que se trata del visto bueno final del establishment para encumbrar a su nuevo referente y vocero destacado.

(*El autor es editor jefe de Big Bang News)

Advertisement
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

En góndola, el consumidor pagó 5,25 veces más de lo que cobró el productor

Publicado

on

Por

Según CAME la brecha de precios entre origen y destino de los productos agropecuarios subió 5,8% en noviembre. El consumidor pagó en góndola 5,25 veces más de lo que recibió el productor en la puerta de su campo. Para los productos agrícolas la brecha subió 7% a 5,66 veces, y para los ganaderos bajó 1,1% a 3,59 veces.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa informó que la brecha de precios, entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios, subió 5,8% en noviembre y se ubica 22,8% por encima del mismo mes del año pasado.

En promedio, los consumidores pagaron 5,25 veces más de lo que cobró el productor en el anteúltimo mes del año.

En un mercado signado por la caída en las ventas, especialmente en las frutas, la naranja, la mandarina, el pimiento rojo y la calabaza tuvieron los mayores incrementos en la brecha del mes. En los primeros tres se explica por una fuerte baja en los precios al productor. En la calabaza por la suba de precios al consumidor.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

En noviembre, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 5,66 veces, 7% más que en octubre y 28,9% más que en el mismo mes del año pasado.
El IPOD ganadero, en tanto, bajó 1,1%, ubicándose en 3,59 veces, 7,9% por debajo de noviembre de 2017.

La participación del productor en el precio final se redujo a 22% promedio contra el 22,9% del mes anterior.

Seguir leyendo

Economia

Según una encuesta, el 71% de los argentinos no saldrá de vacaciones

Publicado

on

Por

La encuesta fue realizada por la consultora M&R Asociados, entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre, en 1.224 casos de mayores de 18 años, en CABA, GBA y el resto del territorio bonaerense, y zonas pampeanas, del NEA y NOA.

La consulta, primero indaga sobre si “salió el verano pasado”. El 43% afirmó que “si” y el 57% que “no”. Y luego consulta si “saldrá el próximo verano”. El 71% sostuvo que “no” y el 29% que “si”.

Al dato, que muestra un resentimiento en la economía de las familias, se le agrega otra pregunta para los que salieron de vacaciones: “A dónde fue el verano pasado”. El 69% dijo que a “Argentina” y el 25% al “Exterior”. Y el 6% que se quedó en su “casa”.

En tanto que cuando se inquirió sobre “a donde irá el próximo verano”. El 74% dijo que a “Argentina” y el 13% al “Exterior”. El restante 13% contestó que se quedará en su “casa”.

Seguir leyendo

Economia

El fiasco del proteccionismo de EEUU: su déficit comercial llegó a un récord en 10 años

Publicado

on

Por

No cabe duda de que el proteccionismo es consecuencia inmediata del populismo. El primero se refiere a la política económica centrada en “proteger” la economía nacional frente a la amenaza de importación de productos y bienes, que brindan competencia en el mercado interno. Y el populismo se focaliza en generar bienestar inmediato, claro que a costa del futuro al debe hipotecar; por ello, le abre la puerta al proteccionismo.

Las democracias pueden enfermarse de populismo porque los políticos tratan de ganar votos con un bienestar momentáneo para la sociedad. Surge así el proteccionismo, hoy, con el argumento de que la globalización no trae beneficios para todos.

La libertad de comercio se halla en la vereda de enfrente del proteccionismo.

Si un país tiene tal libertad, las barreras de entrada son bajas o nulas, por lo tanto los precios de los productos y servicios resultan más baratos, porque son importados desde países con costos internos más reducidos.

Así muchas empresas tienden a desaparecer y, en consecuencia, los puestos de trabajo involucrados caminan hacia su extinción. Este es el caso de EEUU que importa bienes más baratos desde Asia. Ello es una realidad. Pero también lo es que con la entrada de bienes, los consumidores, es decir la gente mejora su capacidad adquisitiva y eleva su nivel de vida.

Los políticos tratan de ganar votos con un bienestar momentáneo, por eso apelan al proteccionismo
Donald Trump ha interpretado el enojo de los desocupados y de aquellos que temen perder sus trabajos. Por ello, ha impuesto nuevos aranceles para disminuir la entrada, por ejemplo de acero y aluminio, del exterior donde los salarios son más reducidos.

La política de Trump intenta reducir drásticamente la importación, fundamentalmente de China, con aranceles sobre el acero, el aluminio y diversos productos tecnológicos y de telecomunicaciones. Los aranceles impuestos no sólo se aplican a las importaciones de este país, sino de otras economías como Japón, Australia, Brasil, la Unión Europea, etcétera.

Su propósito es bajar en un tercio el déficit comercial con China que, en el año 2017 llegó a 337.000 millones de dólares.

Ahora bien, no es sencillo tomar medidas como éstas sin recibir golpes. Los países suelen tomar represalias. Y ello es lo que sucede con China.

Hoy EEUU está envuelto en una guerra comercial con China, donde ambos y todos los demás países quedan sometidos a frenos en sus economías. Porque con esta guerra pierden todos.

La soja es la principal arma que muestra China para contraatacar. Y vaya que golpea con cruenta fuerza sobre la balanza comercial de EEUU.

A pesar de las medidas proteccionistas de EEUU su déficit comercial se ha incrementado
Mire el lector la contundencia de las pruebas. El déficit comercial de EEUU se ha incrementado; así ha llegado a un nivel máximo en 10 años. De acuerdo al Departamento de Comercio, el rojo comercial de octubre llegó a 55.000 millones de dólares. Se trata del déficit más elevado desde octubre de 2008. ¿Por qué? La respuesta está en la represalia china. Las exportaciones de soja cayeron abruptamente, a resultas de los aranceles aplicados por el gobierno oriental.

Hoy EEUU acumula, por tal represalia, un impresionante stock final de algo más de 24 millones de toneladas de soja. Para tomar una idea de lo que representa, vale remarcar que en el quinquenio anterior el nivel de stock final giraba entre 3 y 4 millones de toneladas. Imagine el lector cuán satisfecho está el productor agrícola estadounidense.

Para quien todavía crea en las bondades del proteccionismo, permítanme contarles que, según los datos oficiales, el déficit se ha incrementado un 11,4% en lo que va de año con relación al mismo período del año anterior.

El remedio más que curar está agravando la enfermedad… ¿no?

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias