Connect with us

Economia

Dólar a 20 pesos: los 7 efectos sobre la economía

Publicado

on

El dólar en Argentina acumuló en dos meses un aumento de 15%, luego de que el Gobierno relajara las metas de inflación y en el mundo se endurecieran las condiciones financieras. Sus consecuencias

El precio del dólar aumentó 14,9% en dos meses. (Adrián Escandar)
El precio del dólar aumentó 14,9% en dos meses. (Adrián Escandar)

El dólar superó holgadamente los 20 pesos esta semana y los analistas financieros aseguran que se trata de un indicador claro del cambio de escenario económico para la Argentina.

Dos fundamentos apuntalaron la reciente escalada de la divisa: uno interno, el cambio de metas de inflación anunciado el 28 de diciembre, y otro externo, la suba de las tasas de interés en los EEUU.

Un objetivo inflacionario más laxo, cinco puntos más alto (pasó de 10% anual para 2018 a 15%), implica una relajación de las elevadas tasas de interés que convalida el BCRA (hoy en 27,25%), más pesos en circulación y presión alcista para todos los precios, incluido el dólar.

LOS 7 EFECTOS DEL DÓLAR A 20 PESOS:

1) ADIÓS AL “CARRY TRADE”. El dólar acumula un alza de 14,9% en los últimos dos meses y empieza a recortar la brecha que tuvo la divisa respecto de la inflación de 2016 y 2017. De hecho, entre el 8 de febrero de 2017 y este jueves, el dólar acumuló una ganancia de 26,7%, por encima de la inflación de 25%. Es de prever que en 2018 el dólar le gane a la suba general de los precios de la economía. Con saltos abruptos y a veces sorpresivos en el valor de la divisa, la especulación con las altas tasas de LEBAC pierde atractivo.

2)  INFLACIÓN MÁS ALTA. El aumento del dólar no se va a traducir completamente en inflación doméstica, pues hasta ahora el valor del dólar mostró rezago respecto de la mayoría de los precios, aunque impactará en los precios de los bienes transables. También afecta a los precios del combustible, que en 2018 ya subió un 8 por ciento.

3) IMPULSO COMERCIAL. Un dólar más caro mejora el perfil exportador por tipo de cambio. En ese aspecto, el tipo de cambio real multilateral que calcula el Banco Central regresó al nivel de abril de 2016, casi dos años atrás. En 2016 hubo superávit comercial de USD 2.128 millones, pero en 2017 hubo rojo comercial por 8.471 millones de dólares. También desincentiva a la importación, que en muchos rubros se vuelve menos rentable que abastecerse con piezas, insumos y productos terminados de origen extranjero.

4) MENOS CONSUMO EN EL EXTERIOR. Con un déficit de USD 10.662 millones, el turismo fue el principal desbalance externo de 2017, superior al del déficit comercial por todo rubro. Un dólar más alto atrae a los visitantes extranjeros y modera el flujo de turistas argentinos al exterior.

5) MUCHOS DÓLARES, PERO PRESTADOS. La economía está abastecida de divisas. El ratio Base Monetaria/reservas habla de un dólar demasiado alto: el cociente de una Base Monetaria, que al 31 de enero sumaba $966.089 millones, y reservas por USD62.020 millones para esa fecha, es de 15,57 pesos por cada dólar. Pero el abultado nivel de activos en las arcas del Central corresponde a fondos “prestados” por la toma de deuda, y no divisas generadas genuinamente, como podrían ser las ingresadas por exportaciones de bienes y servicios.

6) MÁS CONSUMO Y CRÉDITO. Tasas de interés en pesos más reducidas y apenas por encima de la inflación permiten la inyección de liquidez para el consumo y vuelven más accesible el crédito. Que el Tesoro reemplace al BCRA en la colocación de deuda en el mercado interno (LETES en lugar de LEBAC) quita a la vez efecto contractivo sobre el dinero en circulación, pues los pesos que toma los vuelve a volcar a la economía, más una tasa de interés hoy fijada en 22,5 por ciento.

7) EFECTO FISCAL. El Gobierno calcula que el déficit financiero del Sector Público Nacional crecerá de 2,2% del PBI en 2017 a 2,5% en 2018 y 2,7% en 2019. Con una estrategia oficial de financiar el déficit con deuda en el exterior, los dólares ingresados rinden más al pasarlos a pesos si el tipo de cambio es más alto.

A medida que los vencimientos se vayan acrecentando en los próximos años, es mejor mantener bajo control la necesidad de ingresar divisas con emisiones y buscar más financiamiento en el mercado interno. El aumento de tasas en los EEUU, cuando hoy el bono del Tesoro norteamericano a 10 años rinde cerca de 3% anual, encarece la colocación de nueva deuda argentina, tanto pública como corporativa.

Seguir leyendo
Comentá aquí

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Economia

¿Bonos en dólares o Lebac? qué rentabilidades ofrecen cada uno

Publicado

on

Por

Luego de la decisión de mantener las tasas de interés por parte del BCRA y el dato de inflación en enero que arrojo niveles de 1.8%, el margen para el Banco Central en bajar las tasas se reduce y reflota, al menos para los próximos meses, la estrategia de carry trade en pesos. Adicionalmente, la suba del dólar en las primeras semanas del año y las ultimas de diciembre, encuentran al tipo de cambio más acomodado para darle un atractivo adicional a la estrategia. Sin embargo, los riesgos de mercados internacionales se mantienen latentes y ello puede representar un riesgo para el dólar a nivel local.

El Cronista tuvo acceso al análisis y visión de Federico Furiase, Economista Director de Estudio EcoGo, Docente de la Maestría en Finanzas de UTDT y Magíster en Finanzas (UTDT) y con quien analizamos las alternativas de inversión en este escenario de mayor volatilidad y teniendo en cuenta la dinámica de tasas en el mercado local.

El director del Estudio EcoGo sostiene que para que la inversión en el carry trade a un año vista tenga sentido tiene que generar un retorno esperado que compense el de un bono en dólares con baja exposición a riesgo duration como el A22 que hoy rinde en torno a 5,2% anual en dólares. “Para niveles de dólar como el actual, y, para que el roll over de la Lebac corta a 35 días genere un retorno en dólares a fin de año en torno a 6,5% anualizado en dólares, la tasa de Lebac promedio de 35 días hasta fin de año tendría que estar en la zona de 24%TNA y un tipo de cambio mayorista a fin de año en torno a $22,91”

A su vez, Furiase agrega que “esta combinación de tasa y dólar break even entre el carry con el roll over de la Lebac corta y un bono en dólares con baja duration implica un sendero de baja gradual de la tasa de interés y un recorrido del precio del dólar a fin de año en torno a 16,5%, que permitiría sostener parte de la competitividad ganada en estos meses en el tipo de cambio real bilateral con el dólar”.

En cuanto al carry, el economista detalla que el mismo carry tiene dos riesgos. Por un lado encontramos la presión que tiene el BCRA para ir bajando las tasas de interés tras la flexibilización de las metas de inflación. Por otro lado, la mayor volatilidad en los mercados financieros globales dada la presión alcista en la 10Y de USA y la mayor volatilidad en el S&P representa tambien un riesgo para el carry. “e ahí que el retorno esperado del carry con roll over de Lebac corta tiene que compensar estos riesgos, además del rendimiento en dólares de un bono corto con baja exposición al riesgo duration”

La otra inversión de riesgo frente al aumento en la 10Y de USA, son los bonos largos soberanos en dólares como el Centuty: a tasas del 8%. “Estos niveles de tasas lucen un punto de entrada atractivo si se estabiliza la situación financiera en los mercados globales sobre todo teniendo en cuenta el alto cupón y la convexidad que juegan a favor en este instrumento y permiten bancarse una suba de yields en torno a 65 puntos básicos a lo largo de un año, dato importante a tener en cuenta en un ciclo de suba de tasas gradual en USA y mayor volatilidad financiera del SP500”, resalta Furiase.

Mirando hacia adelante, si Argentina comprime 50 puntos básicos de riesgo país después del aumento de las últimas semanas y la 10Y de USA se mantiene estable, el rendimiento total de este bono a 1 año podría alcanzar 14% en dólares entre ganancia de capital y carry. “El inversor tiene que tener en cuenta que es un instrumento muy sensible a la suba de tasas en USA y a una eventual pérdida de capital político del gobierno actual, que intenta pivotear entre construir capital político y dar señales de ajuste al mercado para financiar el gradualismo fiscal, el déficit externo y los vencimientos de Lebacs”, cierra el economista de Estudio EcoGo.

Seguir leyendo

Economia

Por qué los empresarios pyme tienen miedo de contratar personal

Publicado

on

Por

Javier Lindenboim es uno de los máximos estudiosos de la situación del empleo en la Argentina. Aunque aclara que no son su especialidad, analiza cómo puede evolucionar el empleo en las pymes en 2018. Ve un año de crecimiento moderado y sin situaciones de crisis. “No es una bonanza pero tampoco es un escenario crítico”, dice el director del Centro de Estudios sobre Población, Empleo y Desarrollo (CEPED) e Investigador Principal del CONICET. Advierte que los empresarios chicos tienen miedo de contratar personal.

¿Cómo ve el mercado laboral en el país en general y en las pymes en particular?
Venimos con un rezago estadístico y siempre que analizamos estamos viendo las fotos de hace tres meses. El mercado de trabajo lentamente viene desde mediados de 2016 recuperándose de una calamidad importante sufrida a fin de 2015 y en la primera parte de 2016. Ese escenario explotó en el marco del gobierno de Cambiemos pero venía mostrando signos preocupantes en el segundo mandato de Cristina Kirchner.

¿Qué podemos prever para el año?
Una continuidad de esta situación relativa. No es una bonanza o tranquilidad pero tampoco es un escenario crítico o caótico que uno escucha en muchos analistas. No hay una situación grave ni en materia de demanda ocupacional vista desde el lado de los trabajadores. Ni desde el lado de los que buscan trabajadores en los ámbitos de empresas, aunque hay matices dependiendo del tamaño de las compañías.

¿Cómo sería esto?
Las empresas más importantes atraviesan situaciones diversas en materia económica con una solidez en las espaldas que no tienen las medianas y chicas. Las pymes tienden a mirar con más atención en qué momentos demandan fuerzas de trabajo porque les preocupa las situaciones de “desenganche” que puedan sobrevenir.

¿Esto sería que las pymes dudan más si contratar o no por los altos costos indirectos del empleo y los eventuales costos de reducir personal?
En líneas generales esto es lo que está en la cabeza de tomadores de decisión de cualquier firma. Pero las chicas y medianas dicen tener una preocupación en este sentido. Si me hago cargo de todas mis obligaciones asociadas a la demanda laboral tengo que cerrar mi empresa, dicen muchos.

¿Qué puede hacer el Estado?
El Estado puede hacer cosas para simplificar la vida a los empresarios más chicos. También hay un mal hábito: en la Argentina estamos más acostumbrados a evadir que a cumplir las obligaciones fiscales. Hay una cuestión cultural que tiene ancla en la desaprensión por la responsabilidad social. La sociedad necesita autosustentarse y en parte eso lo hace con los compromisos fiscales. No estoy haciendo juicio sobre el buen o mal uso que cada gobierno pueda hacer de esos recursos. Pero es una reflexión que nos debemos como sociedad. Dentro de ese cuadro, hay situaciones empresariales más complicadas que otras.

Muchos argumentan que las políticas de este gobierno favorecen a sectores económicos que no son generadores de empleo. ¿Qué opina?
Es posible que haya algo de eso. El Gobierno, con aciertos y errores, busca iluminar un sendero de crecimiento y toma políticas que cree que apuntan a esa dirección. Una de las cuestiones que argumenta con razón es que la productividad media de la economía local creció lentamente frente a la productividad media del resto del mundo.

El tema es qué se hace con todas esas empresas de sectores sensibles utilizan mano de obra intensiva…
El Gobierno dice que preocupa que las empresas desventajosas en materia de competitividad tienen que hacer esfuerzos adicionales. La cuestión pasa por si esos esfuerzos los hace la empresa por su cuenta, lo hace con ayuda del fisco o no lo toma como preocupación y se queda esperando a que alguien la ayude.

¿Por qué se demoran las inversiones?
El Gobierno se equivocó fiero si pensaba que arreglando el tipo de cambio y pagando la deuda iban a venir inversiones de afuera. Pero tampoco vinieron las inversiones de adentro y en eso tienen que ver los grandes y los chicos. Sería bueno dejar las chicanas al costado. Estamos en deuda a la hora de discutir el modelo productivo, tanto en el Gobierno anterior como en este.

¿Será un buen año para el empleo?
Puede ser un buen año pero hasta ahí. El consenso generalizado es que pese a ser un año par vamos a tener crecimiento. La demanda laboral se puede incrementar 1% que es el crecimiento de la población. Eso significa que no vamos a empeorar pero tampoco va a haber mejoramiento. Es una situación buena modestamente hablando. Y ojalá que no sea menos que esto.

Seguir leyendo

Economia

La OCDE elogió la reforma tributaria impulsada por el Gobierno

Publicado

on

Por

El director del Centro de Política y Administración Tributaria de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Pascal Saint-Amans, elogió la reforma tributaria impulsada por el Gobierno.

Lo hizo en una reunión en Nueva York con el jefe de Gabinete del Ministerio de Hacienda, Ariel Sigal y el subsecretario de Ingresos Públicos, Andrés Edelstein.

El encuentro tuvo lugar en las Naciones Unidas en el marco de la primera conferencia global organizada por la “Plataforma de Colaboración en Materia Tributaria”, una iniciativa conjunta del FMI, la OCDE, la ONU y el Banco Mundial cuyo foco apuntó a las claves de la política y administración tributaria para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Tanto Sigal como Edelstein participaron en distintos paneles del evento, disertando sobre el rol de la política tributaria con especial hincapié en los países en desarrollo.

Saint-Amans sostuvo: “La reciente reforma tributaria llevada a cabo por Argentina ha introducido avances muy significativos en relación al Proyecto BEPS, en línea con los últimos estándares internacionales de tributación”. Asimismo, comentó que la reforma Argentina “viene a eliminar impuestos distorsivos para fomentar la inversión, tal como hicieron países vecinos”.

Por su parte, Sigal calificó la reunión de “muy productiva” y destacó que “Argentina está comprometida con mejorar su sistema tributario. Continuaremos trabajando junto a los miembros de la OCDE y del G20, más aún durante la presidencia argentina del Foro, en el desarrollo de un sistema tributario internacional más moderno, equitativo y sostenible”.

Durante la reunión, Edelstein aprovechó para hacer un repaso del sistema tributario antes y después de la reforma, y remarcó por último que “la reforma integral busca mayor equidad y progresividad para fomentar el desarrollo económico. Aún quedan cuestiones que reglamentar pero se sentaron las bases para un sistema tributario más previsible y competitivo”.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias