Connect with us

Economia

Aparecieron los “brotes verdes” en el mercado financiero: ¿puede el dólar volver a $25?

Publicado

on

La codicia vence al miedo. La frase fue patentada por Mario Blejer en 2002, cuando al frente del Banco Central decidió emitir Lebac en pesos a tasas superiores al 100% anual. Aquella decisión logró detener la tremenda escalada del dólar, que había pasado casi sin escala intermedia de 1 a casi 4 pesos. Y ahora nuevamente entró en escena la codicia: fue necesario poner la tasa en pesos al 60% con un dólar a $28 para que reapareciera el apetito en activos en moneda local.

El resultado fue la mejor semana financiera desde que se desató la crisis cambiaria, el 26 de abril. El dólar terminó 95 centavos abajo y el mayorista terminó el viernes abajo de los $28, exactamente a $27,90. Las acciones argentinas tuvieron importantes rebotes desde sus mínimos, pero aún siguen 40% abajo en dólares en promedio en lo que va del año. Y el riesgo país que había llegado a 610 puntos terminó en 567, reflejando la mejora en el precio de los bonos.

Por supuesto no alcanza con una semana de tranquilidad. Los grandes bancos de inversión de Wall Street y las sociedades de Bolsa locales coinciden en que por lo menos hace falta un mes con el dólar más tranquilo para soñar con el regreso de la normalidad financiera. Un estudio realizado por Morgan Stanley tras consultar a los principales bancos locales señaló que se espera que las tasas empiecen a bajar a partir de agosto.

Hace falta por lo menos un mes de estabilidad cambiaria para que regrese la normalidad financiera. En el mercado piensan que el Central podría empezar a bajar las tasas en agosto
La prioridad era en esta etapa aquietar el mercado cambiario. Según la lectura del presidente del BCRA, Luis Caputo, la suba del dólar fue “tóxica”, es decir contagió al resto de los activos financieros. Por lo tanto, era necesario encontrar un antídoto para detener “cueste lo que cueste” la corrida. Fue la tasa de 60%, pero también el “torniquete monetario con suba de encajes a los bancos lo que redujeron la presión sobre la divisa.

El viernes, luego de que el dólar mayorista tocara los $28,20, a partir del mediodía comenzó una tendencia a la baja hasta finalizar la jornada en $27,90. En el medio, se produjo la licitación de dólares del Tesoro por USD 100 millones. La demanda apenas superó esa oferta, lo que dejó en claro que hay poco “combustible” para darle un impulso adicional al tipo de cambio.

Habrá que seguir de cerca lo que pase esta semana, porque podría haber más presión a la baja. El mercado se quedó con pocos pesos para correr al dólar y el Tesoro salió a incentivar el ingreso de dólares frescos. Será a través de la emisión de un nuevo bono “dual”, que ofrece un seguro de cambio: paga una tasa fija en pesos, pero el inversor puede optar en cobrar dólares si el tipo de cambio subió por encima de la tasa en pesos.

El “torniquete monetario” secó la plaza de pesos para correr al dólar. Y esta semana el Tesoro vuelve a licitar el bono “dual” para atraer capitales extranjeros. Ambas situaciones podrían impulsar a la baja a la divisa también esa semana
¿Qué puede pasar entonces con la divisa? La expectativa oficial es repetir lo de la última semana, sobre todo por la menor volatilidad que mostró el tipo de cambio. Pero por lo bajo los funcionarios del equipo económico reconocen que no verían con malos ojos una retracción mayor de la divisa. Una caída adicional generaría pérdidas entre los que salieron a comprar apresuradamente y a cualquier precio. Pero además, mostrar que el tipo de cambio puede retroceder desalentaría a quienes compran con fines meramente especulativos.

También dependerá de cómo siga el contexto internacional. La última semana fue benigna en general para los mercados emergentes, la tasa a diez años en Estados Unidos se mantuvo bien por debajo del 3% anual y aflojó la suba del dólar contra las grandes monedas. Pero nadie puede asegurar que esta situación se vaya a mantener.

Es imposible aventurar hasta dónde podría caer el tipo de cambio si finalmente el Gobierno consolida lo conseguido en los últimos días, donde reaparecieron los “brotes verdes” del mercado financiero. El dólar pudo haber tenido un “overshooting”, es decir una suba exagerada y busque el equilibrio en niveles más bajos. Si en las próximas semanas el flujo se da vuelta y la oferta empieza a superar a la demanda, no sería una locura verlo nuevamente abajo de $27 o incluso de $26, aunque sea momentáneamente.

Nicolás Dujovne insistirá mañana en Wall Street con dos mensajes fuertes para los inversores: el Gobierno no precisa financiarse en los mercados internacionales hasta 2020 y la baja del déficit al 1,3% es “in negociable”
Una mayor estabilidad del tipo de cambio o incluso una tendencia levemente a la baja daría espacio al Central para reducir gradualmente las tasas de interés. Poner la tasa de Lebac al 60% para los plazos más cortos fue necesario para calmar la corrida cambiaria. Son tasas que están impactando en el descuento de cheques a las PYME y en la cadena de pagos. Sin embargo, también han tenido un efecto favorable, porque comenzaron a reducir el riesgo país. La Argentina precisa recuperar el acceso a los mercados internacionales y ése es el único camino.

Puesto de otra manera: en mucho más nocivo para la economía una disparada del tipo de cambio sin control, que elevar fuertemente la tasa de interés de corto plazo. Por otra parte, niveles del 52% (es el rendimiento de la Lebac que vence en 30 días) no luce tan descolocado si se tiene en cuenta que la inflación de junio se habría acercado a 4% (anualizado arroja más del 50% anual).

El viaje relámpago del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, a Nueva York, busca consolidar lo que se consigue el último lunes a través del “conference call” mantenido con varios de los principales administradores de cartera de Wall Street. Serán reuniones durante toda la jornada y luego continuará el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, el martes en Londres.

Básicamente, hay dos mensajes que los funcionarios buscarán transmitir: el primero es que el Gobierno no precisará financiarse en los mercados internacionales hasta 2020. Y el segundo que la meta de reducción del déficit primario a 1,3% el año próximo es absolutamente “innegociable”. Se cumplirá sí o sí, porque de lo contrario sería catastrófico: se caería el acuerdo con el FMI y la pérdida de confianza súbita en los mercados provocaría una crisis mayor a la actual y para peor en medio del proceso electoral.

El traspaso de los servicios de energía y transporte a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires buscaría seguir avanzando con la reducción de subsidios, pero sin que todo el peso recaiga sobre la Nación. Se trata de uno de los pedidos que la liga de gobernadores peronistas le hizo a la Casa Rosada, ante las presiones para que también las provincias pongan lo suyo para cumplir con el compromiso de recorte de gastos que deberá acelerarse en 2019.

La mejoría de los indicadores financieros son imprescindibles para aliviar los efectos de la nueva recesión en la que está entrando la economía. Cuanto más rápida sea la baja del riesgo país y la estabilización del tipo de cambio, más rápido se puede pensar en una salida de la crisis que ya afecta al sector real y a las inversiones. Pero habrá que tener paciencia. Otro viejo lema entre los operadores financieros encaja perfecto para la situación que atraviesa el país: “La confianza se va a caballo y vuelve de a pie”.

Advertisement

Economia

El dólar inició la semana a $28 en la previa del “supermartes”

Publicado

on

Por

El dólar arrancó la semana con un alza de seis centavos y cotizó a $26,92 comprador y $28 vendedor, en la jornada previa al “supermartes” en la que vencen unos $ 530.000 millones en LEBAC.

El billete norteamericano comenzó el día con tendencia estable pero, por presión de la demanda, escaló posiciones en la última parte de la operatoria.

Así, según los registros públicos en la página web del Banco Central, el billete arrancó la rueda a $27,92 pesos y terminó a $28, seis centavos por encima del viernes.

Según lo informado por la autoridad monetaria, el Banco Nación ofreció dólares a $27,75, y entre las cotizaciones más elevadas se ubicaron: Banco Galicia a $28,20; Banco Industrial $28,10 y a igual precio el Macro.

Más allá de este ligero movimiento alcista, el tipo de cambio mantuvo en las últimas dos semanas cierta estabilidad en torno a los $28, un valor en el que parece haber encontrado un punto de equilibrio.

Toda la atención del mercado está puesta en lo que ocurrirá con el megavencimiento de Lebac por $529.320 millones, casi el 50,5% del stock total de esos papeles.

La posibilidad de un rebote en el valor del tipo de cambio dependerá de los inversores que renueven los contratos de Lebac, ya que si se retiran del mercado podrían cambiar los pesos a dólares y presionar al alza al billete.

En la jornada, el volumen operado en el segmento de contado se ubicó en USD 452,6 millones y en futuros del Mercado Abierto Electrónico (MAE) se hicieron 36,1 millones.

“Una leve recuperación de la demanda favoreció la corrección del tipo de cambio, luego de un corto período de debilidad”, consideró el analista cambiario, Gustavo Quintana.

En el mercado mayorista, donde operan bancos y empresas, el dólar cotizó a $27,26/27,36 quince centavos arriba del final del viernes último.

Por otra parte, el monto adjudicado por el BCRA en una nueva subasta fue de USD 100 millones y el precio promedio de corte se ubicó en $27.2546, siendo el mínimo precio adjudicado de $27.2450.

Seguir leyendo

Economia

Vacaciones de invierno: 9 consejos a tener en cuenta antes de viajar o contratar servicios

Publicado

on

Por

Arrancaron las vacaciones de invierno y se estima que unos 5 millones de argentinos estarán viajando por todo el país. Otros tantos programarán salidas y asistirán a espectáculos. Por eso, desde la Dirección Nacional de Defensa del Consumidor, difundieron algunos consejos para tener en cuenta antes de comprar o contratar un servicio:

1. Shows, recitales y eventos

Si un evento se suspende, se puede pedir la devolución del dinero o la entrada para la fecha de reprogramación. Si fue cancelado por la organización, en tanto, se puede solicitar la devolución de los gastos extra que se hayan realizado (como transporte y alojamiento, entre otros).

2. Tarjetas de crédito y débito

No puede haber diferencia de precios entre el pago en efectivo y el pago con tarjeta de débito o de crédito en un solo pago. Tampoco se puede exigir un monto de compra mínima.

3. Viajes y servicios contratados online

Se recomienda comprobar que la página web sea segura antes de ingresar los datos de la tarjeta: la dirección debe comenzar con “https”. También asegurarse que en la pantalla estén informados los costos finales del viaje o servicio.

Si los servicios que se publican son prestados desde o hacia el exterior, sus precios pueden ser exhibidos en dólares. Como en toda operación online, hay diez días para arrepentirse sin cargo alguno, pero siempre y cuando se trate de empresas radicadas en Argentina y que se ajusten a la legislación local.

4. Pasajes aéreos

Los reclamos relacionados con cancelación o reprogramación de vuelos y pérdida o deterioro de equipaje deben realizarse ante la Administración Nacional de Aviación Civil. Más información en www.anac.gob.ar.

Otros problemas como falta de información, incumplimiento de promociones o programas de puntos y millas se deben canalizan a través de los organismos de defensa del consumidor a la línea 0800-666-1518.

Los reclamos por cancelaciones deben realizarse ante la Anac (Agustín Marcarian)

Los reclamos por cancelaciones deben realizarse ante la Anac (Agustín Marcarian)

5. Alquileres y alojamiento

Antes de alquilar, hay que leer atentamente el contrato y verificar la identidad del dueño. También revisar que el inmueble se encuentre en las condiciones que establece el contrato y que todo el equipamiento funcione tal como fue acordado.

6. Movilidad y alquiler de auto

Al alquilar un auto, se recomienda pedir una copia del contrato con anticipación. Una vez que lo entreguen, antes de firmarlo, verificar que cumpla con las condiciones acordadas.

Además, la empresa de alquiler debe entregar la cédula verde y la constancia de seguro. Por eso, es importante constatar que ambos estén vigentes.

Si el auto sufre algún daño ajeno a la responsabilidad del consumidor, corresponde que se devuelva la totalidad del depósito.

7. Telefonía móvil y roaming

Si se activa el servicio de roaming en el teléfono celular durante un viaje al exterior, conviene estar informado previamente sobre los precios vigentes y las condiciones del servicio que prestará la empresa de telefonía.

8. Excursiones

Al contratar una excursión, se puede comprobar si la agencia está habilitada a través de la página del Ministerio de Turismo (www.turismo.gob.ar). Se recomienda pedir una copia del contrato, donde deben estar aclaradas las condiciones de la excursión, los servicios que se incluyen y sus costos finales.

Existe un registro de agencias habilitadas para realizar excursiones

Existe un registro de agencias habilitadas para realizar excursiones

9. Colonias de vacaciones

Los servicios de colonias de vacaciones deben brindar toda la información necesaria por escrito antes de contratar como, por ejemplo, servicios incluidos, horarios y actividades programadas.

Los canales para realizar consultas y reclamos son la línea de atención gratuita 0800 666 1518 y el sitio web www.consumidor.gob.ar

Seguir leyendo

Economia

A pesar del repunte de la pesca, la “economía del mar” representa menos del 1% del PBI

Publicado

on

Por

Potencial sin desarrollo. Ese concepto resume, en parte, la actualidad de los distintos sectores que componen la “economía del mar” de la Argentina. Desde 2003 y por ley de Congreso, todos los 16 de julio son “Día de los Intereses Argentinos en el Mar“. Se recuerda el nacimiento del vicealmirante Segundo Storni (en 1876), uno de los fundadores de la Liga Naval Argentina, ministro de Relaciones Exteriores y Culto y uno de los principales referentes locales que abogaron por la creación de una conciencia marítima en la población.

Casi 64 años después de su fallecimiento, en diciembre de 1954, los pesqueros, astilleros y la industria naval del país pasaron por ciclos crecimiento y de perdidas, peronunca pudieron cumplir con la visión que tenía Storni, ni terminar de despegar y consolidarse.

En los últimos dos años, por ejemplo, la pesca se destacó en términos económicos. Entre 2015 y 2017, según datos del Indec, la actividad de esa industria creció un 14%, pero sigue representando apenas un 0,4% del PBI.

Sin embargo, el potencial de los sectores marítimos es algo reconocido por las principales figuras del sector privado y del público. Sin ir más lejos, el presidente Mauricio Macri visitó el viernes pasado un astillero en Mar del Plata luego de la reunión de la mesa de competitividad pesquera, que él mismo encabeza.

La industria pesquera fue una de las que vio el mayor crecimiento en los últimos años, impulsada por los precios de los langostinos

La industria pesquera fue una de las que vio el mayor crecimiento en los últimos años, impulsada por los precios de los langostinos

El impulso de la pesca y el apoyo que demuestra el Gobierno actual en ciertos aspectos no alcanza para compensar décadas de políticas públicas mal administradas. Luego que el Estado proveyera el primer impulso en el aérea naval, introduciendo en 1967 el crédito naval, desde los ’80 se viene experimentando un proceso de deterioro general.

“Esta industria se mantiene en un estado de subdesarrollo, forzado por malas políticas públicas, contrarias a las exitosas en el resto del mundo”, explica Raúl Podetti, ingeniero naval y miembro de la Federación de la Industria Naval Argentina (FINA). Para escribir su libro “Industria Naval Argentina-100 años”, Podetti relevó 1.300 barcos construidos en los últimos 80 años, determinando la evolución del sector.

La razón principal detrás del arduo trabajo, dice Podetti, es que no había una base de datos “duros y confiables” para la rama naviera. Y esa  falta de datos consolidados se repite a grandes rasgos en otras aéreas marinas. Los astilleros, por ejemplo.

Las perdidas del mar

De acuerdo a los datos relevados por este ingeniero naval, hay un claro punto de inflexión a partir de 1980. Desde entonces hasta la actualidad, se perdió el 90% de la actividad industrial y se pasó de USD 400 millones de ventas de valor industrial naval a menos de 38 millones de dólares. No sólo eso, además el sector pasó de representar un 0,26% del PBI al 0,007% de estos días.

El presidente Macri, el viernes en una visita a un astillero de Mar de Plata

El presidente Macri, el viernes en una visita a un astillero de Mar de Plata

“Si se cambiara el rumbo de la política de Estado y se le diera posibilidades reales competir a la industria naval nacional el potencial de recupero sería enorme”, asegura Podetti.

Se calcula que se podrían volver a tener 60.000 puestos de trabajo a lo largo de la cadena industrial naval y superar los USD 600 millones en ventas cada año.

Otro sector que también no puede alcanzar su potencial pleno son los astilleros nacionales. Durante la conferencia “Astilleros Alianza: un modelo eficiente de gestión privada”, que se realizó a fines de junio, el ingeniero Rodriguez Zubietala detalló los principales problemas que enfrentan el sector.

Cree que la situación actual, con 17 astilleros privados que emplean 800 personas, y tres propiedad del Estado con cerca de 4.000 trabajadorespero sin una demanda fuerte, se debe a aspectos estructurales. “Los más pequeños, por falta de financiamiento a los armadores y, los más grandes, por serios problemas de organización”, aseguró Zubietala durante la conferencia.

 El pico de la actividad naval se dio en 1981, pero luego de dos décadas de retroceso, los pequeños avances de los últimos años no logran recuperar el terreno perdido

“Acá hay una interferencia muy grande por parte del Estado, a nivel impositivo ahogan al sector“, apunta Gustavo Mujica, titular en la  Federación Maritima Portuaria y de la Industria Naval. “Hay una falta de políticas de desarrollo, el sector necesita incentivos para el crecimiento”, se lamenta este maquinista con más de 30 años de experiencia en el mundo naval y portuario.

Ese nivel de presión ya por si sólo representa una perdida importante a nivel riqueza, porque según Mujica, “el máximo potencial de la marina mercante es de USD 7.000 millones“.

“Actualmente la marina mercante argentina, se encuentra atravesando una crisis profunda, la cual trajo aparejada amarres de buques, y posiblemente, en el corto y mediano plazo se desafecten embarcaciones de la bandera, con los consecuentes despidos de tripulantes”, expresan desde la Federación de Empresas Navieras.

Debido a eso, agregan, entre 2016 y 2017 y por pedido del Gobierno, los armadores argentinos redujeron las tarifas de sus servicios sin tener como contrapartida ninguna disminución de sus costos operativos, algo que afectó a los remolcadores de empuje, remolcadores de maniobra portuaria, buques de transporte de combustibles y buques de granos y containers.

El abandono histórico desde las políticas públicas junto con una presión impositiva de impacto, parece ser la tormenta perfecta que hace cada vez más lejano el sueño del vicealmirante Storni.

Seguir leyendo

#CLANfmOk

Tendencias