Connect with us

TECNO

Diego Majdalani: “Las empresas que no innoven se van a quedar sin negocio en los próximos años”

Publicado

on

El vicepresidente de Dell EMC para América Latina dialogó con Infobae en el marco de la conferencia anual que realiza la compañía en Las Vegas. Negocios, innovación y los desafíos para un año marcado por las elecciones en México y Brasil

Diego Majdalani, vicepresidente de Dell EMC para Latinoamérica
Diego Majdalani, vicepresidente de Dell EMC para Latinoamérica

Con el objetivo de analizar el impacto y las perspectivas de la transformación digital, Dell EMC realizó esta semana su habitual conferencia anual en Las Vegas, a la que asistieron más de 14 mil personas entre clientes, socios, analistas y periodistas de todo el mundo.

Durante tres días de exposiciones, una de las compañías de tecnología más grandes se propuso mostrar los alcances de las soluciones que ofrecen principalmente en el sector corporativo, donde se encuentra el core de su negocio.

En diferentes keynotes y conferencias de prensa se debatió -entre otros temas- sobre infraestructura, servidores, virtualización, inteligencia artificial, machine learning e internet de las cosas. Pero también hubo espacio para analizar el clima de negocios en la región pese a la reticencia de estas grandes compañías a compartir sus datos de facturación.

Diego Majdalani, vicepresidente para América Latina, aseguró en un diálogo con periodistas del que participó Infobae que en el último año registraron un fuerte crecimiento “en todos los países y en todos los productos”. Analizó además los desafíos que enfrentan las empresas de cara a las elecciones en Brasil y en México -donde el populismo tiene chances concretas de ganar- y habló de la “montaña rusa” que representa la región para los ejecutivos.

– Independientemente de la situación favorable que atraviesa su empresa, ¿percibe un mejor clima de negocios en la región?

Sí. Si uno mira el clima de negocios y de innovación de Latinoamérica de hoy y el de hace tres o cuatro años, en todos los países cambió mucho. Y para bien.

–  ¿Y a qué lo atribuye?

Había un montón de demanda insatisfecha de empresas que necesitaban innovar y no lo podían hacer, y hay una generación de compañías que están ahora con ánimos de entrar al mercado y crecer. Esos dos desencadenantes te generan un pico de demanda para satisfacer necesidades del pasado y de quienes miran hacia adelante.

– Este es un momento muy particular en América Latina, donde surgen emprendedores muy interesantes en distintos países. ¿Están observando cómo colaborar con ese nicho de negocios?

La compañía argentina Globant comenzó a trabajar con Dell hace 11 años. Cuando ellos empezaron eran muy chicos. En el proceso durante el cual se transformaron en el unicornio que son hoy trabajaron siempre con nosotros. Destaco ese caso porque una de nuestras características es ser muy flexibles. Todos los días estamos trabajando con emprendedores. Yo empiezo con el cliente que se compra una PC de consumo, después una PC empresarial, luego un servidor y después un almacenamiento sin soltarle la mano nunca.

– ¿Qué actor está tomando el pulso de estas innovaciones?

Muchas veces es el emprendedor que nos contacta. Yo recibo todos los días mails de personas que nos piden una mano y obviamente cuando es un innovador a mí me gusta ayudar incluso aunque no ganemos planta. Yo quiero que esa persona crezca. Latinoamérica es una región económicamente hablando que solo puede salir por innovación. No va a salir por escala, no va a salir por capacidad financiera, no va a salir por relevancia geopolítica; sale por innovación. Y si vos mirás cada uno de los grandes empresarios latinoamericanos, en su momento fueron innovadores. No hay uno que vos digas “este apareció de la nada”. Entonces, uno no puede descuidar ese semillero permanente de innovación y de empleo.

La mayoría de los empleadores en la región son pymes, no son las grandes empresas. Lo hacemos hasta por una responsabilidad social de la compañía: innovar es bueno para la región, es bueno para nosotros y tiene una función económica-social.

– ¿Observa amenazas globales a este buen clima de negocios? 

Las amenazas, como usted dice, yo las veo como oportunidades. Siempre impactan, pero yo no conozco región más flexible que Latinoamérica. Yo creo que si un suizo viene a vivir a un país de Latinoamérica se muere de un infarto a la semana. Incluso en Chile, que ha sido el país más estable y pese a ello mantiene una volatilidad enorme.

– ¿Les preocupan las decisiones económicas de Donald Trump y los resultados de las elecciones en la región?

Vienen elecciones en México y en Brasil. Van a surgir desafíos, pero nos hemos adaptado durante 15 años a estos desafíos y lo vamos a seguir haciendo. En Brasil estuvimos con Cardoso, con Lula, con Dilma, ahora con Temer y vamos a seguir.

Yo veo que la región está bastante blindada a muchos de los grandes problemas mundiales. Ustedes piensen cuáles son los tres o cuatro miedos de un europeo: Corea-Estados Unidos, Medio Oriente, China, Trump… ¿Nos afectan? Sí, pero marginalmente. No veo grandes turbulencias, creo que va a ser un gran año para los países y los negocios en la región.

El otro día hablaba con el director de recursos humanos de la compañía y me decía: “Latinoamérica es un entrenamiento para ejecutivos del mundo”. Los traés y durante los primeros dos meses creen que saben todo. A los cuatro meses perdieron la mitad del pelo. Y en dos años son tipos totalmente flexibles para ir a cualquier lugar porque realmente requiere una agilidad y una flexibilidad mental para manejar los negocios única.

– ¿Qué porcentaje representa Latinoamérica en los negocios globales de la compañía?

Latinoamérica no es lo más grande ni mucho menos. No es muy distinto al porcentaje habitual de cualquier compañía de tecnología. Pero tenemos dos características: nos jactamos de ser la región más creativa y la más eficiente del mundo. No somos los más grandes, pero somos muy innovadores.

– ¿En qué etapa cree que se encuentra el desarrollo de internet de las cosas?

Internet de las cosas es más un concepto que un producto. Si analizás todo lo que estuvimos hablando en esta conferencia, empezás a ver cómo convergen todas las cosas. Pensar en la transformación digital sin pensar en un ecosistema es imposible.

El otro día hablaba con un cliente. Me decía que no sabe si el 5G va a ser rentable para las compañías de telecomunicaciones porque requiere una inversión muy grande en comparación a lo que fue el salto del 3G al 4G. Mi respuesta fue muy fácil: con la tecnología vos nunca sabés para qué se va a usar. ¿Vos pensás que alguien que armó internet pensó que iba a generar lo que generó? ¡Jamás! ¿Vos pensás que el tipo que inventó el SMS, pensó alguna vez que hoy se habla más por SMS que por mail? ¡Jamás! Entonces, con tecnologías como internet de las cosas o machine learning nuestro rol es habilitar, proponer… El valor que el cliente genera con eso ya depende de los innovadores. Nuestra experiencia ayuda, pero la respuesta la van a dar ellos.

– ¿Qué industria cree que está invirtiendo más para adaptarse a la transformación digital?

Hay tres grandes grupos. El de los innovadores, que son tipos que no se van a dormir tranquilos. Están todos los días pensando qué más pueden hacer. Lo ves en los nativos digitales, como Mercado Libre, que no paran y siguen innovando. Están quienes encontraron elementos de la transformación digital y ya los están monetizando. Y también encontramos a quienes se dan cuenta de que se transforman o se transforman.  Allí pondría a los bancos, que pasaron de decir “esto no nos afecta”, a “que bueno es esto que me permite hacer más ventas” y ahora lo ven como una amenaza enorme.

– Lo diferencia entonces por las características de la compañía, no por el sector al que pertenecen.

Algunos bancos en Argentina tienen homebanking como para decir “tengo homebanking”.  Hay otros que van hasta el fondo, incluso con nuevos proyectos 100% digitales. Es la misma industria, es el mismo país, pero el enfoque de inversión es totalmente distinto. Además es muy difícil determinar qué tipo de industria es una empresa: ¿qué industria es Amazon?, ¿qué industria es Mercado Libre? Qué sé yo, es muy difícil armar los cortes.

Demostración de la tecnología que utiliza la escudería McLaren en la F1. Todavía no dio los resultados deportivos esperados. “Hay que darle tiempo”, pidió Majdalani.

Demostración de la tecnología que utiliza la escudería McLaren en la F1. Todavía no dio los resultados deportivos esperados. “Hay que darle tiempo”, pidió Majdalani.

– ¿Por qué es tan cara la tecnología en América Latina?

Hay cuatro elementos para descomponer los precios: el producto, el soporte, las tasas y la rentabilidad de quien lo vende.  En el caso de Dell, el costo del producto es exactamente el mismo que en Estados Unidos. Y con respecto a la garantía, no hay grandes diferencias de precios en países con suficiente escala.

Las tasas dependen de cada nación. Por ejemplo, Colombia es un país difícil porque tiene un esquema que varía según el precio de ingreso del equipo.  Y cuando yo comparo mi rentabilidad con respecto a la de los Estados Unidos, no es muy distinta.

La logística en Latinoamérica es extremadamente ineficiente. Para entregarte un producto, tengo que dar la vuelta al mundo. En cambio, en Estados Unidos eso es directo. Además, una vez que llego a Estados Unidos tengo una cadena logística súper eficiente.

Ninguna de estas variables es determinante, pero todas juntas te explican la diferencia de precios. Por supuesto que no estamos conformes. Si yo bajo mi costo total para que vos tengas una computadora, voy a vender muchísimo más. Y en todos los pedacitos de la cadena estamos trabajando. Por ejemplo, hablamos con los gobiernos para explicarles qué es la inclusión digital y cómo métodos como el de Colombia no son muy efectivos. En la Argentina lo logramos y ya se ve el resultado.

– ¿Es una cuestión de distancias?

Distancias, costo portuario, costo de movimiento, tiempo en la aduana… Todo. En algunos países me sale más barato subir un tipo al avión con 20 computadoras y que después las traiga de vuelta.

La logística es muy cara. El país más eficiente es Chile, por lejos. Siempre teníamos un costo razonable. En un momento, hace como 10 años, me llaman y me dicen que subió. Resulta que los Estados Unidos habían cerrado la importación del salmón chileno y como yo usaba para traer computadoras el avión que después se llevaba el salmón, mi costos se duplicaron. Esto demuestra lo sensible que es la cadena logística en la región: algo que no tiene nada que ver con usted lo termina afectando.

– ¿No les conviene construir una planta en el sur del continente?

Lo hicimos. Lo que pasa es que cuando una fábrica produce 15 millones de unidades por trimestre y otra hace solo 10 mil, no hay forma de competir.

– ¿Cómo cree que se puede incentivar la innovación principalmente en las empresas que no son nativas digitales?

Innovate or die. No es algo opcional. Si vos no innovás, hay alguien que lo está haciendo y vos te vas a quedar sin negocio en 5, 10 o 15 años. El sentido de urgencia, de relevancia, es algo que en Latinoamérica está pero debe seguir haciéndolo.

Para innovar tenés que pensar distinto. Hay que permitirse innovar, permitirse pensar distinto y saber que quizás te sale mal pero no importa porque aprendiste. El miedo a fracasar provoca muchas veces que ni siquiera empieces. Y luego tenés que volver a intentarlo.

Para innovar hay que tener una idea y ejecutarla. A mí me pasa cuando voy a dormir que se me ocurren cosas rarísimas. Pero quedan sólo en ideas. Los que realmente lo logran son quienes tienen ideas y las ejecutan. No siempre en el mercado el más innovador es el que ganó. Generalmente gana el que innova y ejecuta bien.

Por suerte estos tres elementos están en el ADN  de Latinoamérica, que es una montaña rusa. A pesar de las dificultades que tiene para acceso a un montón de cosas, la capacidad de innovación que tiene la región es brutal. Y es porque la gente está cableada de esa manera.

Advertisement

TECNO

Quieren poner freno a la moda del “scooter” eléctrico en Los Ángeles

Publicado

on

Por

Aparecieron de la nada y ahora, tras dos meses de auténtico fervor, la moda de los “scooters” (patinetas eléctricas) podría llegar a un fin temporal, al menos en Los Ángeles (California), mientras se aprueban nuevas regulaciones para el uso de estos vehículos.

La segunda ciudad más grande de EE.UU. estudia desde hace semanas una serie de normas para los “scooters” que han inundado la ciudad desde comienzos de julio,pero una reciente propuesta del concejal Paul Koretz pretende prohibir los aparatos hasta que esas reglas se hayan aprobado.

Patinetas eléctricas (Bloomberg / David Paul Morris)

Patinetas eléctricas (Bloomberg / David Paul Morris)

Koretz sostiene que muchos usuarios vienen haciendo uso de los “scooters” de manera inapropiada e insegura, y que la propuesta pretende “proteger a los viajeros y a los peatones” mientras la ciudad ultima los detalles acerca de las normas por las que se deben regir estos vehículos.

Paul Koretz@PaulKoretzCD5

Until firm regulations are in place to protect riders & pedestrians, I’ve asked the City Council to adopt an interim ban on motorized scooters. Too many riding unsafely: no helmets/on sidewalks/underage riders/double riding, etc. Better safe than sorry. https://goo.gl/4KESB9 

L.A. City Councilman Wants Ban on Electric Scooters | KFI AM 640

The move by Councilman Paul Koretz comes as the City Council is in the process of drafting regulations for the new industry and a week after a six- month ban on motorized scooters went into force in…

kfiam640.iheart.com

De ser aprobada por la Alcaldía, la medida obligaría a las compañías propietarias de los “scooters” (Bird y Lime son las de mayor presencia) a retirar las patinetas eléctricas de las calles y aceras hasta que reciban los permisos necesarios para operar en la ciudad sin trabas, unos permisos que actualmente no se expiden.

“Bird ofrece una opción de transporte equitativa y respetuosa con el medioambiente que beneficia a los angelinos”, dijo un portavoz de la empresa.

(Bloomberg / David Paul Morris)

(Bloomberg / David Paul Morris)

“Estamos trabajando con el Departamento de Transporte de la ciudad y otros funcionarios para desarrollar un marco regulatorio apropiado. Mientras, nos alienta el apoyo público y la acogida de los ‘scooters’ por parte de la población”, agregó.

Koretz, miembro del Comité de Transporte de la ciudad, había expresado su apoyo a la iniciativa del “scooter” en meses anteriores, pero cambió de parecer al ver la realidad de la implantación de los vehículos en su propio barrio.

“Habré visto cientos de patinetas solo en Beverly Boulevard, donde vivo, y no he visto aún a una sola persona usando casco ni circulando por la calzada en vez de la acera”, dijo.

La propuesta de Koretz encontró rápidamente oposición en Mike Bonin, que lidera el Comité de Transporte de la ciudad y quien considera que esta necesita “regulaciones inteligentes” y no “una completa prohibición”.

La gente usa el teléfono para los scooters eléctricos compartidos de LimeBike en el Embarcadero en San Francisco. Foto: Bloomberg por David Paul Morris.

La gente usa el teléfono para los scooters eléctricos compartidos de LimeBike en el Embarcadero en San Francisco. Foto: Bloomberg por David Paul Morris.

Para Bonin, las patinetas eléctricas son un modo de transporte “asequible” y una alternativa adecuada al uso de automóviles para trayectos cortos.

“Si queremos ser serios a la hora de combatir el cambio climático, reducir las emisiones y el tráfico en la ciudad, debemos pensar en mejorar la movilidad”, señaló.

Los Ángeles pretende seguir así el ejemplo de Beverly Hills, que a finales de julio aprobó una prohibición temporal de los “scooters” durante seis meses. La prohibición también ha tenido lugar en West Hollywood.

“Nadie de esas compañías vino a presentar su modelo de negocio ni a sentarse a hablar con nosotros”, dijo el alcalde de la ciudad, John Duran. “Simplemente empezaron a desperdigar patinetas por las aceras”, agregó.

Una persona viaja en un scooter eléctrico compartido de Bird Rides Inc. en el Embarcadero en San Francisco. Foto: de Bloomberg por David Paul Morris.

Una persona viaja en un scooter eléctrico compartido de Bird Rides Inc. en el Embarcadero en San Francisco. Foto: de Bloomberg por David Paul Morris.

La polémica, similar a la ocurrida cuando Uber y Lyft irrumpieron en el mercado sin presentar sus planes a las autoridades, ha ido a más desde que los “scooters” se fueron abriendo paso en dirección al este desde Santa Mónica, donde Bird y Lime lanzaron sus programas piloto.

De hecho, Bird ya tuvo que pagar 300.000 dólares en multas tras una denuncia de Santa Mónica por operar sin licencias ni permisos adecuados.

Foto: Washington Post por Robert Miller

Foto: Washington Post por Robert Miller

En julio, Uber y Alphabet anunciaron que se habían unido a un grupo de inversores para inyectar 335 millones de dólares en la startup Lime, empresa valorada ya en más de 1.000 millones de dólares, mientras que Bird posee un valor actual superior a los 2.000 millones de dólares.

Ambas empresas ofrecen un servicio similar por el que el usuario paga entre 15 centavos y un dólar por minuto de alquiler de estas patinetas eléctricas a través de sus respectivas aplicaciones para celular.

Estos vehículos, disponibles también en ciudades como San Diego, Washington DC, Dallas y Austin, alcanzan una velocidad de unos 25 kilómetros por hora y pueden ser estacionados en cualquier acera cuando termina su uso.

People ride Neutron Holdings LimeBike electric scooters on the Embarcadero in San Francisco on May 3, 2018. MUST CREDIT: Bloomberg photo by David Paul Morris.

People ride Neutron Holdings LimeBike electric scooters on the Embarcadero in San Francisco on May 3, 2018. MUST CREDIT: Bloomberg photo by David Paul Morris.

De noche, ambas compañías poseen empleados -muchos de ellos “millennials”- que se encargan de recoger, ordenar y recargar las baterías de los patinetes por la noche.

Tanto Bird como Lime confían ciegamente en su producto y, de hecho, ya han apostado por el mercado internacional, con presencia en ciudades como Berlín, Zúrich y París.

La gente monta las motonetas eléctricas de Neutron Holdings LimeBike en el Embarcadero en San Francisco. Foto: de Bloomberg por David Paul Morris.

La gente monta las motonetas eléctricas de Neutron Holdings LimeBike en el Embarcadero en San Francisco. Foto: de Bloomberg por David Paul Morris.

EFE

Seguir leyendo

TECNO

Se reavivan los rumores sobre el primer auto de Apple

Publicado

on

Por

Promete ser su próximo producto estrella, como lo fueron los celulares cuando se lanzó el iPhone. Cómo será el Apple Car y qué opinan los expertos

(AFP)
(AFP)

Días atrás, el analista chino, Ming-Chio Kuo, entregó un reporte sobre los productos de Apple que espera ver en el futuro. Sus predicciones indican que la compañía de Cupertino lanzaría su propio vehículo autónomo, el Apple Car, entre 2023 y 2025.

El analista asegura que éste podría ser el próximo “producto estrella” de la compañía. Dijo, además, que el Apple Car (conocido en la compañía como Proyecto Titan) revolucionaría el mercado tanto como lo hizo el iPhone en 2007. 

Kuo es un analista chino, conocido por entregar predicciones acerca de los futuros productos de Apple. Su visión de futuro es considerada por accionistas y trabaja para la empresa de gestión de inversiones TF International Securities.

La clave: software y realidad aumentada

Las acciones de Apple llegaron a su máximo histórico hace semanas, casi 1 billón de dólares.

Las acciones de Apple llegaron a su máximo histórico hace semanas, casi 1 billón de dólares.

La industria del automóvil se encuentra en una etapa de transformación, incorporando hoy permanentemente nuevas tecnologías. De acuerdo a las predicciones de Kuo, el Apple Car marcará la diferencia con otros vehículos.

El chino defiende su predicción con 4 fundamentos:

– Las nuevas tecnologías están redefiniendo las demandas en la fabricación, como sucedió con los smartphones hace 10 años atrás. 

– La realidad aumentada diferenciará a Apple Car de vehículos de otros fabricantes.

– Los productos Apple crecerán de forma significativa a través del Apple Car. 

– La integración de hardware, software y los servicios de Apple será mejor que la de sus competidores actuales. 

Proyecto Titan

¿Cómo luciría el Apple Car?

El Apple Car se enmarca dentro de un trabajo de 4 años que la compañía ha llamado Proyecto Titan. Es el programa de vehículos autónomos de la empresa fundada por Steve Jobs.

Según trascendió, ha sido un programa con varios problemas de liderazgo y conflictos internos. Esto significó fuertes trabas para la evolución del proyecto, que hoy avanza con pasos firmes.

Liderado por Bob Mansfield, a través de Proyecto Titan, la compañía pretende asociarse con fabricantes de autos, aportando su software de conducción autónoma. Recientemente se ha incorporado al proyecto,  Doug Fields, ex ingeniero “estrella” de Tesla. Y algunos rumores indican que Apple podría decidirse a fabricar su futuro auto, desde cero. 

Las innovaciones en las que estaría interesada Apple incluirían puertas motorizadas silenciosas, ausencia de volante, pantallas de realidad aumentada y un sensor LIDAR mejorado (característico de vehículos autónomos, que emite rayos de luz láser infraroja), entre otros.

Desde el año pasado, ya han circulado en Cupertino, en Silicon Valley, vehículos de alta gama de la marca Lexus, equipados con tecnología de conducción autónoma de Apple.

La opinión de los expertos

(Istock)

Apple siempre alardea con sus lanzamientos. Steve Jobs era muy inteligente, pero con demasiado marketing encima. Mercedes Benz inventó el automóvil en 1886 y es imposible que venga un gurú de Silicon Valley a revolucionar todo“, dice con seguridad a Infobae José Luis Denari, diseñador de transportes.

Agrega: “Cualquier empresa de tecnología hoy tiene una oportunidad dentro de la industria del transporte. Lo que está sucediendo es que aquellas empresas que se dediquen estrictamente a la fabricación de autos, pickups o camiones, van a estar en riesgo, por la sencilla razón de que, si no tienen  una posibilidad de brindar un servicio más allá de la venta del auto, van a caer en la extinción”.

Denari se refiere a la transformación que atraviesa hoy la industria en general. Destaca la unión de Mercedez Benz con la compañía Volocopter, que desarrolló un drone, que va a estar en funcionamiento a partir de este año.

“Volocopter es una empresa de drones que empezó a hacer un vehículo aéreo para transportes de personas y fue absorbida de forma instantánea por Mercedes Benz. Si Mercedes que inventó el automóvil, decide volcarse a los drones, algo está pasando“, asegura.

El especialista destaca el crecimiento del auto eléctrico en este camino en donde las empresas de tecnología deciden invertir en el mundo automotor. Además, habla de la interfaz celular-reloj inteligente-automóvil.

“Es todo parte de lo mismo, y es por eso que empresas como Apple se animan a cerrar el círculo, teniendo su propio auto. El vehículo es solamente un hardware”, finaliza Denari, quien considera que en el futuro, la mitad de las automotrices desaparecerá.

Por otro lado, en diálogo con Infobae,  Leonardo Valente, emprendedor y especialista en nuevas tecnologías del sector automovilístico, dice: “Sigo Proyecto Titan, especialmente cuando comenzó a hacerse público vía el reclutamiento de técnicos destacados de otras compañías”.

Continúa: “Siempre genera mucha curiosidad saber qué puede hacer una compañía, que más allá de su carácter vanguardista, tiene dinero en caja equivalente al PBI de un país mediano. Recuerdo aún algunas proyecciones del primer iPhone: eran teléfonos clamshell , es decir “de tapita”, con la estética de una iMac”.

Asegura: “La experiencia nos muestra que Apple no es una compañía de disrupción tecnológica (es fácil reconocer en productos previos cada una de sus innovaciones más destacadas) sino de experiencias de usuario. En ese caso son únicos y los resultados en términos de fidelidad son elocuentes”.

Respecto de la alianza de Apple con fabricantes de autos, Valente lo relaciona con la implementación del software de la compañía en el Infotainment, es decir, en el desarrollo de nuevas innovaciones para la relación hombre-auto.

“Resultan más interesantes las alianzas con potenciales proveedores de baterías (descarto que nunca veremos un iAuto cargar nafta), sensores o tecnología de inteligencia artificial que lo que hagan con un fabricante legacy de carretas a motor“, opina..

Y entonces, ¿qué sumará Apple a los autos inteligentes? “Va a replantear la manera en la que las personas interactúan con los autos, incluso (y aquí el factor caja) el enfoque de propiedad con los mismos. No va a ser un proceso tan rápido en su globalización. Habrá que peregrinar a Silicon Valley para poder usarlos durante un tiempo“, responde.

Seguir leyendo

TECNO

Datos en la nube: 7 claves para convertir la información en conocimiento y dinero

Publicado

on

Por

Cómo el espacio virtual puede ayudar a facilitar y acelerar procesos. Infobae dialogó con Joao Bolonha, director de Google Cloud para Latinoamérica, en el marco del evento de tecnología que llevó a cabo el gigante informático en Buenos Aires

En el mundo se comparten 2,5 trillones de bytes de datos cada día y con el avance de la tecnología esta cifra va en aumento. El almacenamiento y procesamiento de todo ese enorme (y valioso) caudal es uno de los desafíos de esta era de los dispositivos conectados.

En este sentido, la nube, ese espacio virtual que facilita y acelera muchos de los procesos vinculados a la innovación, se volvió un tema central en el mundo de los negocios. Cómo almacenar, procesar y cuidar esa información de manera efectiva y sin incurrir en grandes costos fueron algunos de los temas que se trataron en el Google Cloud Summit Buenos Aires, un evento que llevó a cabo el gigante informático, en la Ciudad.

Hubo conferencias y talleres sobre Google Cloud, G Suite y Maps. También se realizaron capacitaciones específicas en machine learning y hubo un espacio para conocer casos de éxito de startups que migraron a esta tecnología para desarrollar diferentes soluciones.

En el marco de ese encuentro, Infobae dialogó con Joao Bolonha, director de Google Cloud para Latinoamérica, quien hizo un análisis del avance de esta tecnología y su implementación en el mundo y en la región.

1. El crecimiento de la nube

Bolonha destacó que en Estados Unidos hay un ecosistema de empresas que son nativas digitales, y que vienen apostando a la nube desde sus inicios. En el caso de América Latina esta migración se está dando de manera más pronunciada en el último tiempo. “En América Latina y en Argentina, las empresas más tradicionales tienen un ritmo de adopción que es muy fuerte y eso llama la atención”, destacó.

En el Google Cloud Summit en Buenos Aires hubo conferencias y talleres sobre Google Cloud, G Suite y Maps.

En el Google Cloud Summit en Buenos Aires hubo conferencias y talleres sobre Google Cloud, G Suite y Maps.

Dijo que el crecimiento de adopción de Google Cloud es de tres dígitos, tanto a nivel global como en América Latina. Y subrayó que este incremento se está dando no solo en las empresas de tecnología sino también en compañías financieras, de comercio minorista y educación.

2. Qué aporta esta tecnología

Según el directivo de Google existen tres grandes motivos para elegir la nube: reducir costos, analizar datos de múltiples fuentes para escalar y realizar proyectos de gran envergadura; así como propiciar el trabajo colaborativo.

“Gsuite permite la colaboración en tiempo real en los archivos. Es importante que las empresas estén abiertas a la colaboración”, concluyó.

3. Cómo se cuida la información

Uno de los principales desafíos a la hora de pensar en el almacenamiento de datos es la seguridad. ¿Qué medidas de cuidado se tienen en cuenta para evitar vulnerabilidades que puedan afectar la información? Bolonha destacó que se implementa un sistema de seguridad que consiste en varias capas.

“Todo empieza con el equipo, el hardware, Hay una placa de red, un chip, que es Titan y este chip trae la garantía de que en el tráfico no hay sniffing, ni ataques man in the middle. Luego hay otra capa donde todos los sistemas operativos que se empiezan a ejecutar tienen una signature (una firma). Después de eso están los datos, que están cifrados en su origen. Y los datos se dividen en tres pedazos y cada uno de ellos están alojados en lugares diferentes en la nube”, detalló el directivo.

El evento en Buenos Aires se hizo 15 días después de Google Cloud Next donde se anunciaron grandes novedades en la nube y que se llevó a cabo en San Francisco.

El evento en Buenos Aires se hizo 15 días después de Google Cloud Next donde se anunciaron grandes novedades en la nube y que se llevó a cabo en San Francisco.

Resaltó también el centro de comando de seguridad de Google Cloud, que es un panel desde donde identificar amenazas para actuar antes de que se genere algún incidente que pudiera afectar el negocio. La capacidad de reconocer y gestionar amenazas con rapidez es uno de los puntos a los que apuesta Google dentro de su servicio en la nube.

4. La portabilidad de datos

¿Es posible quitar los datos alojados en la nube con facilidad y seguridad? “Se puede sacar la información y hay algo vinculado con esto y es que siempre trabajamos con proyectos open source. Esto no solo tiene un valor por la velocidad que hay detrás, sino porque también implica que hay formas estándar inclusive sobre cómo quitar los datos”, aseguró Bolonha.

“Los datos son la fuente, el recurso fundamental para lograr innovación”, aseguró el directivo.

“Los datos son la fuente, el recurso fundamental para lograr innovación”, aseguró el directivo.

En este sentido ejemplificó que si se tiene una app en Google Cloud es posible quitarla de allí para luego ejecutarla en cualquier otra nube, justamente por la naturaleza open source de los proyectos.

5. Convertir la información en conocimiento

Se viven generando datos pero ¿cómo lograr que se conviertan en información útil para la toma de decisiones? “Hay que tener la mayor cantidad posible de datos. Eso es lo primero. Y luego hay que tener una capacidad de procesamiento muy grande para que, con todos esos datos, se pueda tener correlaciones altas”, reflexionó el hombre de Google.

Y explicó: “Un ser humano tiene una correlación de 5 o 6 puntos para decir, por ejemplo, que si la temperatura está de tal forma es porque va a llover. Pero hay modelos de datos que tienen 50 puntos de correlación, algo que no es posible desde el punto de vista humano”.

6. El camino hacia la innovación

Los datos no solo sirven para tomar decisiones informadas y hacer pronósticos en función de incidentes pasados con el fin de prevenir, sino que también pueden ser el puntapié inicial para generar innovación. Los viajes a la luna e incluso los vehículos autónomos son ejemplos de disrupción que surgieron a partir de la compilación de datos, según se destacó en el encuentro.

En el mundo se comparten 2,5 trillones de bytes de datos cada día y con el avance de la tecnología esta cifra va en aumento.

En el mundo se comparten 2,5 trillones de bytes de datos cada día y con el avance de la tecnología esta cifra va en aumento.

“Los datos son la fuente, el recurso fundamental para lograr innovación”, aseguró el directivo. “Si se analiza el ránking de Forbes y las compañías de tecnología destacadas, se ve que 6 de 10 son empresas basadas en datos y son muy innovadoras. Google es conocida por su innovación y su innovación está basada en datos”, dijo.

7. Lo que los algoritmos tienen que aprender

Los algoritmos pueden fallar o no terminar de “entender” lo que tienen delante. Esto ocurre particularmente en contextos ambiguos. De ahí que se los entrene para que puedan comprender esa ambigüedad que se da, por ejemplo, en el análisis de imágenes para que cada vez haya menos margen de error. “Se necesitan muchos datos y capacidad de procesamiento para el entrenamiento”, analizó Bolonha

Este entrenamiento, que forma parte de aprendizaje de las máquinas no es nuevo, ocurre hace años. Pero en el último tiempo se aceleró gracias al avance de la tecnología y a la reducción de costos, concluyó el representante de Google.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias