Connect with us

TECNO

Diego Majdalani: “Las empresas que no innoven se van a quedar sin negocio en los próximos años”

Publicado

on

El vicepresidente de Dell EMC para América Latina dialogó con Infobae en el marco de la conferencia anual que realiza la compañía en Las Vegas. Negocios, innovación y los desafíos para un año marcado por las elecciones en México y Brasil

Diego Majdalani, vicepresidente de Dell EMC para Latinoamérica
Diego Majdalani, vicepresidente de Dell EMC para Latinoamérica

Con el objetivo de analizar el impacto y las perspectivas de la transformación digital, Dell EMC realizó esta semana su habitual conferencia anual en Las Vegas, a la que asistieron más de 14 mil personas entre clientes, socios, analistas y periodistas de todo el mundo.

Durante tres días de exposiciones, una de las compañías de tecnología más grandes se propuso mostrar los alcances de las soluciones que ofrecen principalmente en el sector corporativo, donde se encuentra el core de su negocio.

En diferentes keynotes y conferencias de prensa se debatió -entre otros temas- sobre infraestructura, servidores, virtualización, inteligencia artificial, machine learning e internet de las cosas. Pero también hubo espacio para analizar el clima de negocios en la región pese a la reticencia de estas grandes compañías a compartir sus datos de facturación.

Diego Majdalani, vicepresidente para América Latina, aseguró en un diálogo con periodistas del que participó Infobae que en el último año registraron un fuerte crecimiento “en todos los países y en todos los productos”. Analizó además los desafíos que enfrentan las empresas de cara a las elecciones en Brasil y en México -donde el populismo tiene chances concretas de ganar- y habló de la “montaña rusa” que representa la región para los ejecutivos.

– Independientemente de la situación favorable que atraviesa su empresa, ¿percibe un mejor clima de negocios en la región?

Sí. Si uno mira el clima de negocios y de innovación de Latinoamérica de hoy y el de hace tres o cuatro años, en todos los países cambió mucho. Y para bien.

–  ¿Y a qué lo atribuye?

Había un montón de demanda insatisfecha de empresas que necesitaban innovar y no lo podían hacer, y hay una generación de compañías que están ahora con ánimos de entrar al mercado y crecer. Esos dos desencadenantes te generan un pico de demanda para satisfacer necesidades del pasado y de quienes miran hacia adelante.

– Este es un momento muy particular en América Latina, donde surgen emprendedores muy interesantes en distintos países. ¿Están observando cómo colaborar con ese nicho de negocios?

La compañía argentina Globant comenzó a trabajar con Dell hace 11 años. Cuando ellos empezaron eran muy chicos. En el proceso durante el cual se transformaron en el unicornio que son hoy trabajaron siempre con nosotros. Destaco ese caso porque una de nuestras características es ser muy flexibles. Todos los días estamos trabajando con emprendedores. Yo empiezo con el cliente que se compra una PC de consumo, después una PC empresarial, luego un servidor y después un almacenamiento sin soltarle la mano nunca.

– ¿Qué actor está tomando el pulso de estas innovaciones?

Muchas veces es el emprendedor que nos contacta. Yo recibo todos los días mails de personas que nos piden una mano y obviamente cuando es un innovador a mí me gusta ayudar incluso aunque no ganemos planta. Yo quiero que esa persona crezca. Latinoamérica es una región económicamente hablando que solo puede salir por innovación. No va a salir por escala, no va a salir por capacidad financiera, no va a salir por relevancia geopolítica; sale por innovación. Y si vos mirás cada uno de los grandes empresarios latinoamericanos, en su momento fueron innovadores. No hay uno que vos digas “este apareció de la nada”. Entonces, uno no puede descuidar ese semillero permanente de innovación y de empleo.

La mayoría de los empleadores en la región son pymes, no son las grandes empresas. Lo hacemos hasta por una responsabilidad social de la compañía: innovar es bueno para la región, es bueno para nosotros y tiene una función económica-social.

– ¿Observa amenazas globales a este buen clima de negocios? 

Las amenazas, como usted dice, yo las veo como oportunidades. Siempre impactan, pero yo no conozco región más flexible que Latinoamérica. Yo creo que si un suizo viene a vivir a un país de Latinoamérica se muere de un infarto a la semana. Incluso en Chile, que ha sido el país más estable y pese a ello mantiene una volatilidad enorme.

– ¿Les preocupan las decisiones económicas de Donald Trump y los resultados de las elecciones en la región?

Vienen elecciones en México y en Brasil. Van a surgir desafíos, pero nos hemos adaptado durante 15 años a estos desafíos y lo vamos a seguir haciendo. En Brasil estuvimos con Cardoso, con Lula, con Dilma, ahora con Temer y vamos a seguir.

Yo veo que la región está bastante blindada a muchos de los grandes problemas mundiales. Ustedes piensen cuáles son los tres o cuatro miedos de un europeo: Corea-Estados Unidos, Medio Oriente, China, Trump… ¿Nos afectan? Sí, pero marginalmente. No veo grandes turbulencias, creo que va a ser un gran año para los países y los negocios en la región.

El otro día hablaba con el director de recursos humanos de la compañía y me decía: “Latinoamérica es un entrenamiento para ejecutivos del mundo”. Los traés y durante los primeros dos meses creen que saben todo. A los cuatro meses perdieron la mitad del pelo. Y en dos años son tipos totalmente flexibles para ir a cualquier lugar porque realmente requiere una agilidad y una flexibilidad mental para manejar los negocios única.

– ¿Qué porcentaje representa Latinoamérica en los negocios globales de la compañía?

Latinoamérica no es lo más grande ni mucho menos. No es muy distinto al porcentaje habitual de cualquier compañía de tecnología. Pero tenemos dos características: nos jactamos de ser la región más creativa y la más eficiente del mundo. No somos los más grandes, pero somos muy innovadores.

– ¿En qué etapa cree que se encuentra el desarrollo de internet de las cosas?

Internet de las cosas es más un concepto que un producto. Si analizás todo lo que estuvimos hablando en esta conferencia, empezás a ver cómo convergen todas las cosas. Pensar en la transformación digital sin pensar en un ecosistema es imposible.

El otro día hablaba con un cliente. Me decía que no sabe si el 5G va a ser rentable para las compañías de telecomunicaciones porque requiere una inversión muy grande en comparación a lo que fue el salto del 3G al 4G. Mi respuesta fue muy fácil: con la tecnología vos nunca sabés para qué se va a usar. ¿Vos pensás que alguien que armó internet pensó que iba a generar lo que generó? ¡Jamás! ¿Vos pensás que el tipo que inventó el SMS, pensó alguna vez que hoy se habla más por SMS que por mail? ¡Jamás! Entonces, con tecnologías como internet de las cosas o machine learning nuestro rol es habilitar, proponer… El valor que el cliente genera con eso ya depende de los innovadores. Nuestra experiencia ayuda, pero la respuesta la van a dar ellos.

– ¿Qué industria cree que está invirtiendo más para adaptarse a la transformación digital?

Hay tres grandes grupos. El de los innovadores, que son tipos que no se van a dormir tranquilos. Están todos los días pensando qué más pueden hacer. Lo ves en los nativos digitales, como Mercado Libre, que no paran y siguen innovando. Están quienes encontraron elementos de la transformación digital y ya los están monetizando. Y también encontramos a quienes se dan cuenta de que se transforman o se transforman.  Allí pondría a los bancos, que pasaron de decir “esto no nos afecta”, a “que bueno es esto que me permite hacer más ventas” y ahora lo ven como una amenaza enorme.

– Lo diferencia entonces por las características de la compañía, no por el sector al que pertenecen.

Algunos bancos en Argentina tienen homebanking como para decir “tengo homebanking”.  Hay otros que van hasta el fondo, incluso con nuevos proyectos 100% digitales. Es la misma industria, es el mismo país, pero el enfoque de inversión es totalmente distinto. Además es muy difícil determinar qué tipo de industria es una empresa: ¿qué industria es Amazon?, ¿qué industria es Mercado Libre? Qué sé yo, es muy difícil armar los cortes.

Demostración de la tecnología que utiliza la escudería McLaren en la F1. Todavía no dio los resultados deportivos esperados. “Hay que darle tiempo”, pidió Majdalani.

Demostración de la tecnología que utiliza la escudería McLaren en la F1. Todavía no dio los resultados deportivos esperados. “Hay que darle tiempo”, pidió Majdalani.

– ¿Por qué es tan cara la tecnología en América Latina?

Hay cuatro elementos para descomponer los precios: el producto, el soporte, las tasas y la rentabilidad de quien lo vende.  En el caso de Dell, el costo del producto es exactamente el mismo que en Estados Unidos. Y con respecto a la garantía, no hay grandes diferencias de precios en países con suficiente escala.

Las tasas dependen de cada nación. Por ejemplo, Colombia es un país difícil porque tiene un esquema que varía según el precio de ingreso del equipo.  Y cuando yo comparo mi rentabilidad con respecto a la de los Estados Unidos, no es muy distinta.

La logística en Latinoamérica es extremadamente ineficiente. Para entregarte un producto, tengo que dar la vuelta al mundo. En cambio, en Estados Unidos eso es directo. Además, una vez que llego a Estados Unidos tengo una cadena logística súper eficiente.

Ninguna de estas variables es determinante, pero todas juntas te explican la diferencia de precios. Por supuesto que no estamos conformes. Si yo bajo mi costo total para que vos tengas una computadora, voy a vender muchísimo más. Y en todos los pedacitos de la cadena estamos trabajando. Por ejemplo, hablamos con los gobiernos para explicarles qué es la inclusión digital y cómo métodos como el de Colombia no son muy efectivos. En la Argentina lo logramos y ya se ve el resultado.

– ¿Es una cuestión de distancias?

Distancias, costo portuario, costo de movimiento, tiempo en la aduana… Todo. En algunos países me sale más barato subir un tipo al avión con 20 computadoras y que después las traiga de vuelta.

La logística es muy cara. El país más eficiente es Chile, por lejos. Siempre teníamos un costo razonable. En un momento, hace como 10 años, me llaman y me dicen que subió. Resulta que los Estados Unidos habían cerrado la importación del salmón chileno y como yo usaba para traer computadoras el avión que después se llevaba el salmón, mi costos se duplicaron. Esto demuestra lo sensible que es la cadena logística en la región: algo que no tiene nada que ver con usted lo termina afectando.

– ¿No les conviene construir una planta en el sur del continente?

Lo hicimos. Lo que pasa es que cuando una fábrica produce 15 millones de unidades por trimestre y otra hace solo 10 mil, no hay forma de competir.

– ¿Cómo cree que se puede incentivar la innovación principalmente en las empresas que no son nativas digitales?

Innovate or die. No es algo opcional. Si vos no innovás, hay alguien que lo está haciendo y vos te vas a quedar sin negocio en 5, 10 o 15 años. El sentido de urgencia, de relevancia, es algo que en Latinoamérica está pero debe seguir haciéndolo.

Para innovar tenés que pensar distinto. Hay que permitirse innovar, permitirse pensar distinto y saber que quizás te sale mal pero no importa porque aprendiste. El miedo a fracasar provoca muchas veces que ni siquiera empieces. Y luego tenés que volver a intentarlo.

Para innovar hay que tener una idea y ejecutarla. A mí me pasa cuando voy a dormir que se me ocurren cosas rarísimas. Pero quedan sólo en ideas. Los que realmente lo logran son quienes tienen ideas y las ejecutan. No siempre en el mercado el más innovador es el que ganó. Generalmente gana el que innova y ejecuta bien.

Por suerte estos tres elementos están en el ADN  de Latinoamérica, que es una montaña rusa. A pesar de las dificultades que tiene para acceso a un montón de cosas, la capacidad de innovación que tiene la región es brutal. Y es porque la gente está cableada de esa manera.

Advertisement

TECNO

La tecnología 4G tiene más presencia en la Argentina que en México

Publicado

on

Por

Esto obedece a que el país azteca es un mercado con menos competidores y, por tanto, donde sus requerimientos de inversión son más bajos

América Móvil tiene un menor alcance poblacional de redes de cuarta generación (4G) en México que en la Argentina Chile.Esto obedece a que el país azteca es un mercado con menos competidores y, por tanto, donde sus requerimientos de inversión son más bajos, sumado a la estructura orográfica y de acceso, así como al número de población respecto a otros países.

En México, la red 4G LTE de Telcel alcanza al 77 por ciento de la población, tan sólo por encima de Brasil, que tiene una cobertura de 76 por ciento. Sin embargo, en la Argentina llega al 82 por ciento de los consumidores y en Chile al 89 por ciento.

Fernando Esquivel, analista de The CIU, dijo que uno de los principales obstáculos en México es el despliegue de infraestructura en algunas regiones del país como Chiapas, Oaxaca y Tlaxcala, que son las regiones menos conectadas.“Es un mercado menos competido que la Argentina y Chile, y por eso la prisa por invertir no es tanta”, agregó, citado por el diario mexicano El Financiero.América Móvil tiene en México una cobertura superior en otras redes; para Efrén Páez, analista de Mediatelecom, Policy & Law, este nivel de cobertura es lógico porque son tecnologías que operaban antes.

Seguir leyendo

TECNO

5 libros que hay que leer este año, según Bill Gates

Publicado

on

Por

Bill Gates, uno de los partícipes de la revolución digital que dio forma al mundo actual, es actualmente un ávido lector. Y no duda en compartir sus descubrimientos.

Recientemente publicó en su blog personal un listado de sus cinco libros favoritos del momento.

“Me doy cuenta de que varias de mis elecciones tienen que ver con grandes cuestiones. ¿Qué moviliza a un genio? ¿Por qué ocurren cosas malas a gente buena? ¿De dónde viene la humanidad y hacia dónde nos dirigimos?”, anticipa Gates.

El creador de Microsoft también asegura que todos los libros del listado son más bien cortos y atrapantes.

1. Leonardo Da Vinci – Walter Isaacson
Habla sobre el genio que fue Leonardo Da Vinci. El autor, Isaacson, ya es reconocido por haber escrito buenas biografías de personajes como Steve Jobs y Benjamin Franklin. Bill Gates opina que Isaacson logra descrifrar lo que hacía excepcional a Leonardo.

2. Everything Happens for a Reason – Kate Bowler
La autora habla sobre lo que ocurre en la vida cuando las cosas no van como se esperaba. En su libro cuenta cómo fue recibir un diagnóstico de cáncer mientras se encontraba realizando una investigación con la que pretendía descifrar si lo que nos pasa en la vida, bueno o malo, son señales de Dios, y explora la vida, la muerte y cómo le damos sentido a todo lo que es incierto (como el futuro), señala el portal GQ.

Bill dice que este libro es conmovedor, divertido y sorprenderte, y que puede ayudar a aceptar la propia mortalidad.


3.
 Lincoln in the Bardo – George Saunders
Es una mezcla entre ficción y fantasía que sigue a Lincoln y a su hijo Willie, quien después de muerto regresa para ayudarlo a lidiar con su pérdida. La historia se desarrolla en una especie de limbo en el que, junto a un grupo de fantasmas que están intentando salvar sus almas, tanto Lincoln, como Willie, deben encontrar su camino.

4. Origin Story: A Big History of Everything – David Christian
Para Gates, este es el tipo de libro que hace apreciar más a la raza humana y su lugar en el mundo. Origin Story se pregunta de dónde venimos e intenta responder siguiendo los eventos más importantes de nuestra existencia, desde el Big Bang hasta la guerra nuclear y la globalización.

5. Factfulness – Hans Rosling
Habla sobre todas esas influencias que distorsionan nuestra percepción de la realidad y lo que consideramos real. Gates asegura que este libro permite descubrir las verdades básicas del mundo y apreciar todas las cosas en las que todavía se necesita mejorar.

Seguir leyendo

TECNO

Alumnos argentinos, destacados por crear chatbots educativos basándose en la estrategia de moda en Silicon Valley

Publicado

on

Por

Se trata de alumnos de la Escuela Técnica Nº 35 Ingeniero Eduardo Latzina de la Ciudad de Buenos Aires. Programaron sistemas que responden dudas sobre reciclaje, educación sexual y ayudan a organizar el estudio de las materias escolares. Se basaron en el concepto de “design thinking” o pensamiento de diseño que se emplea en las empresas más innovadoras del mundo

Los bots no solo sirven para ofrecer atención al cliente, el pronóstico o facilitar el delivery de comida. También pueden ser una herramienta de enseñanza, un medio para transmitir conocimiento. Con esa premisa, más de 40 alumnos de la Escuela Técnica Nº 35 Ing. Eduardo Latzina de la Ciudad de Buenos Aires crearon chatbots educativos.

Fue en el marco de una iniciativa propiciada por Oracle Argentina y que contó con el apoyo del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y el Programa Buenos Aires Resiliente de la Secretaría General y Relaciones Internacionales de la Ciudad.

La semana pasada se dieron a conocer los proyectos ganadores de este proyecto llamadoChatbots for Good (chatbots para hacer el bien) que consistió en dos jornadas intensas de capacitación en marzo en las oficinas de Puerto Madero de Oracle. Allí, los estudiantes de 18 años, que están cursando sexto año de la especialización en Computación, trabajaron en equipo para crear bots que tenían que abordar problemáticas de educación o medio ambiente.

Iván Peran y Marcos Blazevac, dos de los creadores de PachaBot

Iván Peran y Marcos Blazevac, dos de los creadores de PachaBot

Con el apoyo y asesoramiento de voluntarios de la compañía, adaptaron un prototipo funcional de chatbot (Oracle Intelligent Bot), y lo modificaron para que pudiera responder las respuestas que se necesitaban, según el proyecto en que cada uno trabajó.

El primer premio fue para PachaBot, que promueve y educa sobre el reciclaje, y además busca crear un sistema de incentivos para fomentar una actitud sustentable.

Thomas Rial, Jerónimo Villaverde, Pablo Paidón, Sebastián Méndez Guillén, Maximiliano Aguirre , creadores de Stephen Bot, una plataforma para ayudar a organizar el estudio de las materias.

Thomas Rial, Jerónimo Villaverde, Pablo Paidón, Sebastián Méndez Guillén, Maximiliano Aguirre , creadores de Stephen Bot, una plataforma para ayudar a organizar el estudio de las materias.

El segundo puesto fue para StephenBot, ideado para ayudar a los alumnos a preparar las materias escolares ayudándolos a programar tareas y horas de estudio según su disponibilidad de tiempo.

Edu Sex Bot, que quedó en tercer lugar, es un espacio para que los jóvenes puedan obtener respuestas sobre diferentes temas de sexualidad como métodos anticonceptivos o transmisión de enfermedades.

“Elegimos crear PachaBot para concientizar sobre el tema del reciclaje. La idea se nos ocurrió durante la primera jornada donde debatimos varias ideas”, explica a Infobae Iván Peran, uno de los creadores del bot.

“Nos llevó un mes hacerlo. Al principio no sabíamos en qué nos íbamos a centrar y aprendimos un proceso para pensar ideas, evaluarlos y después llevarlas adelante”, subraya Marcos Blazevac, otro de los miembros del equipo que fue parte de la creación de PachaBot. Los otros integrantes fueron Agustín Blanco, Federico Espinoza y Gabriel Czyz.

Esa primera etapa a la que hacen referencia es un taller de design thinking o pensamiento de diseño, del que los alumnos participaron para aprender las diferentes maneras de analizar y resolver problemas que se utiliza en el mundo de la tecnología. El concepto de pensamiento de diseño es moneda corriente en Silicon Valley, y se usa para definir la forma en que las compañías encaran sus proyectos y gestan las innovaciones que luego lanzarán al mercado.

Agustín de la Rua y Pablo Lacal, desarrollaron Edu Sex Bot junto a sus compañeros Mariano Maidana, Leonardo Corrales, Tomás Ramírez Cordero y Ramiro Mendoza.

Agustín de la Rua y Pablo Lacal, desarrollaron Edu Sex Bot junto a sus compañeros Mariano Maidana, Leonardo Corrales, Tomás Ramírez Cordero y Ramiro Mendoza.

El concepto de design thinking podría resumirse como animarse a pensar fuera de la caja y aprender a hacer preguntas correctas antes de encarar un proyecto. El eje no pasa por pensar en los problemas de manera unilateral sino por permitir la pluralidad. Los errores en este contexto se ven como parte del proceso y la puesta en común es una parte esencial del trabajo creativo.

“Nosotros elegimos educación sexual porque es un tema muy vigente y vemos que falta en las escuelas. entonces quisimos hacer este bot porque creemos que es importante ayudar a los que tienen dudas sobre este tema”, explica a Infobae Agustín de la Rua, uno de los desarrolladores de Edu Sex Bot.

“La programación te da una forma distinta de ver las cosas. A mí me motiva a buscar soluciones a problemas a través de códigos”, analiza Pablo Lacal, integrante del equipo de desarrollo junto a Mariano Maidana, Leonardo Corrales, Tomás Ramírez Cordero y Ramiro Mendoza.

“En la escuela siempre nos dan información y nos dicen que estudiemos pero a veces es difícil saber cómo organizarse para estudiar o preparar un examen, por eso pensamos en Stephen Bot”, explica Pablo Paidón, que se encargó de crear este bot de asistencia junto a Thomas Rial, Jerónimo Villaverde, Sebastián Méndez Guillén y Maximiliano Aguirre.

“El sistema predice cuánto tiempo vas a demorar en preparar tal o cual tema y te da la información en función de eso”, detalla Rial. “Al principio escribimos y pusimos todas las ideas sobre una mesa y elegimos la mejor entre todo”, añade Méndez Guillén.

Respecto de cómo surgió el nombre, Aguirre cuenta que se inspiraron en Stephen Hawking. “Él era un hombre que sabía de todo y podía explicar en términos sencillos conceptos difíciles, y esa es la esencia del bot, facilitar la organización del conocimiento y el estudio”, concluye.

“Estos encuentros permiten estimular el pensamiento creativo y emprendedor de los más jóvenes, brindándoles herramientas a través de la educación para que empiecen hoy a diseñar su futuro y generen real impacto en nuestras comunidades”, aseguró Marcelo Fiasche, gerente general de Oracle Argentina, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

Esta fue la primera edición en el país de Chatbots for Good que ya se llevó a cabo en México y Brasil.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias